Enlaces accesibilidad

La Ertzaintza detiene a los tres condenados de Segi protegidos por un "muro popular" en Vitoria

  • El "muro popular" se formó tras las "marcha naranja" en apoyo a los jóvenes
  • Los tres jóvenes habían permanecido ocultos entre los manifestantes

Por
La Ertzaintza detiene a tres miembros de Segi condenados por integración en banda armada

La Ertzaintza ha detenido a los tres integrantes de la organización juvenil ilegalizada Segi condenados por integración en banda armada, Aiala Zaldibar, Ibon Esteban e Igarki Robles, que se encontraban huidos, tras disolver el "muro popular" integrado por unos 200 jóvenes que los protegía en la Plaza de la Virgen Blanca de Vitoria desde este domingo. Los tres han ingresado esta tarde en la cárcel de Zaballa (Álava).

La actuación policial, que se ha prolongado durante unas dos horas y media, se ha producido por orden de la Audiencia Nacional, que condenó el pasado día 7 a seis años de cárcel a siete de los 28 jóvenes juzgados por su pertenencia a Segi.

El mismo día que se conoció la sentencia, la Ertzaintza arrestó a cuatro de estos siete jóvenes -Xabat Moran, Marina Sagastizabal, Ainhoa Villaverde y Bergoi Madernaz-, quienes ingresaron en la prisión alavesa de Zaballa.

Desde entonces, la Policía vasca buscaba a los otros tres condenados: el navarro Ibon Esteban, y los vitorianos Aiala Zaldibar e Igarki Robles, quienes reaparecieron este domingo protegidos por un "muro popular" formado por decenas de jóvenes en la plaza de La Virgen Blanca de Vitoria, al término de una manifestación en solidaridad con los condenados.

Resistencia pasiva

Ataviados con camisetas, pelucas y antifaces de color naranja, cientos de personas y los propios condenados han pasado la noche en esta céntrica plaza de la capital alavesa, en la que se habían colgado pancartas en favor de la desobediencia civil y en contra de los "juicios políticos".

Poco antes de las ocho de esta mañana una veintena de furgonetas de la Ertzaintza han llegado al lugar y decenas de agentes han cortado todos los accesos a la plaza y han rodeado a las cerca de 200 personas sentadas en el lugar, que coreaban consignas como "Somos jóvenes, no terroristas", "Dejadnos en paz, fuera de aquí" y "El pueblo no perdonará".

Una hora más tarde han empezado a extraer uno a uno a los allí congregados, que se han resistido de manera pasiva y han tenido que ser sacados a rastras y en volandas.

Los ertzainas han cortado con cizallas y un cúter una gran red a la que estaban unidos muchos de los concentrados, y les han propinado porrazos para separarlos del resto de jóvenes.

Sobre las 10.45 horas ha sido localizada y detenida la condenada Aiala Zaldibar y casi una hora después, cuando ya habían sido desalojadas cerca de cien personas, los ertzainas han arrestado a Igarki Robles e Ibon Esteban.

Detenidas otras doce personas

Además de estos tres condenados, la Ertzaintza ha detenido a doce personas por agresiones y resistencia a los agentes de la autoridad y ha imputado a otras tres por insultos y daños.

Fuentes del Departamento vasco de Seguridad han informado a Efe de que 17 agentes han sido atendidos por contusiones, luxaciones y golpes, y los organizadores del "muro popular" han indicado por su parte que unos 60 participantes en la protesta han resultado heridos.

Al menos una de ellas ha tenido que ser trasladada a un centro hospitalario y otras han sufrido heridas, contusiones y desmayos.

La protesta ha finalizado a mediodía y uno de los portavoces del "muro popular", Zigor Oleaga, ha denunciado la actuación policial y ha defendido "acabar con las políticas, las leyes y los tribunales de excepción".

En apoyo a los condenados de Segi

El "muro popular" se formó al finalizar la "marcha naranja" que al mediodía de este domingo recorrió las calles de la capital alavesa en apoyo a los siete jóvenes condenados a seis años de prisión por la Audiencia Nacional debido a su pertenencia a la organización juvenil Segi, declarada ilegal.

Según ha informado este lunes el Departamento vasco de Seguridad, tras la marcha, sobre las 15:45 horas comenzaron a llegar a la plaza vitoriana personas que portaban sacos de dormir.

Las fuentes han explicado que el número de congregados ascendió hasta las 1.500 personas hacia las 23:00 horas, aunque sobre las 4:45 horas de este lunes eran tan solo 150 las que permanecían en el lugar.

"Detenciones arbitrarias"

El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, ha acusado al PNV de actuar como "brazo ejecutor de la estrategia del PP" por las "detenciones arbitrarias e innecesarias" de estos jóvenes.

Arraiz ha pedido por ello al PNV durante un acto electoral en San Sebastián que no reproduzca "actitudes y estrategias del pasado" y le ha advertido de que "no es tiempo para la sumisión al Estado, para plegarse al PP", sino para iniciar "la vía vasca" hacia la "libertad y la soberanía plena".

El secretario general de Podemos Euskadi, Roberto Uriarte, ha denunciado asimismo la "brutalidad policial" de esta operación, aunque ha querido dejar claro que su partido no tiene "nada que ver con el mundo de Segi, de Bildu y de los herederos de la violencia".

Por su parte, el portavoz de UPyD del País Vasco, Gorka Maneiro, ha considerado este lunes que los mandos de la Ertzaintza deberían haber actuado con "más diligencia" en estos arrestos.

Este "muro popular" se suma a otros que se han organizado desde hace más de un año en distintas localidades vascas como Gernika, Azpeitia, Pamplona, Ondarroa, Sestao y Vitoria para solidarizarse con personas condenadas por su pertenencia a Segi o por presunta colaboración con ETA.

Noticias

anterior siguiente