Anterior La exfiscal venezolana Luisa Ortega, huida a Brasil, afirma tener pruebas de corrupción contra Maduro Siguiente La célula de Alcanar: claves de su radicalización Arriba Ir arriba
El escritor jienense Antonio Garrido,  ganador de la vigésima edición del premio de novela Fernando Lara, dotado con 120.000 euros, con la novela titulada "El último paraíso".
El escritor jienense Antonio Garrido, ganador de la vigésima edición del premio de novela Fernando Lara, dotado con 120.000 euros, con la novela titulada "El último paraíso". EFE EFE/Jose Manuel Vidal

Antonio Garrido gana el premio Fernando Lara con una novela sobre el crack del 29

  • El último paraíso se centra en un joven norteamericano que emigra a la URSS

  • El premio, que celebra su vigésima edición, está dotado con 120.000 euros

|

El escritor jienense Antonio Garrido, nacido el Linares en 1963, ha sido el ganador de la vigésima edición del premio de novela Fernando Lara, dotado con 120.000 euros con la novela titulada El último paraíso sobre el crack de 1929.

La novela que según ha declarado su autor nada más saber que era el ganador del premio participa del género histórico, del romántico y del thriller, y su título alude a la naciente Unión Soviética.

Fue el diario New York Times el que denominó el último paraíso a la Unión Soviética una vez que este país ofreció trabajo a los cientos de miles de norteamericanos que por la depresión de 1929, de la noche a la mañana, pasaron de habitar un país próspero a la miseria.

El premio Fernando Lara se ha fallado esta noche como ya es tradicional en una cena de gala celebrada en uno de los patios de los Reales Alcázares de Sevilla al término de la cual Antonio Garrido ha dicho a los periodistas que su novela, además de entretener trata de emocionar porque "cuenta una historia auténtica".

Obra con tintes históricos

El argumento de la obra se basa en hechos históricos, como la emigración de norteamericanos que se produjo a partir de 1930 a una Unión Soviética en pleno crecimiento gracias al éxito de sus primeros planes quinquenales.

Según ha explicado Garrido, autor de otras dos novelas, tituladas El lector de cadáveres y La escriba, la novela ganadora cuenta la historia de un joven norteamericano que trabajaba en Detroit en una fábrica de coches y que, al perder su empleo, decide integrarse en la Unión Soviética en la que ha de ser la mayor factoría del mundo en aquel momento.

El argumento se centra en el periodo que va del año 1931 a 1934, cuando el protagonista comienza a trabajar en la factoría soviética -una réplica de la de Ford en su país de origen- y una serie de sabotajes y de actos terroristas le sitúa como sospechoso, ya que la policía soviética centra sus investigaciones en los trabajadores extranjeros.

Según Garrido, esa peripecia corre paralela a otra romántica, cuando el protagonista se enamora de una rusa, lo que confrontará dos mundos, porque ambos personajes tienen concepciones distintas de la vida y de las relaciones personales.

Cocktail de géneros

El aire de suspense que, según su autor, también posee la narración se debe a que el protagonista, en el momento de dejar los Estados Unidos también se relacionado con "un oscuro crimen" de los muchos que se desataron con el crack del 29

La actual crisis económica sólo es "un sarampión" comparada con aquella depresión, según Garrido, ya que el 25 % de los trabajadores norteamericanos perdieron su empleo de la noche a la mañana y no tuvieron ningún tipo de asistencia ni de protección, lo que hizo que muchos hombres cometieran crímenes y muchas mujeres ejercieran la prostitución como único modo de salvar a sus hijos del hambre.

La situación fue tan desesperada, ha añadido el autor, que muchos centros sociales estuvieron sustentados por algunos de los más famosos capos mafiosos.

El escritor y periodista Fernando Delgado, como portavoz del jurado que ha fallado el premio, ha asegurado que El último paraíso es una novela "enormemente amena", que su estilo es "muy directo" y que se trata de un texto que será "complaciente con el lector", y que una de las virtudes de su argumento es "la contraposición de dos mundos".

Antonio Garrido, además de escritor, es profesor de Ingeniería en la Universidad de Valencia, donde imparte un máster sobre diseño de automóviles

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente