Enlaces accesibilidad

¿Cómo funcionan las elecciones en Reino Unido?

  • Según los sondeos ningún partido obtendrá la mayoría absoluta
  • Por segunda vez consecutiva los sondeos vaticinan un 'hung parliament'
  • El sistema electoral mayoritario uninominal favorece el bipartidismo

Por
El sistema electoral británico obliga a los candidatos a pelear sus apoyos puerta por puerta
First-past-the-post

El sistema electoral británico (first-past-the-post) entronca directamente con la tradición de un país que no tiene constitución escrita y en la que el bipartidismo recorre su historia política, empezando por la forma misma en la que está concebida la Cámara de los Comunes: a un lado el primer ministro y sus ministros, al otro, el jefe de la oposición y sus ministros en la sombra.

Tories whigs primero, tories y liberales después, tories y laboristas en el siglo XX se han ido repartiendo la mayor parte de las 650 circunscripciones en las que está dividida Gran Bretaña gracias a que para ganar en cada una de ellas solo hace falta sacar un voto más que el rival.

Eso supone que buena parte de los votos emitidos en las próximas elecciones del 7 de mayo no servirán para nada: irán a parar a los candidatos que perderán en cada circunscripción, a pesar de que hayan logrado más apoyos que en pasados comicios.

La principal ventaja del sistema es que el diputado tiene un contacto directo con sus electores, ya que son ellos los que les elijen directamente y no a la lista de su partido, como ocurre en España.

El principal inconveniente es que toda esta arquitectura está llamada a fomentar el voto útil, es decir, que los ciudadanos se inclinen antes por el partido que tiene más posibilidades de ganar que el que realmente les gustaría votar.

Los británicos acuden el próximo 7 de mayo a las urnas para resolver las elecciones más reñidas de las últimas tres décadas. Los comicios parecen cosa de dos, aunque podría decidirlos un tercero. El conservador David Cameron y el laborista Ed Miliband están practicamente empatados, según los sondeos, en torno al 33% de votos, pero ninguno obtendría mayoría suficiente para gobernar en solitario. Por eso, el papel de los partidos pequeños, se presenta determinante.

Todos los focos apuntan al Partido Nacionalista Escocés, el SNP, que aspira a obtener un resultado histórico con 50 de los 59 escaños que están en en Escocia. En 2010 obtuvo sólo seis. Y eso con un porcentaje de votos del 6%, muy por debajo del 13% que conseguirá el UKIP (Partido por la Independencia del Reino Unido), un porcentaje que sólo se transformará en uno o dos diputados. ¿Cómo es posible? Aquí están algunas claves para entender las elecciones británicas:

¿Qué es lo que se vota?

Son unas elecciones parlamentarias en las que la ciudadanía de cada circunscripción electoral elige a un miembro del parlamento (MP) que represente a su distrito en la Camára de los Comunes, la cámara baja del Parlamento, compuesta por 650 escaños repartidos entre los cuatro estados que conforman el Reino Unido: Inglaterra (533), Escocia (59), Gales (40) e Irlanda del Norte (18).

¿Quién puede votar?

Británicos y ciudadanos irlandeses y de la Commonwealth que vivan en el Reino Unido y tengan más de 18 años el día de la votación, siempre que estén registrados previamente.

No pueden votar los miembros de la Cámara de los Lores, que es la cámara alta del Parlamento cuyos miembros no salen de las urnas, además de presos condenados y cualquiera hallado culpable de corrupción o prácticas ilegales en los últimos cinco años.

¿Cómo se elige a un diputado?

El sistema electoral británico es mayoritario uninominal, es decir, se caracteriza porque en cada circunscripción electoral (constituency) se elige solamente a un diputado. Solo hay una vuelta y se elige al que más votos obtiene, por lo que el resto no tiene representación, lo que perjudica claramente a las minorías. Este tipo de sistema favorece la existencia del llamado "voto útil", es decir, la votación por el candidato que más posibilidades tiene sin que sea necesariamente la primera preferencia del elector.

Este sistema electoral explica que en los comicios de 2010, el Partido Unionista Democrático obtuviera  ocho escaños con solo el 0,6% de los votos, y el UKIP con el 3,1% se quedara sin ninguno al no ser el partido más votado en ninguna circunscripción. Por eso es tan importante que cada diputado que aspire a llegar al Parlamento pelea el escaño en su comunidad prácticamente puerta a puerta.

El primer ministro británico trata de convencer a los vecinos de Wetherby, en el norte de Inglaterra, de que voten al Partido Conservador. Fuente: Toby Melville/Pool Photo via AP

¿Quién forma gobierno?

Este sistema favorece la existencia de un ganador con mayoría absoluta, lo que implica un importante grado de estabilidad del sistema político. Si ningún candidato lograra mayoría absoluta, dos o más partidos con una mayoría combinada podrían formar una coalición de gobierno, como la de los últimos cinco años.

¿Qué es un 'hung parliament'?

Es un parlamento en el que ningún partido tiene más de la mitad de los representantes de la Cámara de los Comunes, lo que significa que necesita el apoyo de las otras formaciones para legislar. Es lo que ocurrió esta última legislatura en la que los conservadores, la fuerza más votada, necesitaron pactar con el Partido Liberaldemócrata para formar un gobierno de coalición. Según los sondeos, este escenario volverá a repetirse.  

Bonus track: Técnicamente una mayoría podría ser posible con la mitad más uno de los parlamentarios de la Cámara de los Comunes. Esto es, 326 de los 650 MP que se elegirán en estos comicios. Teniendo en cuenta que uno de los MP es el “Speaker” que hace las veces de presidente de la cámara y no vota, y que los MPs del Sinn Féin no toman posesión de su escaño por no reconocer la legitimidad del gobierno británico en sus circunscripciones en suelo irlandés (en las últimas elecciones obtuvieron 5 escaños, feudos republicanos irlandeses que esperan volver a conseguir), podría haber una mayoría parlamentaria con 322 MPs.

¿Qué ocurre si un partido consigue la mayoría absoluta?

Si en la mañana del 8 de mayo, los votos dieran como ganador a un candidato diferente del primer ministro, David Cameron debería reconocer los resultados con una llamada telefónica, así como firmar su renuncia en el Palacio de Buckingham y abandonar la residencia del número 10 de Downing Street. El ganador sería invitado entonces por la Reina a formar gobierno, convirtiéndose en el primer ministro de Reino Unido.

¿Y si ninguno consigue la mayoría absoluta?

Hay varias posibilidades, pero según los expertos constitucionales y experiencias anteriores, David Cameron, como titular en el cargo de primer ministro, tendría el derecho de permanecer en el mismo e intentar formar gobierno. No tendría que abandonar su cargo hasta que sea evidente que no cuenta con la confianza del Parlamento. La fecha para la apertura del nuevo Parlamento es el 18 de mayo, pero Cameron y Miliband podrán seguir negociando hasta el 27 de mayo, fecha del llamado 'Discurso de la Reina', cuando Isabel II acude al Parlamento para leer el programa de legislación preparado para el nuevo Ejecutivo.

Es posible que el partido que haya sacado más escaños, pero sin mayoría absoluta, decida asumir el poder gobernando en minoría y negociando con otras formaciones cada ley que quiera sacar adelante. Esta opción coloca al partido minoritario en una situación difícil y es posible que caiga con más facilidad si la oposición decide presentar una moción de censura. En un caso así, el Reino Unido puede celebrar otras elecciones generales según lo estipulado en la nueva ley de los cinco años de legislatura introducida en 2011 por el actual Gobierno.

¿Qué dicen los sondeos?

Conservadores y laboristas se pisan los talones con un 34% y un 33% de las papeletas respectivamente. Por detrás, el eurófobo UKIP con el 14%, mientras que los liberalesdemócratas bajan un punto hasta los ocho aunque con una abultada pérdida de escaños.

Fuente: BBC poll of pools

Noticias

anterior siguiente