Anterior El Defensor del Pueblo pregunta por la caída de las suspensiones de visitas de maltratadores a sus hijos Siguiente El Gobierno decidió aumentar su control a la Generalitat tras detectar un desvío de 6.150 euros Arriba Ir arriba
Claustro de Palamós
Claustro de Palamós RTVE

El claustro de Palamós fue construido en el siglo XX según el último estudio

  • En el informe de 800 páginas han trabajado medio centenar de expertos

  • La investigación se centró en los materiales, la arquitectura y la historia del arte

  • Determina que fue construido a principios del siglo XX

  • El arquitecto García Guereta pudo haber sido el constructor del claustro

|

El Claustro de Palamós (Girona) reconstruido en una finca privada y cuya existencia se dio a conocer en el año 2012 es una obra de principios del siglo XX que recrea el estilo románico. Éstas son las conclusiones de un estudio dirigido por el catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Girona (UdGi) Eduard Carbonell.

El trabajo, en el que han participado medio centenar de personas entre expertos en arte, historiadores, anticuarios, coleccionistas, restauradores y expertos en piedra, entre otros, descarta que el claustro proceda de la antigua catedral de Salamanca, como habían apuntado algunas voces.

En las conclusiones del informe, de 800 páginas y trece anexos, se asegura que, pese a que el claustro se construyó con piedra de Villamayor, con la que se hicieron muchos edificios históricos de Salamanca, se trabajó con herramientas y con la misma técnica con la que Ricardo García Guereta restauró la Catedral de Salamanca entre 1918 y 1927.

Marcas de herramientas eléctricas

La piedra carece de marcas de picapedrero comparables a la época medieval, no hay restos de mortero antiguo, no tiene pátinas que son habituales en los monumentos medievales, ni existe ninguna capa que pueda indicar la antigüedad de los capitales, y la superficie de muchos de los sillares tiene una textura propia de herramientas eléctricas.

Carbonell ha explicado que, para redactar el estudio, que se presenta este miércoles en unas jornadas sobre el Claustro de Palamós, que se encuentra en Mas del Vent, "se partió de cero y la investigación giró en torno a tres ejes: los materiales, la arquitectura y la historia del arte".

El experto sostiene que, aunque se han barajado muchas teorías, hay un consenso sobre el hecho de que no es románico, y sobre cuándo se construyó. También ha añadido que sobre el estudio de la piedra y el material del claustro hay 19 conclusiones, 11 sobre su arquitectura y 8 que hacen referencia a la historia del arte, y se ha determinado que se hizo de forma uniforme y homogénea, de una vez, y que carece de partes diferenciadas.

Según el estudio, encargado por el Departamento de Cultura de la Generalitat, la modulación y construcción del claustro se realizó según el sistema métrico decimal, y no hay ninguna otra medida antigua, y la numeración que aparece en el interior de los bloques de piedra es la que corresponde al montaje, efectuado en Ciudad Lineal y en Palamós.

Tráfico ilegal de patrimonio

El claustro, que anteriormente estuvo ubicado en el barrio madrileño de Ciudad Lineal, donde permaneció instalado de 1931 hasta 1959, fue trasladado entonces y reconstruido pieza a pieza en Palamós en 1959. También se explica que los capiteles mezclan estilos e influencias de algunos monumentos como el claustro de Santo Domingo de Silos (Burgos) del siglo XII, el de Auvergne, del siglo XI, el del Maestro Mateo del siglo XII, e incluso del arte de Salamanca.

Las conclusiones apuntan que se hizo así porque a principios del siglo XX había un claro predominio de la arquitectura historicista, y se recuerda que en el mismo barrio de Ciudad Lineal, donde estaba el claustro, se erigió en 1924 una iglesia de estilo mudéjar.

Según este estudio, el arquitecto García Guereta, que vivía en Ciudad Lineal, podía haber sido el constructor del claustro, y al parecer lo hizo para venderlo a anticuarios y coleccionistas de EE.UU., pero la Ley del Tesoro Artístico de 1933 impidió que saliera de España.

Hasta entonces, monumentos enteros, claustros y monasterios se desmontaban a piezas y se vendían fuera. Se documenta igualmente la venta que se hizo a Hans Engelhorn del monasterio y su colocación en Mas del Vent, en Palamós (Girona), con fotografías y otros documentos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente