Anterior El juzgado asume por la vía penal el caso de Juana Rivas y cita a las partes el próximo 8 de agosto Siguiente La Generalitat denuncia a la Guardia Civil por "vulneración de derechos" tras llamar a declarar a altos cargos Arriba Ir arriba
Imagen de archivo de la infanta Cristina el día de su declaración como imputada
Imagen de archivo de la infanta Cristina el día de su declaración como imputada. AFP

La Casa Real expresa su "respeto absoluto a la independencia del poder judicial"

  • La Audiencia de Palma ha decidido mantener a la infanta Cristina imputada

  • La considera cooperadora de dos delitos fiscales imputados a Urdangarin

|

La Casa del Rey ha expresado este martes su "respeto absoluto a la independencia del poder judicial", después de que la Audiencia de Palma haya decidido mantener la imputación de la infanta Cristina por delito fiscal en el marco de la instrucción del caso Nóos, en el que está implicado su esposo, Iñaki Urdangarin.

Esta ha sido la única reacción de Zarzuela, facilitada esta tarde a través de un portavoz, a la imputación de la hermana del rey, que desde la abdicación de su padre, Juan Carlos I, y la proclamación de Felipe VI, ya no forma parte de la Familia Real.

Preguntado por la posibilidad de que la infanta Cristina renuncie a sus derechos dinásticos, en la actualidad es la sexta en el orden sucesorio, el portavoz ha señalado que ésta "es una cuestión que le corresponde considerar a ella".

Fuentes de Zarzuela han recordado, según recoge Servimedia, que desde la proclamación de Felipe VI doña Cristina ya no forma parte de la familia real y desde que fue apartada de la agenda oficial, en octubre de 2011, tampoco recibe ninguna retribución del presupuesto de la Casa del Rey. 

"Pleno respeto" ante las decisiones sobre la infanta

La reacción de Zarzuela es similar a la que manifestó el pasado 25 de junio, con Felipe VI ya al frente de la Corona cuando el juez instructor del caso, José Castro, decidió mantener la imputación contra la infanta por presunto blanqueo de capitales y como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales supuestamente cometidos por su marido.

Entonces, la Casa del Rey expresó, también a través de un portavoz, su "pleno respeto a la independencia del poder judicial". Esa fue la primera ocasión en la que la Casa del Rey se refirió a la "independencia" del poder judicial en una reacción oficial a la actuación del magistrado José Castro.

En abril de 2013, cuando Castro decidió llamar a declarar a la infanta Cristina en calidad de imputada por presunta complicidad con su esposo, Zarzuela expresó su "sorpresa" y se quejó de haberse enterado por los medios de comunicación de la decisión. Eso sí, no olvidó manifestar su "máximo respeto" por las decisiones de los jueces.

Meses después, en enero de este año, la Casa del Rey tuvo una reacción más comedida y se limitó a expresar su "respeto a las decisiones judiciales" cuando el juez Castro imputó a la Infanta Cristina por un presunto delito fiscal y de blanqueo de capitales.

La infanta no es parte de la Familia Real

La infanta Cristina no forma parte de la Familia Real, no participa, ni está previsto que lo haga, en actos oficiales y, por tanto, no recibe asignación alguna con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, si bien el Estado sí se ocupa de mantener su seguridad con la asignación de unos escoltas desplazados a Suiza.

Con la llegada al trono de Felipe VI la Familia Real ha quedado limitada a los reyes Don Felipe y Doña Letizia, sus hijas la Princesa de Asturias y la iInfanta Sofía, el rey Don Juan Carlos y la reina Doña Sofía.

Así las cosas, las hermanas de Felipe VI han pasado a ser familia del rey, en lugar de Familia Real. Al contrario de lo que hizo Doña Elena, la iInfanta Doña Cristina no estuvo presente ni en la firma solemne de la ley de abdicación de su padre, el rey Juan Carlos I, ni en los actos de proclamación de su hermano.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente