Enlaces accesibilidad

Poroshenko se proclama presidente de Ucrania tras conocerse los primeros sondeos

  • La participación ha sido "suficientemente alta", del 40,44%
  • Tymoshenko reconoce la derrota
  • Menos de la mitad de las circunscripciones votan en el este

Enlaces relacionados

Por
Poroshenko se procrama presidente de Ucrania tras conocerse los primeros sondeos

El magnate Petró Poroshenko lidera el escrutinio de las elecciones presidenciales celebradas este domingo en Ucrania con el 54,1%, según ha informado la Comisión Electoral Central (CEC) ucraniana. Estos datos, que confirman la victoria de Poroshenko en la primera vuelta, corresponden, según la CEC, al cómputo del 41,49% de las actas electorales o a 7,45 millones de sufragios emitidos.

En segundo lugar se sitúa la ex primera ministra Yulia Timoshenko con el 13,15% de los sufragios, seguida del líder del Partido Radical de Ucrania, Oleg Liashko, que obtenía el 8,53%.

La participación nacional ha superado las expectativas y ha alcanzado el 40,44%, según la Comisión Electoral Central (CEC) ucraniana. "La participación de los electores es suficientemente alta. Es mucho más elevada de lo que esperábamos", ha declarado la vicepresidenta de la CEC, Zhanna Usenko-Chórnaya. En cambio, en las regiones rebeldes del este, Donestk y Lugansk, las elecciones han podido celebrarse en menos de la mitad de las circunscripciones.

Otros dos de los veintiún candidatos en liza conseguían más del 5%: el exministro de Defensa Anatoli Gritsenko (5,52 %) y el ex viceprimer ministro Serguéi Tigipko (5,05 %). El líder del partido ultranacionalista Svoboda (Libertad), Oleg Tiagnobok, se situaba en el décimo lugar con apenas el 1,17%, seguido del máximo dirigente de la organización ultraderechista Sector de Derechas, Dmitri Yárosh, que obtenía el 0,68%.

Estas dos organizaciones tuvieron un papel protagonista en la revuelta popular que el febrero pasado derrocó al régimen del presidente Víktor Yanukóvich.

Mientras, el líder del partido ucraniano UDAR y excampeón mundial de boxeo, Vitali Klitschkó, habría ganado la alcaldía de Kiev con un 54,7% de los votos.

Poroshenko: "Ucrania tiene nuevo presidente"

Las cifras preliminares coinciden con los resultados de las encuestas a pie de urna, que permitieron a Poroshenko proclamarse vencedor en la noche del domingo. "Ucrania tiene un nuevo presidente", dijo el candidato.

"Las elecciones tuvieron una sola vuelta", añadió durante una multitudinaria rueda de prensa en la capital ucraniana, en la que avanzó que quiere convocar elecciones legislativas antes de fin de año. 

El tercer candidato en discordia sería el populista Oleg Liashko con más del 8%, mientras el político representante del este rusohablante más votado sería el banquero Serguéi Tiguipko con menos del 5% de apoyo.

Poroshenko ha defendido su apuesta por el futuro ingreso en la Unión Europea y ha manifestado su oposición a la federalización de Ucrania, como exigen el este rusohablante y el Kremlin. Asimismo, ha asegurado que Ucrania debe seguir siendo "un Estado unitario" y ha adelantado que su primer viaje como presidente será al Donbass, la cuenca hullera ucraniana que incluye a las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk.

Prioridad:  acabar con la guerra

Poroshenko ha subrayado que su prioridad como jefe del Estado será acabar con la guerra y el caos en los que se encuentran sumidos los territorios controlados por las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk. Además, ha dicho que desea reunirse con el presidente ruso, Vladímir Putin, para buscar una salida a la crisis ucraniana.

"Ucrania se encuentra en medio de una guerra y una agresión. Para implantar la paz en la parte sur de Ucrania hay que negociar con todas las partes, incluida Rusia. Desde luego, habrá encuentro con (el presidente ruso, Vladímir) Putin", afirmó en su primera intervención tras el cierre de los colegios. "Sin la participación de Rusia, no es posible hablar de una verdadera seguridad en nuestra región. Encontraremos el formato y, desde luego, habrá encuentro con Putin", señaló.

"Lo primero que debemos hacer es traer la paz a todos los ciudadanos de Ucrania. La gente armada debe abandonar las calles de pueblos y ciudades. Hay intentos de convertir al Donbass en Somalia, pero actuaremos con diligencia y eficacia", señaló el candidato. Para ello, su primer viaje como jefe del Estado será a esa cuenca hullera conocida como Donbass y que los separatistas prorrusos han llamado Novorossía (Nueva Rusia), a la espera de que el Kremlin reconozca su independencia.

Timoshenko acepta la derrota

Por su parte, la ex primera ministra aceptó su derrota, pero insistió en solicitar la convocatoria de un referéndum sobre el ingreso en la OTAN. "Éstas han sido unas elecciones justas y limpias. Posiblemente, no hayamos visto unas elecciones como éstas en 23 años de independencia", dijo.

Timoshenko destacó que "las elecciones transcurrieron en condiciones de agresión militar (por parte de Rusia), por lo que votar fue muy difícil". "Que las elecciones se celebraran ha sido una gran victoria para Ucrania y el pueblo ucraniano", agregó.

Que las elecciones se celebraran ha sido una gran victoria

Además, subrayó que el nuevo presidente "tendrá todos instrumentos de poder para frenar la guerra y así satisfacer las esperanzas de los ucranianos". "Haremos todo lo posible para ayudar (...) a construir una Ucrania fuerte y europea y celebrar finalmente un referéndum sobre el ingreso en la OTAN", dijo.

La OSCE ya adelantó que reconocería los resultados de los comicios ucranianos, mientras el presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró el sábado que respetaría la elección del pueblo ucraniano.

Una votación marcada por el boicot en el este

Mientras, la votación, en la que estaban llamados a votar más de 33 millones de personas, ha estado marcada por el boicot insurgente en las regiones prorrusas de Lugansk y Donetsk (este), donde viven más de 5 millones de electores. Según los datos preliminares, en ambos territorios separatistas las elecciones se celebraron en menos de la mitad de las circunscripciones, por lo que más de tres millones de personas no habrían podido ejercer su derecho al voto.

En las capitales regionales de Donetsk y Lugansk, donde viven más de un millón y medio de personas, ni siquiera se llegó a abrir un solo colegio electoral.

El actual ministro de Interior de Ucrania, Arsén Avákov, anunció el domingo que la llamada “operación antiterrorista” contra los insurgentes prorrusos en el sureste del país continuará. "Las elecciones han concluido. No han logrado sabotearlas. Hemos ganado. Ahora defenderemos el resultado", escribió Avákov en su cuanta de la red social Facebook, según Efe.

La autoproclamada república popular de Donetsk respondía declarando el estado de guerra en ese territorio. "A partir de la medianoche estamos en estado de guerra. Nuestro objetivo prioritario es limpiar nuestro territorio de fuerzas ocupantes", afirmó Denís Pushilin, líder de la república separatista, citado por las agencias rusas.

El político ucraniano, uno de los líderes de la revuelta popular que en febrero pasado derrocó al régimen del presidente Víktor Yanukóvich, saca más de 40 puntos a su más inmediata perseguidora, la también activista del Maidán (como se conoció la protesta) Lesia Orobets.

Un muerto en tiroteo en un colegio electoral

Por otro lado, una persona murió y otra resultó herida en un tiroteo que se ha producido en un colegio electoral de la localidad de Novoaydar, en la rebelde región de Lugansk. "Hubo un tiroteo, se ha detenido a los así llamados terroristas. Una persona murió y otra resultó herida",confirmó a los periodistas el viceministro de Interior de Ucrania, Serguéi Yarovoi.

Un portavoz de la autoproclamada república popular de Lugansk ha asegurado que soldados ucranianos dispararon a dos miembros de una comisión electoral local que se habían negado a abrir un colegio electoral.

Noticias

anterior siguiente