Enlaces accesibilidad

La intervención contra los separatistas continúa en Kramatorsk tras una noche mortal en Odessa

  • Hallan 36 cadáveres en el edificio incendiado por los choques en Odessa
  • El ministro de Interior asegura que "no detendrá" la campaña contra los rebeldes
  • EE.UU. insiste y urge a Rusia y a Ucrania a restablecer el orden en el país

Por
Más de 30 muertos al incendiarse un edificio en los disturbios en Odessa

Ucrania ha confirmado que las operaciones militares contra los separatistas prorrusos en el este del país continúan este sábado cerca de la ciudad de Kramatorsk, y ha asegurado que no detendrá la campaña para desalojarlos.

El ministro del Interior ucraniano, Arsen Avakov, ha dicho que las fuerzas ucranianas han tomado el control de la torre de televisión en Kramatorsk, cerca del bastión rebelde en Slaviansk, pero no se ha informado de posibles bajas. "La fase activa de la operación continúa esta mañana", ha escrito Avakov en su página de Facebook. "No vamos a parar", ha añadido.

Slaviansk fue el objetivo este viernes del avance más signficativo de las fuerzas ucranianas desde el alzamiento armado que comenzó hace un mes.

Tragedia mortal en Odessa

Los servicios de emergencia ucranianos han encontrado 36 cadáveres en la Casa de los Sindicatos de la ciudad de Odessa, en el sur de Ucrania, aunque la cifra de muertos en el incendio declarado la noche del viernes en el edificio podría ser mayor.

El incendio, que se desató durante los violentos enfrentamientos entre proucranianos y prorrusos, habría sido provocado previsiblemente por los cócteles molotov lanzados contra la segunda y tercera planta del inmueble, según informa este sábado la agencia UNIAN.

La mayoría de víctimas habrían muerto asfixiadas por el humo, mientras otros habrían perecido al saltar por las ventanas para huir de las llamas, según el Ministerio del Interior local.

Efectivos del departamento de Situaciones de Emergencia de Odessa lograron rescatar a 120 personas, mientras más de 200 lograron abandonar el edificio por su propio pie y varias decenas más salvaron la vida al subir al tejado de la Casa de los Sindicatos.

Estas víctimas mortales se suman a los cuatro fallecidos durante los choques entre prorrusos y proucranianos en las calles de la ciudad, en los que resultaron heridas más de 200 personas, además de 22 efectivos del orden.

Según los medios locales, durante los enfrentamientos, los prorrusos se refugiaron en la Casa de los Sindicatos al verse acorralados por sus rivales, entre los que figuraban muchos hinchas de fútbol, tras lo que se habría desatado el incendio en el edificio.

Más de cien detenidos

Al menos 130 personas fueron detenidas en los desórdenes, por los que el Ministerio del Interior ha incoado varios casos penales, entre los que figura el de asesinato premeditado.

Además, las autoridades de Odessa, pintoresca ciudad bañada por el mar Negro, han declarado tres día de luto debido a la tragedia.

El viceprimer ministro ucraniano, Vitali Yarema, se desplazó a Odessa para coordinar la investigación de la tragedia, mientras también viajó a la ciudad la candidata a la Presidencia Yulia Timoshenko.

EE.UU. exige reestablecer el orden

La Cancillería rusa ha acusado de la tragedia en Odessa a los ultranacionalistas ucranianos, en particular el Sector de Derechas, que habrían lanzado una campaña de terror contra los partidarios de la federalización del país.

Mientras, Estados Unidos condenó la violencia y exhortó a las autoridades ucranianas a esclarecer lo ocurrido y castigar a los culpables.

Los choques comenzaron cuando miles de manifestantes con banderas ucranianas y cantando lemas como "El este y el oeste, juntos", se manifestaban por el centro de Odessa.

A su encuentro fueron varios cientos de prorrusos, armados con escudos y palos, en una jornada en la que Ucrania celebraba las tradicionales fiestas de mayo.

Noticias

anterior siguiente