Enlaces accesibilidad

Los dispositivos de la 'Internet de las cosas' ya tienen su catálogo

  • La primera labor para aprovechar las 'cosas' conectables pasa por catalogarlas
  • Ya hay varios miles de dispositivos de más de 300 fabricantes
  • Con esta base de datos es fácil desarrollar software para estos dispositivos

Por
 Imagen del proyecto de dispositivos conectados.
Imagen del proyecto de dispositivos conectados. Wolfram

Wolfram Research ha abierto al público una nueva web a modo de gigantesco catálogo-enciclopédico llamada Connected Devices Project (Proyecto Dispositivos Conectados).

La idea ha surgido tras ver la explosión de dispositivos de este tipo que ha habido en los últimos tiempos, con el planteamiento de que para entenderlos mejor y comprender cómo diseñar estrategias, estándares y cuáles serán las consecuencias de su existencia el primer paso catalogar qué existe en el mercado en estos momentos.

El proyecto en sí consiste en supervisar la coordinación de los diferentes actores con el objetivo de hacer llegar los mimbres técnicos y la estructura del gigantesco catálogo a los fabricantes, desarrolladores y usuarios de estos productos.

De este modo las características de cualquier 'cosa' conectable a Internet, sea grande o pequeña, pueden incorporarse en una base de datos estructurada que permite luego buscar, comparar y clasificar la información. De todos ellos se guardan las funciones básicas, tipos de interfaz, peso y dimensiones físicas y estándares con los que funcionan.

Miles de fichas técnicas

Actualmente hay ya varios miles de fichas técnicas y más de 300 fabricantes han proporcionado información detallada sobre sus productos.

Entre los dispositivos conectados más comunes están los relojes-GPS, los dispositivos de cuantificación que miden la actividad física, básculas... Pero también hay anemómetros que miden la velocidad del viento, termómetros y todo tipo de cámaras.

Otras 'cosas' conectables a Internet van más allá de ser puros sensores y se convierten en emisores de información: pantallas, lámparas o dispositivos de riego. Todos ellos, conectables a Internet y controlables de forma remota.

Interacción con las 'cosas'

Lo más importante del catálogo es que además de clasificar todos estos objetos de la 'Internet de las cosas' también permite interactuar con ellas.

Lo más valioso que tendrán muchos de estos dispositivos será la información de su interior
-por ejemplo el historial de peso de un paciente a lo largo de varios meses- y en este sentido Wolfram ha planteado que se utilice su sistema WDF (Wolfram Data Framework) para almacenar los datos.

Esto proporcionaría casi automáticamente sistemas de visualización gráfica para esa información: posiciones sobre un mapa o gráficas de barras y de líneas para ver la evolución de una variable a lo largo de un periodo de tiempo.

Los desarrolladores pueden además utilizar otras herramientas matemáticas y de conversión de unidades físicas y de visualización para trabajar con la información.

El proyecto cubriría así varios ámbitos: desde servir como enciclopedia y catálogo para los dispositivos conectados a ser un estupendo repositorio/herramienta con el que aprender cómo programarlos cómodamente.

Noticias

anterior siguiente