Enlaces accesibilidad

Al Qaeda toma el control de la mitad de las ciudades iraquíes de Faluya y Ramadi

  • Se reanudan los enfrentamientos entre milicianos armados y Al Qaeda
  • El primer ministro iraquí decidió enviar refuerzos a la provincia de Al Anbar
  • Los iraquíes suníes iniciaron protestas para pedir la anulación de la ley antiterrorista

Por
Un coche arde en Faluya, oeste de Irak, el 1 de enero del 2014.
Un coche arde en Faluya, oeste de Irak, el 1 de enero del 2014. EFE

Miembros del Estado Islámico de Irak y el Sham, vinculado a la organización terrorista Al Qaeda, han tomado el control de la mitad de las ciudades iraquíes de Faluya y Ramadi, en la provincia de Al Anbar, al oeste de Bagdad, según han informado a Efe fuentes del Ministerio de Interior.

Asimismo, la policía iraquí y milicias tribales están combatiendo contra las fuerzas de Al Qaeda en Ramadi.

Desde primera hora de la mañana se han ranudado los fuertes enfrentamientos entre decenas de milicianos armados, residentes de ambas ciudades, y los terroristas de Al Qaeda, sin que las fuentes de Interior hayan especificado el número de víctimas que han causado esos choques.

Por su parte, el Ejército y la policía iraquíes se han enfrentado a milicianos de Al Qaeda en Jalidiya, al este de Ramadi, y en Al Siyar, al norte de Faluya, y ha recuperado el control de ambas ciudades.

Al Anbar, escenario de enfrentamientos

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, decidió el pasado miércoles enviar refuerzos militares a la provincia de Al Anbar, escenario desde hace dos días de violentos enfrentamientos entre el Ejército y grupos de hombres armados.

No obstante, en Faluya y Ramadi los enfrentamientos se producen entre milicianos armados residentes de esas ciudades, sin la colaboración de miembros del Ejército iraquí, según han señalado las fuentes de Interior.

Con la decisión de enviar refuerzos, Al Maliki dio marcha atrás después de que un día antes ordenara a las tropas retirarse de la zona al considerar que las Fuerzas Armadas habían "vencido en su ataque a los nidos de Al Qaeda y sus seguidores", tras el desalojo el pasado lunes de las acampadas suníes en Ramadi.

El pasado lunes murieron once personas y más de cuarenta resultaron heridas en los enfrentamientos armados que estallaron tras este desalojo. Los manifestantes iniciaron hace meses las prostestas para quejarse por lo que consideran una 'marginación' por parte del Gobierno de mayoría chií.

A finales de 2012, miles de iraquíes suníes iniciaron protestas masivas en varias ciudades del país para pedir la liberación de los detenidos sin cargos y la anulación de la ley antiterrorista y que acabaron convertidas en acampadas permanentes en las capitales de las provincias de mayoría suní, incluida Al Anbar.

Nuevo atentado

Este jueves, al menos 15 personas han muerto y más de 30 resultaron heridas al explotar un camión bomba en la ciudad iraquí de Baquba, capital provincial de Diyala, al noreste de Bagdad, según ha informado a Efe una fuente policial.

La misma fuente ha señalado que el número de víctimas puede aumentar debido a que nueve de los heridos se encuentran en estado crítico. La explosión ha tenido lugar cerca de un concesionario de vehículos en la zona de Baladruz, 30 kilómetros al este de Baquba, ubicada unos 50 kilómetros al noreste de Bagdad.

Asimismo, la fuente ha señalado que el estallido ha causado también la destrucción de más de 14 vehículos civiles y daños materiales en los edificios cercanos. El pasado viernes, un total de 38 personas murieron y 70 resultaron heridas en una serie de atentados en el barrio de Al Dura, en el sur de Bagdad, habiendo fallecido 27 de ellas por el estallido de un coche bomba contra una iglesia durante la celebración de la misa de Navidad.

Irak sufre un repunte de la violencia sectaria y de los atentados terroristas, que causaron durante el mes de noviembre la muerte de 948 personas, según cifras del Gobierno. Según la ONG Iraq Body Count, el año 2013 ha sido uno de los más violentos desde 2003. Conforme a los datos ofrecidos por esta web, durante el año han muerto más de 9.475 civiles como consecuencia de la violencia.

Noticias

anterior siguiente