Enlaces accesibilidad

Las chicas de Cleveland reaparecen recuperadas y agradecidas tras su paso por el "infierno"

  • "Hay que pasar por el infierno con una sonrisa", dice Michelle
  • Agradecen las donaciones y el apoyo moral de vecinos y amigos
  • Tras 10 años secuestradas, llevan dos meses disfrutando de su libertad

Por
Las tres chicas liberadas en Cleveland hablan en un vídeo

Pasaron por el infierno, sobrevieron, y hoy dan las gracias con una sonrisa a todos los que se preocuparon por ellas. Amanda Berry, Gina DeJesus y Michelle Knight, las tres chicas que fueron secuestradas, violadas y maltratados por Ariel Castro durante casi una década, han reaparecido en un vídeo, recuperadas y afrontando el futuro con ilusión.

"En primer lugar, quiero que sepan lo feliz que estoy de estar en casa con mi familia y amigos y quiero agradecer a todos los que nos han ayudado, son una bendición", explica Amanda Berry, durante la grabación.

El pasado 7 de mayo, en un descuido de su secuestrador y gracias a la colaboración de un vecino, las jóvenes recuperaron su libertad tras diez años de abusos y oscuridad. Amanda que durante el cautiverio tuvo una hija con su secuestrador, el apodado ya 'monstruo de Cleveland', ha querido pedir que "se siga respetando nuestra intimidad y que nos den tiempo para conseguir una vida normal".

Gina DeJesus, más tímida y arropada por sus padres, ha agradecido el apoyo económico y moral que donantes anónimos, amigos y vecinos les proporcionaron a sus familiares.

"Ellos saben quienes son", ha dicho la madre de Gina y ha pedido a los padres que se encuentren en la situación de tener un hijo desaparecido que "por favor, cuenten con sus vecinos, que no les dé miedo pedir ayuda, porque estarán disponibles".

"Una nueva vida"

Michelle Knight era la más desconocida de las tres víctimas de Castro. La joven, que sufrió fuertes palizas y hasta un aborto durante el cautiverio, ha sido la que más ha querido hablar para agradecer las donaciones que le están dando "una nueva vida".

"Ahora estoy bien, aunque he estado en el infierno. Pero, soy lo suficientemente fuerte para pasar por el infierno con una sonrisa, con la cabeza alta y con los pies firmes en el suelo", señala sin rencor.

"Ha habido gente que nos ha herido, pero necesitamos confiar en Dios, pues él es el juez y tiene un plan para cada uno de nosotros. El que tenía para mí era el de ayudar a otros que han estado en la misma situación que yo, para que sepan que hay alguien en quien pueden confiar y con quien pueden hablar", asegura Knight en un conmovedor relato grabado el pasado 2 de julio.

"Ahora controlo mi propio destino con la ayuda de Dios y no tengo problemas en mostrar que soy una persona positiva que prefiere dar antes que recibir", ha concluido Michelle asegurando que "está expectante por su nueva vida".

Un millón de dólares en donaciones

Los representantes legales de las jóvenes piden a todos los que quieran participar con donaciones a la fundación 'Cleveland Courage' que visiten la página www.clevelandcourdagefund.org. Este fondo se ha establecido para ayudar a las tres chicas y a la hija que Amanda Berry tuvo durante su cautiverio. Todos los martes se publicará la cantidad que se ha donado. Hasta ahora, se han recibido más de un millón de dólare.

Ariel Castro, un ex conductor de autobús de 52 años que lleva una vida aparentemente normal en un modesto barrio de Cleveland, ha sido acusado de 329 cargos, que incluyen secuestro, violación y asesinato con agravantes. En el juicio, que empezó a principios de junio, se declaró culpable ante el jurado popular. Podría enfrentarse a la pena de muerte.

Noticias

anterior siguiente