Anterior Tres muertos tras hundirse un pesquero en la ría de Pontevedra Siguiente La Policía registra varias viviendas del expresident Pujol en la investigación sobre el patrimonio familiar Arriba Ir arriba
La mitad de los profesores tienen que impartir clases que no son de su especialidad

La mitad de los profesores tienen que impartir clases que no son de su especialidad

  • Debido al aumento de horas lectivas, según una encuesta de la ANPE

  • El sindicato dice que crece la conflictividad en las aulas por los recortes

  • Este problema afecta sobre todo a los profesores de Secundaria

  • Durante los dos últimos cursos se han perdido 50.000 empleos docentes

|

El 50% de los profesores de Primaria y Secundaria españoles debe impartir materias que no son de su especialidad para "completar horas", a causa del aumento de la jornada lectiva que impuso el real decreto para la racionalización del gasto educativo.

Así lo revela una encuesta realizada por el sindicato docente ANPE entre 10.011 profesores durante octubre de 2012, presentada este miércoles en Madrid.

Según el presidente de ANPE, Nicolás Hernández-Guisado, este problema afecta sobre todo a los profesores de Secundaria, que son los que tienen especialidad.

En concreto, un 45% de los docentes de Secundaria manifestaron este hecho, mientras que el 5% de los maestros de Primaria en la misma situación son especialistas en Inglés y Música.

"Son obviamente los especialistas los más perjudicados en este sentido", ya que "han de impartir otras asignaturas relacionadas o incluso desplazarse a otros centros para completar sus horas", agregó Hernández-Guisado.

La encuesta también revela que un 73% de los profesores han sufrido un aumento de su jornada lectiva el curso pasado (en una o dos horas el 40% y en tres o más horas otro 33%), mientras que un 83% de los docentes afirma que en sus centros se ha reducido personal. Además, un 72% ha visto cómo se incrementaba el número de alumnos en su clase.

El 87% de los encuestados mantiene que las mayores ratios de alumnos por aula les ha supuesto una merma a la hora de poder prestar "atención personalizada e individualizada", algo que otro 80% achaca al aumento de su jornada lectiva.

Según Hernández-Guisado, durante los dos últimos cursos se han perdido 50.000 empleos docentes (puestos de interinos que no han sido contratados), y esto implica un empeoramiento del "clima de trabajo en clase y de la calidad educativa" para un 90% de encuestados.

Del mismo modo, el 87% de los docentes critica que la no sustitución de bajas hasta el décimo día ha supuesto "problemas de organización en sus centros".

Más conflictividad

Hernández-Guisado llamó la atención sobre un hecho "especialmente preocupante", como el que un 83% del personal educativo señale que "los recortes de profesores han hecho aumentar la conflictividad en el aula".

En esta línea, los datos del informe del Defensor del Profesor de ANPE presentado en el mismo acto revelan "un repunte en las conductas disruptivas en clase por parte de alumnos", que en cursos anteriores habían descendido.

El servicio del Defensor del Profesor de ANPE atendió un total de 3.352 llamadas durante el curso 2011-2012, lo que supone una media de 10 llamadas al día.

Esta cifra se mantiene prácticamente idéntica a la del ejercicio 2010-2011, y aunque el informe revela que la mayoría de los problemas provienen del profesorado de Secundaria (42%), destaca el incremento de quejas en Primaria (39%) e Infantil (8%).

Disminuyen los comportamientos agresivos

En el apartado de conflictos con los alumnos, el 24% se refirieron a problemas para dar clase y el 21% a faltas de respeto. Han disminuido en cambio las conductas más graves, como los comportamientos agresivos (11%) y las agresiones directas al profesor (5%).

Para Hernández-Guisado, ello se debe a las leyes de reconocimiento del docente como autoridad pública dictadas por distintas comunidades autónomas y a las normas de convivencia que están aprobando los centros.

Las agresiones protagonizadas por padres también han disminuido (solo suponen un 1% de las quejas), pues "se pueden imponer multas de hasta 6.000 euros", aunque a cambio se han incrementado las amenazas y el acoso (26%).

La defensora del Profesor, Inmaculada Suárez, quiso alertar sobre la reducción en la edad en que algunos alumnos comienzan a manifestar "conductas antisociales, que ya se están dando en cursos de Primaria"; el aumento de las quejas por mala conducta en la formación de adultos y en los grados de FP, "donde los estudiantes son ya adultos y se comportan como adolescentes", y el ligero repunte de las acusaciones falsas por parte de padres y estudiantes (17%).

Finalmente, el informe subraya que el pasado curso hubo más problemas de profesores con la dirección de su centro (16%) y con la administración educativa (23%), lo que Hernández-Guisado relacionó de nuevo con los recortes en personal y con el aumento de la jornada lectiva.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente