Anterior El mercado de coches sube en junio un 23,5%, hasta las 111.333 matriculaciones en España Siguiente Tsipras mantiene el referéndum del domingo y pide el 'no' para lograr un mejor acuerdo Arriba
Romney consigue una ajustada victoria en Michigan y arrasa en Arizona frente a Santorum

Mitt Romney consigue una ajustada victoria en Michigan y arrasa en Arizona frente a Santorum

  • Con el 97% escrutado, Romney consigue el 41% de los votos en Michigan

  • Rick Santorum se coloca tan solo tres puntos por detrás, con el 37,9%

  • El exgobernador de Massachusetts califica sus victorias de "suficientes"

  • Por su parte, Rick Santorum recalca que él no era favorito en Michigan

|

El exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney, ha conseguido una ajustada victoria en su estado natal, Michigan, y se ha impuesto con claridad a Rick Santorum en Arizona, el otro estado donde se celebraban primarias republicanas este martes.

Con el 97% del voto escrutado, Romney obtiene el 41% de los votos del electorado en Michigan, es decir, tan solo tres puntos más que su más inmediato seguidor, Rick Santorum, que logra el 37,9%. El legislador tejano, Ron Paul, con el 11,6%, se sitúa en tercer lugar seguido de Newt Gingrich que logra tan solo un 6,5% de los votos.

En Arizona, con poco más del 80% del voto escrutado, la victoria del exgobernador de Massachusetts es clara. Obtiene un 47,4% del apoyo de los votantes, frente al 26,4% que logra Santorum. En este estado, Gingrich se sitúa en tercer lugar, con el 16,2%, y Ron Paul queda cuarto, con el 8,5%.

Michigan pone en juego 30 delegados que se reparten de manera proporcional, mientras que los 29 delegados de Arizona se adjudican en su totalidad al ganador de los comicios, en este caso a Mitt Romney.

Para lograr la candidatura republicana es necesario hacerse con un mínimo de 1.144 delegados, que designarán oficialmente al rival electoral de Obama en la convención que el partido celebrará en Tampa (Florida) en agosto.

El hasta ahora favorito en las primarias republicanas, Mitt Romney, suma, por tanto, otras dos nuevas victorias a las ya conseguidas en New Hampsire, Florida, Nevada y Maine.

Sin embargo, algunos analistas consideran que la ajustada victoria en Michigan, el estado donde nació y se crió, es "una humillación", según informa la corresponsal de RNE en Washington, Dori Toribio.

Califica sus victorias de 'suficientes'

El propio Romney ha calificado sus victorias en Michigan y Arizona de "suficientes" y ha pedido un último impulso para imponerse como candidato republicano a las elecciones presidenciales.

No hemos ganado por mucho, pero sí lo suficiente

"No hemos ganado por mucho, pero sí lo suficiente, que es lo que importa", ha indicado Romney, en declaraciones recogidas por la agencia Efe, durante una comparecencia ante sus simpatizantes.

El exgobernador de Massachusetts ha dicho que a partir de ahora trabajará bajo el lema "más trabajos, un gobierno más pequeño y menos deuda", que resume sus propuestas de un menor poder para el Estado y nuevas medidas para estimular la economía y reducir el déficit.

Como ha venido haciendo en campaña electoral, Romney ha recordado que él es la persona adecuada para dirigir la recuperación en Estados Unidos por su pasado como empresario y por su currículum como político, informa la misma agencia.

Santorum recalca: 'No era favorito en Michigan'

Por su parte, el exsenador de Pensilvania, Rick Santorum, ha agradecido el apoyo de sus simpatizantes en Michigan, aunque ha querido dejar claro que él "no era favorito en ese estado", al que ha calificado como "el patio trasero de mi oponente".

Sin embargo, Santorum ha estado cerca de arrebatarle la victoria a Romney en su propia casa. Cerca del 10% de los votantes que han acudido a las urnas en Michigan eran demócratas, y la mayor parte de ellos han votado a Santorum, según encuestas a pie de urna.

En este estado, las reglas vigentes permiten a los electores registrados en el censo como simpatizantes de un partido votar en el rival.

De hecho, el propio Santorum había pedido a los demócratas que le votaran, a sabiendas de que se trataría de una maniobra de estos electores para tratar de favorecer al candidato que consideran más debil en un enfrentamiento con el presidente Barack Obama.

Santorum, que ha reconocido, no obstante su derrota, ha apelado de nuevo a sus convicciones religiosas, a los padres fundadores de Estados Unidos y la necesidad de reducir el poder del Estado para dar paso a "buena gente que tenga propuestas para reconstruir este país".

La próxima cita electoral de los aspirantes a la candidatura republicana será el próximo 6 de marzo, en el conocido como "super martes", día en que los simpatizantes republicanos eligirán un gran número de delegados en varios estados.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente