Enlaces accesibilidad

La fiscalía alemana solicita levantar la inmunidad del presidente del país

  • Considera que hay indicios suficientes contra el político cristianodemócrata
  • Está acusado de recibir aceptar un crédito privado de medio millón de euros

Por
La fiscalía alemana solicita levantar la inmunidad del presidente del país

La fiscalía de Hannover (norte de Alemania) ha solicitado este jueves al Parlamento federal el levantamiento de la inmunidad del presidente del país, Christian Wulff, ante los indicios de delito que se acumulan en su contra.

A juicio de la fiscalía, hay indicios suficientes contra el político cristianodemócrata como para iniciar este proceso por presunto abuso de su cargo cuando era jefe de Gobierno del estado federado de Baja Sajonia (noroeste) entre 2003 y 2010.

"Esta decisión la ha tomado el fiscal de Hannover de manera independiente tras intensas consultas colegiadas. No ha habido ordenes de superiores", afirma el comunicado de la fiscalía, que se ha decantado por seguir un "procedimiento formal" para estudiar el caso.

Las causas de la polémica

La polémica por presuntos casos de amiguismo contra Wulff estalló el pasado 13 de diciembre, cuando el popular diario Bild publicó que en sus tiempos de primer ministro regional había aceptado un crédito privado con unas condiciones muy ventajosas de empresarios amigos por medio millón de euros, con el que adquirió una casa unifamiliar.

A esas sospechas siguió la publicación de una lista de estancias vacacionales pasadas por Wulff y su familia a invitación de distintos empresarios en Italia, España, Alemania y Florida (EEUU), asimismo siendo "barón" de Baja Sajonia.

Posteriormente se sumaron al escándalo distintos casos en los que Wulff, de manera directa o indirecta, había financiado actos de sus campañas electorales en Baja Sajonia con dinero de empresarios amigos.

El parlamento tendrá que pronunciarse

La inmunidad del jefe del Estado en Alemania es similar a la de cualquier parlamentario de la república y, aunque hasta el momento no se ha dado un caso comparable, el Bundestag (parlamento) tendrá que pronunciarse como si se tratase del de un aforado más del Legislativo.

Según la edición digital del diario Die Welt, el pleno del Bundestag podría estudiar la petición del fiscal de Hannover a partir del próximo 27 de febrero, después de que pase por la comisión parlamentaria correspondiente.

Mientras el Gobierno de Angela Merkel no se ha pronunciado aún al respecto, los socialdemócratas del SPD, primer partido de la oposición, han instado a los partidos de la coalición de centro-derecha en el poder a apoyar el levantamiento de la inmunidad del presidente del país, mientras que Los Verdes han exigido la dimisión inmediata de Wulff.
  
Wulff llegó a la presidencia alemana en junio de 2010, a propuesta de Merkel y tras la dimisión de su correligionario Horst Köhler por unas declaraciones relacionando la misión de Afganistán con los intereses económicos de Alemania.

Merkel ha expresado en los últimos meses en repetidas ocasiones su apoyo a Wulff, cuya dimisión exigen desde hace semanas la mayoría de los alemanes, según las encuestas.

Noticias

anterior siguiente