Anterior Peña Nieto anuncia cambios en el gabinete casi en el ecuador de su mandato Siguiente Registran la sede de CDC en una investigación por presunto cobro de comisiones ilegales Arriba
Dinamarca vota en unas legislativas marcadas por la posible vuelta de la izquierda al poder

Dinamarca vota en unas elecciones con la izquierda como favorita para regresar al poder

  • La socialdemócrata Helle Thorning-Schmidt, clara favorita

  • Desde hace meses el bloque del primer ministro, detrás en las encuestas

  • Desde hace una década en Dinamarca gobierna la derecha

|

Los colegios electorales han abierto este jueves en Dinamarca a las 09.00 horas para iniciar una jornada en la que los sondeos apuntan a un triunfo del centroizquierda, que pondría fin así a una década de gobierno de la derecha.

Los algo más de 4 millones de daneses llamados a las urnas podrán votar hasta las 20.00 horas para elegir a los 179 integrantes del Parlamento, cuatro de ellos repartidos a partes iguales entre los territorios autónomos de Groenlandia y las islas Feroe.

Los sondeos dan ganador a la oposición, encabezada por la socialdemócrata Helle Thorning-Schmidt, que se convertiría en la primera mujer en acceder al poder en este país nórdico.

La crisis, protagonista

El bloque gubernamental del primer ministro, el liberal Lars Løkke Rasmussen, aparece por detrás en todas las encuestas desde hace meses, y aunque ha considerado reducir algo la distancia, el centroizquierda mantiene una ventaja de cinco puntos porcentuales.

A diferencia de anteriores comicios, esta campaña electoral no ha estado centrada en la inmigración, sino en la crisis económica y las medidas para mantener el estado de bienestar, tapando el agujero de 47.000 millones de coronas (6.300 millones de euros) en las cuentas públicas que los expertos dicen que hay que cerrar antes de 2020.

El Gobierno apuesta por dos programas de reformas que recortan las prestaciones por desempleo, el cheque infantil y las ayudas a estudiantes, y que también pretenden retrasar la edad de jubilación y prejubilación.

La líder socialdemócrata, Helle Thorning-Schmidt, defiende por su parte una negociación a tres bandas con patronal y sindicatos para aumentar la jornada laboral.

Asimismo, aboga por instaurar un impuesto para millonarios, aumentar la presión fiscal sobre las pensiones elevadas y subir los impuestos al tabaco y los alimentos considerados poco sanos.

Independientemente de quién sea el ganador de las elecciones de mañana, que deberá además conducir al país durante la presidencia rotatoria de la UE en el primer semestre de 2012, serán necesarios pactos amplios y flexibles, incluso a ambos lados del espectro político, para sacar adelante los proyectos políticos.

En el caso de Thorning-Schmidt se puede producir además la paradoja de que su triunfo llegue con los peores resultados en la historia de los socialdemócratas, pero compensados por la fuerte subida de "radicales" y "rojiverdes", los dos partidos menores que la apoyan, además de sus aliados socialistas.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente