Enlaces accesibilidad

Al PSOE siempre le quedará...Cuenca

  • Gana también en Toledo, Soria, Lleida y Tarragona, ésta la podría perder
  • Podría gobernar con pactos en Ourense, Lugo, Segovia y Zaragoza
  • Descalabro en los bastiones de Madrid y claro desgaste en Barcelona
  • Consulta todos los resultados electorales

Por

Cuando pierdes comunidades que llevas gobernando 30 años o ayuntamientos que dominas desde el inicio de la democracia en una única convocatoria electoral 138 votos pueden valer más de lo que crees.

Esa mínima diferencia es la que ha conseguido el PSOE en la ciudad de Cuenca para arrebatarle la alcaldía al Partido Popular, la única capital de provincia que ha cambiado de manos en favor de los socialistas en la 'tormenta perfecta' de 'gaviotas' que ha recorrido al mapa de España este 22 de mayo.

El 'héroe' de las filas socialistas se llama Juan Ávila y junto a su compañero castellano-manchego Emiliano García-Page en Toledo -que ya gobernaba pero en minoria-, el soriano Carlos Martínez, el ilicitano Ángel Ros y el tarraconense José Félix Ballesteros han sido los únicos candidatos socialistas que han logrado que sus listas hayan sido las más votadas en capitales de provincia.

Más allá de ellos -y Ballesteros podría perder la Alcaldía si pactan CiU y PP- los socialistas podrían gobernar con pactos con minorías de izquierda en Ourense y Lugo (donde ya gobernaba con el BNG), en Segovia con Izquierda Unida y en Zaragoza si el actual regidor Juan Albeto Belloch cierra un tripartito con la Chunta Aragonesista e IU que le convertiría en el único alcalde del PSOE entre las 15 ciudades más pobladas.

Además, análisis pormenorizado de los resultados electorales muestra que no sólo las capitales de provincia han dado la espalda al PSOE; también sus feudos tradicionales han acompañado esta tendencia, aunque en muchos de ellos la marea 'popular' no ha llegado tan alta.

Dolorosas derrotas

En Madrid, los electores apenas han tenido piedad de sus regidores socialistas. Así, ciudades como Alcorcón y Getafe, antiguo símbolo del poder del PSOE en el sur de la comunidad, serán gobernadas por el PP con mayoría absoluta.

Más dolorosa aún podría haber sido la caída si hubiese perdido Parla, la localidad de Tomás Gómez, donde el PSM ha pasado de superar el 70% a quedarse en el 37%, igualado con el PP, y tendrá que pactar con Izquierda Unida.

La caída ha sido también importante en el 'cinturón rojo' de Barcelona, donde ciudades como Hospitalet de Llobregat -la segunda más poblada de Cataluña- o Santa Coloma de Gramanet han quitado la mayoría absoluta al PSC, que ya ha perdido Barcelona y que podría hacer lo propio en Badalona.

El mismo proceso se aprecia en los pueblos del área metropolitana de Sevilla -otra dolorosa derrota socialista- como Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra, aunque en estos caso los socialistas mantienen po poco la mayoría absoluta.

Por último, otras ciudades de tradición socialista como Torrelavega, la segunda más poblada de Cantabria, donde el PP es el más votado aunque el PSOE podría pactar con el PRC, Gijón, donde la izquierda vence pero la unión de Álvarez Cascos y el PP tendría mayoría absoluta o Elche, el último bastión valenciano del PSOE.

Noticias

anterior siguiente