Enlaces accesibilidad

Los padres, más preocupados por que sus hijos no encuentren colillas que por la calidad del aire

  • La prioridad es que los niños reciban un buen ejemplo
  • También se pretende evitar que respiren el humo del tabaco

Ver también:  Especial sobre la nueva ley antitabaco

Por

Los padres se muestran tranquilos al pensar que sus hijos no van a encontrar más colillas tiradas en el suelo de los parques infantiles, después de entrar en vigor la ley antitabaco.

Algunos piensan que la prohibición de fumar al aire libre es algo exagerada, pero no perciben esta medida como algo que vaya a hacer la vida imposible a los fumadores.

Amaya, en una zona infantil de La Elipa (Madrid), ha asegurado a RTVE.es que “hasta ahora los parques infantiles siempre han estado llenos de colillas y las madres tenían que enterrarlas en la arena para que los niños no las encontrasen”.

Esta madre ha señalado que no llegaría a denunciar a nadie por el incumplimiento de la ley, pero “la gente mira y la presión social termina obligando a los fumadores a dejar el tabaco”.

Un buen ejemplo

Dar un buen ejemplo es, para los padres, uno de los principales objetivos de la ley antitabaco en las zonas infantiles.

En el parque de la Fuente del Berro de Madrid, Rosa María ha afirmado a RTVE.es que “ya se han pisoteado mucho los derechos de los no fumadores” y ha asegurado que la ley supone un avance necesario porque “en España vamos muy por detrás de otros países en cuanto a educación se refiere”.

Esta madre no cree que las denuncias por el incumplimiento de la ley supongan una persecución de los fumadores y no dudaría en denunciar si viera a alguien fumando en una zona infantil.

Talón de aquiles de la ley

Sin embargo, como ya reconocía la Ministra de Sanidad, Leire Pajín, los parques infantiles serán uno de los lugares donde va a costar más garantizar el cumplimiento de la ley.

Hay muchos que no entienden la utilidad de prohibir el tabaco en una zona al aire libre. En el mismo parque infantil que Rosa María, Lola ha asegurado a RTVE.es que la medida es exagerada y reconoce que no denunciaría si viera a alguien fumando en una zona infantil, “mientras no esté cerca de los niños”.

En general, los padres llamarían la atención antes de denunciar la infracción de la norma en los parques infantiles.

Noticias

anterior siguiente