Anterior El Telescopio Espacial Hubble obtiene la imagen más grande captada hasta ahora Siguiente Los funcionarios tendrán una subida salarial del 1% en 2016, año en el que recuperarán toda la paga extra Arriba

El asesino de Ernest Lluch ha sido trasladado a Córdoba para realizar un tratamiento de fertilidad

  • Fernando García Jordá ha viajado de Huelva a Córdoba para este tratamiento

  • Su pareja, la etarra Nerea Bengoa, está siendo tratada en el Reina Sofía

|

El etarra Fernando García Jodrá, miembro del 'comando Barcelona' y autor del asesinato del ex ministro socialista Ernest Lluch, ha sido trasladado a la prisión de Córdoba desde la cárcel de Huelva para someterse a un tratamiento de fertilidad junto a su pareja, la etarra Nerea Bengoa.

Así lo han confirmado fuentes penitenciarias, que han explicado que García Jodrá llegó este lunes a la prisión cordobesa en la que ha pasado la noche.

Esta mañana ha acudido al Hospital Reina Sofía de Córdoba en el que también recibe tratamiento Nerea Bengoa, internada en el centro penitenciario cordobés desde el año 2004.

Las mismas fuentes han asegurado que está previsto que el etarra regrese a la prisión de Huelva en los próximos días.

Hasta su vuelta, García Jodrá permanecerá aislado de su pareja, que ocupa una celda en el módulo de mujeres. El etarra compartió prisión con su pareja durante seis años hasta que fue trasladado a la prisión de Huelva el pasado mes de junio.

El pasado mes de mayo, la Junta de Andalucía salió al paso de las críticas por el tratamiento de fertilidad que recibe la pareja. Entonces, el Gobierno andaluz negó que ambos hubieran recibido un trato de favor por parte de la sanidad pública. Según la Junta, los etarras siguieron todos los cauces y plazos en las mismas condiciones que el resto de los ciudadanos que necesitan un tratamiento de este tipo.

Antecedentes similares

Ya en 2008, la también etarra Elena Beloki, fue puesta en libertad para someterse a un tratamiento de fecundación in vitro.

Beloki, de 47 años por aquel entonces, fue puesta en libertad para someterse a este tratamiento. Unos meses después, la Audiencia Nacional decidió mantenerla en libertad bajo fianza de 6.000 euros para que continuará con su decisión de quedarse embarazada.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente