Enlaces accesibilidad

Un virus que circula desde 1918

  • Ha ido evolucionando aunque no se sabe cómo ha dado el salto a los humanos
  • Sólo desapareció durante 30 años: entre 1957 y 1977
  • Los que nacieron entre esos años no tienen memoria inmune sobre esta enfermedad
  • Es una de las teorías de por qué es más letal en personas jóvenes
  • El ministerio de Sanidad pide tranquilidad y prudencia
  • Toda la información sobre la gripe A en nuestro especial

Por
La primera vez que la gripe se detectó en cerdos fue en 1918. Se conoció como la Gripe española y fue una pandemia de una gravedad inesperada. Acabó con la vida de entre 50 y 100 millones de personas en todo el mundo entre 1918 y 1919 y estaba causado por un brote de Influenza virus A del subtipo H1N1.

Mató sobre todo por neumonías bacterianas a los pobres (mal alimentados, hacinados, con viviendas insalubres y mal protegidos del frío). El virus fue de origen aviar y fue capaz de infectar a millones de seres humanos y, además, propagarse a los cerdos.

Muchas de sus víctimas fueron adultos y jóvenes saludables, a diferencia de otras epidemias de gripe que afectan a niños, ancianos o personas debilitadas.

La enfermedad se observó por primera vez en Fort Riley, Kansas, Estados Unidos el 11 de marzo de 1918. Un investigador asegura que la enfermedad apareció en el Condado de Haskell, Kansas en enero de 1918.  

30 años sin el virus

Los Aliados de la Primera Guerra Mundial la llamaron Gripe española porque la pandemia recibió una mayor atención de la prensa en España que en el resto del mundo, ya que España no se vio involucrada en la guerra y por tanto no censuró la información sobre la enfermedad.

Este virus ha ido evolucionando y mutando desde entonces. Los científicos analizan las características genéticas que le han permitido sobreviir y adaptarse.
También se desconoce lo que le ha hecho dar el salto de una especie a otra y resultar contagiosa entre personas.

Tan sólo desapareció entre los años 1957 y 1977, sin ninguna víctima mortal entre humanos en ese periodo. Esta es una de las razones que defienden algunos científicos para explicar por qué el virus parece más letal en personas jóvenes. Aquellos que nacieron en ese periodo no tienen memoria inmune sobre esta enfermedad por lo que su organismo no está preparado para combatir contra él.

Las instituciones piden tranquilidad

La gripe es una enfermedad viral que se suele padecer durante el invierno, en forma de epidemia (epidemia estacional) que afecta a gran parte de la población. Se calcula que en España mueren durante un invierno "normal" por gripe estacional unas 1.500 personas.

En 2005 la Organización Mundial de la Salud (OMS) pronosticó que podrían morir de gripe aviar hasta siete millones de personas. Murieron 262 personas.

Sobre la vacuna contra la gripe A aún no se sabe mucho. Lo que si conocemos son otros casos parecidos. En 1976 en EE.UU. se tuvo que producir en poco tiempo una vacuna por el peligro de pandemia, y el resultado fue una epidemia de efectos adversos graves (síndrome de Guillain-Barré, enfermedad neurológica) que obligó a parar la vacunación.

Según los expertos, este primera pandemima del siglo XXI ha ido ganando en capacidad de transmisión pero ha perdido letalidad.

El ministerio de Sanidad pide tranquilidad. Ante la gripe A conviene hacer lo que siempre se hace ante la gripe: hay que hidratarse, comer bien, mantener una buena higiene y acudir al médico cuando notemos síntomas importantes.

Noticias

anterior siguiente