Presentado por: Hermanos Torres

Los hermanos Torres, Sergio y Javier, nos cuentan cómo sacar partido a los productos de temporada con recetas sanas y diferentes. Recetas originales, sabrosas y asequibles para todos, buen producto, trucos y técnicas, todo acompañado cada día con el toque personal que caracteriza a los gemelos Torres. Su objetivo, 'intentar hacer fácil lo difícil'. Un nuevo programa diario para las mañanas de La 1 de TVE dirigido a todos los públicos.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.8.0/js
3961287
Para todos los públicos Torres en la cocina - Crema de ajo y vieiras - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos. Bienvenidos a "Torres en la cocina".

Hoy dos recetones de altura. Alta cocina pero que podéis

hacer en casa. "High level" pero con tranquilidad.

Vamos a hacer, fijaos qué cocochas de bacalao desaladas.

Cocochas de bacalao con una crema de ajo frito.

Pero la cococha es opcional. Lo importantes es la crema de ajo.

Es una crema de ajo que es con mucho sabor.

Ya sabéis que el ajo tiene un montón de propiedades.

Hombre, la cococha le va. Sí, pero aquí el protagonista

es el ajo. Bueno, aceite caliente.

Vamos a freír el ajo. Vamos a darle un toque.

Ajo laminado. Exactamente, Ahora hablaremos

un poquito más del ajo que merece. El ajo es un antiséptico natural

que en la Segunda Guerra Mundial ya lo utilizaban como...

Antiséptico. Como antiséptico.

Y luego, tiene un montón de propiedades.

Tenemos, que vamos a utilizar, el ajo morado normal,

del cual somos embajadores, del de Las Pedroñeras.

Y luego ajo negro que hace días que no lo utilizamos y es

un ajo fermentado 40 días a 60 grados.

Y coge esas propiedades, ese regaliz, tostado...

No sabe ajo porque parece que no sea ajo.

Bueno, tenemos diferentes... Primer paso: freír el ajo.

Le voy a dar un poco de caña. Almendras y un poco de pan.

Esto será para la crema. Y ahora tú, Sergio, explícanos.

Nosotros, cuando tenemos que pelar, porque ahí hay ajos,

gran cantidad de ajos hay dos alternativas.

Una, que es la que nosotros hacemos que es coger agua tibia

y sumergir los dientes de ajo en ella, los dejamos 20 minutos

y después de pelan con mucha facilidad.

¿Cuál es la mejor manera para quitarse el olor de ajo

de las manos? Primero, cuando pelamos el ajo sin frotarnos

las manos ni nada, debajo del agua.

Debajo del grifo lavar las manos.

Y en principio si no frotamos se irá, porque cuando te frotas

las manos, te entra la alicina que es un componente del azufre

y es el que da el olor y el sabor picante a los ajos,

se mete en los poros y no hay manera de quitarlo.

Luego otra alternativa, que no sé si funciona o no,

luego lo probamos, es esto, un huevo de acero inoxidable

que dicen que, para los olores, si te lavas las manos simplemente

con esto, se te va el olor.

Bueno, yo tengo mis dudas. Decidnos vuestras sugerencias

para el tema del ajo. ¿Tenéis algún truco aquí

en el público que hagáis para sacar el olor a ajo?

Yo uso uno como el huevo, sí. ¿Y va?

Sí. Incluso el pescado que sabes que el olor... Pues uso el huevo,

lo que pasa es que es más plano que ese.

Sí, hay como una pastilla. Sí, como una pastilla.

Y me va genial. Incluso para pelar el ajo lo meto dentro de un bote

y le hago así... Eso lo hicimos el otro día

que era coger los ajos y meterlos en un bote. También es verdad,

así no te manchas ni da olor. No te manchas.

Bueno, el ajo veis que lo tenemos aquí, está friendo.

Ahora pongo el pan, que lo vamos a freír también.

Dos rebanadas de pan y un buen puado de almendras.

Que doren. Sabéis que si se fríen las almendras cogen más sabor

y quedan muy buenas. Las pongo todas.

Esto es una crema muy fácil para hacer en casa

pero con resultado de alta cocina.

Es una crema que nosotros hacíamos en el restaurante, es potente.

Bueno, después existe el toque de cada uno. Toque personal.

Y al freírlas, lo que va a pasar es que va a perder esa fuerza el ajo,

el "fortor", como diría mi hermano.

Lo pierde. Yo no digo eso.

Voy a pelar el ajo. Hace días que no lo dices.

Espérate, primero vamos con las cocochas.

Vamos a rebozarlas, y tú vas a hacer con un huevo

y un poquito de ajo y perejil.

Venga, hecho.

Para rebozar, ¿no? Claro. Vamos a hacer un rebozado

rápido pero muy bueno. Sabéis que la cococha rebozada...

Buenísima. O al pil-pil o rebozada,

pero rebozada nos encanta. es muy buena y fácil.

La de bacalao no es ni difícil de conseguir ni cara.

Esta la encontramos en las bacaladerías donde vende

el bacalao, pedís al punto desalada y si no la desalamos en casa.

Y tienen unas cocochas magníficas.

Tú ahí pones ajo y perejil.

Y aquí tenemos esto friendo que no lo voy a dejar mucho más.

Queremos una crema blanca, con un color bonito.

Si lo dejo tostar me va a quedar más oscura.

Vale, vamos a sacarle el agua.

No ponemos sal. ¿Por qué? Porque la cococha

está desalada al punto de sal.

Y no le vamos a poner sal.

Ahí las tienes, Sergio.

Y ahora sí que voy a escurrir el ajo porque es suficiente.

Ya ha dejado aquí el "fortor" en el aceite.

Decidle que está mal dicho, por favor. Es que no...

Y ahora las almendras que están abajo.

Hay que recuperarlo bien todo.

Qué bueno es el ajo y qué sano es.

Bueno, es un superalimento, ya lo sabéis.

Y luego dicen que si te comes un diente ajo cada mañana

estás inmune... No tendrás amigo.

Eso también.

Bueno, aquí lo escurrimos un poco para ponerlo ahora en la olla.

El mismo aceite lo recuperamos para hacer las cocochas.

Las vamos a freír. Y vamos con la crema.

Tan fácil como... ¿Vamos haciendo las cocochas?

Pásame la leche. Toma. Termina tú ahí.

Es una crema superfácil, ¿eh?

He escurrido un poco para quitar el exceso de grasa,

que nos gusta quitarlo siempre.

Ponemos el ajo con el pan y las almendras.

El aroma de ahora es superbueno. Ponemos leche.

Cubrir. No mucho porque queremos que sea una crema.

Y dejamos cocinar. No hace falta tampoco cocinar mucho tiempo.

Pero ya veréis que coge, la leche, toda la impregnación del ajo

y queda muy suave y muy elegante.

Voy a poner un poco más. Ya está.

Y luego la ligaremos con una yema de huevo. Perfecta.

Para darle suavidad. Queda muy buena.

Vale, Sergio, ve con la cococha. Vamos allá.

Hoy vamos de cocochas y de vieiras, porque luego vamos a hacer

unas vieiras increíbles. Buenísimas.

Hombre, la verdad es que estas recetas...

Me escuchaste y...

Es bastante buena.

Vamos allá. Te voy poniendo aquí. Vale.

Las cocochas rebozadas es un manjar, ¿eh?

Esto es buenísimo. Le pongo un poco más de leche.

¿Qué le vamos a poner? ¿Sabéis qué la va muy bien

a esta crema? Pero muy, muy bien.

Nuez moscada.

Vamos a ponerle un poquito solo.

Sabéis que es potente. Pues ahí va.

Un poquito de sal y de pimienta. Luego la probaremos.

Vale, Sergio, ¿me preparas una yema de huevo?

Vale.

Ahora unas vueltas...

Y probamos.

Hum... Qué bueno el ajo. Qué bueno.

Y luego no queda fuerte. Podemos comer esta crema

y no tienes la sensación de haber comido ajo crudo.

Fijaos.

Qué bueno está esto.

Lo ponemos ahí.

Lo ponemos en papel absorbente para sacar también la grasa.

Tiene el toque de ajo y perejil.

Venga, esto por un lado.

Yo voy limpiando el ajo negro que son estos dientes de ajo

que ahora veréis. Este ajo nos fascina.

Ahora se encuentra en muchísimos sitios: en mercados,

grandes superficies... Fijaos en el ajo.

Es completamente negro. Y tiene unos toques a regaliz.

Potencia las propiedades del ajo por un montón.

Vamos a triturar. Trituramos.

Lo que vamos a hacer ahora es la crema.

Vale.

Ahora lo vamos a colar y le ponemos la yema de huevo.

Espera que voy a dar a probar un poco de ajo ahí.

Vale, voy colando la crema.

Voy a dar un poquito de ajo negro a todos, aunque luego probaréis

la crema, pero por lo menos para que podáis probar

un poco el ajo. Igual algunos lo conocéis.

¿Conocéis el ajo negro? Yo en un principio no.

Bueno, pues probad, a ver.

Luego probaremos todos. Pues sí.

Toma.

La verdad es que es gustoso. Es agradecido, ¿eh?

Es intenso. Verás que te vas a casa y todavía lo tienes ahí.

La crema está caliente pero ya paro el fuego, pongo la yema

para que no se cocine.

Simplemente que dé cremosidad y queda mucho más suave.

Es una manera diferente de espesar una crema y de darle sabor.

Queda muy buena.

Ya os digo, esta crema combina con muchas cosas.

Vale. Ponemos la crema debajo.

Ya digo que es muy suave, muy buena.

Sergio. Y ahora las cocochas.

Están impresionante, de verdad.

Las ponemos así de una manera bonita.

Encima...

Vamos, esto es un cuadro. Para mí es una gran receta.

Hay recetas que son buenas...

Vale. Ahí está.

¿Tienes el ajo para poner encima? Sí.

La bomba. Y como no es tan fuerte pues queda...

Siempre le va a dar un toque.

Ahí está. Y luego, es sabor. Le endulza, le da muy buen sabor.

Ahí está.

Ese se ha caído. Ya está, un poco de aceite de oliva

que le da color.

Y ahí está.

Crema de ajo frito con supercocochas.

Segunda receta, producto de mercado. Alcachofas con vieras.

Combinación perfecta. Y la vamos a hacer increíbles.

Mirad que vieira, viene de Galicia.

Espectacular.

La mejor vieira del mundo, sin duda.

Y nada, espectacular. Un productazo que tenemos aquí.

Producto de proximidad, de temporada que es

lo que hay que gastar. Y luego vamos a hacer estas vieiras

con varios toques, ya veréis por qué.

Pica la chalota. Yo pico la chalota.

Lo primero que hago es coger un diente de ajo en camisa,

que sabéis que es con la piel.

Le damos un golpe y lo vamos a dorar un poco

con aceite de oliva.

Vamos a poner aquí. Y le voy a poner un trocito de beicon.

Beicon ahumado normal y corriente.

Ya veréis, tiene toque esta receta.

Bueno, tiene varios. Tiene varios. Es que es muy buena.

Buena receta para quedar bien, para hacerse un día...

Lo vamos a hacer en un momento, ya veréis que no tiene

complicación, es una receta fácil.

Pero de mucho sabor, de mucha potencia.

Ya veréis por qué. También vamos a utilizar

el caldo de cocido que ya sabéis, os vamos a explicar,

los diferentes fondos que utilizamos nosotros.

Uno es el caldo de cocido. Vale, le pongo la chalota.

Exactamente. Chalota dentro y tomillo.

Una buena rama de tomillo. Eso es importante.

Ya que tengo tomillo limón, sabéis que tenemos nuestro huerto

vertical, le voy a poner tomillo limón.

Bueno, yo tengo aquí estas alcachofas.

Las voy a ir cortando.

Ya veis que somos generosos.

Además, ese tomillo limón es espectacular, es buenísimo.

Fijaos qué alcachofas nos han traído.

Tenemos las alcachofas normales, que están pletóricas.

Pero fijaos que alcachofa nos han traído también.

Estas son las primeras alcachofas. Es el tallo de la alcachofa,

cuando es pequeño, es buenísima esta alcachofa.

Entonces, pues, vamos a usarla, también, le pondremos alguna.

Vale, tengo las alcachofas. ¿Estas, quieres o no?

Sí, las pongo todas, ponemos las alcachofas,

va a coger el sabor del bacon ahumado, el ajo, el tomillo

la chalota, chalota o cebolla, el club de los chaloteros.

Sí, bueno, eso... A tope.

Bueno, recetón, esta. Lo que tengáis más a mano.

Un poquito de sal.

Y, luego, yo, ahora, pongo el caldo de cocido.

Caldo de cocido porque la base es el fondo

y el fondo, la base. Te limpio la mesa.

Muy bien, Javier, así me gusta.

Y pongo caldo, pero, fijaos cómo pongo el caldo.

Pongo caldo, pero, no pongo demasiado caldo,

no queremos un... sino que nos ligue bien.

Este es un caldo, ya os digo, de cocido

y, ahora, Javier, nos explicará

los diferentes caldos que hacemos

y cada utilización para qué le damos, ¿no?,

que nosotros siempre tenemos caldo de ave, caldo de cocido,

el fumet, como fondos base que es lo que más utilizamos.

Y el caldo de verduras. Y, luego, el caldo de verduras.

No lo mojamos mucho porque como tiene que reducir,

lo que queremos es que sea una salsa

con su punto espeso y el cocido eso nos lo da, mira,

venimos aquí. Deja que lo tape.

Diferencias, hoy vamos a tocar estos dos caldos.

El caldo de ave, que lo hacemos con gallina,

la gallina da muy buen sabor

al caldo o con carcasas,

las carcasas del pollo que todos hacemos.

Y, luego, el de cocido que lleva, costilla de cerdo,

el pie de cerdo que le da mucha gelatina,

está muy bien, hueso de jamón,

un poco de costilla de ternera

y un poco de panceta.

Verduras, son iguales para todos los caldos,

es lo mismo para los dos

y, luego, también, decir que nosotros utilizamos

el caldo de ave para casi todo

o para todo,

y, luego, este es ya el caldo

de cocido que es donde pusimos la alcachofa

porque es más potente, aquí necesitamos más colágeno,

más de sabor, entonces, el caldo de cocido

es el que pusimos ahí para darle potencia.

No nos cansaremos de decir

que el fondo es la base y la base el fondo,

si los caldos son generosos,

ricos, el plato será excepcional,

es que es la base.

Vale, fijaos qué vieiras tenemos aquí,

increíble. Así reducirá más rápido.

La hemos encontrado en el mercado y estaba bien de precio.

Ya sabéis que se puede utilizar las dos partes, la parte amarilla,

el coral, que decimos, que es esta de aquí,

que, también, se puede utilizar

y, luego, la nuez,

que es como nosotros llamamos a esta parte de aquí,

la nuez de la vieira.

Sabor potente, delicado,

bueno, brutal.

Lo tiene todo, vamos. Vamos a cortar unos tacos

de panceta, en este caso sí tengo panceta,

panceta ibérica,

que teníamos aquí, fijaos qué voy a hacer, vamos a mechar

estas vieiras. Atención.

Sí, esto es importante,

vamos a mechar estas vieiras con panceta que, luego, veréis.

De una manera fácil, superfácil. Y le da un sabor brutal.

Vamos a hacer tres.

Hombre, es un toque, esto es un toque diferente.

Hacemos, con un palillo, fijaos qué fácil es mechar

una vieira, hacemos aquí

una pequeña,

lo atravesamos y hacemos una pequeña ranura,

una pequeña hendidura

y a partir de aquí, lo que hacemos es meter,

meter la panceta.

Y ya está y la mechamos.

Vale.

Pues, venga, yo voy llenando, también.

Vale, te da el sabor de la panceta.

Vale. Esto lo aprovecho, lo pongo aquí.

Mechar, puede ser jamón, también,

que el jamón, también,

va muy bien, combina muy bien con la vieira.

Sabéis, las vieiras que hacen en Galicia que son gratinadas

y le ponen en la concha, le ponen abajo

un sofrito con jamón

y la vieira encima, pan rallado y gratinada.

Deliciosa, a mí me encanta.

Y así está buenísimo,

pero, le daremos un toque a esta vieira, brutal,

o sea, que vais a ver.

Vale, ¿qué más, Sergio? Venga, esto lo tenemos.

Segundo toque importante,

nosotros, una vez tenemos cocida... bueno, marca la vieira, va,

esto lo pondremos al final. ¿Sí?

Vale. Sí, ¿dónde está la otra vieira?,

tienes dos, una falta.

Vale, esta.

Lo que sí, vamos a recuperar aquí

esta superpanceta y la vamos a cortar en dados

y recuperarla.

Para aprovecharla, también, y tanto.

Porque eso está buenísimo.

Retiramos la alcachofa.

Venga, pues, marco vieira. Sí.

Mirad qué tenemos aquí, hemos hecho, podría ser,

esto lo pondremos como toque de gracia

para darle un toque de acidez al final.

Es tomate cherri que hemos cortado

a cuartos, lo teníamos ahí un poco pachucho

y hemos hecho tomate seco,

lo tenéis en la web, lo podéis mirar.

Vale, Javier.

Para marcar la vieira,

sartén, muy importante, bien caliente

porque la vieira, realmente, cuando coge un sabor espectacular,

es cuando dora, cuando coge ese dorado

se potencia mucho más el sabor.

Dejamos siempre rosada por dentro,

pero, bien de color por fuera.

Coge mucho más sabor.

Además, preciosa, además, queda muy bonita.

Vale, voy a cortar un poco de tomate,

este tomate que tenemos aquí, lo voy a cortar en juliana.

Y, luego, hay otro toque que es la aceituna de Kalamata,

que es esta aceituna griega. Hoy, nos hemos ido,

sabéis que nos encanta la aceituna muerta de Aragón.

Kalamata. Pero, hoy, nos fuimos a Kalamata.

Es una aceituna extraordinaria

porque tiene mucho sabor, es cremosa

y vamos a poner un poco de tomate

seco, que podría ser tomate, ya digo, tomate natural

cortado por la mitad y un poco de tomate seco,

también, para darle un poco de acidez.

Ponemos aquí.

Ahí está.

Me está entrando un hambre.

Bueno, yo de ver la vieira y la alcachofa.

Que la alcachofa solo para comerla así, ya es buenísima.

Mirad el color, ese es el color que tiene que tener.

Tomad, os voy a dar aquí un aperitivo.

Vaya color. Pasaos las aceitunas por ahí,

por lo menos, de momento, con el hambre que hay.

Toma, coged el bol y os lo pasáis. Sí, gracias.

Kalamata, superaceituna,

es muy buena, es muy cremosa, ya veréis.

Vale, Sergio, puedes ir, ¿eh?

Bueno, vamos allá.

Vale, otro toque.

Vale, la vieira ya la tenemos, ¿eh?

Yo, esta vieira, vamos, no la cocinamos mucho.

Bien marcada, bien sellada por las dos caras

y listos.

Toma, Raúl.

¡Eh!

Vale.

Aquí, ponemos.

Vale, quito la vieira, nosotros es marcarla poquito.

Vale.

Toma, Javi. Vale, y, ahora, acabamos ya.

Y, ahora, fijaos, otro toque que le va perfecto.

Y esto lo he sacado de un plato que hacía yo en un gran restaurante

que, bueno, que tocaba mucho cocina italiana, también,

pero, con toques franceses.

Y era hacer un caldo de cocido

bien reducido y, luego, ligado con mascarpone.

Otro toque genial. Podría ser mantequilla,

podría ser aceite, pues, esta es la grasa

que vamos a utilizar

porque le da una untuosidad a la salsa

y una cremosidad que dices: "Ostras, qué lleva la salsa".

Hombre, tiene mucha grasa,

sabéis que tiene mucha grasa el mascarpone

y eso hace como la mantequilla, pero, más cremoso todavía.

Muy suave.

Y le da un sabor tremendo.

Ligamos, se deshace, le va a dar cremosidad

y le da, bueno, un toque brutal, ¿eh?

Vale, voy a cortar un poco de verde.

Un poco de cebollino. Y puesto tal cual,

no hace falta ni retirar alcachofas, ni...

Mascarpone, otro truco para ligar las salsas

y te queda brutal.

Vale.

Buenísimo.

Espectacular. Pon aquí, Sergio, y a emplatar.

Venga, vamos, cuchara grande y vamos.

Cómo está esto.

Esto es un plato ya serio, ¿eh?

Plato de mercado, ya solo las alcachofas,

es un plato.

Sí, exactamente.

Luego, encontráis en el mercado langostinos, gambas...

Saco el tomillo ya. Unas almejas,

que están bien de precio, también, lo que queráis,

luego, le dais vuestro toque como queráis.

Que mira qué caldo, eso le da un rollo ahí.

Claro, lo que decíamos de la base,

un buen caldo de cocido

imaginaos que la preparación

que ha tenido, lo que ha potenciado.

Bueno, de llorar, vamos.

Caldo de cocido hay que tener siempre,

siempre ahí, eso es tener un as en la manga.

Vale, una, dos y tres, toma ya.

Esta la voy a poner aquí, de pie.

Vale, un poco de cebollino, un poco de verde

que le da frescor, sabéis que nos gusta

acabar los platos así.

Y ya está, nada más. Y nada más.

Íbamos a poner una lámina de panceta, pero, no le hace falta.

Nada, nada, platazo, ahí va.

Vieiras. Con alcachofas.

Toque maestro.

Vamos a hacer un extra porque nos sobraron alcachofas

y hemos dicho: "Pues, hagamos un aperitivo".

Improvisamos. Exactamente, mirad,

dos, o por lo menos, le vamos a llamar las chips Torres

porque son como nosotros las hacemos.

Y nos gustan mucho,

hay dos maneras, o se hace con la mandolina.

O a cuchillo. Que es muy práctico

porque tener una nos sirve para muchas cosas

o como la hace Sergio. O cortar por la mitad

para no tener peligro de cortarnos y, luego,

con cuidado, pues,

ir cortándolas, ya veis, supefinitas

y hacemos unas de chips de alcachofa con el cuchillo.

Si tenéis pelador, también, se podría hacer,

pues, pasándole el pelador.

No le quito ni el pelo porque es fritura

y vamos a hacer unas chips,

aquí se come, absolutamente, todo.

Bueno, chips, más bien, sí, fritura,

pero, que a nosotros nos encanta hacerlo en casa para nosotros.

Esto es una tapa, amigos de los bares.

Tapa 10. Perfecta.

Vale, aquí, qué tenemos. Harina de garbanzo,

no de garbanzo, no, harina de fritura.

Harina de fritura que es la que usamos para el pescado,

normalmente, pero, bueno, es mitad harina de garbanzo

con harina de trigo.

Exactamente. Entonces, la ponemos aquí dentro

para que le dé un crujiente ahí muy bueno.

Y, luego, hemos sacado la caja de especias

porque, luego, le daremos un toque, también.

Bueno, esto es simplicidad, pero,...

Pero, es que es muy bueno, es una cosa que nos fascina.

Espera, que la saco de aquí, ahora. Toma, pon aquí.

Ahora, cambiamos el papel.

Ahí lo tenemos.

Bien rebozadas, esta harina es muy interesante

porque queda muy crujiente, la hace muy crujiente

y es diferente, es un toque ya diferente.

Vale, ponemos aquí.

Aceite bien caliente, ¿eh?, importante.

Y, ahora, ya lo que hacemos son freírlas y nos quedarán unas chips.

¿Y, luego, qué le vamos a poner?, lo que tengamos cada uno en casa.

Nosotros, fijaos qué tenemos aquí.

Bueno, pues, esto lo consideramos como nuestra despensa

importantísima para tener en casa,

que son algunas especias.

Superespeciero. Nosotros tenemos aquí, entonces,

¿qué pasa con esto? Que le damos el toque que queramos.

El tesoro. Escoge una tú, Javier, va,

la que quieras. Vale, yo voy a hacer una mezcla.

Voy a hacer, porque, seguramente, tenemos más de una especia en casa,

en la despensa, ¿no?,

pues, voy a coger y voy a mezclar

pimentón, porque tenía en la cabeza pimentón,

el pimentón me combina muy bien,

Hombre, pimentón le va.

A mí, algo de comino me daba, también.

Pues, no le voy a poner. Vaya por Dios.

Porque lo he dicho yo. Le pondré pimentón,

un poco de jengibre en polvo.

Que sabéis que el jengibre

en polvo tiene ese toque diferente.

Y...

Lo que tengáis en casa. Y un poquito de...

Tajine, va.

Es una mezcla de especias.

Pero, bueno, podría ser una especia, un poco de curry.

Ahora, mezclamos bien.

Esto queda crujiente, buenísimas. Pócima mágica.

Y te transportas.

¿Cómo sabemos que las alcachofas están bien cocidas y crujientes?,

cuando deja de hacer burbuja el aceite,

vemos que va desapareciendo esa burbuja, esa fritura,

entonces, ya estaría cocinada.

¿Qué? Maravilloso.

Yo, ya lo veo, ¿eh?

Maravilloso. Creo que ya está.

Ya está, ahí, está.

Toma, ponle la...

Poza mágica.

Ahí está. Muy bien.

Vale, ponlo en el plato y, luego, pongo.

¡Oh!

No hay dolor, Sergio, no hay dolor.

¡Ah!

Bueno, vamos a hacer más, ahora, yo voy a hacer más.

El toque de las especias.

Esto es simplicidad, pero, está buenísimo.

Y ya tenemos un superaperitivo

simple, pero, mágico.

Exactamente, siempre hay un buen motivo para cocinar.

Nos vemos muy pronto, que vaya bien.

Qué buena.

Torres en la cocina - Crema de ajo y vieiras

29 mar 2017

Los últimos 1.215 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios