Presentado por: Óscar López Dirigido por: Óscar López

Espacio que acerca a las pantallas el mundo de la literatura, con entrevistas a escritores, recomendaciones y promoción de lanzamientos editoriales. Esta ''Página Dos'' está firmada por Óscar López, periodista cultural que ya ha conducido programas similares en Catalunya.

Con una duración de treinta minutos y estructurado en diez secciones, 'Página Dos' recoge los principales temas de la actualidad literaria y editorial en completos reportajes y nos presentará las novedades editoriales más interesantes.

Cada semana cuenta con la presencia de escritores punteros que nos hablan sobre sus libros más recientes y de artistas que nos explican cuáles son sus hábitos de lectura. En la sección de cine, Desirée de Fez analiza un clásico de la literatura que haya sido llevado a la gran pantalla.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4653423
Para todos los públicos Página Dos - Especial lecturas de verano - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Estos lugares que tienen que ver realmente con la novela,

porque realmente podemos decir que aquí es donde aparece

el cadáver al principio de tu nueva entrega, ¿no?

Justo este es el escenario.

Ahí, justo delante, tenemos la entrada que sería

el antiguo jardín, que ahora no existe y ahí

aparece en el parterre levantando todo un mundo de sospechas

a su alrededor, ¿no? María, hasta donde podamos contar,

encontramos el cadáver del jardinero, avisan cómo no,

a la teniente de la Guardia Civil, a Valentina Redondo

y ella se pone investigar.

¿Qué podemos contar más del argumento?

Podemos contar que según parece, alguien ha tocado el cadáver.

Esto es un poco extraño, porque se supone que ha sido

muerte natural y también Carlos Green,

que es un escritor que vive en el palacio

para terminar una novela, dice que allí suceden cosas raras;

sombras, luces, ruidos extraños... Y Valentina, que es muy escéptica,

se va a encontrar investigando entre dos mundos

y de una forma muy extravagante y estrafalaria.

María, ¿cómo explicamos la importancia que tiene,

vamos a decir paranormal, en esta historia?

Es muy importante, porque aquí empieza el juego.

¿Existen o no existen los fantasmas?

Yo sabía que cuando me puse a investigar no iba

a encontrar una verdad absoluta. Claro.

Pero ¿y si desvelase alguna sombra? Y tenemos aquí a Carlos Green,

que él ve cosas. Él no cree en los fantasmas,

el escritor que vive aquí, y está viendo cosas que son inexplicables.

¿Cómo vamos a conseguir explicar lo inexplicable?

Este juego a mí me maravillaba y fue muy disfrutón escribirlo

e investigarlo, además.

Para los que todavía no han leído ninguna de las historias

protagonizadas por Valentina Redondo,

¿cómo es esta mujer, esta teniente de la Guardia Civil?

Valentina representa la dualidad que todos tenemos dentro.

Ella en su trabajo, que además es teniente

de un cuerpo militar en la Guardia Civil,

es fuerte, tiene un trastorno obsesivo-compulsivo por el orden,

perfeccionista, todo le sale muy cuadriculado,

muy bien y sin embargo, por dentro está hecha polvo,

es insegura, ni siquiera se ve bonita.

Ella realmente es ese juego que todos tenemos dentro de nosotros,

que según el ambiente en el que estamos,

tenemos un rol establecido. Mientras leía el libro

pensaba que no sé si a lo mejor buscabas también regalarle al lector

una especie de homenaje a lo que es la novela gótica,

porque claro, aquí tenemos una gran mansión,

tenemos hasta un ama de llaves,

tenemos unos acantilados aquí cercanos, tenemos un cadáver,

es decir, da un aire a esa novela gótica clásica de toda la vida.

Pues es un homenaje descarado a los clásicos:

Henry James, Agatha Christie, la novela "Rebeca"...

Todo el rato estoy jugando con esa atmósfera

porque yo quería enfocar una típica novela de misterio,

como decías tú, con el caserón, el escritor que vive solo,

el ama de llaves, el jardinero que aparece muerto

en las primeras páginas, pero avisando al lector

de que no es una historia de fantasmas como él piensa

o como cree que va a ser. Ya la enfocamos en verano.

Si hay fantasmas, aparecen a plena luz del día.

Atención, porque no es exactamente un juego clásico

como podemos esperar.

¿Te ves escribiendo algún libro fuera de la serie en el futuro?

Sí, de hecho, tengo varios proyectos.

Alguno más para Valentina, porque siempre estoy pensando

crímenes y misterios para ella, pero de hecho ya estoy trabajando

en un proyecto independiente. Del que no se puede contar nada.

Del que no os voy a contar nada. (RÍEN)

(Música)

Mi padre es cántabro y yo venía de pequeña a Suances...

(Mar)

(Música)

En este especial "Lecturas para el verano",

no solo nos acompaña

la teniente de la Guardia Civil Valentina Redondo,

también tenemos a la ex detective privada Elena Martínez,

creada por la gran Carme Riera.

Aquí rememora un caso de hace unos años,

cuando gente inocente acabó en la cárcel.

Era una época en que el dinero fácil y la corrupción estaban

a la orden del día y había poderosos que pensaban que podían

hacer lo que les diera la gana sin que hubiera consecuencias.

Es una buena historia para esta época estival.

(Música)

Por estos preciosos parajes de Cantabria deambulan

los protagonistas de la serie de María Oruña.

Pues bien, un poco más al oeste, en la cercana Galicia,

es donde transcurre la acción de "Laín. El Bastardo",

una historia que protagoniza un joven halconero en la época

de Alfonso X "el sabio", que es expulsado de su tierra.

Pasará por los Pirineos, por Venecia,

hasta llegar a Palestina, siempre huyendo de los templarios

y planeando su venganza.

Bueno, esta es una trepidante historia

para leer en los ratos de ocio.

(Música)

(Viento)

(Acordeón)

La verdad es que esto es la historia de una inconsciencia un poco, ¿no?

O sea yo no sabía nada de faros. Yo vivía en Madrid,

tenía un bar de copas y de pronto nos encontramos

que había aprobado la oposición y había que venirse a un faro.

No había visto un faro en mi vida. Pocos días antes estuvimos

de vacaciones en Málaga y vi al farero de Torrox por fuera

y le digo: "Tío, enséñame el faro, porque esto es una vergüenza,

tengo que incorporarme y no sé ni lo que es un faro por dentro",

y así empezó el tema. Esto fue en el 92 cuando nosotros nos vinimos.

Llevo 26 años aquí.

El trabajo de farero ha cambiado mucho desde la antigüedad.

En la antigüedad era muy complicado, había que estar medianoche

cada uno en la linternas, porque como funcionaba con aceite de oliva,

con petróleo, una llama, se podía apagar o se podía crear un incendio.

Ahora ha cambiado mucho. Son automáticos.

Pero el romanticismo se lo tienes que dar tú,

o se lo da sobre todo la gente que lo ve desde fuera.

Es muy romántico para los escritores, para los pintores,

para los fotógrafos, para la gente del cine,

también se fija mucho en los faros.

Yo sí le he encontrado ese lado romántico.

Pero por mi parte de escritor o de un poco de artista frustrado.

Yo siempre he escrito un poco, pero cuando estás en Madrid

y estás en trabajos un poco estresantes o absorbentes,

que no tienes tiempo, pues las cosas no se pueden

desarrollar de la misma manera, claro.

Al llegar aquí, todo se dispara.

Es mucho más fácil hacer cualquier cosa.

La verdad es que cuando llegué aquí, lo primero que hice fue leerme

los libros diario de servicio que habían ido escribiendo

todos mis antecesores. Aquí está todo desde 1863

y la verdad es que además de haber muchas historias interesantes,

alguno de mis compañeros eran buenos literatos.

Te contaban las cosas muy bien explicadas y con mucho detalle

y con mucha mala hostia algunos también,

y la verdad es que empecé a leérmelos y había tanto material

que me dio bastante pena que no saliese a la luz.

Ahí empecé yo a ver que podía tirar de las historias de los faros.

Publiqué el primer libro que es la historia de este faro,

que se llama "Faro de Mesa Roldán. Apuntes para una historia"

y luego me fui metiendo en narrativa y en hacer un poco guiones también

para películas. Tengo cosas que no están basadas en las faros,

pero muchas de ellas están basadas en las faros

porque para mí dan mucho de sí.

La gente piensa que en estos sitios así, un poco apartados,

como es Carboneras o como es Almería, hay como poca historia

y es mentira. O sea, el Mediterráneo y más esta zona,

es una zona donde ha habido un movimiento continuo.

Desde los fenicios en adelante ha pasado por aquí todos los pueblos.

Hay todo tipo de historias náuticas, de naufragios

y de movidas de ese estilo. Y de pirateo, todos los que quieras.

Eso da mucho de sí para pensar en futuras novelas.

(Acordeón)

La idea era mezclar los faros también con la cultura.

Desde que hicimos en 2013 un libro homenaje a los faros

con 183 artistas, aparte de los que ya teníamos

incluimos a mucha más gente.

Entonces, la idea era prestar el lugar, que el lugar es increíble

para hacer cualquier tipo de cosa para que la mayor cantidad de gente

pueda presentar sus libros, leer sus poemas, hacer actuaciones...

Cualquier cosa que realmente mueva la cultura.

El faro tiene un plus, y si tú haces un acto en el faro,

la gente que sube solamente por ver el faro,

a lo mejor ha subido por eso y después se engancha con la poesía,

con el libro que se vaya a presentar

o con la música que se esté interpretando.

O sea que la idea es eso, que esto se quede cuando yo me jubile

y no quede nadie en los faros, por lo menos este faro se quede

como un referente cultural, como un espacio abierto a la cultura.

(Música)

Entiendo entonces que con el móvil has escrito

"Querida guerra mía", esta historia de Rodrigo Rey,

que es un reportero de guerra cincuentón al que seguimos

por los conflictos de Gaza y del Congo.

Oye, Hernán, ¿podemos decir que es un álter ego de tuyo?

Bueno, en cierta medida, sí. Hay algo de mí en él, pero no,

es un hombre de 50 años con hijos. Yo tengo 50 años ni tengo hijos.

Pero por supuesto, hay algo de mí en él

y hay algo de mí también en Simón y Juan Pedro, ¿no?

En sus compañeros de viaje, también uno proyecta.

Este es un libro que escribí por necesidad

y hay mucho de mí en todo.

Es un libro que llama mucho la atención,

porque esto en el fondo es una tragicomedia

y digo tragicomedia porque aunque narras hechos

que son especialmente dolorosos en algunos casos,

hay algo que lo diferencia de muchos otros libros publicados,

aunque alguna excepción como "Trampa 22", de Joseph Heller

por ejemplo, ¿no? Pero es la utilización del humor,

porque aquí hay humor y eso ayuda todavía que todo sea

mucho más digerible, por decir algo.

Pero creo que es un retrato fidedigno.

"Trampa 22", es un libro que a mí me ha cambiado la vida,

que amo, como la serie "MASH",

que son dos referentes y siempre dije:

"Quiero contar esto con humor",

porque lo vivimos también con humor en el terreno.

Los reporteros de guerra nos reímos mucho.

Es un mecanismo de defensa ante la tragedia.

Cuando ya ves el 25 niño muerto en la morgue de Gaza

o haces un chiste de humor negro, una broma de humor negra

o te pegas un tiro. Los propios palestinos

son los primeros que llegas a Gaza y tienen un humor negro

que te descoloca, pero es un mecanismo

y hay que ser honesto y hay que contarlo también.

Te diría algo de novela crepuscular,

la lees como pensando que es el fin de algo,

el fin de una época. Bueno, es una observación brillante

porque es el fin de mis 22 años como reportero,

como reportero de guerra los últimos 15

y yo quería despedirme con esto, riéndome un poco de mí mismo.

Tuve un momento muy difícil en mi vida,

una separación, después una depresión,

porque abandonar tu vida como lo ha sido es difícil

y esto lo vomité. Este libro fue un mes encerrado en casa

llorando, riendo y tiene ese punto de verdad,

de una despedida de una vida que he amado.

O sea, "Querida guerra mía", ¿es una catarsis en el fondo?

Totalmente y brutal. Y tan dura como tan bella.

Yo lo he vivido, lo he escrito con mucha pasión el libro,

con mucho amor y puse todo. Yo creo que en ese sentido

no quise corregirlo. ¿Ah, no?

No, no, no lo quise que... Dije: "Ya está. Aquí está la verdad".

Partí de la máxima de Truman Capote que dice:

"Cuando escribas, escribe sobre algo que conoces bien",

y me encanta, siempre eso es algo que ha estado en mí

y también lo que decía Hemingway: "Muestra la punta del iceberg".

Y yo creo que estaos pequeños vislumbres de Gaza y del Congo,

tienen por debajo mucha, mucha... Aunque se cuenta en un tono de humor,

en el fondo hay mucha entraña. A lo largo de la novela

está muy presente el Mundial de Fútbol de Brasil de 2014

y está muy bien este recurso porque tú lo utilizas de alguna manera,

déjame decirte, para criticar a los medios de comunicación,

que están más pendientes de las audiencias

que de la importancia que puedan tener las propias noticias.

Sí, a mí como periodista, el mundo del deporte me sorprende

porque son capaces de crear universo de la nada,

de la vacuidad de 22 tíos jugando al fútbol

llenan páginas de periódicos, horas y horas de tertulias.

La verdad que los admiro, lo que sí me parece

que el contrapunto con el personaje que viene de fuera,

de ver morir gente y llega aquí y a nadie le interesa

lo que le ha pasado, es un reflejo de lo que nos sucede

a los reporteros. La locura de vivir un día en Gaza

y al día siguiente estar en el supermercado

viendo estanterías llenas de cosas. Nos comentabas antes que este libro

nace de una crisis personal, que este libro también es el fin

de una época, de tu época como reportero de guerra.

¿Cómo llenas ese vacío?

¿Lo has llenado ahora con la ficción?

¿Con los documentales? ¿Con la propia literatura?

Sí, ahora, he hecho 20 años de no ficción.

Ese era mi plan desde niño. Digo: "Voy a recorrer el mundo

como escritor, como cineasta". Tengo que ver y vivir.

Soy más del mundo pragmático, de empírico.

Y ahora tengo, espero 20 años, si el cáncer lo permite o lo que sea

que puede terminar con tu vida aquí en occidente, 20 años o 30

de ficción, de todo lo que tengo dentro de mí... Es increíble,

me pongo a escribir y me salen las historias... Claro, son 20 años

de estar ahí, en el terreno, seis meses, siete meses al año

absorbiendo, y ahora quiero vomitar todo y vivir tranquilo en España.

(Música)

(Música)

No sé para dónde voy, pero voy. No sé para dónde voy, pero voy.

No sé para dónde voy, pero voy. No sé para dónde voy, pero voy.

El verano también está hecho para viajar, pero si es posible,

con un buen libro. Como "El nix", la ópera prima de Nathan Hill,

con la que ha cosechado un gran éxito en su país,

en los Estados Unidos. La historia va, principalmente,

del reencuentro de un hijo con su alocada madre. Pero la novela va más

allá porque también es un repaso.

De buena parte de la historia de los Estados Unidos en el siglo pasado.

Por ejemplo, nos habla de cuando lucharon durante la Segunda Guerra

Mundial en Europa. O por ejemplo, del auge del movimiento hippie

de los años 60. Es una novela que todos deberíais leer.

(Música)

Nadie pone en duda que la literatura es un viaje, y qué mejor que hacerlo

en compañía de todo un Premio Nobel de Literatura: como Coetzee.

Aquí tenemos sus "Siete cuentos morales", siete historias que narra

Elizabeth Costello, un personaje que todos los que hemos leído a Coetzee

conocemos muy bien. Son historias absolutamente hipnóticas.

Que nos muestran que se puede ir por diversos caminos para llegar

a una misma realidad. Yo de vosotros este verano no me la perdería.

(Música)

(Bullicio)

(Agua)

(Palmadas)

Las redes sociales pueden ser de gran ayuda para preparar

unas vacaciones literarias en toda regla.

Sobre todo, si vuestro género favorito es la novela negra.

(Música)

En un buen texto policíaco, los escenarios son casi tan importantes

como los protagonistas. Eso lo sabe Ian Rankin,

el famoso autor de la serie del inspector Rebus. Y por ese motivo,

convierte Edimburgo en una ciudad llena de misterios.

Aquellos que quieran pasearse por sus novelas solo tienen

que descargar la App Ian Rankin's Edinburgh

y disfrutar de su mapa interactivo.

Allí verán la dirección del piso del torturado protagonista.

O el castillo donde arranca su novela "Nombrar a los muertos".

También lugares tan especiales como una de las siete colinas que rodean

la ciudad llamada Arthur's Seat, y que inspiró su novela

"Aguas turbulentas".

(Música)

Oslo es clave para entender las novelas de Jo Nesbo.

Por eso, la oficina de turismo de la capital noruega ofrece,

a través de sus redes sociales, información básica para recorrer

los escenarios reales de novelas como "El murciélago".

Abundan los bares y restaurantes.

Pero también rincones clásicos como la Plaza Egertorget;

o la espectacular pista de saltos de esquí Holmenkollbakken,

donde termina "El muñeco de nieve".

(Música)

No muy lejos, al sur de Suecia, está la ciudad de Ystad,

escenario que todo lector de Henning Mankell reconocerá.

La web de la ciudad ofrece visitas guiadas a los espacios

más emblemáticos de la saga del detective Wallander.

Su casa, en la calle Mariagatan, la comisaría, o el hotel que aparece

en su novela "Los perros de Riga".

(Música)

En solo unos minutos navegando por el timeline de tu red social

favorita, puedes llegar a la Venecia del comisario Brunetti.

Entrar en esos bares tan carismáticos que la escritora

Donna Leon eligió para su conocida saga. Como el Do Mori;

o el restaurante Saraceno.

Después del convite, nada mejor que pasear por canales y palacios,

como los que aparecen en "Muerte en La Fenice".

(Música)

Estos solo son algunos ejemplos de la enorme oferta de rutas literarias

que nos pueden llevar a lugares tan sugerentes como la Sicilia

de Camilleri; la Atenas de Petros Márkaris; la Cuba de Padura;

o Los Ángeles de Michael Connelly.

(Música)

Los viajes literarios son la mejor opción para conocer

los escenarios de nuestras novelas favoritas y las redes sociales

lo ponen cada día más fácil. ¡Felices y negras vacaciones!

(Agua)

(Música)

Este verano llevaros a "Ciruela" de vacaciones.

(Música)

Para estar preparados este verano tenéis que leer "Herbario".

-Este libro es el diario de un perro.

-El libro es una enciclopedia de las plantas.

-Esta perrita es Ciruela. Le gusta mucho ir al río con sus amigos.

Yo creo que lo que hace especial a este libro

es que Ciruela explica cómo es su vida,

y sus pensamientos no son iguales que los de un humano.

-He aprendido distintas plantas que se pueden encontrar en diferentes

sitios. Como por ejemplo la menta de agua. Que es una menta normal

pero más cerca del agua. Y con florecillas.

Es una manera divertida de aprender cosas que en clase nos aburren.

-Este libro me ha gustado mucho porque va de perros.

Me gustan mucho los perros.

Y las ilustraciones también estaban muy bien.

-Este libro me lo podré llevar a mi camping este verano para poder

ver las plantas que hay y sus nombres.

Y chulearme de lo que sé.

¡Buenas vacaciones! -¡Feliz verano!

-Un momento.

No os podéis ir de vacaciones

sin el primer libro de la nueva trilogía de Laura Gallego.

En él, la escriba Axlin va a hacer todo lo posible para proteger

a las personas de los monstruos.

Si no habéis leído aún a esta escritora de éxito, aprovechad ahora.

Exitosa como el gran Philip Pullman, que se estrena en la novela gráfica

con "Las aventuras de John Blake".

Imaginaos, este verano y sin moveros de la toalla, vais a poder viajar

en el tiempo y más allá. ¡Disfrutad!

(Música)

(Música)

...Por ejemplo, el protagonista de tu nueva novela; y no solo porque

viviera en Hollywood, que era la meca del cine, pero es que tuvo una

vida absolutamente de película. Sí, totalmente de acuerdo.

Cuando conoces su vida más al detalle ves que la tuya es muy anodina,

pero también es porque el personaje era realmente hecho de una madera

propia para que, digamos, los sueños anidaran en él.

El claro ejemplo de lo que se conoce como el famoso sueño americano.

Sí. Es el "self made man" que dicen ellos. El hombre hecho a sí mismo.

Es una persona que creía en su... En sus capacidades, sus posibilidades,

pero tenía muy claro que tenía que cruzar el charco. Que en esta España

de los años 40-50 no tiene ninguna posibilidad.

Es la figura del emprendedor, del hombre que quiere

y va a luchar para conseguir sus sueños.

Sabe que trabajando es posible hacerlo pero siempre con los pies

en el suelo. Esto que cuentas es importante.

Jean Leon, es verdad, es un visionario de la restauración.

Abre sus restaurantes, le va muy bien, es una persona muy ambiciosa.

Pero realmente también llega a ser lo que es por sus contactos,

por la gente que conoció. La gente que aparece aquí es espectacular.

Sí, es que vas contando... O sea, vas dando la nómina de nombres,

de personajes secundarios de lujo que acompañan

a Ceferino Carrión en su aventura para llegar a ser Jean Leon

en este Hollywood dorado de los años 50, y es realmente fascinante.

Volvamos a recordarlos: Frank Sinatra, James Dean, Paul Newman,

John Fitzgerald Kennedy, Marilyn Monroe, Warren Beatty...

(A LA VEZ) Ronald Reagan. -Y suma y sigue. Estamos hablando

de este Hollywood que empezaba también a...

A crear estos ídolos, estas nuevas estrellas, "celebrities",

estos nuevos mitos, intergeneracionales.

Pero lo que intentaba también reflejar en la novela

es la capacidad que él tubo para hacerse, antes que nada, amigo.

O sea, trabar una amistad con esta gente.

Por lo que cuentas en la novela, fue el confidente de muchos de ellos.

Sí. Ves la posibilidad a través de sus ojos de conocer una parte

más íntima, más personal, más asequible,

de un James Dean. Que, por ejemplo, se desmonta, se desmorona, cuando

no puede conseguir el amor de la mujer que él persigue.

James Dean, que bueno, dices es un hombre que hacía así, y le venían

todas las mujeres.

O los secretos que compartió con él

Marilyn Monroe, que estuvo a punto de llegar a ser

princesa de Mónaco, por ejemplo. Aquí hay muchas cosas reales,

pero también hay ficción, porque es una novela.

Exacto. Esta era una de las grandes, uno de los grandes retos

al enfrentarte a la vida de este hombre. Sobre todo también

con estos personajes. A los cuales, mucha gente,

muchos lectores, muchos espectadores han visto, porque son y han sido

compañeros de vida. Pero sí que es verdad que también te da

muchos pie a inventar, a "ficcionar", porque hay cosas que él dejó, digamos

eh... A medio hacer; voluntades que luego contaba a personas que

he podido hablar con ellas, que son vivas aún, como su hermana, su hijo,

o el enólogo con quien construyó estas bodegas donde estamos

en el Penedès. Que te cuentan detalles que te permiten luego

"ficcionar" a partir de sus deseos, de sus voluntades

que no llegó a hacer realidad. Tú, digamos, haces justicia poética,

y lo metes en esta aventura, en este periplo, de este emprendedor

que también te invita a soñar.

Lo decíamos al principio medio en broma, pero aquí hay una película.

Bueno, ojalá. Tengo a mi agente trabajando en ello.

Espero que pueda salir.

De momento, estoy muy contento cómo está triunfando y cómo está

la novela funcionando tanto en castellano como en catalán.

Y también las traducciones que se están trabajando en el extranjero.

Va a salir en junio del año que viene en Estados Unidos y en inglés

para todo el mundo. En francés, en holandés.

Y sé que hay otras editoriales en otros idiomas que se están

interesando por la historia de Jean Leon.

Y para ofrecer a sus lectores esta aventura

al fin y al cabo inspiradora, porque estamos hechos de este material:

de sueños, de emociones, de ilusiones, de mitos

y es lo que te propone "La fuerza del destino".

(Música)

(Viento)

(Agua)

(Música)

Yo cuando empecé a escribir la serie

me di cuenta de que el único final feliz que le podía dar

a mis protagonistas era hacerles sobrevivir al dictador.

(HABLA EN INGLÉS)

Es un libro sobre la consecución, sobre la identidad.

Sobre cómo nos convertimos en quiénes somos.

Y en mi vida, la literatura tuvo una importancia increíble.

-Los personajes con quien trabajo

sí son superrabiosos. Yo tengo mucha rabia, entonces

tengo una tendencia a buscar personajes que pueden...

Sacar lo que tengo yo como emoción y como sentimiento.

-Es... La Nueva York gigantesca que vemos aquí, pero a la vez ellos

hacen su pequeña vida de barrio en la calle 14 con sus vecinas,

con sus compañeros, con sus compatriotas...

Y entre eso se cruzan todo tipo de historias.

-El libro nace también del desasosiego

que le ocurre a todo ser humano de no haber sabido decir

"te quiero" a las personas que se van.

-La posteridad no me interesa. A mí no me interesa.

A mí me interesa el presente.

Mientras dure este éxito está bien. Si después continuará o no

es un problema que no me incumbe.

(Música)

Madre mía, esta temporada ha pasado rapidísima.

Ha sido un año repleto de viajes, entrevistas, reportajes, momentos

divertidos, otros también complicados. Pero la verdad es

que merece la pena hacer cada semana esta media hora de libros

y televisión. Solo confío que vosotros también lo hayáis pasado

muy bien. Así que, feliz verano. Felices lecturas.

Y nos vemos en septiembre. Y no olvidéis, que como siempre os digo,

ya os echamos de menos.

(Música créditos)

Página Dos - Especial lecturas de verano

03 jul 2018

Programas completos (413)
Clips

Los últimos 1.472 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios