Clásicos y Reverentes La 2

Clásicos y Reverentes

Domingos a las 12.00 horas

La 2 y la Orquesta Sinfónica y Coro RTVE desarrollan en este programa una colaboración esencial, donde el papel de servicio público y la pasión por la música clásica, serán los elementos fundamentales de este espacio, que mostrará el espíritu de superación de un grupo de jóvenes intérpretes del más alto nivel. Jóvenes talentos que tocan el violín, viola, violonchelo, clarinete, flauta travesera, fagot, saxofón, trompeta, trombón y bombardino. Los finalistas tocarán con la Orquesta RTVE y el ganador recibirá un premio en metálico.

Temporada 1

Durante los diez primeros programas de la primera temporada pasaron un total de 50 candidatos, de los que sólo 10 pudieron participar en los dos programas semifinales, programas 11 y 12. Una delegación de la Comisión Artística de la Orquesta, encabezada por el maestro Miguel Ángel Gómez-Martínez, elegió a los candidatos que, en el último programa de la edición, interpretaron un repertorio de reconocida música clásica utilizada en la cinemetografía y bandas sonoras.

Temporada 2

En esta nueva etapa, el compositor y director Juan Antonio Simarro se hace cargo de la presentación. Ana Curra, figura histórica del pop rock español, será miembro del jurado junto con Máximo Pradera, Albert Batalla y Judith Mateo. Visitarán el programa referentes de la música sinfónica, como Camille y Julie Berthollet, Inma Shara Jorge Pardo, Stradivarias, Abraham Cupeiro, Bruno Axel, Maestro Asensio y The Sirs Alegators.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4790838
Para todos los públicos Clasicos y reverentes - T2 - Programa 2 - ver ahora
Transcripción completa

Esto fue lo que pasó

en el programa pasado de "Clásicos y reverentes".

Eres una tía muy elegante tocando.

Te ha faltado un poco más de dinámicas,

de que estén más marcadas.

Tampoco has estado afinada y le falta mucha fluidez, limpieza

y precisión para mi gusto.

Y el semifinalista del programa de hoy es...

¡Alberto!

No os quiero poner nerviosos.

(RÍE) No, no. (RÍE) Lo siento mucho.

No pasa nada.

Pero es que os recuerdo que dentro de muy poquito

este plató, que está ahora vacío, se llenará de gente.

El jurado va a estar escuchándoos, el público en sus casas

también va a disfrutar de vuestra actuación, ¿vale?

Hay más cosas.

Solo uno de los tres va a pasar a las semifinales.

Eso no ayuda mucho. (TODOS RÍEN)

No, de verdad, lo vais a hacer bien, ya veréis.

El objetivo de este programa es que podáis tocar

con la Orquesta Sinfónica y Coro de RTVE, ¿vale?

Y por si fuera poco,

el ganador absoluto va a recibir

un premio en metálico de 5000 eurazos.

¿Comenzamos? Sí, por supuesto.

(TODOS) ¡Bienvenidos a "Clásicos y reverentes"!

Comenzamos con... ¡Borja Camps!

¡Manu Brazo!

¡Y Fabiola Saglimbeni!

Os presento; jurado, participantes; participantes, jurado.

¿Habéis visto qué majetes son?

Tienen cara de buenas personas, ¿no?

¿Qué opináis de ellos?

Ahora veremos estas sonrisas... Sobre todo esperamos

que nos hagan sonreír y disfrutar de la música.

Judith.

Que disfruten ellos lo primero, que sientan la música

y que salga por fuera de sus poros

para que nosotros lo pasemos igual de bien que ellos.

Ana.

Que contagien, que contagien, pero todo tipo de... rollos:

diversión, belleza, fealdad...

todo lo que contiene la música,

que contiene un espectro muy amplio.

Max. Cualquiera de vosotros tres

sabe más música que nosotros cuatro juntos,

así que en vuestro alegato, por favor, no nos humilléis.

¡No nos humilléis!

¡Demostrádselo, demostrádselo! ¡Podéis con ellos, podéis!

De mi paso por "Clásicos y reverentes"

espero seguir nutriéndome de conocimientos.

-Espero que sea una experiencia gratificante.

-Simplemente es experiencia, aprender y a pasarlo bien,

lo mejor que se pueda.

(BALBUCEA) Ya vale.

Tú juegas con la música, ¿lo vas a demostrar?

Claro. ¿Con qué obra?

Con "Island Magic" de Dave Weckl. Atentos,

porque es una obra para batería. Correcto.

Los compositores del s. XVIII y XIX

no compusieron para este instrumento

porque no existía.

Animamos a que las orquestas lo incluyan, ¿a que sí?

Es un instrumento importantísimo dentro de la percusión.

Sí, importantísimo y muy divertido. Correcto.

Vamos a ver también

cómo se divierte Borja en su día a día.

Hola, soy Borja Camps Ros,

toco la percusión y soy de Alboraya,

la cuna de la horchata y la música.

Persigo el virtuosismo.

Me apunté a la música de pequeño y no me gustaba nada.

La llegué a odiar. Lloraba cada vez que iba a clase.

Pero luego me fui haciendo más mayor

y me apunté a la Sociedad Musical de Alboraya.

Soy el presidente de la sociedad.

Pasó una época un poco complicada,

pero ahora ya es un tío implicado y por la causa musical.

-Y mi hermano también fue

el que me fue llevando a su terreno y al final los dos hermanos

fuimos a percusión.

-Para quienes no te conocen,

decir que eres un chico que hace lo que se propone.

-Es un chico muy cariñoso, muy responsable.

-Estamos completamente orgullosos.

-Para mí es un orgullo que Borja sienta la música.

-Estaba en fútbol también;

tuve que decidir entre fútbol y música,

y decidí música.

Hola, ¿lleváis billete u os habéis colado?

-¡Hombre! -¿Tú qué te piensas?

-Estamos en el tranvía de Valencia.

Estos son mis compañeros de la banda

y del grupo Percusma,

Percusionistas de la Sociedad Musical de Alboraya.

-Es un chico muy responsable

y lo va a hacer muy bien en el programa.

-Muy buen amigo y una persona en quien se puede confiar.

-Nos vais a acompañar a dar una vuelta

por uno de los sitios más bonitos, que es la playa de la Malvarrosa.

(TODOS) ¡Percusma!

-El alcalde de Alboraya, Miguel Chavarría.

(TODOS) Todos somos los abuelos de Borja.

-Para mí es un honor apoyar a Borja.

La música es la esencia de un pueblo.

-Hola. -Te deseo lo mejor.

-Te quiero muchísimo. -Te deseo mucha suerte.

-Tú puedes. -Eres un campeón.

-Hola, Borja, campeón. Disfruta de lo que te gusta.

-Somos Pau Ballester y Ángel García,

miembros de Amores Grup de Percussió.

-Esperamos que su espíritu de trabajo

y su condición natural hacia la música

sean ingredientes perfectos para triunfar en el programa.

(TODOS) ¡Suerte, Borja!

(TODOS) ¡Borja, "molta sort"!

-Cuando era niño odiaba y lloraba por ir a Música

y ahora no puedo vivir sin la música.

(Aplausos y vítores)

Borja...

Borja, bueno, gracias por llevarnos a la "isla mágica"

y compartirla con nosotros. Yo te veo muy suelto,

con naturalidad.

Te queda un trechito de técnica todavía que puedes mejorar.

Hay muchos redobles, cambios de lugares...

Pero creo que para tu edad vas muy bien.

Gracias.

Se te ve suelto con la batería, es un instrumento que controlas.

He visto algunos desajustes rítmicos por ahí.

Me gustará verte en la segunda ronda

en la obra obligada.

Pero si es que, tío, has triunfado. Tienes 18 años.

¿Has visto el público cómo estaba? ¡Que lo repitan otra vez!

(Aplausos y vítores)

A mí no me has convencido demasiado.

Parecías un comprador en una tienda de instrumentos musicales

probando la batería

antes de decir que no te la llevas.

Nada, como te decía antes, tienes una segunda oportunidad

en la obra obligada, con el cuarto movimiento

de las "Cinco piezas breves" de Delécluse,

para ver si a Max le convences.

Gracias.

Muy bien, Borja, te has salido, macho.

¿Quieres dar algún consejo a tu compañero?

Mucha suerte. -Muchas gracias.

-Lo vas a hacer genial, de verdad.

Que lo disfrute, ¿a que sí? Hombre, eso seguro.

Bueno, te voy a contar una cosa. Tu compañero, aunque no lo parezca,

donde estudia es tan exótico como la Pantoja.

Quiero saber qué piensan tus compañeros.

Allí la verdad es que es un poco distinto todo;

entonces llego yo allí moreno, así; se me ve que soy español de lejos.

¿Qué le voy a hacer?

Oye, ¿qué vas a interpretar?

Bueno, pues voy a tocar "Scaramouche" de Milhaud.

Es una pieza muy bonita, muy teatral, muy rápida;

es muy difícil para los dedos.

Y bueno, también se pueden ver

muchas cosas de teatro, de personajes; hay mucha acción.

Vas a poder demostrar con el saxo cómo haces distintos personajes.

Parece fácil porque suena juguetona,

pero es muy difícil.

Otra cosa. Es un filósofo.

Aquí donde le veis, tiene una filosofía.

Yo quiero que la cuentes.

Yo creo que se puede identificar

a los músicos por el instrumento que tocan;

según su personalidad,

su forma de actuar con la gente, de relacionarse...

Se llama "teoría de la personalidad del instrumento".

Yo no me lo pierdo.

Os voy a hablar de música; os voy a enseñar mi pueblo, Utrera;

os voy a contar algo

de mi fantástica experiencia en Londres

y quizá algo de mi historia de amor.

Soy Manu Brazo, toco el saxo

y soy un sevillano de Utrera en Londres.

Ahora os voy a enseñar mi instituto.

-¡Hombre, Manu! Ven, dame un abrazo.

-¿Qué tal? -¿Qué haces, granuja?

-Fue mi profesor de Plástica; un artista.

-¿Dónde andas? -En Londres.

-En el... -Royal College.

-¿Tú te acuerdas?

"La Venus", "La Escuela de Atenas"...

Él ya tocaba el saxo

y me daba a veces unos recitales maravillosos en clase.

-A esta clase le tengo un cariño especial

porque fue la primera clase en la que estudié.

Yo estaba sentado en estas mesas.

Os voy a enseñar el ayuntamiento de Utrera,

uno de mis sitios favoritos en mi pueblo.

Mis padres me presentaron al conservatorio.

-Con 8 o 9 años.

-Me dieron a elegir el saxofón y dije que quería piano o violín,

pero no saxo.

-Él toca la guitarra.

Le gustaba antes mucho cantar fandango.

-Y dije: "Bueno, si no me gusta, me cambio más tarde".

-Desde entonces le ha gustado muchísimo.

-Me enamoré del instrumento.

-Después iba pasando de un deporte a otro;

de fútbol a baloncesto, a "break dance"...

-Y ya eligió definitivamente saxo, saxo, saxo.

-Londres.

-Sus profesores le aconsejaron un máster en el extranjero;

a él le gustaba Londres.

-No importa cómo vayas vestido. -Un mundo más abierto.

-No tienes que adaptarte a nada; solo ser lo que quieras.

-Hace lo que le gusta.

-No he interpretado tanto flamenco como me hubiera gustado,

pero aquí se mama flamenco.

Esta es mi calle favorita de Utrera.

De pequeño tengo el recuerdo de salir en la cofradía.

La mezcla de estilos puede enriquecer mucho una cultura;

por eso elegí Londres.

-Tiene una novia violinista buenísima.

-A mi chica la conocí en Sevilla, terminando el Superior.

-Mi madre me decía: "Mejor que sea del mismo gremio".

-"Feeling" desde el principio.

-Pues yo creo que influye, que eso sirve un poco.

-Pasamos el verano juntos y me fui a Londres,

y este año ella decidió irse a estudiar allí también.

-Es una chica encantadora.

-La música ha unido nuestros corazones.

-Nosotros, encantados.

-El "parkour" y "bureak dance" eran unas de mis aficiones.

Ahora ya solo toco el saxo.

(Aplausos y vítores)

Manu, qué importante es vivir en otros países

y estudiar música fuera de España para ver lo que se cuece

en otros sitios y no solo lo que se cuece aquí.

Es muy interesante.

Siempre distinto, es algo nuevo;

no quiere decir mejor ni peor, pero es siempre distinto

y eso enriquece.

Sí, yo creo que todo el mundo

debería de experimentar esa forma de vida.

Yo viví en Irlanda tres año y pico de seguido

y luego yendo y viniendo,

y creo que eso nos forma como músicos

porque primero nos forma como personas,

y eso se va directamente al instrumento

y la expresividad y toda la mente que tienes ahora ya formada

se ve de otra manera a la hora de tocar.

A mí me has gustado mucho. Gracias.

-Manu, estaba bonito,

lo que pasa es que... ¿Sabes quién es Scaramouche?

-Es un payaso...

-Hum... De una novela.

-No me gusta la respuesta.

Es un espadachín de la Revolución francesa.

-Pero la obra no está inspirada en él.

-Ya me has dado el primer corte. ¿En qué está inspirada?

-La obra está inspirada

en un teatro de Francia llamado Scaramouche

y se escribió para una obra de teatro...

No me acuerdo exactamente de quién, en 1950,

y era simplemente representar un acto con distintos personajes,

y se puede ver en la música que es eso.

Tiene relación también quizá con el espadachín, no lo sé;

pero no es exactamente eso lo que se buscaba.

-Entonces la crítica que te iba a hacer, que era el tempo,

si es un payaso, me la como con patatas,

porque lo que te iba a decir era que ese ambiente

de los espadachines de saltar una mesa,

un candelabro y tal, a un tempo mayor...

-Pide un poco más. -Hubiera estado mejor reflejada.

Pero me ha gustado, eh. -Gracias.

Sí, sí, a mí me ha gustado mucho.

Es muy divertida

y te vienen muchas imágenes a la cabeza, es muy teatral, ¿no?

Y a mí me ha faltado... Me ha encantado cómo lo has hecho,

pero me ha faltado un poco

que te hubieras arriesgado con el tempo,

haberle dado un poquito más de locura.

Sí, más vertiginoso. (ASIENTE)

Estoy con mis compañeros.

Has tocado muy bien, muy bien interpretada,

eres muy buen saxofonista...

Y me ha faltado eso, que jugaras un poco más.

Me ha parecido algo cíclica.

Volvía a salir la misma melodía y estaba tocada igual.

O sea, que jugaras todavía más, que hicieras más el "payaso",

digamos, con esta interpretación.

Y nada, ahora después de la "master class"

espero que nos sigas demostrando esta musicalidad

con el concierto para saxofón de Glazunov,

en la obra obligada.

(Aplausos)

Te deseo toda la suerte del mundo. -Gracias.

-Te va salir fenomenal. -Gracias.

-Espero que no tengas los mismos problemas.

Y dales caña, eh. -Gracias.

-¡Vamos, ánimo!

La historia de Fabiola es conmovedora.

Hay gente muy importante en tu familia

que no está aquí en la grada para ayudarte en estos momentos.

¿Quiénes son?

Mi madre y mi padre.

¿Qué obra vas a interpretar? Y dime si se la vas a dedicar.

Por supuesto que se la voy a dedicar.

"Romanza andaluza" de Pablo Sarasate.

La "Romanza andaluza" es un ejemplo de música de carácter español

y virtuosa por excelencia.

Sí. ¿A que sí?

Para mí es un honor tocarla aquí, en España.

Es dificilísima. Siento presión.

¿Sí? Por supuesto.

Pero lo vas a superar seguro. Seguro.

Igual que has superado muchos momentos en tu vida.

Es verdad. Y yo quiero que la gente lo sepa.

La casa la van a vender.

Yo tengo mi violín, mi maleta

y mucha fe.

Mi música es un rezo.

Hola, soy Fabiola, soy violinista, vengo de Venezuela.

¡Hola! ¿Cómo están?

Resido desde hace siete meses aquí en Madrid,

ya que mi tía me acogió.

Mi tía abuela fallece a los tres meses de yo estar aquí.

-Como no tiene más familia aquí en Madrid ni nada...

-Me he quedado completamente sola.

-Todo le recuerda a ella, ¿no? Es que está la casa tal cual.

-Y me he tenido que ganar la vida.

He rezado por conseguir un trabajo

y ya lo tengo.

Dos cervezas, por favor.

En Venezuela yo vivía sumergida totalmente en la música;

si no estaba estudiando, estaba dando clases;

y aquí trabajando y estudiando.

Incluso en mis momentos de trabajo yo practico.

Pienso que el que no vive para servir

no sirve para vivir.

Recé por conseguir una buena amiga aquí en Madrid

y ya la tengo.

-Anda que cómo nos conocimos, ¿te acuerdas?

-¿Segura que no hay nadie ahí?

-No lo sé seguro, pero quien esté tarda siglos, eh.

Por cierto, yo soy Sara. -Yo soy Fabiola.

-Siempre nos hemos ayudado cuando lo hemos necesitado.

-Yo sé que yo la llamo y ella va a estar ahí para mí.

-Y va a ser famosa,

¿y quién quiere perder un amigo famoso?

Que vuelva a Venezuela triunfando.

-Por supuesto también rezo por mis padres.

Mi padre es fundador de la Orquesta Simón Bolívar,

de Venezuela.

Hola, papá. Mami.

Hizo un gran esfuerzo para mandarme hasta acá.

No se tienen que preocupar. Nos vamos a ver muy pronto

y va a ser con mi esfuerzo y con el de ustedes.

-Claro, toda la mano de Dios.

-Adiós, papito. Chao.

En este lugar es donde yo vengo a olvidarme de todos mis problemas,

de todas mis dificultades.

Excelente aire que me recuerda a mi tierra.

Todos merecemos una melodía,

incluso este.

(Aplausos y vítores)

Nada, decirte que me ha parecido

que le faltaba un poquito de ánima a esta interpretación.

Es una obra difícil. Yo la he tocado, Judith también,

lo comentábamos ahora; es muy difícil

y está un poco académica, de asegurar que todo saliera bien;

tiene cosas rítmicas, las dobles cuerdas,

tocar en la cuarta cuerda, subir muy para arriba...

Me ha parecido eso, que estaba un poco académica,

faltada de carácter y de ánima.

Pero enhorabuena, has hecho una buena interpretación.

Yo creo que es cierto que le faltaba más apasionamiento,

¿sabes?

Más pureza en el sonido y más garra en el sonido.

Pero creo que lo tienes, eh.

Creo que tienes carácter para sacarlo.

Quizá te has quedado un poco pequeña en la exposición,

pero, claro, aquí además nos toca mucho Sarasate, claro.

Nos toca Sarasate porque sabe que los Pradera

somos originarios de Echalar, en Navarra;

por eso lo decía. (RÍE) Claro.

A ver, yo creo has transformado una pieza que es callejera;

tú estás rondando a tu novio, es una romanza, de romance.

(CANTURREA) Moza, si me quisieras...

Está en el balcón tu novio y quieres que salga.

Y has transformado una pieza de rondar por la calle

en una pieza de salón muy pequeñita.

Pone "molto expresivo".

No se notaba el vibrato que necesita esto,

necesitas despertar la pasión.

Y estoy de acuerdo con todos mis compañeros

en que te has quedado corta en la expresividad.

Yo de lo que me acuerdo es de esta obra,

que es lo que comentábamos Albert y yo,

cuando era estudiante, el carácter, la garra,

ese golpe de arco en el talón.

O sea, esa importancia;

es que nos lo machacaron tanto a nosotros viviendo aquí,

que yo creo que aún tienes tu cabeza en Venezuela

y le has dado carácter de Venezuela en vez de carácter español.

Pero que, tía, es muy complicado tocar esto;

las dobles cuerdas que tienes; lo hemos sufrido aquí todos

y hay que seguir, seguir estudiando, seguir dándole

y seguirás tocando el violín toda tu vida

porque te ha robado el corazón.

Para seguir sabes que tienes ahora otra oportunidad

con esta obra obligada, que al final es la de peso,

la que has trabajado con la "coach" en la "master class"

y qué menos que el scherzo

de esa "Sonata en do mayor" de Brahms.

Vale, muchas gracias.

Hola.

-¿Qué tal? -Bien.

-Muy bien.

-Enhorabuena. -Sí, sí.

-Te ha salido superbién. Qué bonito.

-Ay, gracias.

-Estaban diciendo los comentarios y a nosotros nos había encantado.

-Mis compañeros son muy, muy buenos.

-Va a ser una competición muy interesante.

-No tocar como tocas todos los días,

sino dar un punto extra de energía y de confianza.

-Para mí es un placer estar compartiendo

esta experiencia con ellos.

En la academia los aspirantes comparten sueños y se relajan.

Allí preparan las piezas obligatorias.

Es como la ITV de la música.

Allí estuvo Raúl Benavent poniendo a punto a Borja Camps.

Atentos porque se juegan el pase a semifinales.

La clase con Raúl ha ido de maravilla, la verdad.

Me ha encantado que ha hecho mucho hincapié

en el hecho de tocar con pianista.

-No es lo mismo el concepto de sonido como solista,

que tocando música de cámara con el piano.

-Que no toque tan fuerte, tan duro...

-El límite del piano tú lo conoces.

Si lo sobrepasas y no lo escuchas, no estás.

-Ha sido muy interesante.

Me ha marcado mucho el hecho de que el tempo es 144.

-No es un tempo aquí.

Es un tempo aquí.

144.

-Y tiene que estar todo supermedido a 144.

(TARAREA)

Póntelo ahí, eh.

Nos planteamos aquí un tema musical que es la independencia.

-Hemos trabajado la independencia.

-Hacer en una mano una cosa y en la otra, otra cosa.

-La mano izquierda hace tres.

"En el bombardeo de los sentidos necesitamos zonas"...

Y la mano derecha, dos.

-Con "swing".

(TARAREA)

Y leemos.

-"En el bombardeo de los sentidos necesitamos zonas"...

-Tu mente está realizando

dos actividades totalmente independientes una de la otra.

Y el final, tres últimos.

(TARAREA)

-No cuadraba con el piano.

Me ha pedido que interprete el final hasta lo que se pueda.

-Y...

(Aplausos y vítores)

Borja, enhorabuena.

Antes que nada comentar que no he tocado

la campana para integrarme en esta obra,

no venía en la partitura;

sino que este movimiento dura lo que dura

y no has tocado dos minutos y medio como tocarán tus compañeros

por este motivo; no es que la hayamos cortado antes.

Me has gustado mucho más que en la primera interpretación.

Se nota que has pasado por las manos de Raúl

y que te ha puesto a punto para esta interpretación.

Te he visto mucho más seguro, mucho más fino al interpretar.

Es una obra de multinstrumento, multipercusión

en la que hay que saber cambiar de uno al otro

porque cada uno tiene una técnica y un sonido a la hora de tocar,

así que me gusta tu mejoría; enhorabuena.

Gracias. Sí, yo creo

que es un obra en la que es fácil

agobiarse para llegar de un lado a otro...

Y se te ha visto...

Bueno, respirándolo bien, o sea, haciéndolo bien.

El tres cuatro te ha salido bien, el swing también te ha salido bien

y a mí también me ha gustado más.

Muchas gracias.

-Borja, no sé si es tu carácter,

pero te va más este estilo de música de cámara,

donde debes estar en equilibrio con el otro instrumentista,

que la música más canallita que has tocado antes.

Ha estado lleno de detalles que eran como "petits macarons".

¿Sabes lo que son los "macarons", estos dulces franceses?

Pues has tenido detalles de gran distinción. Enhorabuena.

-Gracias.

Yo estoy de acuerdo con mis compañeros.

A mí me ha gustado muchísimo más que tu primera intervención.

Se te ha notado muy a gusto

y lo que has demostrado nos ha llegado.

Y tengo que recalcar la independencia de las manos,

que te comentaba Raúl, y también que utilizáis los pies,

que creo que sois los únicos, los percusionistas,

que estáis ahí a veces a cuatro; los dos pies y las dos manos.

Con los demás instrumentos

solo hacen falta las manos o la embocadura.

El piano también, que estoy viendo a Edu diciendo:

"Los pedales, los pedales".

Pero la dificultad que tiene la percusión,

de tocar un montón de instrumentos, sacar el sonido de todos ellos

y que suenen a uno; eso es lo difícil.

Y desde aquí, pues ha llegado tu momento

y te animo a que nos des tu opinión.

Yo creo que es una pieza

bastante complicada por eso que comentáis.

Son diferentes timbres los que hay que igualar;

sobre todo el plato, los cencerros...

Y sobre todo el tempo junto con el gran pianista Edu

Bueno, y la verdad es que es superinteresante

el hecho de que es muy meticuloso, Delécluse;

es un compositor y percusionista supermeticuloso

y la verdad es que he hecho un trabajo muy grande

y me ha favorecido.

-La clase con Mario me ha aportado

una visión un tanto distinta de los matices, de las dinámicas.

-Vamos a verlo otra vez y vamos a tratar de que sea todo

mucho más romántico si cabe.

Vamos a quitarle un poco de peso.

-Y quizá también un poco del carácter,

que todo va hacia algo más romántico, más dulce.

(TARAREA)

-Como Mario ha dicho, hay que ser un poco más romántico.

Y eso es lo que en el fondo queremos; ese momento de suspensión

que te lleve a otro lado.

-Ya sé que hay un cambio de tempo.

(TARAREA)

-Un poco en suspensión esa nota.

-Sí, y coge el tempo ya en la tercera parte.

-Cuando Mario se ha referido a darle un poco más de peso...

(TARAREA)

-Volvemos, damos un poco más de peso y seguimos, ¿vale?

-Ha dicho eso porque quizá la música estaba un poco ligera.

Para ser romántico, para crear esa tensión,

era un poco superficial.

Al darle peso, le damos un poco de cuerpo,

un poco de solidez a la música.

-¡Vámonos!

Vale.

(TARAREA)

(TARAREA)

¡No!

(TARAREA)

¿Vale? Muy unidas todas.

-Yo voy a intentar vender la pieza y, más que vender,

contar lo que quiero contar con esta música

y a ver si a la gente le gusta lo que tengo que contar.

(Aplausos y vítores)

Manu, ¿has estado a gusto? Sí, muy a gusto.

Vale, porque lo que me has transmitido a mí es que sí,

pero como te veía ahí con la embocadura moviéndola,

nada más tocar la estabas cogiendo,

a ver si me estaba confundiendo y me has transmitido otra cosa.

Yo te he visto muy tranquilo, muy afinadito,

con la dinámica muy bien, la clase te ha ido fenomenal...

Y a mí me has gustado mucho;

es que no te puedo decir más. Gracias.

Es un poco defecto profesional de estar ajustando todo el rato

para intentar estar lo más afinado posible.

Gracias. -Manu,

te has ido metiendo en la música

porque al principio has empezado un poco soso;

pero a medida que iba avanzando la música,

me ha dado la impresión de que ibas como haciéndonos flotar a todos

en esta música, como decía Mario, tan romántica.

Enhorabuena por la interpretación. -Gracias.

A mí me ha parecido que lo has hecho superbonito.

El timbre, precioso.

Las dinámicas, muy bellas.

Tienes mucha clase en el escenario;

te juntas al instrumento y te conviertes en un ser único;

y el allegretto lo has hecho muy bonito.

Gracias.

Manu, lo mismo, enhorabuena; una muy buena interpretación.

Una obra con mucha expresividad también

en la que te puedes mostrar en todas tus facetas de saxofonista...

Sí es verdad que como te he dicho en la primera parte,

me parecía un poco cíclico.

No me has terminado de convencer o de enganchar a tu interpretación.

Eso no quiere decir que no esté bien interpretada.

Pero me ha faltado un poco de conexión entre músico-público;

por eso un poco cíclico, un poco aburrido a la repetición.

Y nada más, después de todas estas intervenciones,

es tu momento para que con la voz ahora, no con el saxo,

nos digas lo que piensas en el momento del alegato.

Yo lo primero quería agradecer al maestro Frías

porque es imposible tocar así, bien o mal;

es imposible tocar simplemente

y lo pone muy fácil. Claro que sí.

Bueno, las dos cosas que me habéis dicho,

una es la del tempo de la primera obra,

yo creo que para contar más no necesitas hablar rápido,

ni para recitar más

necesitas decir más palabras en un minuto.

Si no hay indicación del tempo al principio de la partitura

y dice "vivo", eso es lo que yo quería transmitir

y no creo que hiciera falta correr más.

Además, un poco más lento se sentía incluso un poco más vivo,

que a veces hace falta agarrar las notas para notar la energía.

Y la otra cosa, con respecto a lo cíclico,

las dos obras que he cogido

están desarrolladas sobre un único motivo.

El "Scaramouche" es un solo motivo. (TARAREA LA MELODÍA)

Repetido quinientas veces.

Sí, pero cada vez que sale el mismo tema...

Lo podía haber variado. Eso es,

para enganchar más o cautivar más al oyente.

(Aplausos)

Yo realmente no conocía esta pieza

y para mí esto es nuevo;

pero no me molesta tocarla, en absoluto;

más bien me fascina porque es algo que aprendo.

-¿Por qué no pones segundo dedo en do?

-Me dio una digitación que me funciona mucho mejor.

-Yo creo que esta digitación te puede ayudar a entonar

y a hacer más legato...

-La postura es un elemento

que implica mucho a la hora de ejecutar.

-Mucho mejor, Fabiola,

pero te noto que estás subiendo ahí... No.

Ni esto tampoco. Muy bien puesta sobre tus raíces.

-Hace mucho la diferencia

y la proyección del sonido es totalmente distinta.

-Vale. Muy atenta porque pierdes un poco el pulso.

-Cuando me dijo que tuviera cuidado con el pulso

es que no me cayera tanto,

no fuera más para atrás, que escuchara más al piano.

-Estás un poquito aquí en tu cocina, pero no;

siempre escuchando qué pasa en el dúo, ¿vale?

Bien articulado... Abre.

-Con la clase con Yulia

me di cuenta de ciertas diferencias que tenía

porque yo no había visto la obra con un profesor

o con alguien que me escuchara;

simplemente fue algo autodidacta.

Ella sí me dijo detalles que son elementos que hacen

que lo ejecute mejor y suene mejor hacia el público.

(Aplausos y vítores)

-Fabiola.

Yo creo que se te ha notado un progreso en expresividad

respecto al Sarasate;

en el paso al Brahms,

se te ha notado el paso por la escuela,

con los sabios consejos de Yulia Iglinova;

pero todavía estás un poco corta.

Igual que en el otro te faltaba agitanarlo,

cingarizar la música; aquí te falta desesperarlo.

Es una música... Esta sonata la compusieron

Brahms con Schumann,

con otro músico que ahora no recuerdo...

Y Brahms estaba enamorado de la mujer de su mejor amigo.

Entonces es como pensar una historia de amor desesperada.

"Me gusta Clara Schumann, pero pertenece al otro".

Y te ha faltado un poco de desesperación.

Lo que comentabas en la clase

de que estabas descubriendo esta sonata sobre la marcha,

pues es un poco lo que se te nota cuando la tocas;

un poco de falta de comprensión y seguridad,

de entender lo que estás tocando.

Sí se ve que lo quieres hacer, que lo intentas;

pero te falta un recorrido que no sé muy bien si es...

Yo creo que es más bien técnico, de soltura,

que de capacidad tuya de temperamento, fíjate.

Lo que pasa es que te falta sacar el sonido

y comprender la obra,

porque yo creo que sí tienes ese temperamento.

Vale.

Ha habido una mejoría entre la primera y la segunda obra.

La clase con Yulia ha funcionado muy bien;

gran profesora, mejor músico.

Siguiendo en la línea de mis compañeros,

te falta creértelo; lo que decía Yulia:

"Me planto con los dos pies, no me muevo y soy yo".

Esta entrada... (TARAREA LA ENTRADA)

Tiene que convencer a todo el público.

Has ido calentándote durante la obra

y cuando vuelve a salir esta forma rítmica más adelante,

lo has hecho perfecto;

pero no puedes empezar tú sola con un "sol, sol, sol",

sin creértelo,

porque no transmites y no nos llega.

Pero enhorabuena por el trabajo

y la mejoría. Vale, gracias.

Yo también pienso que has mejorado y se te nota,

sobre todo en el carácter que has tenido

tocando con el talón,

que yo lo echaba de menos en la anterior obra.

O sea, sí que te veo mucho mejor;

deberías de tranquilizarte más, como te dicen mis compañeros,

y es muy importante siempre encontrar un buen profesor.

Yulia te ha venido fenomenal para entender mejor esta obra

y creo que deberías de aprovechar que estás en España

y buscar a alguien que te explique bien Sarasate

y que te meta Sarasate en el cuerpo

para llevarte eso de nuestro país, ¿no?

Pero yo he visto tu mejoría.

Vale, gracias.

Y es tu momento para defenderte y darnos tu opinión.

Vale...

Yo creo que con Sarasate, ciertamente estoy con españoles,

quienes más pueden percibir esa música,

de su país, de un músico de su país;

ciertamente creo que me faltaba un poco más de carácter.

Ahora con Brahms,

yo siento que no es que haya fallos,

yo creo que lo he hecho muy bien, realmente.

O sea, todo lo que Yulia me dijo fue un cambio radical.

Gracias.

¡Hombre, un abrazo!

Enhorabuena. Felicidades.

Gracias. -Enhorabuena, lo has hecho genial.

Todos lo habéis hecho muy bien.

Sí, todos lo hicieron demasiado bien.

¿Cómo te has sentido?

Bien, la verdad es que estaba muy segura.

Es muy difícil tocar aquí delante del jurado...

En frío.

Yo quiero que hablemos también nosotros entre amigos,

entre compañeros...

Que quién ha ganado, ¿no? Fabiola. -No...

-Yo digo que Fabiola. -Yo siempre dije que Manuel.

-Bueno, yo creo que ha ganado... (TODOS RÍEN)

El jurado ya tiene su veredicto.

Hay que echarle valor para escucharlo.

Aquí se nota la tensión,

porque solo uno de vosotros tres vais a poder pasar a semifinales.

Escuchamos a Max.

La libreta de "Clásicos" es negra

porque efectivamente solo sale uno vivo

y hay dos fiambres.

Borja, vamos a ver...

En la primera pieza yo creo que te has deslavazado;

es decir, un baterista en un grupo

tiene que liderar, tiene que llevar la voz cantante,

y francamente, querido, has sido Pete Best;

te hubieran sustituido por Ringo Starr

si hubieras estado en los Beatles.

Pero sin embargo, en la pieza de Delécluse

has estado muy distinguido;

yo he utilizado la metáfora de los "macarons",

y eso podría hacerte pasar a semifinales.

Manu.

Es verdad que en el concierto de Glazunov nos has hecho volar,

has adoptado este aire romántico que te sugería tu "coach"

y esto es un activo para pasar a las semifinales.

Sin embargo, en la pieza "Scaramouche",

nos has vendido una burra: "No, es que es un payaso"...

Para empezar, si fuera un payaso, tendrías un fagot en la mano.

(IMITA EL SONIDO DEL FAGOT)

En fin, te lo sabes.

Aunque pasa por una compañía ambulante,

Scaramouche es un espadachín.

"Scaramouche" va a una velocidad vertiginosa

y su tempo es "un, dos"... (TODOS MARCAN EL TEMPO)

Fabiola,

como malo, lo que podría lastrar

tus posibilidades de pasar a semifinal,

la falta de expresividad en Sarasate;

no has cogido el carácter cíngaro, gitano...

Si es que Sarasate solo escribe a los gitanos

y se dedicó a repetirlo una y otra vez.

Y como bueno, tu permeabilidad en todo lo que te ha dicho Yulia.

Es muy importante en una orquesta,

pues recibes instrucciones del maestro.

Tu ductilidad;

eso podría hacerte pasar a semifinales.

Y el semifinalista del programa de hoy es...

¡Borja!

(Aplausos y vítores)

Ese paso adelante de campeón.

Nos vemos la semana que viene en "Clásicos y reverentes".

¡Os esperamos!

-Mi paso por el programa ha sido realmente muy positivo.

-Yo me voy muy contento con haber conocido

a estos fantásticos compañeros.

-El nivel del programa ha sido espectacular.

-Aquí no perdemos;

ninguno de los que pasa por el programa pierde.

-Así se debería hacer música, rodeado de buena gente.

-Eso de estar detrás de las cámaras es algo que nunca había vivido.

-Lo estábamos hablando, que el jurado lo tenía muy difícil.

-Pienso que mi familia está muy feliz.

-Y a seguir trabajando, estudiando.

-Añoran verme pronto y darme un abrazo

y decirme: "Te amo".

-Tirando siempre adelante.

-Ahora a por todas.

(Aplausos y vítores)

Clasicos y reverentes - T2 - Programa 2

14 oct 2018

Programas completos (16)

Los últimos 16 programas de Clásicos y Reverentes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios