Clásicos y Reverentes La 2

Clásicos y Reverentes

Domingos a las 12.00 horas

La 2 y la Orquesta Sinfónica y Coro RTVE desarrollan en este programa una colaboración esencial, donde el papel de servicio público y la pasión por la música clásica, serán los elementos fundamentales de este espacio, que mostrará el espíritu de superación de un grupo de jóvenes intérpretes del más alto nivel. Jóvenes talentos que tocan el violín, viola, violonchelo, clarinete, flauta travesera, fagot, saxofón, trompeta, trombón y bombardino. Los finalistas tocarán con la Orquesta RTVE y el ganador recibirá un premio en metálico.

Temporada 1

Durante los diez primeros programas de la primera temporada pasaron un total de 50 candidatos, de los que sólo 10 pudieron participar en los dos programas semifinales, programas 11 y 12. Una delegación de la Comisión Artística de la Orquesta, encabezada por el maestro Miguel Ángel Gómez-Martínez, elegió a los candidatos que, en el último programa de la edición, interpretaron un repertorio de reconocida música clásica utilizada en la cinemetografía y bandas sonoras.

Temporada 2

En esta nueva etapa, el compositor y director Juan Antonio Simarro se hace cargo de la presentación. Ana Curra, figura histórica del pop rock español, será miembro del jurado junto con Máximo Pradera, Albert Batalla y Judith Mateo. Visitarán el programa referentes de la música sinfónica, como Camille y Julie Berthollet, Inma Shara Jorge Pardo, Stradivarias, Abraham Cupeiro, Bruno Axel, Maestro Asensio y The Sirs Alegators.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4881358
Para todos los públicos Clásicos y reverentes - T2 - Programa 10 - ver ahora
Transcripción completa

Tres, dos, uno, cero.

Arrancan las semifinales en "Clásicos y reverentes".

Y tres, dos, uno o cero

son los participantes que pueden pasar a la final.

Quiero daros la bienvenida a los tres

y a todos los demás concursantes de estas semifinales.

Tenéis que pasar por un trago difícil,

porque para poder tocar con una orquesta

como la Orquesta de RTVE,

tendréis que estar muy bien preparados,

tendréis que ser muy flexibles,

mucha atención al ritmo, mucha atención a los matices,

la calidad del sonido y la afinación;

esas son las premisas que vamos a necesitar

para que podáis tener la oportunidad

de participar con nosotros en el concierto de gala

de este programa.

Así que os deseo mucha suerte y que vaya todo muy bien.

Y hoy están con nosotros: ¡Ana Hervás!

¡José Manuel Ribera!

¡Y José Ángel Santo Tomás!

Bienvenidos, chicos.

Habéis conseguido pasar a las semifinales, es duro;

pero más duro va a ser a partir de ahora

ver cómo os juzga el nuevo tribunal formado por:

¡Mario Torrijo!

¡Yulia Iglinova!

¡Salvador Barberá!

¡Raúl Benavent!

Vemos que queda una silla, la más importante,

que ocupará el maestro Miguel Ángel Gómez Martínez.

(Aplausos)

Maestro, ¿qué actitud cree que deben tomar en esta prueba?

Simplemente sed vosotros mismos

y dadnos todo lo que tenéis dentro, que estoy seguro que es mucho.

Verán también que en la academia hemos tenido esta semana

a un grandísimo artista, Nacho Mastretta,

que les ha enseñado a hacer algo muy importante en la música:

divertirse.

Hola, soy Nacho Mastretta

y, bueno, he venido a conocer a los concursantes,

que después de tanta prueba,

me muestren un poco cómo disfrutan con la música.

-Otra vez.

-Los instrumentos los usamos para protegernos de los demás.

Si no, seríamos cantantes, que es lo que más nos gusta.

También haces muchos amigos gracias al instrumento.

Y conquistas también. -A veces.

-Bueno, vamos a pasar un rato bueno hablando de música.

Sugerente la propuesta de Nacho Mastretta, ¿verdad?

Una imagen inédita que hemos tenido esta semana

es la de Ana Curra enseñando a nuestros chicos

a ser jueces de sí mismos.

La vemos en una versión más suave, interpretando a Chopin.

Hoy he venido aquí, a este remanso de paz,

otra escena completamente diferente,

y estoy encantada de la vida porque hoy les toca a ellos

criticarse, juzgarse,

y yo me quedo libre de toda esa tarea tan ardua.

Sobre todo y fundamental he venido a desearles

la mejor suerte del mundo

en esto de la música, en este concurso,

pero en general en la vida.

El mecanismo ya está en marcha.

¿Quién o quiénes serán los primero finalistas?

Soy José Ángel, percusionista leonés

que lleva toda una vida haciendo ruido.

Pasar por el programa ha sido una experiencia única.

He vivido unos momentos muy bonitos

y he conocido a gente bellísima.

Raúl es una persona que te intenta enseñar a través de sus manos,

de sus baquetas,

y eso se agradece.

(RAÚL TARAREA)

(RAÚL RÍE) -Gracias, Raúl.

Me lo he pasado superbién viéndote porque se ve que lo disfrutas.

Todo clarísimo, muy expresivo, tanto a nivel de tocar

como tu cara y tu forma de estar en el escenario.

Una demostración de poderío y de tronío, querido amigo.

Hasta el infinito y mucho más, Santo Tomás.

(Aplausos)

Bueno, vamos a ver;

ritmo preciso, muy preciso, está muy bien.

Matices; aquí es donde creo

que ya nos hemos pasado un poco de rosca.

Mire, desde la letra A en adelante,

hasta el compás 16,

tenemos todo en mezzoforte...

Bueno, todo; la mano derecha, quiero decir.

Entonces yo creo que aquí

deberíamos dar un poquito más en general

y luego hacer un gran contraste donde viene la F,

y entonces mantenerse en ese forte.

Luego, por favor, el piano de la letra B

está ya tan piano que casi no se le oye.

Luego, si se da cuenta, en la letra C,

tenemos forte, que se lo han escrito

en la mano izquierda,

pero también la mano derecha debe ir forte,

porque si no, se pierde la melodía principal.

Luego ha hecho una cosa que es lógica,

pero que no está escrita;

que es en el compás 73 y en el compás 74,

ahí usted no tiene matices; usted debe mantenerse

en la misma intensidad; solo el piano tiene matiz.

Usted ha hecho el matiz al mismo tiempo que el piano;

lógico, pero si toca usted esto que está en mezzoforte,

todo el pasaje,

lo toca todo en mezzoforte, se le va a oír todo el rato, ¿vale?

Vamos a hacer una cosa

para probar si hay reacción en lo que le estoy diciendo.

Empiece en la letra A y siga hasta que yo le pare.

¡Vale! Muchas gracias, muchas gracias.

Le he esperado ese ratito

para que allí donde rozó la otra vez

tuviera la oportunidad de no rozar; muy bien, no ha rozado.

Ahora vamos a tomar el compás 70, el compás 70,

y no haga crescendo en el 73, por favor.

El compás 70; página 7, último compás de la primera línea.

(SUSURRA) -Tres y...

Ya está, vale, vale.

Venga, por mi parte, yo termino.

-José, enhorabuena; gracias por haber llegado aquí.

Espero que lo estés disfrutando,

porque tengo dudas de si lo estás disfrutando.

Pero ahora hablaré de esto.

Algunas cosas. A mí me gustaría que pensases

que el bajo que comienza la obra, el ostinato este,

luego cuando entra con el tema, en la letra A,

deja de tener sentido,

porque tu mano izquierda ha dejado

de hacer las notas con rayas, los apoyos;

en los compases de amalgama

precisamente no puede haber inestabilidad ni inseguridad.

Esto tiene que fluir.

(TARAREA LA MELODÍA)

Se queda totalmente diluido.

Eso por una parte.

En la letra B tienes que divertirte, tienes que jugar.

(TARAREA LA MELODÍA)

¿Ves? Ahora estás sonriendo, porque he dicho la palabra "jugar"

y has dicho: "Verdad, debería haber jugado".

Los músicos, si no jugamos, ¿qué hacemos?

Necesito marcha, necesito roncalrol,

necesito picante, necesito pimienta...

¡Necesito música!

José Ángel, por favor, te ruego que para la siguiente obra

saques todo esto; enséñanos quién eres,

que hay un músico dentro de ti,

pero por favor, demuéstralo. -Sácalo.

-Sácalo, diviértete, juega. ¿Ok?

Gracias. -Ok. Gracias, Raúl.

-¿Dígame? -Mamá, ¿cómo va?

-Hola. -Hola.

-¿Qué tal, ya has llegado?

-Sí, ya hemos llegado todos; estemos en el hotel.

-Ya estoy oyendo por ahí música. ¿Estáis practicando ya?

-¿Entonces van a venir o no?

-Me llamo José Manuel Ribera González, toco el saxofón

y Fontanars dels Alforins es mi pueblo.

Espero aprender mucho de mis compañeros, de los profes,

y llevarme una buena experiencia de todos.

-Me va lo romántico.

Yo soy muy romántico.

Soy empedernidamente romántico.

Es como comer cocido y no comerte el tocino.

¡No puede ser, yo me como siempre el tocino!

-Persigo los sueños que mi padre no se pudo permitir.

A mí me ha sorprendido muy gratamente.

Eres un musicazo.

Lo haces muy bien, la verdad. Muy buen sonido,

buena calidad, buena articulación, afinación... Bravo.

Has sacado todos los matices.

Paul Creston era muy puñetero con los matices

y has conseguido sacarlos de la partitura

y traerlos aquí para compartirlos con nosotros. Enhorabuena.

(Aplausos)

-Verdaderamente los matices han estado muy bien cuidados.

Es cierto que en algunos

nos hemos pasado un poquito de zona.

Por ejemplo, recuerdo un crescendo que hay en la segunda página

que llega al forte.

En el último sistema de la segunda página,

un crescendo que luego tiene un regulador y llega al forte

en la tercera parte del segundo compás.

Entonces ese crescendo lo ha hecho muy regular, muy uniforme.

Entonces yo creo que la idea del compositor

es que en la segunda, tercera y cuarta parte del primer compás

se haga poco crescendo,

y que luego en la primera y segunda parte del siguiente compás

el crescendo sea más grande.

Luego hay una cuestión rítmica, que es, después de la cifra 14,

en el segundo compás, la última nota es una blanca,

y usted la ha cortado antes de tiempo.

Sabemos que hay que respirar;

pero debe mantenerla más larga, más larga, más larga,

y luego en el último momento

tomar la respiración para continuar.

A mí me gustaría probar el pasaje este,

empezando en el dos por cuatro, uno antes de la cifra 14.

¡Vale! Vale, vale. Pues muchas gracias.

Bien, muy bien, muy bien.

A ver si alguno de mis compañeros quiere decir algo más.

-Yo, que estuvimos haciendo la clase...

Tocas bien, pero lo importante es que cuando te dicen algo,

reaccionas muy rápido,

y eso es tan importante

como tocar bien. -Exacto.

-Yo te veo muy preparado para tocar donde tú quieras

y cuando tú decidas. Gracias. -Sí, señor.

(NACHO MASTRETTA MARCA EL TEMPO)

He preparado una pieza para que toquemos juntos.

Es una pieza que tocamos con mi orquesta,

con la que llevo ya tocando más de 15 años,

que hice cuando nació el hijo del contrabajista,

que se llama Leo. Por eso se llama "Bienvenido, Leo".

Entonces la tocábamos con un aire de tres por cuatro,

más tipo una nana, y ahora con un ritmo más danzón.

Vamos a ver si le damos más vidilla en general.

(TARAREA LA MELODÍA)

Y ahí puedes tú... (TARAREA LA MELODÍA)

Que sea más ligada, ¿sabes? Que lo estás cantando, más...

Con ritmo para acompañar.

No sé si os estoy dando demasiadas instrucciones, pero...

Ahí no tocáis y, cuando os dé la entrada,

volvéis a tocar.

Cuando lleguéis al final, eso que hay...

(TARAREA LA MELODÍA)

(TARAREA LA MELODÍA)

Y ahí puedes hacer de repente...

Un sonido más largo.

Y ahí terminamos.

Ole, eso es.

-Soy Ana Hervás, toco el clarinete y naturalmente soy de Valencia.

Para mí esto ha sido una experiencia brutal.

Poder haber estado aquí era increíble

y es que sigo flipando.

Ay, perdón.

-Vamos otra vez y soltémonos, soltémonos.

Vayamos tocando y cada vez nos vamos soltando.

Si puedes, si puedes,

intenta no estar tan centrada en la partitura.

Yo estoy convencido de que Ana va a hacer

un gran papel en el plató.

-Yo espero crecer en experiencia.

No todos los días podemos tocar en un plató delante de cámaras,

ni con ese público ni con ese jurado.

Creo que al principio estaré un poco nerviosa,

pero en cuanto me ponga a tocar me relajaré y disfrutaré.

Relájate, relájate.

Tienes la música dentro.

Entiendes muy bien la obra, cómo transmitirla.

¿Qué te ha pasado en la mano, que la llevas vendada?

Me iba a hacer un bocadillo...

Tienes que cuidarte las manos

porque eres una músico de los pies a la cabeza.

Si sigues así serás una gran clarinetista.

Lo que más me gusta de la música es que me permite transmitir

sensaciones, sentimientos, en la gente.

(Aplausos)

-Bien, sonido muy bonito. El sonido me gusta mucho.

A mí me gustaría que fuera más... Que se soltara, que se soltara más.

Me ha parecido un poco tímido en general.

Y no tiene nada que ver con forte o piano;

eso estaba correcto,

pero es que me da la impresión de que está pensando:

"Tengo miedo, vaya que lo haga mal".

Y esa es la impresión que no podemos tener nunca.

Debe soltarse, debe estar libre completamente

y tocar de verdad como es usted.

Luego... A lo mejor es que es usted tímida, no lo sé.

Vamos a ver, mire; compás 11, 12... 13.

En el compás 13, el crescendo está únicamente

en la última corchea.

Usted ha hecho el crescendo ya desde la primera;

eso no debería ser.

Sin embargo, el piano no debe ser tan piano,

porque se nos pierde un poco, eh.

En el compás 34, la última nota es una blanca

y la ha cortado antes de tiempo.

Hay que mantenerla hasta la cuarta parte.

Mire, al principio; completamente al principio.

Empiece más expresivo.

Tóquelo todo... Más, más, ¡fuera!

Fuera.

Vamos a intentar hacer los primeros compases,

yo la voy a parar;

pero empiece desde el principio una vez.

Vale, ya está, ya está. Eso es otra cosa.

Ahí hay ya algo más de intensidad.

Brahms tiene unas diferencias muy marcadas

en sus indicaciones dinámicas.

Dolce es un poquito más que piano.

No es un poquito menos que piano; es un poquito más.

Expresivo es más que dolce. Cantabile es más que expresivo...

Aquí dice "dolce", luego esa subida que hay ahí

tiene que ser un poquito menos piano que lo que viene antes

y menos piano que lo que viene después.

Así que dé ahí un poquito más de sonido.

Vamos a empezar en el compás 9, por favor, con la anacrusa.

Muy bien, eso es. Bien, bien.

Ana, en general, lo veo todo un poco precipitado

y poco expresivo, en la línea de lo que dijo el maestro.

Pero es verdad, falta muchísima expresividad.

Puedes hacerlo mucho más.

¿Sabes lo que decían contemporáneos de Brahms sobre esta sonata?

Que es como una primavera de pura alegría.

O decían una frase:

"Este es un tema caído del mismo cielo".

Y a lo mejor, cuando tocas una obra,

tienes que informarte

de toda la información que existe sobre esa obra.

Esto te ayudaría. Te ayudaría a abrir este allegro,

porque aquí no hay introducción de piano.

Tienes que empezar desde primera nota.

La expresividad consiste en estas pequeñas cosas.

Tienes que investigar más por ahí.

Y ahora, Salvador...

-Es una pieza maravillosa; es un regalo, la verdad.

Y bueno, te invito a que sigas trabajando así

y que, bueno, ya esperamos a escucharte en la siguiente obra.

Muchas gracias.

(AMBOS) ¡Ana, Ana, Ana, Ana!

-¡Muy bien!

El tribunal ya se ha formado una impresión

con la primera actuación de los participantes,

Ana, José Manuel y José Ángel.

¿Quiénes conseguirán pasar a la final?

Bueno, José Ángel, estoy aquí, no como cicuta inquisidora;

ahora esa función te la paso a ti.

Vale, muy bien.

Pues vamos a empezar. Vamos allá.

Sí, creo que ahí esperé un poco la entrada del pianista

y creo que con eso me quedé, en vez de seguir mi tempo.

Te quedaste rezagado. Un poco.

Seguimos. Vale.

Vale, pues ahí... (RÍE) ¡Yo no he dicho nada!

Ya lo digo yo.

Sí que me he quedado también un poco por detrás del pianista,

pero tampoco fue para tanto.

Es un punto muy conflictivo

en el que hay que entrar justo los dos a la vez,

y no está mal, pero podría haber estado mejor.

Pero podría haber estado mejor.

Vale.

¿Qué puntos fuertes y qué puntos débiles crees que has tenido?

Yo creo que uno de mis puntos fuertes puede que sea la seguridad;

yo no me vi nervioso en casi ningún momento.

Y luego, ¿puntos débiles? Compenetración con el pianista.

Pues yo te deseo lo mejor, espero que te salga muy bien

y que la música te siga acompañando.

Gracias.

(Aplausos)

He visto muy cuidados los matices, muy claros los acentos...

Desde mi punto de vista, está todo muy clarito,

todo muy bien, todo muy expresado.

Incluso, ya digo, las cuestiones, como por ejemplo, en el compás 30,

la diferencia que hay

entre el 20 por 16, el 2 por 4, y el 9 por 16,

ha estado muy clara, muy bien hecha;

los acentos todos justamente en su sitio.

Yo verdaderamente aquí no le voy a pedir que repita nada,

excepcionalmente;

así que yo creo que le va a tocar ahora a mi colega a la izquierda...

-Muy bien, José Ángel; yo solamente felicitarte,

me ha gustado mucho la interpretación;

muy ordenada, muy razonada.

Sí que en algunos casos he echado de menos...

Yo siempre digo una frase que es que en música,

el solista en escena nunca puede faltar,

siempre es mejor que sobre; a mí me gusta así.

Concluiría con algunas apreciaciones de swing.

Me gustaría que tocases, por favor, el compás 28

y que lo toques en "loop", ¿ok?

(TARAREA)

Quiero que sientas un ritmo de batería como este.

¿Puedes tocar?

¿Lo puedes hacer en "loop"? En "loop". "One, two, three"...

Ok, esa conexión que tenemos tú y yo tiene "flow".

¿Ok?

Una cosa más.

Cuando lleguemos al punto culminante del compás 38,

no te lo tomes como resolución;

es punto de partida,

y pone una anotación muy clara, negra 160.

Un, dos, tres. ¿Puedes tocar?

¡Punto de partida, fortísimo! "One, two, three", ¡y!

¡Vamos!

Y...

Ok, esto es, esto es.

Fantástico, muchas gracias. -Muy bien.

-Y ahora te doy la oportunidad en tu alegato

de que nos digas lo que has sentido o...

-Lo que quiera.

-Lo que quieras, claro. -Eso.

-Daros las gracias a los cinco, maestro,

Raúl, como profesor de percusión;

es un placer teneros a todos aquí,

poder aprender de cada uno de vosotros;

todos vuestros detalles son muy gratos de conocer y de oír

para seguir aprendiendo en este mundo.

Y nada más, espero que hayáis disfrutado tanto como yo.

Gracias. -Muy bien, gracias.

-Por ejemplo, aquí podría haber sido un poco más claro.

Me pasé un poco de ser demasiado romántico.

Debería haber estado más con el estilo.

En esta obra Creston tenía mucha influencia del Barroco

y quería que todo fuese a tiempo.

Pues también aquí, llego a la parte más rítmica...

(TARAREA)

Se escucha... No sé cómo se escucharía en plató,

pero intenté hacerlo lo más corto posible,

pero aquí no se oye... Allí se oyó mejor.

El sonido es todo un mundo

y no es lo mismo escucharlo aquí, por el altavoz de aquí,

que escucharlo allí, con la acústica del plató,

que en un teatro.

Por aquí también hago una cosa rara, corto la línea.

(TARAREA)

Y eso es antimusical, eso es...

Para sacar una pistola y ¡pam!

Valora qué es lo que no quieres volver a hacer

y qué es lo que puedes hacer mejor.

Sobre todo en la interpretación, no hacer cosas extrañas;

ser todo lo fiel posible a lo que pone en la partitura.

También mostrar que soy flexible.

La flexibilidad creo que se valora mucho en una orquesta.

Te deseo toda la suerte del mundo porque creo que estás en el camino.

Pases, no pases, porque esto al final

es una experiencia más;

pero te deseo lo mejor y que la música te salve la vida,

que lo hará en muchas ocasiones, y eso no lo puede hacer cualquiera.

Muchísimas gracias.

-Muy bien, muy bien. Vamos a ver, pequeñeces.

(Aplausos)

Muy bien, muy cuidados los matices.

El sonido me gusta mucho; eso fue en la otra prueba igual.

Mire, en el compás... Después de la cifra 1.

1, 2, 3, 4... En el quinto compás,

ha terminado demasiado piano, porque es solo mezzoforte,

y además la nota se ha quedado muy corta,

porque es una blanca con puntillo.

Después, uno antes del tres,

es una redonda con puntillo

y también se ha cortado antes de tiempo.

Mire, para probar eso, vamos a tomar la cifra 1.

Exacto, muy bien.

Y ahora vamos a tomar, por favor, la cifra 2, con la anacrusa.

Muy bien, ya está. Muy bien, muy bien.

A ver... -Chema, a mí me gusta mucho

cómo lo haces, ya lo sabes.

Solo una cosa; cada vez que hay corchea...

(TARAREA)

Tiene que... Dentro de lo que la música es,

tiene que estar muy claro, ¿vale?

Aparte de eso, cuando tocas, yo huelo a música.

Nos tienes... robados, ¿vale?

Cada paso de cada nota, cada cosita que haces,

nos llega enseguida y no tengo nada más que decir.

Mucha suerte y adelante.

-Bueno, pues daros las gracias a todos, sobre todo a Mario,

que me dio la "master class",

que desde un principio hemos conectado mucho

y eso se nota mucho. En la primera fase, antes de salir,

vino a darme un abrazo y eso la verdad es que lo recuerdo,

nunca se me olvidará,

y fue como un impulso a la fuerza,

y luego en sus valoraciones siempre tiene un detalle especial conmigo

que siempre lo agradeceré;

siempre me acordaré de ti y tendré un buen recuerdo.

Y eso es superespecial. (RÍE) -No sigas, no sigas.

(TODOS RÍEN)

¿Qué ves ahí?

Aquí es que estaba muy nerviosa

y el control de las notas se me fue muchísimo al principio.

Y ahí hay una escala que no me salió.

Me puse nerviosa y se me fueron las teclas,

las notas... No sabía tocar ya.

Y esta parte yo creo que me salió muy bien.

O al menos la disfruté mucho,

que es de lo que se trata, ¿no? Ha estado muy bonito este pasaje.

¿Qué ha pasado ahí?

Es que no sé qué pasó,

que hubo ahí un poco de descontrol con el pianista.

De coordinación, ¿no? Sí.

Aparentas seguridad aunque estés por dentro nerviosa.

¿Cuáles son tus puntos fuertes y tus puntos débiles?

Pues yo creo que los puntos débiles

sería que necesito un poco más de concentración,

por eso del control de notas, por no ponerme tan nerviosa

y porque los pasajes salgan un poco más limpios.

Y yo creo que el punto fuerte más que nada es que lo disfruto,

disfruto mucho las actuaciones

y creo que se nota y que eso es bueno.

Pues yo te deseo lo mejor, Ana,

que la música es un tesoro muy grande que tenemos.

Y te deseo que te acompañe toda la vida.

Muchas gracias.

(Aplausos)

Hay cosillas, hay cosillas.

Mire, está muy bien y me ha hecho mucho caso

en hacer mucha atención a los matices,

pero el momento de los tres pes que hay en la página 2,

ha sido ya tan, tan, tan pianísimo,

que casi no lo oíamos. Los glissandos esos que hay.

Y luego los calderones... -Eh, perdón.

-Sí. -Es que esos son sonidos de teclas.

-Ah, vale. -No tiene que sonar nada.

-Ah, verdad, lo dice aquí;

perdón, perdón, no he dicho nada, olvídelo.

Mire, otra cosa.

¿Sabe lo que significa cuasi "erschrocken"?

-Asustado. -¿Eh?

-Asustado. -Casi asustado.

No me ha dado esa impresión.

Eso tiene que ser verdaderamente un ataque ahí,

pues eso, que nos asuste a todos.

Luego, otra cosa es el calderón

que hay después del segundo "multiphonic"...

Casi no ha habido calderón, ha sido muy corto.

Debería de ser bastante más largo.

Y luego... Estoy yendo de atrás adelante.

Pero voy a dar un salto hacia adelante

y en la página 4,

el acento que hay sobre la corchea lo ha exagerado demasiado,

porque ese acento está todavía dentro del pianísimo,

y entonces el crescendo está en la blanca con puntillo.

Pero antes no;

entonces ese acento debe ser un pequeñísimo acento

y luego el siguiente acento sobre la otra corchea

sí tiene que ser un acento grande.

Ah, y otra cosa. Al principio del todo,

el primer diminuendo que hay, dice "al niente".

Tómese tiempo, déjese el calderón,

luego tiene sobre la respiración otro calderón...

Es decir, tómese mucho tiempo, deje muy largo ese trino

y disminuya ahí sí hasta que desaparezca.

Vamos a verlo; el principio.

Muchas gracias.

Otro matiz que hay que marcar mucho más

es justamente debajo de la línea donde ha llegado ahí,

hay un fortísimo diminuendo forte.

Sobre un sol bemol fa mi.

Eso no lo he entendido.

Y luego el mezzoforte que viene después tampoco.

¿Podemos empezar en el piano?

El si bemol ese que tiene en esa misma línea.

No, no, no... Tómese más tiempo para las negras.

No vamos demasiado rápidos ahí. Tómese más tiempo para las negras.

(TARAREA)

Tiene que ser... un gran grito, digamos.

Vale. Muchas gracias.

Por mi parte he terminado. Por favor...

-Ana, pues poco me queda para decir.

Obra muy difícil de tocar y de escuchar también;

así que nos tienes que ir ayudando al público también, ¿verdad?

El pianísimo tuyo, que con tanto esfuerzo has sacado,

no llega aquí casi.

Quizá es demasiado, ¿sabes? En mi opinión.

-En la orquesta tendría que dar más.

-Es obra para clarinete solo; tienes que llenar en cada momento

para que se te oiga en cada momento.

Pues nada más, ahora es tu momento

para que nos cuentes tus experiencias,

tu alegato.

-Bueno, pues en primer lugar, muchas gracias a los cinco,

también a Salvador por la clase del otro día.

Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que me habéis dicho

y pienso que me va a aportar mucho y me puede servir mucho.

Y por otra parte también,

"disculparme", entre comillas,

porque sé que en la obra anterior, en Brahms,

he estado un poco rígida y un poco tímida, lo sé.

Y me da rabia porque es una obra que yo disfruto mucho

y que me encanta,

me ha encantado siempre esa obra.

Y la verdad es que me da rabia porque si la toco ahora otra vez,

sé que la tocaría totalmente diferente

a cómo la he tocado antes. Lo sé, soy consciente.

-Ana, tienes toda la vida para tocar esa obra.

Y el resto de la vida para descifrar esta.

(RÍEN)

-Daros las gracias a todos

por las correcciones y por lo que me habéis aportado.

-¡Muy bien!

-Que sepas que te han dicho muchas cosas

porque es una obra con muchísimos detalles.

Es una obra que tiene un montón de detalles.

Lo ha dicho Yulia,

que te llevará toda la vida descifrarla, eh,

que no está diciendo cualquier tontería.

-Lo has hecho muy bien.

-¿Realmente sabes por qué te hiciste músico?

-Desde pequeño coger dos palos en la mano

para mí era divertido.

-Tengo a mi familia en la banda de música.

-Al ser mi abuelo clarinetista, mi tío clarinetista...

-Tenía que estar en la banda. -Para la niña, el clarinete.

-Empecé con la percusión, no me fue muy bien;

luego la trompeta, fue peor.

-Yo creo que lo mejor de la música son los músicos.

-Pasar tiempo con mis compañeros músicos

es una de las cosas más placenteras.

-Ahí estoy de acuerdo totalmente.

-A veces en la vida hace falta sentirse realizado con algo.

-Todas las personas tenemos distintos momentos

de enfado, de diversión...

Creo que cada uno de los instrumentos de percusión

refleja uno de esos.

(TARAREA)

-El clarinete siempre he visto que por una parte

tiene un sonido muy oscuro y aterciopelado...

Por otra parte te marcas un glissando y es extrovertido.

-Lo que va conmigo, la dulzura del saxo.

-Al principio puedo ser muy tímida,

pero luego cuando nos conocemos soy más plan "fiesta".

-Qué bueno.

El tribunal ya ha deliberado.

Solo ellos saben si pasarán tres, dos, uno o ninguno.

Yo quiero saber cómo os sentís, chicos.

Contadme, contadme.

Tranquilos, pero nerviosos.

Tranquilos y nerviosos. Tranquilos, pero no demasiado.

-Hemos tocado ya, pero toca esperar y te pones nervioso.

Es un "allegro ma non tropo". Eso es.

-Sí, algo así, cuasi, cuasi. Cuasi.

Bueno, para saber la verdad, llamamos al maestro Gómez Martínez.

Hola, hola.

El momento más importante. Ya, ya.

Maestro Frías, por favor.

¿Vamos a ello?

Vamos a ver... Es... José Manuel, ¿verdad?

Bienvenido a la Orquesta.

(Aplausos)

Ana.

(TITUBEA) Lo siento, pero no.

(Aplausos)

Pero ni yo ni ninguno de mis compañeros

queremos que te desanimes,

porque esto es solamente el principio

de una serie de malos momentos que vais a pasar todos.

No te tiene que echar atrás; al revés, darte ánimos, mejorar,

y la próxima vez será.

(Aplausos)

José Ángel.

Bienvenido a la Orquesta.

(Aplausos)

¡Felicidades a los tres, a los tres!

A Ana también.

Venid aquí.

Felicidades a Ana porque llegar aquí es un éxito.

Y felicidades a José Ángel y José Manuel.

Dentro de muy poquito veremos el resultado

con la Orquesta y Coro de TVE

en el gran conciertazo, la gran gala,

en "Clásicos y reverentes".

"One, two, three"...

-Creo que lo mejor de la música son los músicos.

-Mis compañeros músicos es algo...

-A veces en la vida hace falta sentirse realizado con algo.

-El pianísimo tuyo... (TARAREA)

-No llega aquí casi.

-Esa conexión entre tú y yo tiene "flow".

-Vino a darme un abrazo

y la verdad es que siempre me acordaré de ti

y tendré un buen recuerdo. (RÍE) -No sigas, no sigas.

-¡Ole!

Clásicos y reverentes - T2 - Programa 10

09 dic 2018

Programas completos (24)

Los últimos 24 programas de Clásicos y Reverentes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios