El oído atento Radio Clásica

El oído atento

Fuera de emisión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • El niño y los sortilegios

El oído atento - El niño y los sortilegios - 26/11/11

26 nov 2011

Estamos rodeados de bichos y objetos listísimos, tanto que a menudo me pregunto: ¿qué estará pensando aquella botella tan interesante?, ¿de qué asunto hablarán los platos y los vasos en la tertulia del lavavajillas?, ¿nos criticarán a nosotros?... Hay que tener cada vez más cuidado, no hay más remedio. No hay que maltratar ni a las cosas, ni a los animales, porque puede pasarnos lo que le ocurrió al niño del cuento "El niño y los sortilegios".

ver más sobre "El oído atento - El niño y los sortilegios - 26/11/11" ver menos sobre "El oído atento - El niño y los sortilegios - 26/11/11"

Los últimos 169 programas de El oído atento

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Menores

    Dicen que el que no sabe es como el que no ve. Hoy he descubierto también que es como el que no escucha. Musicalmente hablando, nunca imaginé poder ser taza o libro de texto ni rana ni gato ¡Menos aún papel pintado! No negaré que me cimbreé siendo fuego. Por supuesto también volví a ser niño (mucho conservo de aquello). Pero sobre todo disfruté y disfruté con una música con la que jamás lo hubiera pensado. Lo digo porque ya empieza a ser esa música un tanto contemporánea que me ha parecido siempre más díscola, más rota, más saltimbanqui, allende la melodía y como cosa de eruditos. Insisto en recordarte que soy parte de esa masa que vive en la indigencia musical. Me pasaron cosas de Bartok, pero las tengo sin descomprimir y no sé si son intérpretes tan buenos como aquellos con los que tú nos regalas los oídos. Así que me voy a dar un garbeo por ¿El Murciélago¿. ¡Que bien cantan ellas, por dios! ¡Como me gustaría tener un buen antifaz para¿ conocerlas! Por último, y para evitar malos rollos, lo del apodo de menores es porque en mi callejero aprendizaje oí aquello de: ¿los acordes menores son lo mejores¿. Entendí el sentido de la expresión cuando jugué (como dicen los anglosajones) mi primer blues en menores y todo adquirió un significado más amplio y emotivo. Este comentario no necesita contestación. Es sólo un aliento para que aunque sea desde Alemania, como l@s grandes lumbreras patrios, lo sigas emitiendo en castellano. Nuevamente agradecido. ¡Ah, que me quiten lo escuchao!

    26 nov 2011