Enlaces accesibilidad

'Convat', la prueba experimental que puede detectar el coronavirus en 30 minutos

  • Máximo Huerta en ‘A partir de hoy’ ha hablado con la profesora del CSIC, Laura Lechuga

  • En menos de 30 minutos se obtendría un resultado positivo o negativo lo que aceleraría el control del coronavirus

Por
A partir de hoy - 'Convat', la prueba experimental que puede detectar el coronavirus en 30 minutos

Científicos españoles lideran el desarrollo una prueba que podría detectar el coronavirus en treinta minutos. Se llama proyecto ‘Convat’, y lo dirige desde el Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología, la profesora del CSIC Laura Lechuga, que ha habladdo en diercto con Maximo Huerta en  ‘A partir de hoy’.

‘Convat’ es un dispositivo nanotecnológico con biosensores capaces de determinar en menos de media hora la presencia de coronavirus en una persona.

Se deposita una muestra de saliva -o de otro fluido- sobre un nanochip de tres centímetros de longitud. Si la saliva contiene el virus, este se unirá a anticuerpos situados sobre el nanochip. Se hará pasar un haz de luz a través del dispositivo, de modo que la luz se modificará si se encuentra con el virus y el anticuerpo en su trayecto. La luz se analizará automáticamente y el resultado se transmitirá a un smartphone o una tablet.

En menos de 30 minutos se obtendría un resultado positivo o negativo y, en caso de detectar la presencia del virus, en otros 30 minutos como máximo se obtendría la reconfirmación, incluso determinando la prueba del virus

"No está pensado para uso doméstico porque habrá que diluir la muestra, pero tampoco hará falta un técnico especialista y podría realizarse de forma masiva en los centros que se determinen", ha explicado la prof. Lechuga.

Más sencillo, más económico y más fácil que los actuales métodos

El dispositivo cuenta con tecnología ya patentada y probada con éxito por el CSIC, por lo que cuando se termine de desarrollar, estaría disponible de inmediato, se puede fabricar a gran escala y a un coste inferior a 10 euros por "cartucho" desechable.

"Ya teníamos esta tecnología desarrollada para la detección precoz del cáncer de vejiga y del colorrectal, y para la detección de contaminantes ambientales en agua de mar. La misma tecnología puede aplicarse a la detección del nuevo coronavirus", ha dicho la profesora.

Están trabajando contrarreloj, pero en principio, “el kit de diagnóstico rápido no estará a punto para la primera oleada del coronavirus. Pero sí puede ser útil para detectarlo más adelante si este virus ha venido para quedarse".

Es uno de los 17 proyectos urgentes encargados por la UE el 31 de enero para combatir la enfermedad.

El equipo de la profesora escribió el proyecto en 9 días, la comisión europea lo evaluó en 10, y les dieron luz verde. "Estamos trabajando contrarreloj".

En el proyecto también participan un equipo de la Universidad de Marsella (Francia), que aportará los anticuerpos contra el virus del Covid-19; otro equipo del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Italia, que aportará las muestras de pacientes para validar el kit de diagnóstico; y un tercer equipo de la Universitat de Barcelona liderado por Jordi Serra

Laura Lechuga, que dirige el proyecto, es profesora de Investigación del CSIC, y Jefa de grupo en el Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2) y en el CIBER-BBN.

-->