Enlaces accesibilidad

Guerra y paz

  • Las estadísticas indican que volveremos a batir record de turistas, superaremos los 65 millones del año pasado
  • Nos colamos en un hotel destinado única y exclusivamente a la fiesta desenfrenada
  • Toño no se ha ido nunca de vacaciones, ni falta que le hace, vive a la sombra del Pico Urriellu

Por
Comando al sol - Guerra y paz

Llega el verano y las cámaras de ‘Comando Actualidad’ salen a recorrer, de punta a punta, la geografía española. El equipo del programa desembarca en playas, pueblos, fiestas y rutas transformado en ‘Comando al sol’. En esta primera entrega nos colamos en un hotel destinado única y exclusivamente a la fiesta desenfrenada. 

En Soria, doce toros se abren paso entre 30.000 personas y ni una sola valla

En Soria, doce toros se abren paso entre 30.000 personas y ni una sola valla

Asistimos también a una de las celebraciones más populares y excesivas del país, en Soria, doce toros se abren paso entre 30.000 personas y ni una sola valla.  Habrá guerra y también paz, la encontramos en destinos apacibles y sosegados.

 Acompañamos a sus peñas y vivimos en primera persona 'La Saca'

Acompañamos a sus peñas y vivimos en primera persona 'La Saca'

Dicen las estadísticas que este año volveremos a batir record de turismo, que superaremos los 65 millones del año pasado. Si hay una ciudad que ayuda a rebasar la marca  de visitantes internacionales año tras año es Marbella. 

 Si hay un lugar que ayuda a rebasar la marca  de visitantes internacionales es Marbella

Si hay un lugar que ayuda a rebasar la marca de visitantes internacionales es Marbella

Al clásico sol y playa se une ahora la fiesta exclusiva de un hotel de cinco estrellas. El 90% de los huéspedes es de nacionalidad inglesa. El bañador de lujo es etiqueta en una celebración desenfrenada. Beber, bailar y no dormir son lugar común. En tres horas hay quien se deja 2.000 euros en champán. Además, descubrimos playas escondidas a los ojos del foráneo donde los marbellíes disfrutan, porque Marbella no sólo es juerga y lujo.

  Marbella no sólo es juerga y lujo.

Marbella no sólo es juerga y lujo.

Doce toros sueltos entre 30.000 personas. No hay barreras que separen al visitante de los astados. Esa es la imagen que nos regalan Soria y los sorianos. En el día más esperado y más importante del año para la ciudad y para sus vecinos, acompañamos a sus peñas y vivimos en primera persona La Saca,  la hazaña de recoger  los toros del Monte Valonsadero y conducirlos al centro urbano. Cinco días de fiesta en los que puede pasar de todo.

 Diez millones de turistas buscan cada año algún rincón en Mallorca

Diez millones de turistas buscan cada año algún rincón en Mallorca rtve

Y después de la guerra, la paz. La buscan diez millones de turistas cada año en algún rincón de  Mallorca. Cien temporadas lleva el tren de Soller acercando ciudad, montaña y mar. Vecinos y turistas hacen el recorrido, convertido en un clásico, con un único fin: recalar en alguna de las playas turquesas de la isla.

El  mismo azul que atrapó a Natasha Zupan, una pintora croata que siempre vuelve a la isla. Antonia, mallorquina de toda la vida y apodada por sus vecinos como ‘Radio Valldemosa’, vive frente a uno de los edificios más visitados del archipiélago: La Cartuja. En él trabajó durante 30 años de guía. Las mismas paredes entre las que vivieran Chopin y George Sand.

 Asiegu: la ruta del queso de Cabrales

Asiegu: la ruta del queso de Cabrales

Toño no se ha ido nunca de vacaciones, ni falta que le hace, vive a la sombra del Pico Urriellu, que así es como llaman los asturianos al Naranjo de Bulnes. Impresionante su valle y atronador su silencio. La montaña, posiblemente la más conocida de España,  se abre para mostrarnos los secretos de uno de los quesos más afamados del mundo: el cabrales. 

Con ocho litros de leche, se hace un kilo de queso. Manolo y su familia han creado en su pueblo, Asiegu la ruta del cabrales. Hasta allí llegan turistas de todo el mundo buscando el sabor del queso curado en la humedad de las cuevas. La sidra y los paisajes se encargan del resto.