Enlaces accesibilidad

Volver con... Antonio Carmona al barrio de Campamento

Por

Antonio Carmona regresa al barrio de Campamento (Madrid), el barrio en el que vivió durante su infancia y adolescencia. Aunque el cantante nació en Granada, a los tres años su padre, Juan Carmona 'El habichuela' se trasladó a este popular barrio de Madrid junto a toda la familia.

Nada más llegar al barrio, Antonio recuerda, sobre todo, las fiestas que organizaban en casa su padre y su tío Luís 'El habichuela' (unos festines en las que a los que acudían artistas como Camarón de la Isla, Enrique Morente o Manzanita), las tardes de juegos en la Casa de Campo y el recuerdo de todos los amigos que ya no están por culpa de la droga.

Antonio comienza su recorrido en el Mercado de la calle Villaviciosa. Allí ha quedado con su madre, Matilde Amaya, que está comprando fruta en el puesto de un antiguo compañero de colegio de su hijo. Juntos recuerdan a los vecinos del barrio, gente que se portó muy bien con los Carmona-Amaya cuando llegaron. Y es que, Los Habichuela era la única familia de raza gitana de Campamento en 1968, año en el que llegaron a Madrid y nunca se sintieron diferentes o discriminados.

Pateando las calles de Campamento, madre e hijo pasan por la acera donde Antonio se pasaba horas sentado con sus amigos de adolescencia charlando y cantando. Algunos de aquellos ya no están, ya que la droga hizo estragos entre los jóvenes del barrio. Antonio tiene un recuerdo muy sentido para ellos.

Admiración por su padre, Juan Carmona 'El habichuela'

Un lugar de obligado cumplimiento en el recorrido por el barrio es el Bar Navas. Allí acude todos los días a tomar una copita el padre de Antonio, Juan Carmona 'El Habichuela', y así lo ha hecho durante toda su vida siempre que no ha estado de gira. Cuando Antonio era pequeño su madre le mandaba al bar a buscar a su padre para avisarle de que la comida estaba hecha. Antonio ha sentido y siente una gran admiración por su padre. Juan Habichuela, se inició artísticamente como bailaor, siendo muy niño, pero enseguida se dedicó a la guitarra. Hoy en día es uno de los guitarristas flamencos más aclamados.

Una de las grandes aficiones de Antonio es jugar al billar y casi siempre lo hacía con su hermano Juan. Precisamente con él ha quedado para echar una partida y recordar viejos tiempos. Juan Carmona 'El Camborio' fue el creador de Ketama junto con Ray Heredia y José Soto 'Sorderita' allá por 1985. Con el transcurrir de los años, primero Ray y posteriormente José abandonaron el grupo y fueron Antonio y su primo Josemi quienes ocuparon sus puestos. Tras 20 años de carrera juntos, Ketama decidió separase en 2004. Juan reconoce que durante esos 20 años la relación entre los dos giraba en torno al grupo y la música, y que hoy es el día en que ha 'recuperado' a Antonio como hermano, y está disfrutando de Antonio como hermano.

Homenaje al graffitero "Muelle"

Una persona que marcó la adolescencia de Antonio fue su vecino Juan Carlos Arguello "Muelle", el pionero del graffiti en España, que comenzó plasmar su creatividad por las paredes de Campamento a principios de los años 80. Antonio todavía recuerda a Muelle creando dibujos mientras él tocaba la guitarra. Como homenaje a él, Antonio nos lleva al límite entre Campamento y Aluche para mostrarnos una de las obras de Muelle. Allí, profundamente emocionado tiene un afectuoso recuerdo para Muelle y todos los jóvenes de su generación que se fueron por culpa de la droga.

La sala Caracol fue un referente en Madrid para todos los artistas y amantes del flamenco. Es allí donde Antonio se encuentra con su mujer Mariola Orellana y Piedad Aguirre, la pareja que puso en marcha la sala en 1991. Fue precisamente Piedad quién los presentó y la que hizo de testigo en la boda de ambos en Gibraltar. Los padres de Antonio no acudieron a la boda porque no aceptaban que su hijo se casara con una paya. Hoy en día Mariola y sus suegros son inseparables.

Sin que Antonio lo sepa, toda la familia se ha reunido en la cueva de la sala Candela para darle una sorpresa. Aquí están sus hijas, Marina y Lucía, su hermano Juan, sus sobrinos, el primo Pepe Luís y demás familiares. Con tanto arte junto, los Carmona comienzan a cantar y a bailar. Lo que Antonio no sabe es que aún hay una sorpresa más, hay un invitado de honor: el maestro Enrique Morente que se arranca mientras los Habichuela están cantando. Antonio no puede con la emoción y rompe a llorar mientras da las gracias al maestro y su familia por todo el apoyo que le han ofrecido a lo largo de su vida.