Enlaces accesibilidad
El portavoz de Asuntos Exteriores del PP, entrevistado en "Los desayunos de TVE"

Arístegui advierte de que el Sáhara está "en un callejón sin salida" y reclama "políticas distintas"

  • El portavoz de Asuntos Exteriores del PP en el Congreso afirma que "los responsables del estancamiento en el Sáhara son los marroquíes, el Polisario, los argelinos y los mauritanos"
  • Gustavo de Arístegui reclama al Gobierno una "neutralidad activa, no a favor de las partes" implicadas en el conflicto
  • El PP reprocha al PSOE "que no haga más presión para estar de forma permanente" en el G-20

Por

El portavoz del PP en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados, Gustavo de Arístegui, ha apostado por una solución para el Sáhara "en el medio de las posturas enfrentadas", y ha reclamado al Gobierno que retome la "neutralidad activa" que siempre ha defendido España. Arístegui ha intervenido en el programa de análisis político de La 1 "Los desayunos de TVE", con Ana González. También ha valorado la presencia de España en el G-20.

DIAGNÓSTICO DEL SÁHARA

El portavoz de Asuntos Exteriores del PP en el Congreso ha abogado, como salida a la crisis del Sáhara, por "pedir a las partes que renuncien a su maximalismo, buscar una solución en el marco de Naciones Unidas que sea compatible con el derecho de autodeterminación". Gustavo de Arístegui ha explicado la importancia de alcanzar una solución que acepten tanto Marruecos como el Frente Polisario, porque advierte de que "la imposición de una solución que sólo guste a una parte no es aceptable ni funcionará".

Arístegui considera que "las políticas y posiciones de todos los actores están en un callejón sin salida. Es la hora de aplicar políticas distintas". En este sentido, ha reclamado más implicación, mayor presión internacional, "y no darse con satisfechos con este estancamiento.

Gustavo de Arístegui ha señalado al Frente Polisario, Marruecos, Argelia y Mauritania como responsables del retraso en llegar a una solución. "Los responsables del estancamiento y de la tragedia son los actores que están en presencia, no las antiguas potencias coloniales". Les ha emplazado a solucionar sus tensiones, hacer una acuerdo "en el medio de las posturas enfrentadas", y "acabar con el disparate de la política de apagón informativo de Marruecos".

NEUTRALIDAD ACTIVA

El portavoz de Exteriores del PP ha calificado de "poco clara, vacilante y cambiante" la postura del Gobierno sobre el Sáhara, y considera que "ha roto una tradición que había mantenido siempre España que es la neutralidad activa, no a favor de las partes". También ha reconocido que la nueva ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, está retomando esa posición.

Para Gustavo de Arístegui "es esencial buscar la fórmula para que España, implicándose, sirva de catalizador y no de bombero pirómano". En este sentido, ha pedido al Ejecutivo que busque el consenso con las demás fuerzas políticas, porque a su juicio, "la falta de acuerdo entre oposición y Gobierno han debilitado la posición de España, porque el Gobierno se ha colocado en posturas de política exterior excéntricas".

EPICENTRO DEL TERRORISMO

Arístegui ha insistido en la necesidad urgente de hallar una solución en el Sáhara para recuperar "la estabilidad a una zona extraordinariamente sensible para seguridad de África, Oriente Medio, el Magreb, y Europa".

En este sentido, ha recordado que uno de los cuatro "epicentros del terrorismo" en el mundo es el Sahel ("el más grandes, más incierto, más desconocido y el más peligrosos para Europa") y ha destacado que ese territorio "termina a las puertas del Sáhara".

CONCLUSIONES DEL G-20

Preguntado por la Cumbre del G-20 que termina hoy en Seúl, Arístegui ha destacado la presencia de España, "aunque sea como país invitado y  no de pleno derecho". En cualquier caso, ha declarado que "es importante que España esté, aunque debería pelear por un asiento fijo, permanente y por propio derecho".

En cuanto a la "guerra de divisas" que ha centrado la Cumbre, Arístegui ha recordado que existe desde hace muchos años. También ha advertido de que la devaluación del yuán chino tiene un problema añadido: "un dólar débil, y un euro artificialmente alto".

DIÁLOGO SOCIAL

Ante la reunión que hoy mantienen Gobierno y sindicatos (la primera después de la huelga general), Arístegui ha asegurado que "es esencial el diáologo social" pero también ha apelado a la "actuación coherente y responsable" de los sindicatos. En este sentido, ha denunciado el "seguisimo acrítico" que han mantenido las centrales frente al Ejecutivo. "Si hubiese estado al frente del Gobierno el PP, no habrían esperado 6,5 años para hacer la huelga general", ha criticado.

RTVE

anterior siguiente
-->