Enlaces accesibilidad

Rafael Maldonado: "Soy muy escéptico a que el LSD se pueda usar como algo terapéutico"

  • El investigador y farmacéutico no cree en los beneficios terapéuticos del LSD
  • "No podemos minimizar los riesgos de la utilización de estas sustancias"

Por
 LSD
LSD cropper

De un tiempo a esta parte se habla mucho sobre el impacto de los psicodélicos en nuestro cerebro. Un reciente estudio de la Universidad de Cornwell, publicado por The Guardian, habla sobre los posibles beneficios del consumo de LSD. Señala que algunos psicodélicos, como el LSD, pueden “rebobinar el reloj del cerebro y deshacer las creencias previas que el cerebro utiliza para darle sentido al mundo." Concreamente, lo que destaca este estudio es que cuando se consume LSD, se “elimina ese filtro y esa supresión de experiencias anteriores". Pero, ¿es esto beneficioso?

El estudio apunta que la droga redujo la cantidad de energía que el cerebro necesitaba para cambiar de un estado cerebral a otro. Uno de los doctores detrás del mismo afirma que el LSD hace que los obstáculos desaparezcan. “Nos permite movernos más libremente y tener una actividad cerebral más dinámica”. David Nutt, profesor de neuropsicofarmacología en el Imperial College de Londres, que no participó en la investigación, dijo que "aplanar el paisaje" permitió que partes del cerebro se hablaran entre sí por primera vez desde la primera infancia. Una afirmación que nos hace plantearnos si con los psicodélicos el cerebro consigue conectar con recuerdos de la infancia inexplorados hasta ese momento. 

Por otra parte, uno de los posibles usos médicos del que se habla en la investigación es el de tratar enfermedades como la depresión crónica. “En la depresión, las personas quedan atrapadas en una forma de pensar que es repetitiva y reflexiva. Es como pensar en un tranvía. Los psicodélicos interrumpen ese tipo de procesos para que la gente pueda escapar de ellos". ¿Se podría usar el LSD de forma efectiva para tratar estas enfermedades?, ¿Cuáles son los riesgos de este uso farmacológico? Hablamos con Rafael Maldonado, catedrático en Farmacología de la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona), para dar respuesta a todas estas incógnitas. 

P: ¿Qué opinión te merece el artículo publicado por The Guardian?

R: Comentar, antes que nada, porque esto es algo importante que tiene que saber el público, que esta es una noticia que sale a partir de una publicación científica. Una publicación científica siempre se tiene que revisar "por pares". Es decir, tiene que haber unos expertos que lo revisen, porque todas las publicaciones tienen sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Entonces, se revisa por pares y luego una revista lo publica. ¿Qué se hace ahora, sobre todo a raíz de la pandemia? Antes de que los expertos lo revisen, lo suben a una base de datos pública sin estar revisado por "pares". Normalmente la ciencia antes de hacer público cualquier artículo, se encargaba de revisarlo minuciosamente. Varios expertos hacían una serie de comentarios, se llegaba a un acuerdo y al final el editor de la revista te decía: 'Adelante, lo publicamos'. Ahora se envía a la revista, exactamente igual que antes, pero ocurre que a veces es tal la inmediatez de la información, como está ocurriendo durante esta pandemia, que se publica el dato sin ser revisado por expertos. Entonces esta información está aún en el primer paso, aunque los investigadores son excelentes.

P: El impacto de los psicodélicos en el cerebro, ¿cuáles son los efectos que ya se conocen?

R: Lo que se conoce hasta el momento es relativamente parecido a lo que se aporta en este estudio. Es decir, aquí lo que se aporta es una confirmación a través de estudios de imagen cerebral de una serie de datos que ya en investigación básica en animales se conocía. Eso no quita que sea un avance importante. En humanos lo que ahora se confirma es que cuando se toma este tipo de alucinógenos (LSD) se aplana la actividad cerebral, según este artículo. Traducido viene a decir que cuando te tomas LSD reduces los estímulos que tenías de experiencias previas, de manera que estos influyen mucho menos en tu actividad cerebral. Ellos dicen que si a ti estos estímulos externos y del pasado no te están influyendo, eso te lleva más hacia la entropía. Esa es la interpretación que ellos hacen y es el punto criticable.

P: Ellos en el estudio hablan de un posible efecto beneficioso en nuestro cerebro por el hecho de ser capaces de aplanar o resetear el mismo. ¿Tú qué crees?

R: Esta interpretación es discutible, pero vamos a la evidencia. Si nosotros aplanamos el cerebro y cogemos la información sin que me influya el pasado, voy a tener mucha más reflexión interna, pero lo que realmente estamos justificando es el propio efecto de esta sustancia, que es un efecto alucinógeno. No olvidemos que los efectos alucinógenos no son siempre positivos. Muchas veces uno de los efectos alucinógenos negativos es la sensación de que hay insectos que te están comiendo las extremidades. Esto es relativamente frecuente con este tipo de sustancias. Es lo que llaman el mal viaje. Pon tu cerebro plano y olvídate de todo, te dicen. Una cosa que conocemos de toda la vida, si actuamos sin estos receptores, vamos a cambiar la percepción. Es decir, tú me estás viendo porque aquí atrás (señala la nuca) en el occipital, estás creando una imagen, y esta imagen la estás creando porque desde el ojo lo percibes, luego te envía la señal al occipital y aquí tú creas mi imagen. Y esto no es por entropía, es por una química pura y dura que se llama activación del receptor 5-HT2A en área occipital del corte. Entonces, cuando generas una imagen es simplemente porque estás químicamente generándola, si no tienes ningún otro filtro, vas a tener una realidad mucho mayor que la que estás generando. Esto ningún científico te lo va a discutir. 

P: El estudio señala también que se reduce la cantidad de energía que el cerebro necesita para cambiar de un estado a otro. ¿Es esto cierto?

R: Claro, el cerebro como todos los órganos tienen que gastar la mínima energía para poder sobrevivir y adaptarse. El LSD sí que te permite que pases de positivo a negativo con mucho menos esfuerzo. Vas a necesitar mucha menos energía porque se te aplana todo. Se cuenta todo lo positivo, pero vamos a lo negativo.

P: ¿Cuáles son los peligros de estas sustancias?

R: La generación de lo que comunmente llamamos una psicosis. Tú te vas a alejar de la realidad y eso no es nada de novedoso. Cuando nosotros evaluamos la psicosis en un animal, hacemos lo siguiente: cogemos un roedor y le ponemos un sonido de baja intensidad. Este sonido de baja intensidad va a ser un par de segundos antes de un sonido tremendo de 120 decibelios. No veas el susto que se pega el animal cuando le aplicamos un sonido tan alto. Aquí se genera la psicosis en el animal, porque tú le produces el primer sonido y no se va ni a enterar de que le va a llegar el segundo porque su cerebro está aplanado. Lo mismo que te describe el artículo es lo que vemos en el ratoncito cuando le generamos una psicosis. Esto mismo tú lo puedes interpretar del lado positivo o negativo. Lo negativo sería que este consumo está promoviendo la psicosis porque hace que generes tus propias ideas que pueden estar alejadas de la realidad.

No recomendado para menores de 16 años ¿Qué efectos produce el consumo de cannabis?
Transcripción completa

Los canutos, los petas, el verde, la mota, los canelos.

Hoy vamos a hablar de la sustancia ilegal

que más se consume en España y casi en el mundo entero:

el cannabis. Pero no tanto de su posible legalización

o sus efectos terapéuticos, sino sobre algo sepultado

entre estos debates.

¿Sabemos cómo afecta a la peña?

¿Sabemos lo que provoca en el cerebro de los más jóvenes?

¿Qué mitos a favor y en contra existen sobre los porros?

¿Destruyen neuronas o incluso pueden ser saludables?

¿Hay que dejar a los chavales que camelen como ellos camelan

si le dan a la mandanga? Dentro "Genplayz".

(Sintonía del programa)

# Yo sé por qué hay gente,

# no sé por qué hay gente que siempre me señala

# cuando nos fumamos un poquito marihuana. #

Lo decía un grupo que se llamaba Porretas.

Así estamos en España.

Ya ponemos nombre "canabeiforme" a los grupos y todo.

¿Tú fumas porros?

¿Tú fumas canutos?

¿Fumas "trucus"?

¿Qué?

(RÍE)

Ese era el efecto...

Vale, vale.

¿Qué tal? Muy buenas.

"Benvenuti".

Ah, bueno, "benvenuti".

Es que nadie te da la bienvenida a ti.

Es verdad, pero vengo de color verde marihuana.

No es un síntoma reivindicativo necesariamente.

Como me hay fumado una marihuana de este color,

así nos luce el pelo, cariños.

Bueno, tenemos que decir

que a nivel europeo, España,

bueno, en desempleo juvenil está a la cabeza,

pero también estamos a la cabeza en echarnos nuestros "trucus".

Fíjate.

Junto con Francia. "Allez, allez!".

Ponme el vídeo para que veamos de qué va esta movida.

# Con un porrito en la mano, yo me lo lío.

"Debatir sobre el cánnabis es hablar, normalmente,

sobre su situación legal".

"Sobre si debería estar o no regularizado,

sobre los impuestos que se recaudarían,

sobre si eso haría que aumentara su consumo".

Tenemos un porro de hachís.

Previamente lo hemos triturado.

"Sobre si sería o no más seguro,

sobre sus usos medicinales,

pero ¿qué hay más allá de eso?".

# Con un porrito en la mano, yo me lo lío.

"¿Son ciertas las voces que dicen

que si fumas mucho te quedas tonto?".

En la Legión no se fuman porros,

el que se apuntó porque le han dicho eso, se ha equivocado.

"O las que dicen que nadie se ha muerto por fumarse unos porritos

y normalizan su consumo".

Si los chavales camelan pegarle un poco a la lejía

o la mandanga, déjalos.

"¿Cuáles son las consecuencias

del consumo recreativo de cánnabis y sus derivados

a corto, medio y largo plazo?".

¿Estás tomándote algo? -No, no, no.

"¿Qué incidencia tiene el THC sobre cerebros en desarrollo

como los de los adolescentes?". La pipa de la paz.

Cuanto antes se comienza a consumirlo,

más riesgo se tiene de desarrollar trastornos

como la esquizofrenia.

"¿Hay una cultura que "glamouriza" el cánnabis?".

"¿Son los porros el nuevo alcohol?".

"Su consumo está normalizado y sus consecuencias banalizadas?".

¿Quién fuma? -El puma.

-Es que lo sabía, te he pillado, fumeta.

-Soy de letras y veo un pareado y lo tengo que cerrar.

No podemos prescindir en esta mesa de ese personaje

que has hecho tú, Darío.

Que es "El Fumao".

Muy lejos de la realidad.

Sí, sí, pero para nada empírico el personaje.

Ah, vale, vale.

Nos acompaña esta tarde Pedro Ladroga.

(Risas)

En Instagram Peter Grifa.

Por si podía mejorar un poco su propio pseudónimo.

¿Qué tal, "miarma"? Todo bien, todo rico.

Artista multidisciplinar.

Nuestro "trapero" de confianza, músico... ya sabéis.

Y con su lenguaje propio.

Que se ha apuntado esto del cannabis porque se atreve con todo

o si fuma o no. Tú sabrás, eso ya...

Que diga la gente.

Que diga la gente.

Luis Jesús Martínez.

Él tiene un máster

en psicofarmacología

y drogas de abuso.

Luis ha colaborado con distintas ONG

en proyectos de prevención y consumo seguro de drogas

y actualmente trabaja en gestión de proyectos sociales.

Gracias.

Ha formado varios artículos de "Vice".

A lo mejor por eso os suena.

Muchas gracias por estar con nosotros.

A vosotros por invitarme.

Olé que sí. Bueno, el rey digital

de la "canutalandia", Kaco.

-Eh, qué tal, ¿cómo estáis?

Además de ser el rey de "canutalandia",

es guionista, también es cómico

y creador del podcast cannábico Cofondecauch.

Maravilloso contenido, cómo no, ¿cómo estás, Kaco?

Puesmuy bien, a punto de irme a grabar.

Hoy voy a grabar el programa

con un compañero y a echarnos unos "trocolillos".

Ah, bueno, pues muy bien, muy honesto.

Y al doctor superultra Rafael Maldonado.

Está en Barcelona, seguro.

Es director de mogollón de cosas.

Del Laboratorio de Neurofarmacología

y está galardonado por descubrir la conexión entre la marihuana

y la pérdida de la memoria.

Rafael, ¿es eso posible?

-Lo es, lo es.

La facultad no es farmacología,

es de medicina y biología humana.

Pero sí.

Lo que es la conexión entre consumo de cannabis

y la alteración de memoria es una cosa que es evidente.

No podemos discutirlo.

Hay datos científicos que demuestran

que cuando se consume cannabis se altera la memoria.

Cualquiera de los consumidores lo podéis afirmar.

Yo siempre hago la pregunta.

Imaginaos, por ejemplo, no consumís

hasta, me lo invento, seis de la tarde.

A las seis de la tarde fumáis.

Al día siguiente acordaos de lo que habéis comentado, habéis hablado

antes o después de las seis.

Ya verás como antes de las seis os acordáis mejor.

Porque lo que hace el cannabis es, una vez que fumas,

todos los recuerdos que hay mientras el cannabis está presente,

cuesta más trabajo recordar.

Doctor Rafael.

Solo le digo una cosa:

uno, tengo miedo.

Y dos: necesito que usted emprenda

una investigación,

si el consumo de palmeritas de hojaldre

también produce lo mismo, porque me está pasando.

Y, por supuesto, una de nuestras estudiantes "favs"

ya repetidora en el programa, en el programa.

Larisa Mancebo.

Es estudiante de lengua de signos.

-En la URJ, sí.

¿Pro o contra porros?

Pro. Pro porros.

¿Y eso por qué?

¿Por qué son tan populares los porros, reina?

Nada particular, simplemente, a ver,

hay mucha gente que dice que se fuma porros por evadirte.

Tienes una mala situación y te evades.

Yo he tenido, yo lo considero suerte,

de que en el entorno en que yo fumo porros es un entorno social.

Yo sola no me fumo un porro.

Lo hago en plan social.

Es como si tú te vas con tus amigas a tomarte una cerveza.

Pues yo lo veo igual.

Ir con mis amigos a fumarme un porro.

Hablando de esto, yo quería saber si tú, Luis, como psicólogo,

¿piensas que se banaliza el consumo de los porros?

-Bueno, es que actualmente hay un mercado y una industria

alrededor bastante importante.

Sobre todo, a nivel económico.

Al final, eso hace que la sociedad se influya

y sobre todo yo creo que se normaliza un poco el consumo.

Es verdad que podría banalizarse,

pero depende del caso y de la situación concreta,

pues a lo mejor tendría más o menos importancia

el hecho de que se fume o no.

Habrá gente que fume y sea banal

porque no tiene tanta afectación en su vida y en su entorno.

Pero habría otra gente que tendría que tenerlo en cuenta.

Lanzo un poco para que la recojan.

Vamos a hablar de ello ahora.

Hay un estudio que dice que el 32% de los chavales

de 18 años han fumado porros en el último mes.

¿Este dato es preocupante a priori?

¿Qué piensas? Kaco, ¿qué te parece?

-Sinceramente, pocos me parecen.

O sea, quiero decir...

Que me esperaba bastante más.

A mí me gustaría decir

que respecto a esto hay una cosa que me parece muy bonita.

Que Rafael seguro que lo sabe.

Y que cuando me lo dijeron y me enteré me flipó.

Porque yo no lo sabía.

A los invitados del programa también les alucina

y es que el ser humano, la marca humano,

de serie trae un sistema endocannabinoide.

Incluso nuestras neuronas tienen unos receptores.

Para los cannabinoides.

Digamos que tenemos la cerradura hecha para esa llave.

Y es algo que me parece interesante comentar

y me parece muy bonito.

Si te lo vendo así, te apetecerá mucho fumar.

Pero también entiendo los riesgos de empezar pronto.

Y desde luego, siempre en Cofondecauch

apoyamos el consumo responsable.

y recomendamos empezar a un edad madurita.

Yo empecé con 24 o 25, cosa así.

Oye, Rafa.

-Hay una zona endocanabbinoide y entonces, claro,

es totalmente cierto lo que comentas.

Nosotros tenemos en nuestro cerebro

realmente, la cerradura donde se mete esta llave.

Pero la tenemos para casi todas las drogas.

Mira, por ejemplo, para el opio.

Para la morfina la tenemos exactamente igual.

Lo tenemos igual, claro.

Pero esto, a ver,

la llave para el cannabis tiene una diferencia.

Dos diferencias te diría, fíjate.

La primera, que es tremendamente abundante en nuestro cerebro.

Tiene más cerraduras para el cannabinoide

que para la mayor parte de los psicofármacos.

Para que te hagas una idea.

No te puedes imaginar la abundancia que hay en el cerebro.

Pero escúchame una cosa.

El dato este que ha tirado mi compañero Darío

del consumo alto de porros

entre chavales de 18 años.

Te digo, el número de consumo, el dato está

en que se fuman 3,4 "trucus" al día.

¿Vale?

Mi pregunta es:

¿crees que con esto se hace un uso más lúdico

o se está abusando de él?

No sé si por las cerraduras o todas esas cosas

o por traer un poco esto a la tierra.

Primero, el dato del estudio.

El estudio recoge de 14 a 18 años.

Pero lo que comentaba también de esta cerradura es que

nuestro cerebro, como funciona,

estas cerraduras siempre están cerradas.

Se van a abrir, solamente,

cuando lo deseamos, solamente aquellas que necesitamos.

Imagínate que estás estresada.

Vas a abrir cerraduras para aliviarte.

Imagínate que tienes dolor.

Vas a abrir para frenar el dolor.

Imagínate que tienes un recuerdo negativo.

Lo vas a abrir para olvidarlo.

Aquí viene el problema.

Porque tú olvidas, intenta acordarte de algo

de cuando tenías cinco años.

¿La vida a los cinco años era preciosa? Pues no.

Era igual que ahora.

Pero tiene un sistema endocannabinoide

que te ha borrado todo aquello que era negativo para tus emociones.

Perfecto.

Pero si en lugar de esto tú metes el cannabis e inunda el cerebro,

va a borrar lo positivo, lo negativo y todo.

Este es el truco, digamos.

Rafa, es usted un glóbulo blanco de "Érase una vez el hombre" hablando.

Se lo tengo que decir.

Ya te digo.

Yo te voy a mezclar de aquí hasta el final.

Lo que dices es muy interesante.

Con tus cerraduras y tus cosas, estoy flipando.

-Yo veo normal que los chavales,

es una generación que tiene las cosas muy complicadas.

Sobre todo, para el futuro,

y padecen mucha ansiedad.

El cannabis ayuda mucho a tratarla.

Tampoco sé cómo tienen el acceso.

Eso sería interesante mirarlo.

El acceso de la generación de ahora al cannabis.

Pero no es un dato que a mí me extrañe.

Por eso decía que me parece poco.

-Y déjame que te haga un inciso,

tú apuntaste un tema que creo que es muy importante: la edad.

Y todo lo que hablemos de esto creo que es poco.

Hay una cosa fundamental también en este cannabis endógeno.

Este cannabis endógeno va a guiar un poquito

nuestras neuronas para que maduremos bien el cerebro.

Imagínate que cuando está madurando el cerebro,

lo invadimos de un cannabis exógeno.

No va a madurar de la misma manera.

Científicamente no podemos comparar un cerebro maduro

que se inunde de cannabis

o un cerebro que está madurando,

que está generando todas sus conexiones,

que se inunde de cannabis, no es lo mismo, no.

No es lo mismo. Pedrito.

¿Tú crees que...?

La cosa está en el niño de "El diario de Patricia".

-"Fumo para hacerme el chulo", vale.

¿Existe cierta presión social a la hora de empezar a fumar?

Yo creo que empecé un poco por presión.

A ver, porque lo tenía tan alrededor todo el rato.

De hecho, en mi casa estaban constantemente fumando pitillos

y gigantes, cosas gigantes.

Y yo: "Os vais a morir algún día, ya veréis ustedes".

Y al final en una de estas pues me acabaron de dar.

"Venga, vamos a ver qué tal". Y me dio un amarillo.

Por resumir. La primera.

Un poco de presión social hay.

Yo te digo que del barrio donde yo vengo,

de Nueva Sevilla,

allí estábamos en el colegio,

no era el instituto,

en el colegio ya se vendían pitillos ahí dentro.

Ya está muy metido en los chavales.

Depende en qué zona y en qué sitio,

vas a tener una predisposición,

una exposición más fuerte

o menor a eso.

Sobre todo, lo de la edad influye un montón.

Igualmente, las capacidades mentales de una persona.

Si es más cortita y esa persona fuma,

esa persona va a ser triple de cortito.

Estamos en lo que estamos.

Si eres inteligente y estás en tus capacidades,

puedes desarrollarlo mucho mejor.

Por eso, ya te digo, tengo amigos que han empezado

antes de salir del colegio.

La clásica frase de: "Donde no hay mata, no hay patata".

Tengo muchos amigos de esa edad,

que empezaron con esa edad y son como cualquier otro amigo mío,

como cualquier pureta.

Que tienen sus capacidades totalmente.

Y tengo otros amigos que empezaron más tarde, pero eran más cortitos

y parecen mongolitos, no les salen dos palabras seguidas.

Todo depende de cómo sintetice la persona,

cada organismo es un mundo.

Al fin y al cabo, pero todo lo que estamos hablando

es cien por cien cierto

y es una maravilla que podamos hablarlo así.

Quería preguntar a Larisa.

No sé si quieres comentar algo de lo que se ha dicho.

-Sí, una pequeña cosa.

Ciérramelo, y aparte quería preguntarte

si crees que genera dependencia.

A ver, sobre lo que ha comentado.

Diría que tiene toda la razón.

Porque es una cosa que se confunde mucho.

Por ejemplo, se dice:

"Antes era tranquilo y después de empezar a fumar

se volvió agresivo".

O "era un chico normal, activo

y después de fumar se volvió vago".

Eso no es así.

Los porros potencian lo que ya eres.

Es lo que has dicho tú.

"Donde no hay mata, no hay patata".

Exactamente, en lo que se ha convertido después ya estaba ahí.

Lo que pasa es que los porros lo han potenciado.

Pero estar, estaba ahí. No te cambia.

¿Y respecto a la dependencia?

¿Me puedes repetir la pregunta? Que si genera dependencia.

A ver...

Yo pienso que sí.

(TODOS RÍEN)

-Yo pienso que sí.

Porque el porro es una droga.

Y como la misma definición de la droga,

tiene que crear dependencia.

Yo creo que sí.

-Cualquier sustancia que te altera el estado,

incluso te comes tres o cinco Bollycaos al día

y durante una semana

y a la semana siguiente estás embajonadísimo.

Necesitas ese chute de azúcar.

Igualmente, esto es así.

Unas cosas tiran más y otras tiran menos.

El tabaco dentro de esto influye mucho.

Nosotros estamos en España,

que se suele fumar mezclándolo con tabaco.

De hecho, por ejemplo, no está...

como el típico marihuano.

Que es como sería en Latinoamérica.

Que fuman marihuana, entre comillas, fuera de la sociedad.

Porque esa persona tampoco hila mucho.

Fuma marihuana solo y muy potente.

Entonces, esa persona está un poco más para allá que para acá.

En España no existe tanto eso. No está tan visto así.

El tabaco también influye en esa dependencia.

Luis, confírmanos esto de la mata y la patata y la dependencia.

-Sobre todo, estoy de acuerdo con la opinión de la mesa en general.

Porque la edad de inicio es clave

para lo que te pueda afectar en el desarrollo posterior.

Sobre todo, a nivel de dependencia,

como decía Pedro,

en España hay una idiosincrasia y en otros países de Europa,

pero dista mucho lo que es Latinoamérica.

Porque allí el consumo de marihuana es sin tabaco.

En España, al final, se mezcla con tabaco.

Estamos muy acostumbrado al consumo con tabaco.

Y eso suele generar una dependencia mayor

que una persona que solo consume marihuana

de otras formas o sin mezclar.

Porque la nicotina es una sustancia que se sabe

que genera mucha dependencia.

Muchas veces se crea como una asociación

entre el cannabis y el tabaco, pero el efecto que tiene es similar.

Al final, la dependencia la puedes desarrollar a ambas sustancias.

Se está empezando a estudiar ese fenómeno en concreto.

Ya hay gente que no trabaja solo en prevención

de cannabis o de tabaco,

sino que trabajan en el nudo de cannabis-tabaco.

El cómo afecta esto y en el desarrollo posterior.

A lo mejor hay gente que a sus 15 años fumaba mucha hierba

mezclada con tabaco y a lo mejor a los años, por gajes de la vida,

deja de fumar cannabis, pero continúa con el tabaco.

Esa dependencia no se pierde.

-La mayoría de casos suele ser así

de la gente que conozco.

-Se quitan del cannabis o fuman en momentos muy puntuales.

Pero sí que el tabaco se queda como un hábito constante,

que era el que tenían más de jóvenes fumando marihuana.

Bueno, pues vamos a ver.

Rafa, sucinto.

-Creo que ha sacado dos temas claves.

Uno de ellos, la presión del grupo y la otra la variabilidad individual.

La presión de grupo, en esto hay que trabajar mucho.

Esto se conoce muy bien.

Hablabas, Pedro, que tú viste ya en el colegio

ya lo veías. -Exacto.

-Muchos años atrás yo también lo vi en mi colegio.

No creas que eso es de hoy.

En mi colegio lo veíamos todos.

Y la variabilidad individual, clave.

Clave porque cada uno reacciona de una manera diferente.

Hay algunos que desarrollan la enfermedad,

la dependencia no es un hábito, es una enfermedad.

Y esta enfermedad la desarrollan algunos y otros no.

Es una barbaridad tremenda.

Como una ruleta rusa. "¿Me tocará o no me tocará?".

No lo sé. Y el tema de la nicotina y el cannabis.

¿Potenciará o no potenciará?

Potencia.

Y es un campo en que nosotros y muchísimos grupos hemos trabajado.

Cuando tú das,

nosotros trabajamos mucho con animales,

tú a un animal le das THC,

le gusta, le das nicotina, le gusta.

Le das nicotina y THC, no le gusta dos veces,

potencias, le gusta muchísimo más. Oh, Dios mío.

Potencia el efecto.

-Guau.

-Es una evidencia. -Lleva esa rata a Cofondecauch.

(TODOS RÍEN)

Tienes que llevarla al doctor Rafa.

Oye, ahora en serio.

Lo primero, que he descubierto que Pedro Ladroga es: científico.

Y dos, vamos a ver qué dice nuestro científico de confianza.

Danel, Danelicius.

Hola, me llamo Danel y fumo porros.

-Hola, Danel.

-Gracias, gracias.

Mi experiencia con el cannabis es larga.

Y está profundamente arraigada en mi juventud,

como creo que es el caso de cualquier persona

que no se haya criado con verjas.

Soy un chaval muy gracioso

y mi gracia y mi humor radica en que en mi cabeza hay un torbellino

que no para nunca.

Es un sitio horrible en el que estar.

Pero es muy entretenido.

El cannabis es una manera de acallar esas voces

y poder dormir por las noches.

Yo fumo un porro.

Un porro todos los días antes de dormir.

Me voy a la cama, estoy tranquilo.

Me quedo traspuesto y es increíble.

Mi mejor amigo fumaba, pero yo no empecé a fumar por él.

Empecé a fumar porque gente de cursos superiores,

gente conflictiva, fumaba porros en el patio

y yo estaba por ahí cerca.

Y decían: "Este chaval es salado,

si le damos unos porrillos, seguro que nos hace el espectáculo".

Y me decían: "Fuma, fuma".

Y yo, desbordado y halagado por este ofrecimiento,

tribal de la pipa de la paz,

empecé a fumar un poquito y hacía...

"estoy mareado".

Y los chavales se divertían mucho.

A partir de la cuarta vez, fui yo donde ellos y les dije:

"Dadme un poco de eso".

Y me dejaron de ofrecer.

Estuve fumando esporádicamente.

Y era gracioso.

Perdió la gracia bastante pronto para mí.

Es decir, para mí.

Yo tenía unos amigos que eran como el crisol

de todos los casos distintos de consumidor de cannabis

adolescente del mundo.

"Fumo dos porros antes de ir a clase para concentrarme".

"Fumo dos porros antes de ir a clase porque no quiero hacer caso

y quiero dormirme".

"Me fumo un porro en el recreo y me quedo con esta cara

40 minutos jugando".

"Quedamos este sábado entre tres para hacer

para hacer formatos con papeles orgánicos y caramelo por encima".

Todas las diferentes variedades las he visto.

El cannabis para mí ha ido perdiendo valor por inercia.

Yo descubrí que estar "fumao"

con gente que está fumada no me llena.

Porque esa gente está en su burbuja y yo estoy en la mía

y para estar en mi burbuja, estoy en mi casita.

Y estarlo con gente que no está fumada no me llena

porque estoy en mi burbuja y ellos están en la tierra.

Yo me quedaba atrás.

Y hay una cosa que pasa mucho.

Cuando fumas en una situación social y dices:

"¿Me estaré quedando atrás, estaré tonto?".

Este mismo pensamiento ya te ensimisma

en la espiral y en el aislamiento y te quedas...

Entonces, finalmente,

tras mi experiencia como consumidor,

lo único que me sienta bien es fumarme un porrete antes de dormir,

hacer catapún y quedarme "sopao".

Los demás hábitos de consumo han caído por su peso.

No vengo a condonar ni a condenar.

Vengo aquí a hablar de mi movida.

Es una sustancia estupefaciente, ilegal,

que causa ciertos efectos en la psique humana

que no hay que negar.

Tienes que formarte una opinión personal basada en experiencias.

Porque creo que hay mucho estigma para lo bueno y para lo malo.

No he venido a decir que los porros curan el cáncer

ni que los porros provocan esquizofrenia.

Para concluir con el tema de los porros

y para hacer referencia a un vídeo de 2015

del Eulogio y Berto Romero,

cada persona tiene que encontrar una manera constructiva

de incorporarlos a su estilo de vida.

Esa frase me parece cierta.

Porque si encuentras una manera de estar en contacto

con una sustancia que no te impide desarrollarte

como una persona funcional, pues qué más da.

Y bueno, ese es mi viaje, esa es mi aportación.

Un besazo a todos, os amo.

Lol.

Lo que ha dicho.

Es un bravo.

Bueno, yo quería empezar el bloque preguntándole a Luis

las consecuencias a medio y a largo plazo.

Estamos romantizando mucho la porretada en esta mesa.

-Ahora viene la parte no tan romántica.

Es cierto que el consumo de cannabis fumado por combustión

sí que va a tener efectos a nivel respiratorio.

Y eso es una realidad y no se puede negar.

Sí que en los últimos años se está viendo,

sobre todo, en personas más adultas,

están pasando al cannabis vaporizado.

Ahí sí que podríamos ver otros tipos de riesgos,

también relacionados con la respiración,

pero no tan demostrados ni tan intensos

como pueden ser los de combustión por fumar porros.

Hombre, sí que es cierto, como decía Rafa,

hay un efecto a medio o largo plazo

también a nivel de memoria.

A nivel de aprendizaje.

Sobre todo, a nivel de motivación.

Uno de los puntos clave, afecta a la motivación.

A la regulación emocional.

Síndrome amotivacional, se llama.

Sí, sí, se clasifica como tal,

pero es una cosa que también genera debate

en el entorno médico.

Hay mucha gente que está a favor de que existe, de que se da,

y creo que también es algo más individual en cada caso.

Habrá gente que tenga un entorno superenriquecido

y que no va a sufrir ese síndrome amotivacional

porque siempre va a tener algo nuevo, que le llama la atención.

Y lo va a poder desarrollar.

Sin embargo, si tu entorno es una mierda, con perdón,

no tienes ocio ni colegas que hagan otras cosas,

el cannabis te ofrece una experiencia cognitiva

que es bastante interesante.

Con lo cual, mucha gente se va a quedar en eso.

Larisa, ¿los chavales sois conscientes de esto?

Yo también soy una chavala, pero entiéndeme.

Digo, ¿eres consciente en plan de daños

a medio, corto plazo del cannabis?

-Yo creo que, personalmente,

sí soy consciente

porque es algo que con mi pareja he hablado mucho,

el problema es fumar teniendo tiempo libre.

Si fumas...

Como lo que ha dicho Luis.

Si tienes actividades que hacer, colegas con los que quedar,

tienes responsabilidades que hacer,

vas a buscar un momento libre

para poder fumarte uno, si quieres.

Y luego ya, lo demás. Pero el problema viene

cuando tienes mucho tiempo libre sin nada que hacer.

Cuando va a empezar el mal consumo, por así llamarlo.

Creo que sí soy consciente de lo que me has dicho.

Las consecuencias, ¿no?

A medio y corto plazo.

Porque soy consciente de eso.

Sé que si, por ejemplo,

tengo un día que tengo que trabajar por la mañana,

vamos a suponer, pero por la tarde tengo tres horas libres.

Pero luego he quedado con gente.

A lo mejor uso ese ratito libre,

pero luego sé que voy a salir y voy a hacer algo más.

No voy a quedarme toda la tarde, ¿sabes?

Ya, entiendo.

Imagínate que otro día trabajo por la mañana,

pero tengo toda la tarde libre.

Ahí está un poco el problema.

Ya entiendo.

¿Tú crees entonces, Pedro,

que nos empuja la cultura musical y cinéfila al consumo?

Que se romantiza un poco lo que es la figura del petardo.

-Se romantiza un poquito

y también en muchos momentos te da una inspiración

que no podrías conseguir de ninguna otra manera.

Y una motivación, lo que estábamos hablando antes.

Hay peña que le sienta de una manera y los motiva

y hay gente que les quita la motivación y los tira para abajo.

Depende de como cada persona los sintetice.

Yo de "baby" era superparanoico.

Era una persona muy rayada.

En plan: "¿qué pensarán, harán, qué dirán? Están mirándome". Tal y cual.

Y personalmente, con la marihuana,

eso lo superé superfácil.

Porque eso como que te incita un poco a pensar en eso.

Pero es un pensamiento que se genera a través de hechos.

No debería de preocuparme.

Fue una maduración superrápida

en la que me puse un par de blogs.

Y desarrollé ahí.

Por ejemplo, para hablar de este tema que lo tenía como pensando.

Y en la cultura, la música y todo lo que sea artístico,

hay sobre todo romantización

porque se utiliza bastante.

Ya, ya, ya. Kaco, ¿qué pasa que haces así con la cabeza?

Para arriba y para abajo, rey.

-No, porque quería comentar.

Me ha parecido muy interesante.

Han hablado de algo muy importante, la estigmatización.

Y también quería preguntar si a lo mejor, no lo sé,

esta estigmatización tiene que ver con esas rayadas que tienes

cuando vas fumado y te piensas

que todo el mundo sabe que vas fumado

y te agobia que la gente sepa que vas fumado.

Me estaba preguntando a mí mismo,

no sé si tiene que ver con una cosa personal de cada uno

o con esa estigmatización que tiene el cannabis

de "eres un drogata, un 'fumao', 'tirao'".

De todas formas, creo que es importante apuntar

porque lo veo mucho en la gente que viene al programa,

y que fuma,

que me dicen todos lo mismo.

Que fumar no te quite de vivir.

Esos ejemplos que ha puesto la compañera.

Que tiene tres horas y luego tiene que salir,

si en esas tres horas te fumas un porro

y lo que te crea es: "venga, paso de salir,

me quedo aquí y sigo fumando".

"Paso de ir al gimnasio, me quedo fumando".

Ahí creo que empiezan los problemas.

Pero una de las cosas que me estaba preguntando es el tema

de la estigmatización.

Cómo influye que te sientas culpable al fumar.

¿Tú te sientes una persona estigmatizada por fumar?

¿Te reconoces en esa figura o no?

Sí, sí.

(RIENDO) Sí. Kaco, ¿por qué?

Tampoco me hablo mucho con mi familia.

Pero sí que es verdad que me tienen señalado,

gente de mi entorno me tiene señalado

como un "fumao".

Se hacen muchas coñas.

Estás jugando a la Play y la cagas:

"Ay, el 'fumao, cómo no'".

O llego a los Open: "hombre, el cómico de los porros".

Es lo que tengo ahí, pero a mí no me pesa.

A mí me la sopla.

Kaco, desde aquí te queremos mucho.

Por eso estás en el programa.

No te estigmatizamos, Kaco.

Ay, gracias.

No, es bonito.

Rafa, enfermedades mentales y porros.

También te queremos a ti.

(TODOS RÍEN)

Enfermedades mentales y porros, Rafa, ese es tu tema.

-Sí, a ver, yo quería una puntualización,

antes de nada, con un tema que ha comentado Luis que es importante,

el tema del pulmón.

Démonos cuenta que el cannabis es un broncodilatador.

Dilata los bronquios.

Y hay sustancias tóxicas en el humo del tabaco.

Hay sustancias tóxicas en el humo del cannabis.

Si tenemos los bronquios no muy dilatados

y los dilatamos muchísimo,

todos los tóxicos van a entrar mucho mejor.

Siempre digo que no hay mejor manera de incrementar la toxicidad

para un pulmón que asociar tabaco con cannabis.

La mejor manera de alterar un pulmón.

Ahora vayamos a los trastornos mentales.

Y aquí Kaco lo ha descrito de una manera muy clara.

Fíjate, una persona que fuma tiene como la tendencia

de: "Uy, me están mirando".

¿Por qué?

Porque puede producir, vayamos a una gradación,

desde cien a uno.

Lo que comenta Kaco llevémoslo a lo máximo, al cien.

Qué pasa, la persona se aleja de la realidad.

Y va a pensar, realmente,

que lo están persiguiendo.

Que su compañero va a no sé qué y lo está persiguiendo.

Que su familia lo está persiguiendo.

Esto puede llegar al extremo cien

es que caes en un alejamiento de la realidad que se llama psicosis.

Entre psicosis y esta situación que ha descrito Kaco,

estamos hablando un poco de lo mismo.

De cómo una persona bajo los efectos del cannabis siente

como que todo va en contra suya.

Digamos. Puede sentir.

Y una vez más, creo que era Pedro el que lo mencionaba,

esta variabilidad individual.

-Exacto, eso es.

-Y que por un lado es riesgo,

porque no tenemos ni idea, es como la ruleta rusa,

¿me va a tocar la psicosis o el otro lado?

Yo qué sé.

-En mi caso es todo lo contrario.

Porque yo ya tenía bastantes paranoias de antes,

de antes de empezar a fumar,

y en el momento en que empecé a fumar me di cuenta de ello

y empecé a combatirlo de manera supersana

y a día de hoy no soy una persona paranoica como antes de fumar.

En ese caso, me ayudó.

Hay otras personas que conozco

que se vuelven más paranoicas con eso.

Es lo que decimos,

la individualidad marca un montón este tema, la verdad.

-Pedro, ¿estás seguro que fue el cannabis el que te ayudó?

Ponte a pensar.

Porque yo me pongo a pensar en una situación como esta,

a lo mejor hubo un cambio equis.

A lo mejor no fue el cannabis,

sino fue el cambio equis al que el cannabis, presente o ausente,

por ahí andaba. Pero fue por el cambio equis.

-Porque ese tipo de pensamientos yo pensé que eran normales.

Que todos piensan esa cosas.

Y en ese momento en que se hizo un poquito más fuerte,

yo tuve que compartirlo, empecé a no rayarme con esas cosas.

Interiorizarlo mejor y llevármelo a buen terreno.

Y no llevarlo por el malo, exactamente.

Rafa, ¿te has echado algún porro alguna vez?

Porque me queda la duda.

-De cosas personales cómo vamos a hablar aquí.

Si yo soy científico. Rafa, yo qué sé.

-Yo es de lo único que hablo, Rafa.

Es de lo único que hablo.

Yo qué sé, me daba la curiosidad. Perdona mi atrevimiento.

¿Afectan a los estudios su uso?

-Bueno, yo creo que sí.

Bueno, creo y es evidente.

Si afecta a la memoria, como decía Rafa,

y afecta al desarrollo y hay gente que empieza a edades muy tempranas,

en ese desarrollo en el que estás estudiando

se va a ver mermada tu capacidad para pensar, para memorizar,

para concentrarte.

Es importante el tema de la concentración y la atención.

Pero el cannabis afecta mucho a la atención

y a la capacidad de concentración.

Y en una edad importante en que el cerebro se está desarrollando,

y no tenemos esas capacidades cognitivas totalmente construidas,

el fumar porros lo que hará, seguramente,

de una forma u otra es que te afecte al rendimiento académico

en los estudios.

También es cierto,

esto se basa en la individualidad.

Incluso había casos, que no sé hasta qué punto estarán contrastados,

pero lo típico de déficit de atención, de hiperactividad,

pero me fumo uno y puedo estar cuatro horas leyendo.

Cosa que sin cannabis u otra sustancia no ocurriría.

Si está fumando con nicotina, la nicotina mejora la concentración.

Es como un "fifty, fifty".

A propósito de esto que estás diciendo.

Si alguien identifica que está enganchado,

¿dónde puede acudir?

A ver, sobre todo, si es menor de edad,

lo importante es comentarlo con la familia.

También a ver qué relación hay con padres o tutores.

Pero es importante estar acompañado en esas situaciones.

Luego hay recursos tanto médicos como sociales.

que ofrecen asesoramiento.

Ofrecen terapias de deshabituación.

Yo creo que cualquier persona que se ponga en contacto

con su médico de cabecera.

"He estado fumando este tiempo y noto, ya sea paranoias,

o dificultad para concentrarme o pérdida de memoria

o que tengo mucha hambre

y no sé cómo controlarlo".

En esos casos, se puede trabajar con un profesional sanitario.

Incluso hay servicios públicos que atienden estos casos.

En Madrid se pueden mencionar los CAD, los Centros de Adicciones.

Hay varios en todo el municipio y en distintos puntos de la comunidad.

Tienen programas específicos para jóvenes.

Eso es un hito en el sentido de que

en otros años no había tanto desarrollo

para poder tratar estos temas.

Pero a día de hoy hay un montón de profesionales.

Psicólogos, educadores, terapeutas ocupacionales,

un montón de profesionales que trabaja de forma certera

para intentar solventar estos problemas.

Kaco. -Dime.

Danos tu broche final de despedida.

Que me voy a tener que despedir de vosotros, los pantalleros.

Da un mensaje bonito.

(Risas)

No tengáis hijos, tened porros.

Te dejan dormir.

Y los puedes comprar.

Vegetación subrogada. Tened porros, no hijos.

Bravo, Kaco, bravo.

No, fuera de bromas, ¿te ha parecido interesante?

Me ha parecido muy interesante.

Lo digo en serio,

compartir estas opiniones tan en abierto,

me está gustando.

Últimamente, lo estaba comentando con Rafa,

"off the record", que sí que estoy viendo

que hay más información sobre el tema.

Que los medios lo están tratando de manera más habitual cada semana.

Y esto me gusta, porque es un avance.

Hacia lo que es inevitable,

la inevitable llegada del cannabis y la regulación.

La lega, legalización cannabis

que cantaban los Nostradamus Escape.

Bueno, pues Kaco, muchas gracias.

Rafa,

oye, eres la leyenda de Pompeu Fabra.

Yo voy a ir para allá este fin de semana

a Barcelona, quiero decir.

Y te lo digo, voy a ir allí y simbólicamente voy a aplaudir

a la puerta.

-Yo creo que un detalle, algo muy importante es,

y creo que en esto coincido con Kaco,

la información.

Tener una información veraz.

Esto es muy importante.

Hay mucha desinformación en todos los sentidos.

Desde el punto de vista de aquellos intereses que económicamente

defienden esta actividad,

como en el otro extremo

determinadas políticas en las cuales no necesariamente se informa

de una manera objetiva acerca del problema.

Y la información es necesaria.

La información a los jóvenes.

Pues sí, más uno. Muy bien, chicos.

Muy bien hablado.

Muchísimas gracias a los dos por haber participado esta tarde.

Ha sido superútil.

Y muy nutritiva.

Que nos dejen los chavales comentarios

de las dudas que tengan.

Pues muchas gracias, chicos.

Vamos a ver que nos cuenta Kil Gore de los porretes.

Kil Gore y los porros.

Esto está pensado...

Lo voy a intentar después...

Tienen dos, tienen arriba y abajo las mascarillas.

-Perfecto.

-Arriba, lo que es arriba, tienen un alambrito.

Para que gente que tiene la nariz muy grande, como yo,

lo necesitan para darle forma a la mascarilla.

Entonces, reconoces dónde está arriba y te lo pones arriba.

No hay que tocarla, como he hecho yo.

Normalmente, se tiene que coger de aquí.

¿Verdad? Y entonces te la pones

con el de arriba para arriba

y el de afuera para afuera.

(FERNANDO SIMÓN TOSE)

-Y bien.

-Me he comido una almendra justo antes.

Bueno, Kil Gore brillante.

Es que no hace falta más.

Escúchame una cosa, vamos a ver.

Cómo están mis "cannaberos" del Zoom esta tarde.

Manu, 23 años.

Sorpresa, seguro que es una tienda de CBD.

Que es la parte del "porrenque" que no es THC, ¿a que sí?

Eso es, exactamente.

Olé que sí.

Y "Laurs".

Hola. Porque ella es así.

No defrauda en su "nickname"

en el Zoom.

Y su bandera y sus cosas, en fin.

Pues lo que quieres, lo tienes.

Yo lo sé. Estudiante de filosofía.

Yo empiezo por ti, Laura.

¿Se consume mucho cannabis en vuestra generación?

A ver, no sé si soy un caso muy objetivo

porque estudio filosofía.

En el círculo en que me muevo obviamente sí.

Ahora, yo fuera de ese círculo,

diría que más de lo que pensamos.

¿Y cómo ves que le afecta a la gente de tu círculo,

de tu entorno o a las personas que conozcas

o que te lleguen el consumo?

A ver, hablando de mi caso personal,

y partiendo de que he tenido muy malas experiencias con el cannabis,

creo que la gente no entiende que les pueda afectar muy mal

hasta que les pasa algo que no tiene retorno.

Entonces... bueno.

Ahora voy con Manu.

Manu, ¿cómo estás?

-Muy bien.

¿Cómo es que te has montado una movida de CBD

con tan solo 23 años?

Tienes que tener un Linkedin que da asco.

(Risas)

-Son 24.

Madre mía, chico, qué bajón para los que tenemos casi 30.

Pues a ver, en mi caso fue, yo era promotor de noche,

dada la situación, eso se ha ido a tomar por culo.

Entonces he tenido que pivotar de mercado.

Yo he vivido siempre en un entorno de cannabis.

Descubrí el CBD hace mucho tiempo y todas las propiedades buenas

que tenía quitándole ese THC

que es de lo que hemos estado hablando mucho.

De ese colocón, de esa ansiedad que te pueda crear.

Creí que fue una buena entrada por mi entorno de gente

y ahí estamos trabajándolo.

Si tú me hablas así con ese aspecto

y no quiero ser yo prejuiciosa.

Pero me estoy imaginando a Pablo Casado

también echándose sus estos de CBD.

Te sorprendería la de gente que dirías: "Este tío no fuma"

y a lo mejor fuma más que todos los demás juntos.

Fuma mucha gente más de la que pensamos.

Gente que viste bien y va de traje

y cuando llega a su casa se fuma un troncho bastante grande.

Manu, hablando de tronchos.

¿Se banalizan las consecuencias de fumar tronchos?

Yo creo que la gente no lo tiene muy bien analizado.

Al final, lo que hemos dicho antes.

Que el fumar no te quite de vivir.

El problema está en la persona que está todo el día fumando

y entra en el círculo vicioso de no hacer otra cosa

Yo fumo, pero estoy trabajando todo el día.

Cuando llego a mi casa y un día me apetece

y otros no.

Es como tú lo utilices, como el alcohol

u otro tipo de drogas aceptadas.

Laura, tú, cariño,

"Laurs" filosófica,

¿te gustaría que el cannabis fuese legal?

-Con eso tengo muchos sentimientos encontrados.

Porque no se puede hablar de legalizar

sin una construcción previa

de todo lo que tiene que suponer.

Para la educación, para la información.

Y partiendo de que más o menos ahora, aunque no esté legalizado,

la situación es bastante preocupante en la gente joven.

O sea, yo diría que no.

Vale. Y, Manu, ¿te gustaría que el cannabis fuese legal?

O regularizado de alguna forma.

-Yo creo que hay que regularizarlo.

Lo están haciendo muchos países.

No por prohibir algo la gente no lo va a consumir.

La gente tiene que entender lo que es

y consumirlo a razón de ello.

Laura, una cosa que te iba a preguntar:

los perfiles de consumidor de cannabis que tienes en tu entorno.

¿Crees que se pueden definir como hacía Danel en el vídeo?

-Perfectamente.

O sea...

Está el típico consumidor

que dice que controla y controla, pero que no controla.

Además, lo ves.

Al final, el ser adicto a los porros genera...

Bueno, yo no entiendo de medicina, la verdad,

pero como han dicho antes todos los invitados que habéis traído,

hay un síndrome que te deja básicamente como un zombi.

Y yo creo que eso va de la mano

con el típico perfil de gente que dice:

"No, si no fumo tanto, yo controlo.

Gente que no es consciente del daño que se hacen a sí mismos.

Y luego el típico de: "Bueno, una caladita".

Y que con una calada ya se hace el fumado y demás.

Manu, escúchame una cosa.

¿El CBD es más sano?

-A ver, el CBD tiene ciertas propiedades,

dentro de todos los cannabinoides que produce parte del cuerpo.

Esa combinación hace que tu cuerpo se regule en ciertos aspectos.

Ya sea ansiedad, estrés, dormir mejor, antinflamatorio,

como pueda ser para los deportistas.

El estigma que hay dentro de los porros comunes,

no el cannabis, es el THC.

El THC es lo que te provoca ese colocón.

Ese estado luego de estrés, de ansiedad.

De no dormir.

Entonces, el THC es bueno para ciertas cosas.

Al final, se hacen terapias depresivas con ello,

pero creo que toda la parte buena de la planta está en el resto,

no solo en el CBD.

Hay un montón de cannabinoides que son buenos

para determinadas partes.

Creo que una buena entrada a la regularización,

que es lo que pasa en casi todos los países,

puede ser el CBD y que en un futuro pueda entrar la parte final

que es la planta de marihuana de toda la vida.

Pues me ha quedado bastante claro.

Manu, Laura, cariños, muchísimas gracias

por haber estado esta tarde y por vuestra intervención.

Porque creo que ha sido muy acertada y nos quedamos con eso.

Y que lo regulen o no, yo qué sé, que hagan lo que tengan que hacer.

Chicos, muy bien, muchas gracias.

-A ti. A ti, muchas gracias.

Y vuelvo con la mesa, fíjate.

Porque esto funciona así, Darío.

Vamos a ver, quiero cerrar este debate

con las reflexiones que hayáis sacado un poco.

De toda la movida.

O sugerencias a mejorar en el entorno del cannabis.

O algún reclamo que tengáis.

Así que venga, ¿quiere empezar alguien?

-Yo misma. -A mí me da igual.

Si quieres empezar, Luis, tenía que añadir

que por favor nos aclares

cómo reconocer que estamos enganchados.

Por ejemplo, me parece muy interesante

que para el tabaco hay un test,

que es el que te pasan

cuando vas por problemas de adicción al tabaco.

Y una de las preguntas importantes es cuánto tiempo pasa

desde que te levantas hasta que fumas.

Uno de los ítems es cinco minutos.

Se levantan y ya están fumando,

con lo cual, eso sería un indicador bastante importante

de un comienzo de adicción o de una adicción mantenida.

Y sobre todo, creo que al final es un poco hacer introspección

y un poco de reflexión personal: "¿Para qué y por qué fumo?".

Pero si al final usas, como decía antes la "compi",

para evadirte de la situación,

es porque estás rayado y fumando te olvidas.

Al final, eso son estrategias

que no son del todo adecuadas

y pueden denotar que hay una cierta dependencia.

Que esto pasa con otras muchas sustancias,

pero por eso creo que sería importante,

a nivel de conclusión... Qué bien hilado.

Es que las letras, este "mix" que tienes de letras

y ciencias es fantástico, Luis.

Yo creo que importante.

Como decían los "compis" del Zoom, información.

Sin información, estás vendido a nivel social.

Porque mucha gente hace dinero con la información contraria

o desprestigiando y con lo mismo.

Tenemos que tener claro para qué vale y para qué no.

Cuéntame.

Es que habla tan bien, ¿verdad?

-Que te deja "embobá".

La verdad es que muy poco más que añadir.

Ya no es repetirlo, pero enfatizar en ello.

El consumo responsable es importantísimo.

Superimportante

y si crees,

si tú crees que no vas a saber o no vas a poder,

intenta buscar a alguien,

un referente que te pueda más o menos...

Si de verdad quieres empezar a fumar.

¿Un referente para empezar a fumar?

No, hombre, eso queda un poco mal.

Pero alguien que veas que fuma y te pueda guiar un poco.

-No...

Entiendo.

¿Tú, Pedro?

-A ver, no sé.

Lo han explicado todo muy bien. Rafael lo ha explicado muy bien.

Rafael al tanto, que es una eminencia.

-Ya te digo.

Y le hemos hecho unas risotas.

Las ha encajado genial.

Ha sido el momento en que más atento he estado.

Pues no sé, algo así, cada uno...

Yo ni apología buena ni mala.

Que cada uno lo use como pueda, como quiera

y como mejor lo vea.

Pero sí podría decir

que en este caso,

"pitis" mejor que "chance",

que Trankimazin y esas cosas.

Siempre mejor. ¿Qué has dicho en esta frase?

"Pitis" mejor que "chance". "Chance" es Trankimazin.

O por ejemplo...

Ah, que mejor un canutillo...

Que suelen medicar los psicólogos.

Más Platón y menos Prozac, es lo que quieres decir.

Claro, un poco más así.

Y que las croquetas solo están buenas en la cocina.

Ah, vale, vale.

Esos son dos puntos importantes.

Importante, Darío.

No sé ya.

Una de las mejores frases que he escuchado en mi vida

me la dijo un amigo con la voz muy grave.

Voy a intentar imitarlo.

"Darío". -"Qué".

"¿Sabes cuál es el problema de los porros?".

"Que están muy ricos".

Y en parte sí, pero también está la parte que no.

Quiero decir, como cualquier sustancia, los porros molan,

si molan y me explico.

Están bien, siempre y cuando tú lo sintetices bien.

Y te sienten bien.

Hay gente que en vez de porros utiliza las pajas.

Y hay gente que en vez de las pajas es otaku.

Y hay quien mezcla las tres.

Está muy bien las sustancias, sí.

Yo abogo por una legalización,

porque creo que estaría bien para el conjunto.

Pero repito, los porros están muy ricos,

depende, puede que para ti no.

Que el "yo controlo, yo controlo",

que sea de verdad, que controles, anda.

Jo, Darío.

Que "anticoach" te has hecho.

En el discurso.

No sabía si estabas a favor o en contra.

En un momento determinado.

Ah... Bien jugado, qué opaco.

Bueno, sabemos que Morodo está a favor.

Lo que sí estamos a favor es de la Navidad.

El próximo programa será un especial de Navidad.

Darío, estás emocionado.

Que nos vamos a ver aquí con unos gorritos.

Hombre, no te lo pierdas

Por supuesto, comenta aquí todas las dudas,

movidas que quieras aportar.

Y síguenos en Instagram y en Twitter.

Que también la cocemos bien.

Bueno, probablemente, así, de este colorcito vestida me veas.

Pues ya el año que viene.

Adiós.

# Fuma ganja por la mañana. #

¿Qué efectos produce el consumo de cannabis?

P: ¿El problema también está en la creencia de que el LSD no genera adición?

R: En el tema de la adicción yo no me voy a definir. El alucinógeno siempre digo que es un droga muy difícil de clasificar, dentro de toda la clasificación de drogas que hay, pero la sigo llamando droga. Podríamos discutir largo y tendido sobre si genera o no adicción. Si nos vamos a la clasificación antigua, sabemos que el consumo de una droga te genera un efecto negativo. El tema de la adicción no lo tengo tan claro, lo que sí tengo muy claro es que quien consume LSD corre el riesgo de que le cause un efecto negativo. ¿Cuál es? Pues el que yo más temería es la psicosis. Porque la persona toma el LSD, viaja, y a veces tiene lo que se llama el flash back. Es decir, la persona alucina y hay veces que esta no es placentera, sino desagradable.

P: ¿Es posible el efecto positivo a nivel farmacológico?

R: Una vez que este artículo pase por revisores, vamos a ver la interpretación como queda. Hay una evidencia que conocemos desde siempre y es: una droga alucinógena como es el LSD tiene un riesgo mayor, y este riesgo se llama la posible aparición de psicosis. Yo personalmente el posible beneficio no lo veo tan claro. Diría que hay dos puntos en particular que ese artículo toca que merece la pena hablar: la depresión y el estrés post traumático. Dentro de la depresión, ahora mismo hay un fármaco con un perfil alucinógeno que está autorizado para tratar la depresión refractaria (la que no has conseguido tratar de otra manera) por las autoridades europeas y se llama la esketamina, pero el mecanismo es muy diferente. Se utiliza cuando ya has agotado todos los recursos y en determinadas condiciones. Pero, ¿de qué estamos hablando? De un fármaco que produce alucinaciones, pero por un mecanismo muy diferente al del LSD, porque actúa sobre un receptor totalmente diferente. Entonces, no se pueden comparar.

P: ¿Tenderemos a usar el LSD para tratar este tipo de enfermedades?

R: Yo creo que no, porque el riesgo es superior a un beneficio que ni siquiera se ha demostrado. El beneficio se ha demostrado para otro tipo de sustancias que actúan con mecanismos muy diferentes. Es como si me dices que te vas a tratar un dolor en el brazo con aspirina o morfina. La esketamina y el LSD son muy diferentes. A fecha de hoy, no se sabe si el LSD puede curar la depresión. En común tienen que los dos producen alucinaciones.

P: Como seres racionales que somos, ¿queremos tener el cerebro reseteado?

R: Yo me haría la misma pregunta. Hay que quedarse con que no volvemos al cerebro de la infancia, sino a un cerebro sin recuerdos.

P: Hay personas que solo ven el efecto a corto plazo, ¿ahí está un poco el peligro?

R: Naturalmente que tienes un riesgo. Lo vuelvo a decir, el riesgo es que tomando esta sustancia puedes desencadenar una psicosis, y esto está más que demostrado. Cuando tú quieres un fármaco, mete en la balanza el beneficio y el riesgo. Si el beneficio pesa más que el riesgo adelante, pero sino atrás. Y luego hay que tener en cuenta que todas las sustancias a dosis elevadas son tóxicas. No podemos minimizar los riesgos de la utilización de estas sustancias. Soy muy escéptico a que algún día el LSD se pueda usar como algo terapéutico. El único caso donde yo pondría un signo de interrogación es en el estrés post traumático. Esto también lo tocaban en el artículo. Aquí si que creo que vamos a tener que buscar perspectivas más novedosas para tratarlo. El típico ejemplo; un militar que ha tenido que pasar por una guerra y el recuerdo no le deja vivir, o un niño que ha sufrido un abuso y que tiene que vivir con ello toda la vida. Es una enfermedad que aún no tiene tratamiento efectivo. Por eso aquí nos tendríamos que aventurar con nuevas perspectivas, porque lo que tenemos ahora no nos está funcionando. Aquí hay sustancias que merece la pena estudiar si tienen efectividad. No te hablo de LSD, pero sí de otras sustancias que también tienen efectos indeseables, pero que merecería la pena investigar.

PLAYZ

anterior siguiente