Enlaces accesibilidad
Cómic

Frank Miller, ¿El caballero oscuro del cómic?

  • José Joaquín Rodríguez repasa la carrera del dibujante en el libro Frank Miller. Honor y Furia
  • Más noticias sobre cómic en El cómic en RTVE.es

Por
Detalle de la portada de 'Frank Miller. Honor y furia' Dolmen

En los 80 un joven llamado Frank Miller cambió para siempre a Batman y Daredevil, hasta el punto de que todavía hoy, casi 40 años después, las suyas se siguen considerando las mejores versiones de ambos personajes. Y después nos maravillaría con Sin City o 300. Pero también creó cosas tan patéticas como una versión fascista y racista de Batman (Holly terror) o la cutrepelícula The Spirit.  ¿Cómo es posible que un autor sea capaz de lo mejor y de lo peor? Esa es la pregunta que José Joaquín Rodríguez (King KirbyLa explosión Marvel) intenta responder en el libro Frank Miller. Honor y furia (Dolmen)

José Joaquín nos comenta por qué ha querido escribir este libro sobre uno de los mitos del cómic: "Durante mi adolescencia, la obra de Miller fue clave para mantenerme ligado a los cómics: sus etapas en Daredevil Batman iban más allá de la pelea de buenos contra malos, profundizando en muchos temas maduros que no era habitual ver en las viñetas. E igual que me marcó a mí como lector, también marcó a muchas personas que luego trabajaron en el mundo del cómic. Algunos autores copiaron simplemente sus aspectos superficiales (la violencia, los ninjas, la femme fatale), pero otros muchos fueron más allá y se inspiraron en su trabajo para contar historias más maduras, con escalas de grises, consiguiendo un mayor realismo y una profundidad que nada tiene que envidiar al cine o la televisión".

Portada de 'Born Again' y 'Elektra lives again'
Portada de 'Born Again' y 'Elektra lives again'

Portada de 'Born Again' y 'Elektra lives again'

En los 80 y los 90 Miller fue una de las mayores estrellas del cómic mundial, pero después la calidad de sus obras cayó en picado debido a sus problemas personales: "La influencia de Miller en el cómic ha sido enorme, pero en los últimos veinte años sus trabajos han sido más irregulares y ha recibido fuertes críticas, que en muchos casos creo que llevan razón. El autor nos despierta sentimientos encontrados, y quise hacer este libro para analizar tanto los aspectos positivos como los negativos de su carrera".

"Por eso -añade-, aunque hablo de sus grandes etapas y sus mayores logros, también indico la pérdida de calidad narrativa de los últimos años y el discurso machista, islamófobo y militarismo de algunas de sus obras, que relaciono con los diversos problemas psicológicos y de adicción que ha sufrido. La idea no es hacer leña del árbol caído, sino entender qué hay tras cada una de las obras de Miller".

Portada de 'Holy terror' ('Terror sagrado'), de Frank Miller

Portada de 'Holy terror' ('Terror sagrado'), de Frank Miller

¿Las versiones definitivas de Batman y Daredevil?

Cuando Frank Miller llegó, como dibujante novato, a Daredevil la colección era bimensual y estaba a punto de desaparecer. Por lo que le dejaron encargarse también del guion y en poco tiempo la serie se convirtió en uno de los éxitos de Marvel, lo que abrió a Miller las puertas de otros peronajes como Batman, al que también cambió con series como Batman. The Dark Knight Returns (Batman. El Regreso del caballero Oscuro) Batman: año Uno. Posiblemente su etapa más recordada por los aficionados.

"La influencia que tanto del Daredevil como el Batman de Miller es enorme y llega hasta nuestros días -asegura José Joaquín-, por lo que no es extraño que haya una parte de la afición que considere que son las versiones definitivas. A mí no me gusta ese término porque creo que siempre hay lugar para nuevas interpretaciones y revisiones, sobre todo a medida que la sociedad cambia y la edad del público varía, pero es indudable que el autor dejó su sello en ambos personajes, algo que incluso se nota en las películas y series de Daredevil y Batman que hemos visto en los últimos años".

Batman. The Dark Knight Returns

Una de las claves de ese éxito fue incluir la serie negra en los superhéroes y también temas más adultos, algo que Miller le debe a su admirado Will Eisner (The Spirit), pero también le influyeron otros de los más grandes.  "La influencia de Will Eisner es enorme a la hora de plantear temas adultos y narrar en imágenes -asegura José Joaquín-. No obstante, su estilo recuerda más al de Steve Ditko, que también fue una gran influencia, y la intensidad de sus escenas de acción coge mucho de su amado Jack Kirby. También hay una influencia muy grande de los dibujantes de las historias de crímenes de los años cincuenta de EC. Además, el propio Miller reconoce la importancia que tuvieron en su forma de contar historias los consejos recibidos en su día por Neal Adams, Jim Shooter, Mary Jo Duffy y Denny O’Neil".

"Creo que el peso de estas influencias va notándose en la forma en que evoluciona: al principio, Eisner, Ditko y Kirby son la influencia más notoria, pero el peso de los autores de EC se va volviendo más evidente a medida que avanza su carrera, sobre todo con Sin City" -añade el autor-.

Página del libro 'Frank Miller. Honor y furia'

El libro

Lo más fácil hubiera sido hacer una biografía cronológica de Miller, pero no es el camino que ha escogido  José Joaquín: "Tuve que darle muchas vueltas a la forma en que quería plantear los capítulos del libro. Las biografías suelen organizarse de manera cronológica, pero eso planteaba dos inconvenientes: por un parte, los últimos veinte años de Miller han estado marcados por numerosos fracasos y problemas personales, por lo que iba a resultar una lectura bastante oscura y deprimente; por otro lado, quería poder contrastar la evolución de su trabajo con cada personaje, y para eso resultaba más práctico hablar de sus cómics de Batman o de Daredevil de corrido. Algo similar pasaba con sus dos etapas en Hollywood: su influencia se entiende mucho mejor si se analiza en su conjunto, no de forma dispersa".

Portada de 'Frank Miller. Honor y furia'

"De hecho -añade-, su etapa haciendo cine es muy sorprendente, quizá por ser la parte menos conocida de su carrera, aunque es clave para entender cómo surgieron obras como Sin City o por qué sus cómics de principios del siglo XXI poseen menos fuerza (algo comprensible si tenemos en cuenta que estaba desarrollando una carrera como cineasta de forma paralela)".

"Por lo tanto -concluye José Joaquín-, el libro empieza con los orígenes del autor, para luego analizar sus etapas en Marvel, sus trabajos en DC, su periplo con las editoriales independientes y, finalmente, sus años dedicados al cine y la televisión. Aunque esta forma de organizar la información no es muy habitual, las reseñas que han ido apareciendo la han valorado positivamente justamente porque permite comprender mejor la evolución de Miller".

Frank MIller en el Salón del Cómic de Barcelona
Frank MIller en el Salón del Cómic de Barcelona

Frank MIller en el Salón del Cómic de Barcelona

Elektra, posiblemente la mejor creación de Frank Miller

Nada más llegar a Daredevil, Frank Miller reinventó el pasado de Matt Murdock e incluyó a su primer amor, una joven que acabaría convirtiéndose en la asesina ninja más peligrosa del mundo: Elektra. Un personaje inspirado en las femme fatales de The Spirit (Will Eisner), que acabaría siendo asesinada por Bullseye, un personaje secundario al que Miller convertiría en el peor enemigo de Daredevil. 

"Elektra es clave cuando aparece -asegura José Joaquín- porque no es un modelo de mujer ideal como podrían ser otras heroínas (Sue Storm en los Cuatro Fantásticos, Tormenta en los X-Men, etc.), pero tampoco es una femme fatale al uso (como sí lo era Catwoman en aquella época). Es un personaje muy complejo, que invierte el rol de damisela en apuros: Daredevil está dispuesto a sacrificarse para salvarla, pero es ella la que se salva a sí misma y, de paso, al héroe".

"Miller también ha utilizado muchos personajes que parecen estereotipos, como la monja (Daredevil: Born Again) o las prostitutas (Sin City), pero dándoles la vuelta y sorprendiéndonos gratamente -añade el autor-. Sin embargo, sobre todo a partir de mediados de los noventa, también ha caído en muchas ocasiones en representaciones extremadamente simplistas de las mujeres, y sus declaraciones al respecto tampoco ayudaban. Pese a todo, es difícil valorar el papel de las mujeres en su obra, ya que en su último trabajo (la novela y serie de Netfilx Maldita) nos encontramos una vez más un personaje femenino fuerte, que rompe con todos los moldes en una aventura artúrica en la que tradicionalmente han tenido más peso los caballeros. Es algo que muestra lo cambiante y contradictorio que resulta Miller".

La pelea final de Elektra y Bullseye es un ejemplo perfecto de la narrativa cinematográfica de Miller

La pelea final de Elektra y Bullseye es un ejemplo perfecto de la narrativa cinematográfica de Miller

Los atentados del 11-S, sus problemas de adicción y el cine

La dos cosas que interrumpieron la imparable carrera de Miller fueron sus intentos de triunfar en el cine y sus problemas de adicción: ""Los dos aspectos que mejor explican la evolución de Miller en el siglo XXI son el impacto que le causaron los atentados del 11-S y el abuso del alcohol y las drogas -nos centa el autor-. De ser un autor que pone mucho cuidado en su trabajo y que piensa mucho lo que quiere contar, pasa a ser más irreflexivo y visceral. Posiblemente, su paso por Hollywood y su divorcio no hicieran más que magnificar sus adicciones, perdiendo numerosas amistades y dañando gravemente su propia salud, lo que lógicamente también tiene un reflejo en su trabajo".

En cuanto al cine, tras convertirse en la sensación de los cómics, Hollywood lo reclamó enseguida: "En la década de los ochenta -asegura José Joaquín- tenemos Miller que escribe y dibuja lo que quiere, sin apenas cortapisa por parte de las editoriales, por lo que disfruta de una libertad creativa absoluta. Puede rehacer lo que no le convence sin preocuparse por el tiempo (Elektra Lives Again acumuló años de retraso, por ejemplo), y eso le hace trabajar cómodamente y reflexionar mucho sobre lo que está haciendo. Pero al llegar a Hollywood como guionista de Robocop 2 se encuentra ante una industria muy diferente, en la que las figuras principales son el director y el productor, y donde el guion depende de elementos como la interpretación de los actores, los efectos especiales, el presupuesto, etc. La experiencia es tan desagradable que termina convenciéndole de volver al cómic, y lo hará con las diversas series de Sin City, de las que se ha dicho es cine en viñetas".

Páginas de 'Sin City'

"Curiosamente, su regreso al cine para hacer Sin City es un éxito -continúa José Joaquín-. Miller tuvo más mano en esa cinta, incluso pudo dirigir algunas escenas, pero hay que tener presente que tenía al lado a Robert Rodríguez, que es un director con mucha experiencia. Y eso se nota en la película The Spirit (su debut en solitario como director), donde Miller naufraga al no tener la experiencia ni la capacidad para afrontar un proyecto tan titánico como es una superproducción; sus problemas de alcohol y drogas tampoco ayudaron, claro".

"Si algo ha demostrado Miller es que, cuando se vuelca en un proyecto, da unos resultados excepcionales. Sin embargo, al intentar compaginar una carrera como autor de cómic y director de cine ha terminado por ofrecer resultados que no han terminado de convencer" -concluye el autor-.

Portada alternativa de Frank Miller para 'El Caballero Oscuro III: La raza superior'

Portada alternativa de Frank Miller para 'El Caballero Oscuro III: La raza superior'

Sus grandes obras

Actualmente Miller sigue haciendo cómics para DC, como nuevas aventuras de Batman y Superman, pero José Joaquín Rodríguez asegura que: "Lo último que realmente me fascinó de Miller fue 300, y aunque algunos proyectos más recientes como Xerxes y Superman: Año uno me han parecido entretenidos, palidecen si se comparan con sus trabajos de décadas anteriores. Lo que más he disfrutado ha sido su colaboración en la novela Maldita, quizá porque al ser un concepto nuevo no había expectativas previas".

Pero Miller pasará a la historia por crear algunos de los cómics más importantes e influyentes de la historia del medio. preguntamos a José Joaquín cuáles son sus cinco favoritos:

-"Daredevil por ser capaz de coger un personaje con el que nadie parecía saber qué hacer y ofrecer historias complejas y creíbles, crear nuevos personajes interesantes y reinventar por completo el universo del personaje. Aquí también entrarían Born Again Elektra vive (Elektra Lives Again), que continúan la historia".

-El regreso del Caballero Oscuro porque es el final perfecto de Batman, con escenas tremendamente poderosas y un mensaje muy positivo: necesitamos ayudarnos los unos a los otros para que la sociedad funcione.

-Batman: Año uno es la historia opuesta, la génesis de un héroe, algo que nadie se había molestado en contar en medio siglo, pero que sentó las bases de las siguientes décadas del personaje.

-Sin City como experimento gráfico, ya que su dibujo alcanzó una sencillez tremenda, pero su conocimiento del medio es tal que logró una expresividad y una capacidad narrativa impresionantes. Al mostrar menos, logró contar más.

-300 porque es la historia épica definitiva, capaz de mezclar historia y ficción, acción y reflexión. Su dibujo es sencillo, pero al mismo tiempo resulta muy efectivo y logra meterte en la historia".

Ilustración de '300'

¿Nos volverá a sorprender Miller?

En cuanto a si Miller volverá a sonprendernos en el futuro, José Joaquín asegura que: "Tengo la sensación de que, al menos en el mundo del cómic, Miller ya ha contado todo lo que quería. Eso no quiere decir que no pueda volver a guionizar o dibujar, pero lo veo más interesado en otros proyectos fuera de las viñetas. Sé que tenía interés en hacer una serie de Sin City, y Maldita ha tenido una valoración positiva, por lo que es posible que la próxima vez que volvamos a saber de Miller sea en nuestros televisores".

En cuanto a los proyectos de José Joaquín Rodríguez, nos comenta que: "En Dolmen parece que están muy contentos con el libro de Frank Miller y la acogida que ha tenido, y hemos hablado de la posibilidad de hacer otra biografía. Sin embargo, estos libros los compagino con las investigaciones que publico como investigador en revistas científicas y mi trabajo como docente, por lo que suelo tardar unos dos años en escribirlos. Por lo tanto, seguimos dándole vueltas a un autor que nos motive pero que también resulte interesante para un público amplio".

Páginas de 'Xerxes'
Páginas de 'Xerxes'

Páginas de 'Xerxes' noticias

Noticias

anterior siguiente