Enlaces accesibilidad

La NASA constata que el deshielo en Groenlandia llega antes y más rápido este verano

  • Las observaciones reflejan una transición acelerada del blanco del hielo al azul del agua
  • La capa de hielo vio tres picos extremos de masa fundida antes del 19 de junio
  • El ritmo de fusión está muy por delante de las últimas tres temporadas, pero detrás del récord de 2012

Por
Imagen proporcionada por la NASA de los glaciares de Groenlandia
Imagen proporcionada por la NASA de los glaciares de Groenlandia. noticias

El deshielo ha comenzado en Groenlandia pronto y rápido este 2016, según ha constatado la NASA a través de observaciones por satélite que reflejan una transición acelerada del blanco del hielo al azul del agua.

"Este año hemos tenido algunos eventos de deshielo muy al principio de la temporada que han acelerado las cosas", ha dicho Allen Pope, científico del National Snow & Ice Data Center (Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo, NSIDC por sus siglas en inglés). Según el NSIDC, la capa de hielo vio tres picos extremos de masa fundida antes del 19 de junio. Como resultado, el ritmo de fusión está muy por delante de las últimas tres temporadas, aunque por detrás del récord de 2012.

Las áreas costeras han sido más cálidas que la media general, a veces de forma extrema. Por ejemplo, la temperatura en Nuuk se elevó a 24 grados centígrados el 9 de junio, la temperatura más alta registrada nunca en un mes de junio en la capital. Sin embargo, zonas interiores fueron ligeramente más frías de lo normal.

El 15 de junio de 2016, el Advanced Land Imager (ALI) a bordo del satélite de la NASA Observing-1 adquirió una imagen de color natural de una zona justo al interior de la costa del sudoeste de Groenlandia (120 kilómetros al sureste de Ilulisat y 500 kilómetros al noreste de Nuuk).

Imagen tomada el 15 de junio de 2016 (a la izquierda) junto a otra del 10 de junio de 2014

Imagen tomada el 15 de junio de 2016 (a la izquierda) junto a otra del 10 de junio de 2014. NASA

Según Marco Tedesco, profesor en el Observatorio de la Tierra Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia, la fusión en esta área comenzó relativamente pronto a fines de abril, pero no fue sostenida. Se puso en marcha de nuevo en mayo hasta convertirse en junio en el panorama acuático que se aprecia en la foto. La segunda imagen muestra la misma área el 10 de junio de 2014 captada por el Operational Land Imager (OLI) a bordo del satélite Landsat 8.

La fusión superficial puede contribuir directamente al aumento del nivel del mar a través de la escorrentía. Puede producir mayores grietas en la base de un glaciar, acelerando temporalmente el flujo de hielo y contribuyendo indirectamente a la subida del nivel del mar. Además, el encharcamiento de agua de deshielo puede "oscurecer" áreas de la superficie de la capa de hielo y dar lugar a más fusión.

"Queda por ver cómo la fusión progresará durante el verano. Podría continuar en julio o nivelarse. Hasta el momento, la fusión ha estado por encima de la media", ha dicho Tedesco. "Pero todavía tenemos que ver lo que sucederá en las próximas semanas, que son cruciales, ya que es cuando el sol está más fuerte y el pico de fusión por lo general ocurre".

Noticias

anterior siguiente