Enlaces accesibilidad

¿Un tatuaje es para siempre?

  • Los tatuajes se pueden borrar con láser, pero con dificultad
  • >Los colores oscuros son más fáciles de eliminar
  • La tinta roja suele dar problemas de intolerancia

Por
Los tatuajes se hacen depositando la tinta en la dermis perforando con una aguja.
Los tatuajes se hacen depositando la tinta en la dermis perforando con una aguja. Rai Robledo

Hace un par de décadas la moda se adueñó en occidente de los tatuajes. Dejaron de estar vinculados con el paso por la cárcel, los marineros desarraigados o las estrellas del rock y pasaron a ser un complemento de estilo, como quien lleva un colgante o unos pendientes. De la misma manera ha cambiado su perdurabilidad, lo que antes era una decisión de por vida hoy ya no lo es, los tatuajes se pueden borrar con láser. Eso sí, con dificultades.

Los tatuajes se hacen depositando la tinta en la dermis (segunda capa de la piel bajo la epidermis) perforando con una aguja. Son muchos los factores que influyen en el éxito o fracaso del borrado del tatuaje. “Si es amateur o profesional, el color empleado, la localización, el tamaño, su antigüedad o el color de la piel”, ilustra la doctor Donís Muñoz, de la Academia Española de Dermatología.

En la misma línea, el doctor Ignacio Sánchez- Carpintero, director de la Unidad Láser de Clínica Dermatológica Internacional señala a RTVE.es que “es difícil garantizar un borrado del 100 %. Los resultados dependen de varios factores: como el color de la tinta, la cantidad y densidad de ésta y la profundidad del pigmento”.

Para eliminar los tatuajes se utiliza el láser Q- Switched. “El láser fragmenta la tinta en pequeñas partículas para favorecer así su eliminación. El haz de luz emitido por el láser es absorbido por la tinta, por efecto fotoacústico estallan, se fragmentan y posteriormente son eliminadas tanto por la vía linfática como a través de la piel”, explica Sánchez- Carpintero.

El negro, el azul oscuro y el rojo son los colores más fáciles de borrar. Los más difíciles de eliminar son los colores claros como el amarillo, azul claro o el blanco. “El número de sesiones suele ser elevado, por lo que la eliminación  de un tatuaje puede llevar hasta dos años de tratamiento en algunos casos”, asegura.

El uso del láser para borrar tatuajes nació con la banalización de los mismos. Como en todas las modas los motivos favoritos van cambiando con los años. Así, el dibujo que era original y transgresor en una época se convierte en rancio en siguiente. Los diseños tribales y los caracteres chinos gustaban en los noventa, pero en el nuevo milenio hacen furor los pequeños detalles como anclas, golondrinas, tijeras o cruces y los elaborados dibujos de fantasías psicodélicas que cubren escotes y brazos por completo.

Para evitar riesgos a la hora de hacerse un tatuaje, estos son algunos consejos de la Asociación Española de Dermatología:

  • Medita serenamente la decisión de realizarte un tatuaje, así como el diseño.
  • Debes hacértelo siempre en un estudio debidamente homologado por las autoridades sanitarias.
  • Asegúrate de que el profesional esté artísticamente capacitado.
  • Exige siempre tintas homologadas en España, o al menos en Europa.
  • Haz una foto del frasco de la tinta empleada y guárdala por tiempo indefinido, asegurándote de que figure la marca del fabricante, el nº de registro sanitario y el lote. Guardarla durante años, ya que en ocasiones las tintas crean problemas mucho tiempo después de ser empleadas.
  • El color rojo es el que puede llegar a crear más problemas de intolerancia, tanto a corto como a largo plazo.  

Noticias

anterior siguiente