Enlaces accesibilidad

La mejor forma de probar si mil robots pueden cooperar es fabricarlos

  • Unos científicos fabricaron 1.024 robots para que actuaran colaborativamente
  • La idea, aprender qué son capaces de hacer y sobre todo cómo programarlos
  • Los robots, aunque simples y tontorrones, son capaces de hacer tareas complejas

Por
 Más de mil Kilobots unidos para trabajar en equipo.
Más de mil Kilobots unidos para trabajar en equipo. Science/AAAS/Michael Rubenstein

Unos investigadores de la escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de Harvard, encabezados por Radhika Nagpal y Fred Kavli han creado unos robots capaces de autoorganizarse.

Pero a diferencia de otras iniciativas similares en las que unas decenas realizan ciertos trabajos de forma coordinadas, en este caso decidieron hacerlo 'a lo grande' y experimentar sobre el terreno.

Fabricaron mil de esos pequeños robots -más exactamente: 1024, un número 'exacto' que es potencia de 2 y preferido por los informáticos- y los dejaron sueltos en una superficie a ver qué eran capaces de hacer.

Funcionamiento de los 'Kilobots'

Apodados 'Kilobots', estos robots que funcionan 'de mil en mil' son individualmente muy sencillos: una pequeña placa de fibra redonda, del tamaño de una batería plana de reloj, en la que cabe un pequeño motor vibrador, un LED y un sensor de infrarrojos como el de los mandos a distancia.

De la parte inferior salen tres 'patitas' y es haciéndolas vibrar como consiguen moverse, aunque lenta y toscamente, de un lugar a otro.

Lo interesante es analizar cómo se programan esos robots: cada uno es capaz de 'ver pasar por delante' a algunos de sus compañeros de andanzas gracias al sensor y las luces, pero su comportamiento se parece más al de una colonia de hormigas o una bandada de pájaros que al de unos robots controlados de forma precisa desde un ordenador central.

Parte de la gracia del asunto es que sean autónomos, de modo que puedan resolver problemas e 'improvisar' trabajando juntos, algo notablemente distinto a otro tipo de robots.

Aunque con gran lentitud, en las demostraciones puede verse (de forma acelerada) cómo se comportan en algunos escenarios controlados.

Cómo funcionan los robots

En uno de los ejemplos, si la orden 'genérica' que se les da es 'formad el dibujo de una estrella' los robots actúan siguiendo instintos muy básicos:

Primero, con cuatro de ellos un operador marca el lugar inicial de la 'construcción'. Entonces los robots de la zona exterior comienzan a moverse manteniéndose unidos al resto del grupo.

Cada robot puede calcular si está 'dentro' o 'fuera' de la zona adecuada del dibujo, actuando en consecuencia. Algunos adoptan el 'rol' de vértices, otros de aristas...

Un robot también puede notificar si se estropea o se encuentra con algún problema; por ejemplo que debido a su ligereza se coloquen de forma imprecisa es algo habitual, pero el software que llevan incorporado puede solucionarlo fácilmente. El caso es que siguiendo todas las instrucciones básicas son capaces de 'copiar' un dibujo propuesto o realizar otras tareas sencillas.

Parte de la experiencia consistía también en  analizar cómo se programan mil Kilobots y con qué estrategias.

Los programadores dicen que cuando se enfrentaron a ese problema al cabo de un tiempo dejaron de pensar en los robots como entidades individuales para pensar más bien en el grupo como una sola entidad capaz de 'realizar ciertas tareas', casi como si fuera un organismo inteligente.

La complejidad a la que puede llegar su comportamiento es algo que sorprendió y que habrá de ser tenido en cuenta en el futuro, porque, ¿qué sucederá cuando en vez de mil sean un millón?

Noticias

anterior siguiente
-->