Enlaces accesibilidad

Morsi apela a su "legitimidad" democrática y subraya que seguirá al frente del Gobierno

       
  • El presidente islamista se dice dispuesto a "dar la vida" para defenderse
  •    
  • La oposición rechaza el diálogo y el Ejército habla de "las horas finales"
  •    
  • La jornada de protestas del martes se salda con una veintena de muertos

Enlaces relacionados

Por
Morsi apela a su "legitimidad" democrática y subraya que seguirá al frente del Gobierno

El presidente de Egipto, Mohamed Morsi, ha descartado dimitir en un discurso televisado a última hora del martes y se ha dicho dispuesto a “dar la vida” para defender su “legitimidad” democrática, desafiando a las multitudinarias protestas que reclaman su marcha y desoyendo las amenazas de intervención del Ejército.

En su alocución, de tono combativo, el líder islamista ha exigido al Ejército que retire su ultimátum, que expira este miércoles, y que le insta a escuchar “las exigencias del pueblo” so pena de una intervención militar.

El pueblo me ha elegido en unas elecciones libres e iguales

“El pueblo me ha elegido en unas elecciones libres e iguales”, ha recalcado Morsi en su discurso, en el que ha señalado también que continuará “asumiendo la responsabilidad” de gobernar, ya que no hay “alternativa a la legitimidad [democrática]”.

En este sentido, Morsi ha asegurado que está dispuesto a “dar la vida” para proteger esa legitimidad otorgada por las urnas, que considera “la única garantía contra el derramamiento de sangre”.

El presidente, que ha renovado su ofrecimiento de diálogo a los partidos de la oposición para sacar al país de la crisis, ha advertido también de la “trampa” que supone iniciar una espiral de “violencia sin fin”, por lo que ha pedido a sus conciudadanos que eviten enfrentarse al Ejército o a la policía.

Una veintena de muertos en la última jornada de protestas

Pese a la advertencia del presidente, al menos 16 personas han muerto y dos centenares han resultado heridas, según el Ministerio de Sanidad, en los enfrentamientos que se han registrado poco después de su discurso entre las fuerzas de seguridad y los partidarios del Gobierno islamista congregados en la Universidad de El Cairo, según ha confirmado el ministerio de Salud egipcio a Reuters.

Según varios testigos citados por Reuters, en los choques se han llegado a escuchar disparos, además del lanzamiento de gases lacrimógenos.

Los incidentes en la  Universidad de El Cairo han culminado una nueva jornada de protestas en las que cientos de miles de egipcios, tanto opositores como partidarios del Gobierno islamista que lidera Morsi, han vuelto a tomar las calles en todo el país, lo que ha resultado en varios choques que han dejado al menos siete muertos y casi 150 heridos.

La oposición rechaza la oferta de diálogo

Los concentraciones, además, no han cesado al caer el sol y miles de manifestantes continúan en las calles; en concreto, la plaza Tahrir de El Cairo, centro neurálgico de las protestas de los opositores a Morsi, permanece repleta de manifestantes bien entrada  la madrugada. La oposición pretende mantener el pulso y ha reaccionado con rapidez tras la alocución de Morsi, rechazando la oferta de diálogo y llamando a sus seguidores a persistir en las protestas.

La única respuesta posible al discurso de Morsi es protestar en las calles, por millones

“La única respuesta posible al discurso de Morsi es protestar en las calles, por millones, empezando este miércoles, para que escuche las voces del gran pueblo egipcio”, ha señalado en un comunicado el movimiento Tamarod (Rebelión), que reclama además que el presidente sea detenido y “llevado a juicio inmediatamente”.

Antes incluso, uno de sus portavoces, Mohamed Abdelaziz, ha asegurado en una televisión privada que el presidente “amenaza a su pueblo, por lo que consideramos no es ya presidente”. Jaled Dewoud, un portavoz del Frente de Salvación Nacional -otra de las organizaciones que han impulsado las protestas-, ha ido más lejos al asegurar que el discurso del presidente Morsi es "una declaración de guerra civil".

El Ejército habla de "las horas finales"

Con la situación estancada, todas las miradas se dirigen al Ejército y a la posibilidad de que vuelva a tomar por la fuerza las riendas del poder, tan solo un año después de que los islamistas vencieran en las elecciones legislativa, en lo que parecía el cierre de la transición hacia la democracis en Egipto.

Así, a pocas horas de que se cumpla el plazo dado a Morsi para que satisfaga las demandas populares, el jefe de las Fuerzas Armadas egipcias, Abdel Fatah al Sisi, ha publicado un comunicado en la página semioficial de las Fuerzas Armadas en Facebook titulado Las horas finales, en el que subraya que el Ejército "sacrificará su sangre por Egipto y su pueblo frente a cada terrorista, extremista o ignorante".

Es más honorable morir que ver al pueblo egipcio sentirse aterrorizado o amenazado

"Es más honorable morir que ver al pueblo egipcio sentirse aterrorizado o amenazado", añade el texto, en lo que constituye la primera reacción oficial de la milicia al discurso a la nación del presidente Mohamed Morsi.

Noticias

anterior siguiente