Enlaces accesibilidad

Un barco fantasma japonés a la deriva desde el tsunami se acerca a las costas de Canadá

  • Fue avistado el pasado 20 de marzo y se dirige a la Columbia Británica
  • Otras 1,5 toneladas de escombros también podrían llegar a esas costas

Por

Un barco de pesca japonés que desde el tsunami en Japón navega a la deriva por el océano podría llegar a la costa oeste de Canadá y anunciar así la llegada de al menos 1,5 millones de escombros a las mismas costas producidas tras la tragedia.

El ‘barco fantasma’ fue descubierto el pasado 20 de marzo, cuando el departamento de Transporte de Canadá anunció que había localizado un barco vacío de pesca japonés a 150 millas náuticas al sur de las islas Queen Charlotte, adyacente a la principal de la costa de la Columbia Británica.

El barco, un pesquero de 65 metros de eslora, fue localizado por un avión de la Fuerza Aérea de Canadá cuando se encontraba a unos 278 kilómetros al oeste de la isla Haida Gwaii en el norte de la provincia de Columbia Británica.

La embarcación ha sido declarada un peligro para la navegación, pero Canadá no ha dicho qué va a hacer con él. La Guardia Costera del país ha manifestado que tomará medidas para evitar los derrames de combustible de la nave, algo que, no obstante, es poco es probable.

Otros escombros se dirigen hacia esas costas

Sin embargo, la llegada del barco es también una evidencia de que otros escombros producidos por el tsunami se dirigen a norteamérica. Entre ellos, tejados de las ciudades costeras, lavadoras, televisores, cubiertas y redes de pesca, que se dirigen inexorablemente al este del pacífico. Según la Administración Nacional Atmosférica y Oceánica de EE.UU. (NOAA), estos escombros podrían llegar a las costas antes de los esperado.

Un año después, la radiación de Fukushima está estabilizada pero no eliminada. La tarea es mantener los núcleos controlados hasta que puedan desguazarse.

"La primera indicación de esto es que las cosas flotan en el agua podrían moverse a través del Océano Pacífico más rápido de lo que habíamos pensado originalmente", ha dicho Nancy Wallace, director del Programa de Desechos Marinos de la NOAA, que habían pronosticado la aparición de escombros del tsunami llegarían a América del Norte costas en el año 2013.

Aproximadamente un mes después del tsunami, el "campo de escombros" que era visible por satélite se dispersó lo que ha hecho imposible realizar un seguimiento excepto desde buques.

El gobierno japonés ha estimado que los restos de las prefecturas costeras de Iwate, Miyagi, Fukushima ascendieron a 5 millones de toneladas. Sin embargo,el 70 % se habría hundido rápidamente en la costa de Japón, aunque el otro 30 %, es decir, un 1,5 millones de toneladas, ha permanecido flotando.

"Lo que los oceanógrafos están estimando en este momento es que los escombros se han dispersado en una superficie de 2.000 kilómetros por 1.000 kilómetros", ha dicho a los Mallos de Ocean Conservancy. "Dentro de esa zona hay una gran variabilidad en cuanto a la forma dispersarse. Ciertamente no es una masa sólida flotante de residuos".

En cualquier caso, resulta casi imposible saber cuanta de esta cantidad de escombros se romperá y hundirá por el camino y cuánto va a terminar en las playas norteamericanas.

Noticias

anterior siguiente