Enlaces accesibilidad

Muere Dennis Hopper, el rebelde que revolucionó Hollywood con 'Easy Rider'

  • El actor y director ha fallecido a los 74 años de edad por un cáncer de próstata
  • El amigo americano, Terciopelo azul y Hoosiers, sus roles más destacados

Por
Fallece a los 74 años el actor Dennis Hopper

Dennis Lee Hopper (17/05/1936-29/052010)

Nominado al Oscar al Mejor Guión Original por 'Easy Rider. Buscando mi destino'.

Nominado al Oscar al Mejor Actor de Reparto por 'Hoosiers. Más que ídolos'.

El cine acaba de perder a uno de esos rostros difíciles de olvidar. Dennis Hopper, el eterno villano con alma de artista ha sucumbido al cáncer de próstata que le fue diagnosticado en septiembre de 2009.

Ha fallecido en su casa de Venice, California. Adiós Billy, adiós Tom Ripley, adiós Frank Booth.

Rebelde sin causa: debut con título profético

Nacido en Dodge City, Kansas en 1936, se trasladó con su familia a San Diego con trece años. En California comenzó a interesarse por la interpretación, pero fue en el Actors Studio neoyorquino, la celebérrima escuela de Lee Stasberg, donde desarrolló su talento.

Tras algunos papeles en televisión, su debut en el cine llegaría junto a James Dean en Rebelde sin causa y Gigante. La muerte del ídolo juvenil afectó mucho a Hopper, quien en su siguiente trabajo dio muestras de lo que sería su carrera, llena de excesos e inconformismo.

Del infierno a Texas, dirigida por Henry Hathaway, estuvo a punto de ser su último film. Su apego al método Stanislavski chocaba con las formas del veterano director de El beso de la muerte quien vaticinó que Hopper no volvería a trabajar en la ciudad.

Los 60, años de televisión y serie

Condenado al ostracismo por sus díciles maneras (se negó a recibir órdenes de Hathaway durante más de 80 tomas en Del infierno a Texas), Hopper se volcó en los siguientes años en la fotografía y la pintura mientras seguía estudiando en el Actors Studio. La televisión se convirtió en su refugio y en su forma de sustento en esos años, con apariciones en series como Bonanza y En los límites de la realidad.

En la segunda mitad de la década regresó de forma más continua al cine. Fue precisamente Hathaway quien le recuperó para el cine con un secundario en Los cuatro hijos de Katie Elder. Un retorno que tuvo continuidad con más papeles de reparto en La leyenda del indomable y Cometieron dos errores.

Easy Rider: Buscando mi destino cambié la historia del Cine

A pesar de su mala reputación en Hollywood, consiguió que a finales de los sesenta Columbia le financiara Easy Rider (Buscando mi destino)'.

Dennis Hopper, el rebelde

Desde el momento de su estreno se convirtió en referencia para toda una generación de moteros y simpatizantes de la contracultura estadounidense. Su inesperado éxito llevó a su director a un relativo estrellato que no administró bien, pues como modesta producción independiente, fue una de las más taquilleras de esos años, recaudando 100 veces más de su coste inicial.

Su importancia histórica es indiscutible y se convirtió en uno de los precedentes del nuevo cine estadounidense que se hizo en la década de 1970.

The last movie (bueno, casi)

Con carta blanca para hacer lo que quisiera tras el espectacular éxito de Easy Rider, Hopper se embarcó en una suerte de continuación aún más lisérgica titulada The last movie sobre el caótico rodaje de una película.  El rodaje real en Perú fue aún más caótico y el resultado, un pretencioso despropósito filmado en Perú que fracasó en taquilla y le sumió en años de reclusión y abuso de drogas.

El amigo europeo (Wenders) y el amigo americano (Coppola)

En la montaña rusa que fue la carrera de Hopper, los 70 fueron una cuesta abajo sólo frenada por sus papeles en El amigo americano y Apocalypse now. El propio Hopper llegó a afirmar que el personaje del perverso Ripley "le salvó la vida". El rodaje en Alemania fue un bálsamo para un actor que llegaba del incendiario rodaje de 'Apocalypse now' en Filipinas.

1986: Su año mágico con Terciopelo azul y Hoosiers

En una de esas historias de retorno que tanto gustan en Hollywood, Hopper volvía a ganarse el respeto de sus colegas con dos de sus mejores interpretaciones. El retorcido mafioso Frank Booth de la lynchiana Terciopelo azul y el entrañable Shooter de Hoosiers, más que ídolos.

La interpretación del alcohólico y antigua estrella del baloncesto de insituto proporcionó a Hopper su primera y única nominación al Oscar. El eterno secundario vería sin embargo como la estatuilla iba a parar a manos de Michael Caine por Hannah y sus hermanas.

El pasado marzo recibió su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Noticias

anterior siguiente