1. TV Clan
  2. Series
  3. Cine Clan
  4. Cine Clan - Socorro, he encogido a mis padres
Facebook Twitter
Menú de navegación Desplegable

Bienvenido a Clan.

Elige usuario

  • Las travesuras de Jaimito
  • Las travesuras de Jaimito en inglés
  • Una casa de locos
  • The Loud House
  • Gus, el pequeño caballero en inglés
  • 10
    Seguir viendo Cine Clan
    No te pierdas los nuevos episodios. En la web y apps del canal en clan
    Gus, el pequeño caballero en inglés
  • Gus, el pequeño caballero
  • Deer Squad en inglés
Para todos los públicos
Transcripción completa

(Timbre de bicicleta)

"Hola. ¿Os acordáis de mí?".

¡Hola, Felix!

¡Hola, Julio!

"Ese soy yo".

Preparado, listo, ¡vamos!

"Felix Vorndran,

conocido por haber sido expulsado de mi antiguo colegio".

¡Eh!

¡Ey!

"Esta es Ella, mi mejor amiga del colegio Otto Leonhard".

¡Buenos días! ¿Te llevo? Vale.

"Chris y Robert son también del grupo".

¡Formación completa!

"Juntos salvamos el colegio".

"Por supuesto, Mario también estaba".

¡Eh, Mario!

Hola.

"Nuestro colegio se ha llenado de color y felicidad

desde aquel día".

"Lo mejor de todo es el aula de aprendizaje Otto Leonhard,

ni siquiera te enteras de que estás aprendiendo,

pero al final, te das cuenta de que entiendes todo mucho mejor".

"SOCORRO, HE ENCOGIDO A MIS PADRES"

"¿Sabéis otra cosa?".

"La señorita Schmitt está mucho más tranquila".

"Bueno, eso intenta".

Cuando quieras agua, porque tienes sed

es muy conveniente un vaso tener.

Si yo pintar quisiera un techo de madera,

tendré que utilizar...

una buena...

No sé, tío, ¿qué será? ¿Eh?

¿Qué podrá ser?

(Risas)

¿Una brocha?

¡Una buena escalera, eso es!

Una escalera puede ser importante para mí.

Ya sé que solo estoy supliendo a la profesora de lengua,

pero quería poneros un breve ejemplo

de un poema sobre algo que fuera importante para nosotros.

Quiero que hagáis grupos de cuatro o cinco

e intentéis escribir un poema parecido, ¿está bien?

Vamos, a trabajar.

Alguna idea, ¿eh? -Venga, ¿un poema?

Mejor que un dictado.

Está bien. ¿Qué hay muy importante para todos?

Eh... Las cosas que vuelan.

Porque está en las nubes.

Muy gracioso.

¿Qué tal nuestros padres?

No mola.

Pero son importantes para nosotros.

No sé.

Depende del enfoque, ¿no crees?

(HACE BEATBOXING)

# ¡Ey, tío!

# Si tus padres te sueltan un sermón,

# sube la música en la habitación.

# Si lo único que hacen es gritar...

# ...no te rayes y a disfrutar.

# Y si te dejan sin cenar...

# ¿Qué es lo que has hecho? Eres un... #

¡Esto no es una mierda!

¿Y por qué?

Tiene razón.

No ha sido buena idea.

Lo has sugerido tú.

Ya, lo sé, pensemos otra cosa.

Está bien.

-Vale. ¿Qué se os ocurre?

¿Música? La música nos gusta.

¡Oh! Internet.

(Timbre)

¿La amistad?

-¡Eso me gusta!

¿Sigue en pie lo de esta tarde?

¿El qué?

Habíamos quedado.

Ah, es verdad, me olvidé.

Lo siento.

Déjame pasar. -¡Ey!

¿Qué le pasa?

Mejor mañana, ¿vale?

Mario, espera.

Se pasa el día pegada a Mario.

¿Qué pasa, estás celoso? ¿Yo?

¡Claro que no!

Ya, ya, claro que no. (RÍE)

(Música de Anne Kathrin Dern)

¡Ah!

¡Ah, señor Michalsky!

¡Ah, maravilloso!

Es fantástico nuestro nuevo museo Otto Leonhard.

¡Le pongo un sobresaliente!

Creo que merece la pena celebrarlo con un buen trago.

De té verde.

Por supuesto.

(CARRASPEO) Un último repaso y todo estará listo

para la reunión de padres de alumnos del sábado.

Seguro.

Con suerte, aprobarán el presupuesto

para el nuevo concepto escolar Otto Leonhard.

A usted no se le puede negar nada, señorita Schmitt.

¿Qué es lo que hace esto aquí?

¡Ah!

Lo encontré limpiando la sala de lectura.

Creo que son los restos óseos de Hulda Stechbarth.

¿Hulda Stechbarth?

¡Después de que él la encogiera!

¿Esa horripilante profesora que quería usurparle el colegio?

Por favor, deshágase de ellos. Inmediatamente.

Ah y gracias, señor Michalsky, muchas gracias.

Se lo agradeceré.

Que tenga un buen día. Gracias.

Y usted también, señora directora.

Muchas gracias.

(Timbre)

¡Ah, vaya!

¡Ah, maldita sea!

¡Ah!

¡Ah!

-Oh...

Mmm.

¡Mmm!

(RÍE)

Oh...

(RÍE)

Ah...

¡Eso es, mucho mejor!

(Puerta)

¡Hola, papá!

¡Hola!

(OLFATEA)

¿Estás cocinando?

¿Cocinando?

Eh... Sí, al horno.

Eh... ¿Sabes que mamá está a punto de llegar?

¡Oh, no!

¡Ah!

¿Me echas una mano?

¡Vamos!

¡Deprisa, papá!

(Música instrumental)

Hola, chicos.

Hola, mamá. Mi hermosa dama.

¿Qué tal el día?

Bien.

Eh...

¿A qué huele aquí?

¡Ah!

¡Has estado cocinando!

Mmm...

Mmm...

¡Oh!

(TOSE)

Bueno, lo que cuenta es la intención.

Sí, es que tenía algo que deciros. (TOSE)

¿Y tenemos que comernos eso?

Haremos otra cosa. ¿Fuiste a la compra?

¡Oh, Peter!

Acordamos que ayudarías más en casa mientras yo estuviera trabajando.

Vale, reunión familiar.

Sentaos por aquí.

¡Uh!

Aquí.

Bien.

Mmm...

Desde que has vuelto de Nueva York,

no he progresado mucho.

No te sigo.

Yo tampoco.

Laboralmente.

No estoy avanzando en mi carrera profesional,

así que me he presentado a un puesto de trabajo.

(AMBOS) Ah... Muy bien.

Como arquitecto.

De acuerdo.

En Dubái.

(AMBOS) ¿Qué? ¿Y vas a ir?

Pero, Peter, date cuenta, acabamos de pasar por eso.

Lo sé, lo sé y por eso he pensado

que esta vez podríamos ir todos juntos.

¿A Dubái?

¡Pues yo me quedo aquí!

¿Solo? Félix eres muy joven aún.

¡Todos mis amigos están aquí!

Parad, por favor, de momento, nadie se va a Dubái.

Pero ¿cómo puedes decir eso? Acabas de volver del extranjero.

Sí y por eso la casa está hecha un desastre. ¿No lo ves?

¡Todo esto es un caos!

¿Caos? ¿Qué caos?

¿Solo porque no hacemos las cosas según tus perfectas normas?

¿Cómo debo tomarme eso?

No os peléis.

No estamos peleando. Todo va bien.

Solo digo que mientras no estabas, hemos seguido nuestras reglas.

¿Qué reglas son esas,

utilizar la cocina como taller y comer a cualquier hora?

Voy a pedir una pizza.

¡No! Sí, buena idea.

Toma mi cartera.

Cariño, creo que ahora me toca a mí.

Hola, Felix.

Hola, Julio.

¿Va todo bien?

No aguanto a mis padres.

Pizza diavola.

¿Qué dices?

Cura el estreñimiento, los pies fríos y las penas.

Toma.

Se arreglará.

Sí, claro, gracias. Chao, Felix.

¡Ah!

¡Ah!

¡Ay!

¡Ah!

-¿Mmm?

-Primero no me prestaste atención, después me encogiste

y ahora solo me quedan estos tristes huesos,

pero aquí estoy otra vez

¡y pienso hacerte pagar hasta lo último que tengas,

Otto Leonhard!

(RÍE)

(Risa)

¿Eh?

¿Quién anda ahí?

(Risa)

(OTTO) ¡Yo!

¿Quién? -¡Aquí!

¿Dónde? -¡Por aquí y por aquí!

¡Leonhard!

Enhorabuena, Hulda, has perdido peso,

se te ve mucho mejor.

Casi no te reconozco.

Hasta desde ese busto dices tonterías.

Admítelo. ¿A que echabas de menos mi voz?

¡Puedes apostar que no!

-No te ofendas, pero dado que eres un montón de huesos

y yo soy un fantasma,

¿me puedes contar cómo piensas llevar a cabo tu maléfico plan?

¿Eh?

-Espera y verás.

Ingredientes:

Infusión de crin de hiena parda,

excremento de liebre

y ojos de sapo.

¿Qui... quieres transferir tu alma a las paredes de este colegio?

Sí y lo haré utilizando la vieja pócima de tu amigo,

¡el chamán Kiptopki!

(RÍE)

Qué ultraje, yo soy el fantasma de este colegio.

¡No por mucho tiempo!

¡Mmm!

(Timbre)

¡Ah!

¡Toma!

¡Ah!

Lo siento.

Yo iré.

¿Va a subir? -La mujer araña al rescate.

Mirad esa grieta, no estaba ahí ayer.

¡Vaya! Qué potencia tengo, ¿eh?

-Sigue soñando.

¡Ah!

¡Ah!

Quizá una corriente subterránea ha desplazado el terreno.

¡Atención, torre a Felix!

¡Ah! ¡Mío!

¡Lánzalo con efecto!

-La próxima vez subes tú a por él. -¡Pásalo!

¡Lo tengo! ¡Mío!

¡Aquí!

¡Ah! Cuidado, Chris.

¡Ups!

Lo siento.

-¡Felix!

¡Ups!

Mire, esto no estaba así ayer

y allí.

Y ahí también.

Esto es un desastre.

¡Y solo quedan unos días para la reunión de padres!

(Timbre)

Qué horror.

Habrá que llamar a un arquitecto para que le eche un vistazo,

por seguridad.

Por favor, señor Michalsky, anote todo lo que vea.

Lo haré.

¡Eh, tío, quita, trae mi mochila!

¡Oh! Aparta. Felix.

Felix, quiero hablar contigo. ¿Conmigo?

Sí. ¿Podrías prescindir de tus padres una tarde?

Y más de una.

¿Cómo? ¿Qué quieres decir?

Nada, era broma.

Ya.

Hay algo urgente que me gustaría comentarles, ¿podrías decírselo?

Sí, claro. ¿De qué se trata? Preferiría hablarlo con ellos.

¡Buenos días! -Buenos días.

Está bien, me voy.

Disfrutad de la clase, chicos.

Genial.

¿Qué quería?

No sé, quizá quiera hablarles de mi último examen.

Pero ¿no te había salido bien?

Sí, eso creía.

Está bien, mis queridos amiguitos y amiguitas,

¿qué creéis que es esto?

"Qu'est ce que c'est?". "What is this?".

¿Qué puede representar esta estructura que estáis viendo?

¿Alguien lo sabe?

¿Nadie?

Esto es...

una catástrofe.

(Risas)

(Música de suspense)

Oh...

Oh...

¡Ah!

Es como una tela de araña.

¡Y se dirige al Museo Otto Leonhard!

¡Ah!

¡Ah!

¡Hulda Stechbarth!

¿Cómo has entrado en ese cuadro?

¿Has hechizado este lugar para destruirlo?

¡No lo pienso permitir!

¿Qué estás haciendo?

¡Detente, es peligroso!

¡Ah!

Hola, papá. Hola.

Hola, mamá. ¡Hola!

La profesora Schmitt quiere hablar con vosotros.

¿Qué? ¿Ha pasado algo?

No lo sé.

Solo me dijo que le gustaría

que fuerais esta tarde a hablar con ella.

¡Vaya! Parece serio.

Sí, Felix, siéntate, siéntate un momento.

¿Por qué?

Porque tu madre y yo también tenemos algo que decirte.

Bueno, eh...

(CARRASPEA)

Lo he estado pensando

y papá se merece las mismas oportunidades que yo he tenido,

vosotros me apoyasteis cuando me fui un año a Estados Unidos.

¿Qué? Sí, nos vamos a Dubái.

Bueno, papá primero solicita una entrevista...

Bueno, sí, sí. ...y luego ya veremos.

Creo que es justo, ¿no te parece?

¿Cómo que es justo?

Eh... Mira.

Sí, mira.

Aquí.

Tendremos piscina con tobogán, los jardines del jeque...

Mira esto.

Ah, sí, sí, podremos dar paseos en camello por el desierto

y tú asistirías a un colegio internacional

con transporte incluido.

Felix, imagina este rascacielos de 800 metros.

¡No podéis decidir por mí!

¡No quiero ir a Dubái, no quiero parques ni jeques ni toboganes

ni tampoco colegios internacionales!

Felix...

Papá, aquí están mis amigos y el colegio.

Da igual lo que pase, contamos contigo, hijo.

¡Pues no contéis conmigo para ir a Dubái!

¡Tío!

¡Mierda!

¡Maldita sea!

¡Ah!

(Música instrumental)

(Derrape de neumáticos)

Estoy preocupada por Felix, quizá le estamos pidiendo demasiado,

no sé.

Pero un año en el extranjero es toda una oportunidad.

Sí, pero ¿en Dubái?

Yo no sé qué decir, Peter.

Una vez allí, se alegrará de haber ido, créeme.

Cuando yo era niño, habría hecho lo que fuera por una piscina.

¡Oh! Yo no sé nada.

(Crujido de paredes)

Eh...

Vamos al coche a por unos cascos.

Sí.

(Móvil)

"¡Hola, Felix!". Ella, ¿estás ocupada?

Bueno, puedo hablar.

"¿Te pasa algo?".

Mis padres,

quieren mudarse.

¿Qué? ¿Por qué?

(Música de intriga)

¡Ah! ¡Oh!

¿Qué es eso?

¿Peter?

No... no sé.

¿Arte 3D?

¡Ah!

¿Cómo te atreves?

¡Ah!

¡Te arrepentirás de esto, Leonhard, acabaré contigo,

haré desaparecer hasta el último recuerdo de tu....!

¡Ah!

Stechbarth, es mi nombre. ¿Puedo ayudarles?

¿Qué...

qué es eso?

¿El qué?

Seguramente, ahora le estén diciendo a la directora

que me sacan del colegio.

¡No pueden hacer eso!

Ya, pero son adultos y es lo que quieren.

Eh...

¿A qué debemos su visita?

Ah... Hemos venido a ver a la directora Schmitt-Gössenwein.

La señorita Schmitt-Gössenwein... no va a poder atenderles.

Nos ha citado ella.

Creo que se trata de algo importante.

El colegio debe cerrarse de inmediato.

Mmm...

(Crujido de huesos)

Por una vez, estamos de acuerdo en algo, querido Leonhard.

Ojalá fuera al revés y tuvieran que hacer lo que yo dijera.

¿Como Schmitt esa vez? No es buena idea.

¡Es lo que necesito!

¡Ah! ¡Ah!

(Crujido de huesos)

¡Ay, por Dios!

¿Qué... qué ha ocurrido?

¡Madre mía!

¡Esa mujer es enorme!

No digas tonterías, pero si no mide más que yo.

Serán los tacones.

Esta es la última vez que encoges a alguien, Leonhard.

¡Ah!

¡Ah!

(GRITAN)

Eh...

Quería preguntarte

"si te apetece quedar mañana". Eh... No puede ser.

"Ya tengo planes".

¿Sí? ¿Con quién?

Con... Mario.

¿Qué ocurre con vosotros dos últimamente?

Nada, solo pasamos el rato.

¿No puedes cancelarlo?

No, lo siento, se lo he prometido.

A él no le dejas tirado.

Oye, lo está pasando mal.

Mario ahora mismo me importa una mierda.

Felix, no seas tan crío.

"Podríamos quedar...".

¿Sabes qué te digo? ¡Que me olvides!

Ah...

(Comunicación cortada)

¿Felix?

¡Ah!

(Música instrumental melancólica)

¡Mamá!

¡Papá!

¿Eh?

Qué raro.

(Vibración de móvil)

Típico...

(Móvil)

Hola, mamá, ¿dónde estáis?

Papá se ha dejado el teléfono en casa y tú no contestas.

Bueno, llámame.

Mmm.

A ver si lo he entendido, estamos en el siglo XXI,

llevo muerta más de 100 años, rigen las normas del señor Leonhard

y ya no se castiga a los niños como en los buenos tiempos.

-No se les castiga físicamente.

Eso mismo es lo que he dicho.

¿Nos permite ya salir?

Claro que no.

Pero ¿por qué? ¡No le hemos hecho nada!

(VOZ TEMBLOROSA) ¿Ahora qué va a hacer con nosotros?

¿Os imagináis por qué ese mentecato continúa en este edificio?

¿Cómo es posible que conserve ese poder después de tanto tiempo?

¿De quién habla?

¿De Otto Leonhard?

¡Porque se acuerdan de él!

Todo lo que hay aquí es para que le recuerden,

¡para que le admiren

solo con la intención de acrecentar su vanidad,

pero eso va a cambiar!

¡Mirad!

Ahora, sin su esfera, parece más cansado.

Cuando acabe con él, no quedará nada de su recuerdo

y será entonces cuando por fin me apodere de esta escuela.

(Crujido de huesos)

¡Ah! ¡Oh!

(HULDA) ¡Ah! ¡Mmm!

Cómo odio este cuerpo, tengo que convertirme en fantasma

antes de que se me caiga a pedazos.

¡Peter!

¡Oh!

¡Levanta, Peter!

¡Mierda!

Ah...

Algo no va bien.

(Ladridos)

(SUSPIRA)

Cuando volví de América, ya me dijo Felix

que este colegio era más extraño de lo que aparentaba a simple vista.

¿Quieres decir que está al tanto de lo que está pasando?

Sí, deberíamos escucharle más a menudo.

¡Ah!

¡Ah! ¡Peter, por favor!

¿Puedes estarte quieto de una vez? ¡Me estás poniendo de los nervios!

Ya, pero es que quiero salir de aquí, tenemos que hacer algo.

Pero esa no es la manera.

¡Ah!

Escucha, cálmate y pensemos con claridad.

Vale, bueno, adelante.

Está bien.

Ah...

Estamos en una jaula, las jaulas se hacen

para que lo que esté dentro no salga.

Entonces no hay nada que hacer.

¡Trato de pensar, no digas tonterías!

Ah, sí, claro, ese vejestorio nos reduce al tamaño de un muñeco

y soy yo el que dice tonterías, claro.

¡Mmm! Ah...

¡Oh!

¡Eso es!

Hay una manera de aprovechar al máximo

el escaso peso que tenemos.

Columpiándonos, por supuesto, eso es, qué magnífica idea.

¡Sí!

¿A la de tres?

Sí. Está bien.

Una... (AMBOS) ...dos y tres.

No, cariño, así no funciona.

(Música de suspense)

(AMBOS) ¡Ah!

¡Ah!

¡Me mareo! ¡No pares!

¡Ah!

¡Venga, un poco más!

(GRITAN)

¡Ah! ¡Au! ¡Ah!

¿Qué ha sido eso? ¡Ah!

¡Ah! ¡Uh!

¿Mamá?

¡Papá! ¡Ah!

¡Ah!

¡Oh!

¡Ay!

¡Ah! ¡Oh! ¡Oh!

¡Ah! ¡Ah! ¡Ah!

¡Ah!

¡Oh!

¿Directora Schmitt?

¿Schmitty?

¡Schmitt-Gössenwein!

¿Eh?

¿Hay alguien aquí?

¿Schmitty?

¿Felix?

¡Felix!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah! ¡Ah!

¡Ay!

¿Hola? ¿Quién anda ahí?

¿Felix?

¿Qué haces aquí a estas horas?

Señor Michalsky, ¿ha visto a mis padres?

No.

La directora Schmitt-Gössenwein quería hablar con ellos

por lo de las grietas.

Seguro que lleva su tiempo.

¡Ah, claro!

Estaba preocupado porque no habían vuelto.

Creo que ya son mayorcitos para arreglárselas ellos solos.

Tiene razón. Adiós, señor Michalsky.

Adiós, Felix.

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ay!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Oh, no, otra vez no! ¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah! ¿Estás bien, cariño? (FATIGADA) Sí.

¡Dios mío!

¡Es un milagro haber sobrevivido a la caída!

Pesas un montón.

¿Y ahora?

¿Cómo volvemos a casa?

¿Ese es...?

¡Ese es Felix!

¿Felix?

¡Felix!

¡Felix!

¡Felix!

¡Felix!

¡Oh!

¡Oh!

¡Ah!

Vamos, piensa.

Usa la cabeza.

Sabes que todos los problemas tienen solución.

¿Cómo salgo de esta sala?

¡Ah!

¡Ah!

¡Claro!

¡Resolveré la adivinanza!

(Canción "Himno de la alegría")

¡Ah!

¡Esta me la sé!

(Cesa la música)

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

(Pitido de error)

¡Ah!

Eso mismo decía mi profesora de música.

(Pitido de error)

(Efectos de videojuego)

¡Ah!

¡Ah!

(Pitido de error)

¡Ah!

(Pitido de error)

¡Ah! ¡Ah!

¡Ah! ¡Ah!

(Pitido de error)

Llevamos tres horas andando,

tardaremos varios días en llegar a casa.

¿Y qué otra cosa podemos hacer?

¡Ah!

¡Eh!

¡Ten más cuidado! ¡Oh!

¡Oh!

¡Cariño! ¿Mmm?

Sé cómo volver a casa.

¡La pizzería de Marcos! Ajá.

Pizza tonno, buena para el cutis y para el corazón.

-¡Gracias! -¡Chao!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Alguien viene!

¡Buenas noches, querida colega!

¿Tú? ¿Cómo has llegado hasta aquí?

Menos mal, creí que nunca te encontraría.

¡Tú has sido la que me has hecho esto!

¿Qué haces fuera del cuadro?

Tengo la impresión

de que te has formado una idea equivocada de mí, querida.

Otto Leonhard es el culpable de nuestra situación.

¿Y él por qué me iba a encoger?

Yo le admiro.

Todos le admiran, pero...

ha perdido el juicio.

¿Qué?

Debo detenerle.

Ya he logrado deshacer una parte de su hechizo,

aunque no me vendría nada mal tu ayuda.

¿Qué te pasa en los ojos?

Mi cuerpo es muy viejo, ya no me responde.

¡Oh!

(SANDRA) ¡Felix! ¡Felix!

¡Felix! ¡Felix!

¡Duerme como una marmota!

¡Ah!

¡Es que ni se entera!

¡Felix!

¡Felix!

¡Mmm!

¡Felix, despierta!

¡Oh, vaya!

¡Ah!

¡Por fin!

¡Oh, no! ¿También vosotros? ¿Eso es todo lo que se te ocurre?

Ya había pasado esto con Schmitty, fue una auténtica pesadilla.

Pero nosotros no somos una pesadilla.

¿Qué fue lo que pasó?

¿Ha sido Otto Leonhard?

¡Ah! Ya te dije que Felix sabía algo.

¿Otto Leonhard, el fundador del colegio?

Sí, exacto, él es el fantasma que protege la escuela.

Encogió a Schmitty porque casi cierran el colegio por su culpa.

¡Y nosotros queríamos cerrar el colegio!

Un momento, no acabo de asimilar todo esto, ¿entonces...?

¿Por qué queríais cerrar el colegio?

¿Cómo? ¿No has visto las grietas?

Claro, las grietas.

Hay que explicarle a Otto Leonhard

que solo os preocupabais por el colegio.

¡Eso!

¿Crees que podremos recuperar nuestro tamaño?

Creo que sí. ¡Venga, vamos al colegio!

¿Qué? ¿Ahora? ¡Sí!

¿En plena noche? Felix, tenemos hambre,

estamos cansados y nos tienes que llevar al baño.

¿No has visto cómo estamos?

¿Me estáis diciendo que tengo que lavaros, haceros la cena

y meteros en la cama?

Mira qué herida tengo en la rodilla.

Aquí.

Mmm...

Hijo, tengo que hacer ciertas necesidades.

Ah...

¿En serio?

Bueno,

eso es. ¡Ay, vaya!

¡Ah!

¡Peter, por favor!

¿Qué quieres, que suba trepando? No, no era eso a lo que me refería,

pero quizás podrías... Deja que te vea la rodilla.

Sí, me... me duele, hasta se me ha inflamado.

Sí... Habrá que desinfectarla.

¿Qué? ¡No! No es para tanto, de verdad.

Claro que sí. No te molestes.

Es lo que siempre me dices cuando me echas este espray.

No. ¡No, Felix, no lo hagas!

No creo que sea necesario. Sí, sí, será lo mejor.

De acuerdo, ¿estás preparada?

¡Ah!

¡Me escuece! ¡Me escuece!

Te vendrá bien.

¡Oh, no!

¡Estoy empapada!

(RÍE)

Espera, te secaré.

¡Ah!

¡Ah! ¡Ah!

¡Ah! ¡Oh, Dios!

¡Felix, saca a tu padre de ahí, rápido, vamos!

¡Felix!

¡Oh, Dios mío!

¡Qué asco!

¡Qué asco!

¡Ah!

¡Ah!

Os daré un baño.

Ah...

Ah... ¡Oh, Peter!

¿Qué pasa?

(RÍE)

(GRITAN)

¡Ah!

(RÍE)

¡Ah!

¡Ah! (RÍE)

¡Ah!

(RÍE)

Necesitas afeitarte.

¿Eh?

¡Sí, bien dicho!

Oh...

Eh, Felix, ¿afeitarme? ¿Estás seguro?

No creo que sea buena idea.

¡Ah!

¡Ups! ¡Ah! Guay.

¿Eh?

Eh...

Te daré un retoque.

Te has quitado 20 años. Ja, ja, qué graciosa.

Así.

Aquí tenéis. ¿El qué?

Camas y sacos de dormir. ¿Dónde?

Ahí.

(OLFATEA)

¡Ah!

¡Oh! Huele a césped recién cortado y también un poco a...

¡Pies sudados! ¡Oh, sí!

¡Mola!

Ah...

Ah...

(RÍE)

¡Eh!

ELLA, LLÁMAME

Descansad, mañana lo arreglamos.

¡Buenas noches! Y gracias por todo, hijo.

Oye, Felix. ¿Sí?

Una cosa más, cuando fuimos al colegio,

conocimos a una persona muy rara.

Se llamaba Hulda... ¿Steigen? ¿Hulda... Stechbau? ¿Te... te suena?

¿Hulda Stechbarth?

¡Sí, eso! ¡Eso!

Os habrán gastado una broma, lleva muerta mucho tiempo.

No.

A mí me pareció que estaba bastante viva.

Dijo que quería deshacerse de los recuerdos de Otto Leonhard.

Ajá. ¿Qué?

¿Y me lo decís ahora?

¡Tengo que contárselo a Schmitty! ¿Ahora?

¡Sí!

Eh... ¿Felix?

¡Felix! ¡Felix!

¿Señorita Schmitt-Gössenwein?

Un momento.

Aquí está.

(Música de misterio)

¿Hola?

¿Hola?

(Ruido)

(Campanadas)

¿Hay alguien?

¿Señorita Schmitt-Gössenwein?

(Crujido de huesos)

¿Qué haces tú aquí?

Eh...

La puerta estaba abierta.

¡Esa no es razón para entrar en una casa ajena en plena noche!

¿Y usted qué hace aquí?

Esta es la casa de Schmitty.

Está de baja hasta nuevo aviso.

¿Seguro?

¿Sabe dónde puedo encontrarla?

No, no lo sé.

¿Algo más?

Eh...

Creo que no.

Que pase una buena noche,

señora Stechbarth.

¿Cómo conoces mi nombre?

¡Así que es usted!

¡Nos volveremos a ver!

¡Ah!

¡Mmm!

Ah...

¡Ah!

(Puerta)

¿Quién era?

No sé, se equivocó de dirección.

¿A estas horas?

¡Podrías confiar un poco más en mí!

Si tuviera realmente malas intenciones,

¿te habría traído a tu casa?

Ya lo ves, como mujeres preparadas, debemos permanecer unidas

o podría venir otra persona ignorante

con ideas diferentes.

De acuerdo.

Si quieres dirigir el colegio con las normas de Otto Leonhard

dado que no estoy en condiciones...

¡Es lo que intentaba decirte!

Revisaré todas las cosas que queden de ese carcamal

y me aseguraré de que reciban el trato que merecen

en mi memoria de mi... de nuestra institución.

¡Hay una reunión muy importante!

¿Sí?

Este sábado, la asociación de padres

debe aprobar el presupuesto para el nuevo concepto escolar.

¿Podrías hablar del aula de aprendizaje,

nuestro enfoque didáctico y la función del museo?

Por supuesto que sí, será un gran placer.

¿Qué ocurriría si los padres no apoyaran esta idea?

Bueno, se perdería el legado de Otto Leonhard

y también todo aquello que hace a nuestro colegio tan especial.

¡Genial!

Quiero decir, qué desgracia.

Eso sería una gran catástrofe.

¿A qué juegas?

¿Qué es lo que estás tramando?

¡Oh!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Oh!

¡Mmm!

¡Tú te lo has buscado!

¡Oh!

¡Ah!

(Ronquidos)

Hora de levantarse.

Mmm... ¿Qué? ¿Ya es la hora?

Cinco minutitos más.

Es una emergencia hay que encontrar a Schmitty.

Ah...

Os he traído algo de comer.

Mmm... (RONCA)

Ah... Genial, está bien.

(RONCA)

Cinco minutos.

Mmm.

(RONCA)

(Trinos)

¡Mierda, nos hemos quedado dormidos!

¡Arriba, vamos!

¡Hay que ir al colegio!

¿Qué?

¿No hay algo de comer?

Me muero de hambre. Sí, traje algo anoche.

Ah, Felix, ¿te acordaste de lavar nuestra ropa?

¡Ah! ¡Ups!

Pero... no podemos salir así.

¡Ah! ¿Dónde puse la caja?

Cuando me despierto, siempre tengo mucha hambre.

Creo que está aquí.

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

Algo es algo.

Bueno, "bon appétit".

¿Un menú infantil?

Sí, un menú de adulto sería demasiado, ¿no?

¿Para desayunar?

Mamá, hay que darse prisa, tenías razón con Stechbarth,

esa zombi quiere destruir el colegio.

¡Oh!

¡Mmm! Rico.

Pero ¿esto no trae regalo?

¡Papá!

(Teléfono)

(Teléfono)

¿Quién llamará a estas horas?

Es un número muy largo.

¡Será Kritischer, de Dubái!

¡Eh, Felix, pásame el teléfono!

¿No eres muy pequeño para usar el teléfono?

¡Oh, Felix!

Llevo años escuchando esa frase.

(CARRASPEA)

(VOZ GRAVE) Dígame.

¡Oye, Felix, es importante!

Sí, soy yo.

¿Eh? ¿Por qué te llama?

¿No dijiste que aún no habías solicitado el puesto?

Bueno, mostré cierto interés, nada serio, muy informal.

No, no puedo aceptar el puesto.

¡Ah! ¡Felix!

¡Peter!

¡Cariño, esto solo pasa una vez en la vida!

Sí, es por mi familia, no puedo decidirlo a la ligera.

Gracias, le llamaré.

Adiós.

¿Cuándo pensabas contármelo?

Pero si estabas de acuerdo.

¡Sí, pero no sabía que le afectaría tanto a Felix!

¿Podéis dejar de pelearos?

Tengo que llamarle. Felix, dame el teléfono.

¡No, Felix, no se lo des!

¿Es que nunca me vas a apoyar?

¡Eh! ¿Queréis callaros de una vez?

Hay cosas más importantes.

¡Mmm!

Ella, soy Felix. ¡Bah!

Llámame en cuanto puedas.

Me comeré mis patatas.

(Música instrumental suave)

¡Mmm! ¡Mmm!

(INTENTA HABLAR)

¿Qué es eso?

¿Mmm?

¡Mmm!

¿Mmm?

¡Fascinante!

¡Mmm! ¡Mmm! ¡Mmm!

¡Mmm!

(Crujido de huesos)

¡Mmm!

Mmm.

Acabarás rindiéndote, Leonhard.

(MICHALSKY) ¿Señorita Schmitt-Gössenwein?

¡Mmm!

(HABLA CON DIFICULTAD) ¡Señor Michalsky!

¡Socorro, ayúdame!

¡Mmm! ¡Mmm!

¡Mmm! ¡Mmm! ¡Oh! Está aquí.

El señor Michalksy supongo. -Sí. Eh...

¿Qué está haciendo aquí?

¿Y la directora?

¡Mmm! Enferma.

-¿Es grave?

(Crujido de huesos)

(Crujido de huesos)

¡Mmm!

Es usted el bedel, ¿no es así?

El encargado. ¡Mmm!

Claro, el encargado, por supuesto.

¡Mmm!

Quiero pedirle un par de cosas, en primer lugar,

que desmonte el Museo Otto Leonhard inmediatamente.

Si acabamos de colocar todo.

Pues ahora digo que lo quite.

La señorita Schmitt-Gössenwein y yo

queremos presentar un nuevo concepto educativo.

(Crujido de huesos)

Bueno, si es lo que quieren...

En segundo lugar, quiero las llaves del desván de la torre.

Mmm...

Eh...

No las llevo encima, el desván de la torre no se usa hace años,

es muy incómodo subir. -No me diga...

¡Tráigame las llaves, bedel!

Encargado.

De acuerdo, encargado.

Puede retirarse.

¡Las quiero raudo!

¿Eh?

¡Rápido!

Ah...

Ah...

(Puerta cerrándose)

Bien, meteos aquí.

¿Qué?

No. ¿Es una broma? Sabes que me mareo enseguida.

Vamos, Schmitty pudo soportarlo.

Si no, ¿cómo os llevo en el monopatín?

¡Ah!

¿Pretendes ir en monopatín?

Ah...

¡Eh! ¿Adónde vas con eso?

¡No estoy nada contenta!

¡No cojas el coche!

Felix, cuánto me alegro de que seas tan...

Tan razonable. Sí.

¿No os acordáis? El coche está en el colegio.

¡Oh! ¡Claro, qué idiotas! ¡En el colegio, es verdad!

¿Eh? ¿Qué es esto?

Casco y cinturón, es obligatorio.

¡Mmm! Huele a chocolate.

Ajá.

Ah... Qué bien hueles, cariño.

¿Cuánto falta para llegar?

Ja, ja, qué gracioso.

¡Me hago pipí!

¿Ahora?

¿No podías haberlo hecho en casa? En casa no tenía ganas.

¡Échate para allá, no me dejas sitio!

¡Ah! ¡Felix!

Mamá me está molestando.

¡El semáforo!

¡Ah! ¡Ah!

Me volvéis loco. ¿Podéis callaros de una vez?

¡Ah! ¡Ah!

Mira Ella.

(SUSPIRA) ¡Ya está en verde!

(SUSPIRA)

¿No es ese Felix?

No sé.

Sus padres se lo están haciendo pasar mal.

Quieren irse al extranjero. Al menos siguen juntos.

¿Por qué no le dices a los demás que tus padres se están separando?

No quiero darles lástima, dirán que soy imbécil.

¡Tonterías!

Somos un equipo, somos amigos.

Mira, a mí me lo has contado.

Eres la única que me ha preguntado.

Los otros no se enteran.

Es una mierda cuando los demás no se dan cuenta de que estás mal.

No te lo tomes así, son buena gente, créeme.

Os llevaré aquí hasta que entremos.

(RAPEA) -¡Hola, Felix!

Por fin estás aquí. -¡Ey!

Llego tarde y tengo algunas cosas que hacer.

¿Sabes dónde están Ella y Mario?

Estarán besándose.

¡Qué asco! -¡Un respeto!

¡Pa, pa, pa, pa, pa!

(Música de suspense)

¿Eh?

¿Qué ha pasado aquí?

Podéis salir.

¿Señor Leonhard? ¿Puede oírme?

¡Alehop!

¡Mis padres no querían cerrar el colegio,

solo estaban preocupados por los alumnos!

¡Es cierto! ¡Somos grandes admiradores suyos!

¿Se encuentra bien?

¿Dónde está la esfera?

¿Qué esfera?

La que estaba aquí.

¡Sí, ya me acuerdo, empezó a dar vueltas y...!

¿Ardió?

¡Claro, Hulda Stechbarth la tiene!

¡Necesitamos la esfera!

¿Adónde vas ahora? ¡Vuelvo en un minuto!

¡Felix!

¡Oh!

Ahí están los tortolitos. -Qué monos.

¡Eh!

Pero ¿qué hacéis?

¿Habéis acabado?

¿De qué?

Felix nos ha dicho

que os ha visto enrollados hace un rato.

(RÍE)

(AMBOS) ¿Qué?

(SUSPIRA)

¡Ah! ¡Ah!

¡Ah, Felix, gracias a Dios! ¡También la ha encogido!

¿Cómo que también?

Igual que a mis padres.

Intenté hablar con Otto Leonhard para que les devuelva a su tamaño,

pero no está la esfera.

¡Sí, la tiene Hulda Stechbarth!

¡Quiere esconderla en el desván de la torre

para alejarla lo más posible de Otto Leonhard!

¿Qué vas a hacer?

Voy a soltarla.

¡Oh, Felix, por favor, ten mucho cuidado!

Siempre lo tengo.

Ya...

Mmm.

¿Habéis visto? Otto Leonhard tiene peor aspecto.

¡Es culpa de Hulda Stechbarth!

Quiere hacerle desaparecer

junto con el trabajo de toda su vida

antes de la reunión

de la asociación de padres de alumnos.

¿Hacerle desaparecer?

¿Cómo es posible? Eh...

Si destruye toda su obra para que nadie le recuerde,

dejará de existir.

Ya no será nada.

Necesitamos esa esfera.

Solo se accede al desván de la torre

a través de una puerta de hierro forjado

y no tenemos la llave. Y hay por lo menos 100 escalones.

Querida colega...

(RÍE)

Ya le he encargado al bedel esa engorrosa tarea.

¿Al bedel?

¿El señor Michalsky?

¡Nunca te ayudará, estoy segura!

¿Eso crees?

(SANDRA) ¡No puede hacer eso! ¡Esto tiene mala pinta!

¡Ah!

¡Corre, Felix, corre!

¡Tú eres idiota! ¡Mario! ¿Qué te pasa?

¿Qué basura has ido contando? ¿Qué?

Sobre Ella y sobre mí.

Bueno, como últimamente siempre estáis juntos...

¿Y qué? ¿A ti qué te importa? ¡No te enteras de nada!

Me entero muy bien, pero da igual, ahora tengo que irme.

¡No da igual! ¿Estás loco?

¡Oh! (SANDRA) ¡Ah!

Ahora no tengo tiempo para esto, tío.

¡Ah!

Ah...

Bueno, ya hemos llegado, podéis salir.

¡Ah! Ah...

¡Ah!

¡Ah! ¿Te ocurre algo?

(TOSE)

¿Estás bien?

¡Uh!

¿Ya estás mejor?

Ajá. ¿De verdad?

Estoy bien.

Oye...

¡Mmm!

¿De qué iba esa pelea con Mario?

¿No sois amigos?

Sí, aunque las cosas no van bien.

Ah...

(TOSE)

Cielo, si podemos ayudarte en algo...

No sé cómo.

Bueno, somos tus padres.

Ya.

Me gustaría que recuperarais vuestro tamaño normal.

A nosotros... también nos gustaría hijo.

Ajá.

Necesito a mis amigos.

No podré hacerlo solo

y también hay que ayudar a Schmitty.

Ya.

ELLA, NECESITO HABLAR CONTIGO

(Mensaje de móvil)

¿Qué pone aquí?

Mmm.

Obediencia, diligencia, orden y limpieza

son las bases de vuestra educación.

OLVÍDAME

Evidentemente, completamente ignoradas.

Saquen el libro de latín.

(Crujido de huesos)

¿Sí?

Pero según el horario, ahora tenemos biología, no latín.

Daremos biología cuando yo diga

¡y si vuelve a contestarme, se llevará cinco reglazos!

¿Entendido?

No está permitido.

(Crujido de huesos)

¿Qué le pasa? ¡Qué mal rollo!

¿Qué hace?

(Crujido de huesos)

¡Yo decido lo que está permitido y lo que no!

Mañana la asociación de padres aprobará mi nuevo concepto escolar.

Se suprimirá el aula de aprendizaje y la didáctica participativa.

Eso es lo contrario de lo que quería Otto Leonhard.

-Sin duda.

¡En pie!

Ah...

-¡Extienda la mano!

-¿Qué está haciendo? Le va a dar.

(Risas)

Ella, por fin te encuentro. ¿Qué quieres?

Ya sé que estás enfadada por lo que dije sobre Mario y tú.

¿Por qué lo hiciste?

No sé, cuando os vi, parecía que estabais...

Bueno, ya sabes.

¿Es que estás celoso?

Eh... ¿Qué? ¿Yo? ¡No!

Vengo a contarte algo.

Oye, Felix, quedé con Mario porque se encuentra mal.

Sus padres se van a divorciar.

¿Cómo?

¡Qué fuerte!

¿Y por qué no ha dicho nada?

Porque no quiere.

Ella, soy un idiota, lo siento mucho.

¿Eso es lo que has venido a contarme?

Sí.

Bueno, no, es sobre mis padres.

¿Van a divorciarse?

¡No! Pero han encogido y necesito a ayuda.

¿Que han qué? Encogido.

Y Schmitty también, te envié una foto.

Lo siento, Felix, ni siquiera la he visto.

¡Claro que te ayudaré!

Gracias.

Necesito material de escalada. Por eso no te preocupes.

También a Chris, a Robert ¿y a Mario?

Hecho. Genial.

¡Oh!

¡Tío, padres encogidos! -Me gusta su estilo.

Te habrás reído un rato. -¿No les has hecho rabiar?

-Dinos la verdad. Eh... ¿Qué?

¡No! Y también hay que ayudar a Schmitty.

(Timbre)

¿Eh?

¡Eh, eh, eh, eh!

¡Quita!

(Risas)

¡Eh, Mario!

Felix.

Gracias por venir y te pido disculpas por todo lo que dije.

Está olvidado.

Si la asociación de padres aprueba el plan de Hulda,

se cargarán el aula de aprendizaje y el proyecto educativo.

No puede ser, hay que anticiparse. -De acuerdo.

¿Y qué hacemos?

¿Tienes algún plan?

Recuperar la esfera de Otto Leonhard

del desván de la torre.

Y también tenemos que liberar a Schmitty.

¡Eh! ¡Hola! Eso que decís suena muy peligroso.

¡Sí!

Pero... Hulda Stechbarth no soltará a Schmitty así como así.

¿Qué podemos hacer?

No creo que se arriesgue a llevar a Schmitty

a la reunión de padres de alumnos.

La tendrá escondida en algún lugar.

¡Guau! No dispondremos ni de una hora.

Podemos ayudaros. -¿Vosotros?

Y también los siete enanitos.

(Risas)

Vale, estos son los planos del colegio.

Entraremos por aquí, ¿de acuerdo?

(Teléfono)

¿Quién distrae a Michalsky? ¡Es verdad!

(Teléfono)

¿Cómo pueden ignorarnos así?

¡No es justo!

¡Ya! ¿Ahora vienes con eso?

(VOZ GRAVE) ¿Dígame? ¿Y qué quieres?

¡Piensa! ¿Qué dice?

¿A qué te refieres?

Ah... No lo entiendo.

¿Que han subido la oferta para el puesto?

¿Qué? ¡Es de Dubái!

Muchas gracias.

Lo pensaré. ¿Y bien?

Te ofrecen un 30 % más

para que vayas con tu familia a Dubái.

¿Un 30 % más?

¡Ah! ¿Sabes de cuánto estamos hablando?

¿Queréis iros a Dubái? No, yo no.

Pero Felix solo lleva un año en este colegio.

Sí y cuando tú te fuiste, Felix te echó mucho de menos.

Sí, es verdad, pero...

Los padres son muy egoístas.

Chicos, Felix, las cosas son más complicadas, no podéis...

¿Entendido?

Ajá. "Okey".

Seguimos derechos. Este será nuestro punto de reunión.

¡Hablo de trabajo! -¿Frente a la puerta?

Creo que es el mejor lugar. Sí, es verdad.

Aquí nos separaremos. De acuerdo.

Mario y tú, Chris, iréis por este lado

mientras entramos por aquí. Vale.

¡Ps!

Nos vemos. -Chao.

¡8:30!

Felix, yo...

Mario, siento no haberme dado cuenta de nada.

¡Eso de no enterarme lo he heredado de mi padre!

¡Te he oído!

Tu viejo está tan tarado como el mío.

Chao.

Hasta mañana. Hasta mañana.

Chao.

Esto...

¿Has escalado alguna vez?

Pues... la verdad, siempre me ha dado miedo.

¡Bah!

Solo tendrás que asegurarme, en el suelo, sujetando la cuerda.

Eso sí sé hacerlo.

Chao. Nos vemos.

Se ha hecho tan mayor...

Comparado con nosotros, unas diez veces más que ayer.

¡No me refería a eso! Ya, ya lo sé.

Ah... Tienes toda la razón.

Ya está.

Aquí tenéis. Gracias, hombretón.

Gracias.

¿Tú no comes nada?

Sí, ahora.

Antes voy a limpiar la cocina.

Oye, Felix. ¿Qué?

Solo quería decirte

que entiendo que no puedo obligarte a venir conmigo a Dubái.

Ajá.

Yo no podría sentirme bien

sabiendo que tú... que vosotros no sois felices.

¿Qué quieres decir?

Que para eso están las... ¡videoconferencias!

¡Ah!

¿Mmm?

Mmm...

(Mario Novembre "Going up")

¿Qué es eso?

¿El qué?

¿La televisión?

¿Es una... radio con imágenes?

(RÍE) Sí, es algo así.

(Crujido de huesos)

Qué invento tan ridículo. ¡Apáguelo!

¡No me gusta este alboroto!

Es de vital importancia que mañana

durante la reunión con la asociación de padres

no haya el menos problema.

(Crujido de huesos)

¿Podrá encargarse?

Por supuesto.

Especialmente con ese Felix Vorndran.

No es de mi agrado.

¿Lo entiende?

Pero ¿por qué?

¡Ah!

Seguro que querrá volver a ver a su querida Schmitty.

¡Señor Michalsky!

¡Ayúdeme, por favor!

¡Ah!

¡Ah! ¡Por favor, no le haga daño!

(Crujido de huesos)

Eso dependerá de usted.

¿No estaba por aquí la estafeta de correos?

Sí.

Detrás del taller, ya no se puede entrar.

¡Muchas gracias!

(Crujido de huesos)

¡Oh!

(Alarma de despertador)

Mmm...

Mmm.

Mmm... ¡Buenos días! ¡Ah!

Buenos días.

Tengo mucho sueño.

Podéis seguir durmiendo.

Eh... ¿No nos vas a llevar?

Ya visteis lo que le pasó a Schmitty.

Puede ser peligroso.

¿Nos vas a dejar aquí?

Nos arriesgaríamos a que Hulda os atrape.

¡Ah!

¿Vamos a quedarnos aquí todo el día esperando a que vuelvas?

Os prohíbo salir de casa, estáis castigados.

¡Nosotros nunca te hemos castigado!

¡Ah! Deberías agradecer que no seas tú tu padre.

En este momento, soy yo el responsable.

Ah...

¿Qué estás haciendo?

¡Buen viaje!

¿Viaje?

¡Ah!

(Música ambiental)

Mi nombre es Stechbarth, sustituyo a la señorita Schmitt-Gössenwein.

-Qué raro. -¿Qué tal?

Stechbarth, sustituyo a la señorita Schmitt-Gössenwein.

¿Cómo está? Stechbarth, sustituyo a la señorita Schmitt-Gössenwein.

¿Qué tal? Stechbarth, sustituyo a la señorita Go... Go...

Sí. Stechbarth, sustituyo a la señorita...

(Trinos)

Hola, señor Michalsky. -¿Qué haces aquí?

Hoy no hay colegio, es sábado.

¿Hoy es sábado?

¿Seguro?

Pues habría jurado que hoy era lunes.

Segurísimo, es sábado.

Ah...

Entonces, llamaré a mis padres.

Sujéteme esto.

Qué tonto...

Podría haber seguido durmiendo.

(RÍE)

¡Genial, Chris! ¡Bien hecho!

¡Gracias!

Vale. ¿Quién vigila? Yo puedo hacerlo.

Id a buscar a Schmitty, cuando consigamos la esfera,

nos reuniremos en el museo. Perfecto.

(TODOS) ¡Pum!

Chao. Nos vemos.

(Crujido de huesos)

Estimados padres, hace algún tiempo implantamos en este colegio

lo que se llamó "el método de didáctica participativa".

(CARRASPEA)

¿Qué ocurre?

Han entrado niños en el colegio.

(Crujido de huesos)

Entonces, vigile la esfera, idiota.

(Crujido de huesos)

Ya casi está.

¡Vaya!

¡Sí!

¡Eso es!

(AMBOS) ¡Sí! ¡Ja!

Y ahora, abajo.

(Puerta cerrándose)

Toma. Gracias.

Engánchate a la cuerda.

Así.

Asegúrate de que esté tirante.

Sí.

Ten cuidado.

Esto no es nada justo. ¿De qué hablas exactamente?

¿De que hemos encogido,

de que no estaría bien separar a Felix de sus amigos

o de que a lo mejor no deberíamos irnos a Dubái?

Sí, además de que no podemos dejar que Felix haga esto solo.

¡Claro que no!

Pero Felix tiene razón cuando dice que sería demasiado peligroso.

Sí, cariño, pero somos sus padres.

Ya, pero...

¡Mmm!

¿Cómo vamos al colegio?

Pues igual que vinimos aquí.

Podemos ir en una pizza.

Ah... ¿Mmm?

Por desgracia, he de comunicarles

que el rendimiento de los estudiantes

durante este tiempo ha descendido drásticamente.

Ahora verán por ustedes mismos

los peligros del aula de aprendizaje.

Si tienen la amabilidad de seguirme...

(Crujido de huesos)

-Nadie nos había informado. ¡No es posible!

¡Mmm!

¡Mmm!

¡Ah!

¿Schmitty?

-¿Schmitty?

-¿Hola?

-¡Schmitty!

¡Tío, el examen de lengua!

(RÍE) -Deja eso.

Ah...

Ah...

¡Mierda!

¿Hola?

¿Schmitty?

¿Hola?

(Rugido)

¡Ah!

"¿Puedes ver algo?".

¡Hay una cajita!

Seguro que la esfera está dentro.

¡Mmm!

¡Mmm!

¡Mierda!

"¡Felix!".

¡Tienes que tensar la cuerda!

¿Y cómo la tenso?

Lo sé, lo sé, son admirables las intenciones de Otto Leonhard,

pero véanlo ustedes mismos,

en este tubo, quedó atrapado un niño, pobrecillo.

Tuvieron que venir los bomberos. -¡Debió ser horrible!

Necesitaron más de 14 horas.

¡Alguien viene!

¡Ah!

¡Mierda!

¡Ah!

(AMBOS GRITAN)

(Tictac del reloj)

¡Qué pasada!

No está mal para un novato.

¿Qué te ha ocurrido?

Michalsky me ha asustado.

Vigila la esfera.

No podremos cogerla.

Ah...

Habrá que distraerlo.

Ya.

Tendremos que subir los dos, es la única forma.

Mientras yo hablo con él, tú entras por la otra ventana.

¿Que... que suba ahí arriba?

Vamos.

Agárrate.

Sin miedo.

Vas muy bien.

No mires abajo. No puedo.

Y ahora, date la vuelta despacio.

Vale. ¡Puedes hacerlo!

Voy.

Despacio.

Está bien.

Chris, ven aquí.

¿Qué es esto?

¡Un sistema de tubos neumáticos!

Aquí hay huellas.

SÓTANO

¿Sótano?

(AMBOS) ¡El sótano!

Y este horrible champiñón

se desplomó durante la clase de primaria.

-¡Qué espanto!

Algo que espero no volver a presenciar.

Acompáñenme a la sala de música.

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

Felix, dame la mano.

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

Ah...

Bien. La ventana del otro lado está abierta.

Sí.

Distraeré a Michalsky.

Pero ¡bueno! ¿Te has vuelto loca?

¿Qué haces ahí?

¡Señor Michalsky!

Hace un buen día, ¿no cree?

No puedes escalar el colegio, está... prohibido.

¿Por qué no? Tengo licencia de escalada.

Ah...

Ella, por esto que has hecho tendré que llevarte ante la directora.

¿Eres consciente?

Sí, de hecho, la estoy buscando.

¿La ha visto?

¿A la señorita Schmitt-Gössenwein? Sí.

Es que...

¡Felix!

¡Adiós, Michalsky!

¡Ella!

¡Felix, esto no está bien!

¡Vuelve aquí!

Y la mano de una niña quedó atrapada en este artefacto.

Si consideran que el proyecto de Otto Leonhard es un peligro

y debe desaparecer, por favor, levanten la mano.

Eso pensaba. Gracias.

Debe de estar aquí.

¿Y los demás? ¿Dónde está Schmitty?

Voy a llamarlos.

¡Sí!

¡Oh! ¡Tenía razón!

(Móvil)

¡Hola! ¡Aquí!

¿Dónde estáis?

Aquí, en el taller.

"¿Habéis encontrado a Schmitty?".

"Os la enviamos".

"¡Otra vez no!". ¿Qué?

¡Ah! ¡Ah!

La reunión ha concluido.

¡Ah!

El resto de consultas, por escrito.

Que tengan un buen día.

¡Ah!

¡Ah!

(Tintineo de campana)

Pero esto parece kétchup.

¿Perdón? -Estoy seguro.

Es muy peligroso, vaya con más cuidado.

(Crujido de huesos)

¡Schmitty!

¡Felix!

¡Oh! Menos mal que la encontramos.

¿Está bien? Sí, sí, estoy bien.

Oh...

Ah...

¡Señor Leonhard!

¿Puede oírme?

Le hemos traído su esfera.

Devuelva a Schmitty a su tamaño y detendremos a Hulda.

¡Le necesitamos y Schmitty y los padres de Felix!

¡Señor Leonhard, por favor, no se rinda!

¿Qué vamos a hacer sin usted?

¡Oh!

Se acabó.

Se ha ido.

Llegáis tarde, niños. ¡Ah!

Otto Leonhard es historia.

No lo permitiremos.

¡Fuera de mi camino!

Yo ocuparé el lugar de Leonhard. Nunca lo conseguirá.

¿Ah, sí?

¿Y quién desencogerá a tus padres y a tu querida Schmitty?

Soy la única que puede hacerlo,

más vale que me dejéis pasar o se quedarán así para siempre.

-¡Pizza!

¿Qué?

Una pizza "senza niente".

No muy sabrosa, pero buena para la salud.

¿Una pizza de Marco?

¿Felix?

¡Ah, Felix! ¿La has pedido tú?

¿Yo?

Pero... ¡Que somos nosotros!

(SANDRA) Queríamos ayudarte.

Claro, qué esperabas.

¡No! "Scusa".

Invita la casa.

¡Ah!

¡Y ahora, apártate o aplastaré a tus padres!

¡Mmm! ¡Mmm!

¡Apartaos!

(RÍE)

¡Por fin!

¡No reconoceréis este colegio cuando sea mío!

¡Ah! ¡No, mis padres!

(Música de tensión)

¡Mierda!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Chicos, salid de aquí, el edificio ya no es seguro!

¡No! ¡No me iré sin mis padres!

¡Felix, esto se viene abajo!

¡Señorita Schmitt-Gössenwein, es usted!

¡Venga!

La sacaré de aquí.

¡No, no me iré sin Felix!

Pues yo también me quedo.

¡Mamá! ¡Papá!

No puedo oíros.

¿Por qué no os quedasteis en casa? ¿Por qué nunca me hacéis caso?

¡Papá!

(Música instrumental melancólica)

¿Qué?

¿La esfera?

¿Que os lance la esfera?

¡Ah!

¿Qué ha pasado?

No lo sé.

Creo que le he devuelto a Otto Leonhard su poder.

Espero que Hulda no tenga la esfera.

(Música instrumental suave)

-¡Ah!

¡Estáis aquí! ¡Mamá! ¡Papá!

¡Oh, Felix! ¡Oh, mi grandullón!

¡Menos mal!

¿Cómo lo has conseguido?

(Risa)

¿Qué habéis hecho?

¡Felix ha devuelto el poder a su auténtico propietario!

Gracias a vosotros.

No.

¡Ah!

¿Y qué haré yo en este mundo, viejo chiflado?

(Trinos)

¡Mmm!

¡Mmm!

¡Mmm!

¡Mmm!

¡Mmm!

¡Mmm!

Bueno, señor Leonhard. -Sí, dime.

¡Mola! -Como un bombo para el móvil.

Por favor, ¿podría devolverlos a su tamaño normal?

¡Mmm!

Jamás. ¡Oh!

Por favor.

¡Jamás!

¡Oh!

Eh...

Solo querían cerrar el colegio por seguridad de los alumnos.

No me has dejado acabar, jamás se me ocurriría hacerlos pequeños,

eh... dejarlos grandes, eh... repíteme la pregunta.

¡Oh!

¡Papá! ¡Mamá! ¡Felix!

¡Oh! ¡Oh!

¡Choca! -¡Por fin te veo tan feliz!

-¡Oh!

Señor Michalsky. ¡Oh!

Eres casi tan alto como yo.

¿Y qué hacemos con Hulda Stechbarth?

(INTENTA HABLAR)

¡Oh! ¡Oh!

Señor Leonhard, creo que no ha tenido en cuenta

lo poco feliz que era Hulda.

¿Yo? Pero si ni siquiera sabía que daba clases aquí

hasta que un día quiso suplantarme.

A eso se refería, dele otra oportunidad.

Y sé en qué tipo de clase encajaría a la perfección.

¡Mmm!

(SUSURRA) ¿No cree que esa clase sería perfecta?

¡Hola!

¡Eh! ¿Qué pasa? Hola.

¿No habíais invitado a Schmitty?

Ajá. Pues llegará en cualquier momento.

¿Qué? Pero ¿qué hora es?

¡Maldita sea!

¿Terminaste los bocetos de la rehabilitación del colegio?

Sí, casi, gracias a la ayuda de tu madre, ¿sabes?

Es el mejor proyecto en el que he trabajado.

¡Renovaremos los tubos neumáticos!

Y también una parte inexplorada, mira.

Aquí.

¿Ves estos pasillos?

No sabemos exactamente adónde pueden llevar.

¡Vaya!

Además, hemos invitado a tus amigos

porque vamos a celebrar una fiesta de despedida

con temática de "Las mil y una noches".

¿Qué?

¿De despedida?

Sí, de despedida, eso es.

A Dubái.

(Timbre)

Ya, papá.

Bueno, ¿qué dices ahora?

(RÍE) ¡Oh, oh, oh! ¿Te lo esperabas?

¡Ya, para!

¡Está increíble, señorita Schmitt-Gössenwein!

¡Bien!

¡Eh! ¡Fiesta!

¡Hola!

(Mario Novembre "Going up")

Cine Clan

36 Episodios

  • El cascanueces

    El cascanueces

    Cine Clan94 min, 21 sec

  • Las vacaciones gatunas de los Barkers

    Las vacaciones gatunas de los Barkers

    Cine Clan67 min, 53 sec

  • Dixie y la rebelión zombi

    Dixie y la rebelión zombi

    Cine Clan76 min, 30 sec

  • Hey Arnold: Una peli en la jungla

    Hey Arnold: Una peli en la jungla

    Cine Clan76 min, 43 sec

  • Operación Cacahuete

    Operación Cacahuete

    Cine Clan75 min, 37 sec

  • Jungle Beat. La película

    Jungle Beat. La película

    Cine Clan80 min, 22 sec

  • Colmillo Blanco

    Colmillo Blanco

    Cine Clan78 min, 27 sec

  • Socorro, he encogido a mis padres

    Socorro, he encogido a mis padres

    Cine Clan86 min, 59 sec

  • Trasto

    Trasto

    Cine Clan75 min, 16 sec

  • Astro Boy

    Astro Boy

    Cine Clan82 min, 8 sec

  • Luis y los alienígenas

    Luis y los alienígenas

    Cine Clan77 min, 26 sec

  • Mina y el mundo de los sueños

    Mina y el mundo de los sueños

    Cine Clan73 min, 16 sec

  • Los Olchis: Bienvenidos a Pestilandia

    Los Olchis: Bienvenidos a Pestilandia

    Cine Clan77 min, 1 sec

  • Meñique y el espejo mágico

    Meñique y el espejo mágico

    Cine Clan71 min, 57 sec

  • Capitán Diente de Sable y el diamante mágico

    Capitán Diente de Sable y el diamante mágico

    Cine Clan75 min, 25 sec

  • Spy Cat

    Spy Cat

    Cine Clan80 min, 40 sec

  • Zapatos rojos y los siete trolls

    Zapatos rojos y los siete trolls

    Cine Clan82 min, 43 sec

  • Terra Willy: Planeta desconocido

    Terra Willy: Planeta desconocido

    Cine Clan83 min, 21 sec

  • Félix y el tesoro de Morgaa

    Félix y el tesoro de Morgaa

    Cine Clan77 min, 18 sec

  • Los cocodrilos atacan de nuevo

    Los cocodrilos atacan de nuevo

    Cine Clan82 min, 35 sec

  • Norman del Norte, una aventura digna de un rey

    Norman del Norte, una aventura digna de un rey

    Cine Clan80 min, 57 sec

  • Los cocodrilos, todos para uno

    Los cocodrilos, todos para uno

    Cine Clan74 min, 36 sec

  • Los Lunnipiratas. La película

    Los Lunnipiratas. La película

    Cine Clan83 min, 13 sec

  • Campeones

    Campeones

    Cine Clan114 min, 42 sec

  • El séptimo enanito

    El séptimo enanito

    Cine Clan77 min, 17 sec

  • Pérez, el ratoncito de tus sueños 2

    Pérez, el ratoncito de tus sueños 2

    Cine Clan79 min, 33 sec

  • La gran aventura de los Lunnis y el libro mágico

    La gran aventura de los Lunnis y el libro mágico

    Cine Clan75 min, 48 sec

  • Pérez, el ratoncito de tus sueños

    Pérez, el ratoncito de tus sueños

    Cine Clan87 min, 39 sec

  • Los Cocodrilos

    Los Cocodrilos

    Cine Clan85 min, 17 sec

  • La Patrulla Canina: Rescate a toda velocidad

    La Patrulla Canina: Rescate a toda velocidad

    Cine Clan41 min, 39 sec

  • Los cazamonstruos

    Los cazamonstruos

    Cine Clan85 min, 46 sec

  • La pequeña bruja

    La pequeña bruja

    Cine Clan92 min, 30 sec

  • Juguetes y mascotas

    Juguetes y mascotas

    Cine Clan92 min, 29 sec

  • La increible historia de la pera gigante

    La increible historia de la pera gigante

    Cine Clan70 min, 35 sec

  • Ploey: Nunca volarás solo

    Ploey: Nunca volarás solo

    Cine Clan78 min, 4 sec

  • Documental - Rita al escenario

    Documental - Rita al escenario

    Cine Clan14 min, 45 sec

Cine Clan - Socorro, he encogido a mis padres

Infantil

Edad Recomendada:

Dentro de una misma calificación moral, “Todos los Públicos” por ejemplo, puede haber contenidos diseñados para niños de 4 años y otros para niños de 8. De la misma manera que todos los niños van a un mismo colegio, pero no tienen que entender las mismas asignaturas.

Con esta calificación buscamos agrupar contenidos de audiencias afines.

Según estos criterios, los contenidos de las plataformas digitales del canal Clan se clasifican en:

  • Preescolar: Programas especialmente adecuados para niños de 0 a 3 años
  • Infantil: Programas especialmente adecuados para niños de 4 a 6 años
  • Junior: Programas especialmente adecuados para niños mayores de 7 años
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)

Sobre Cine Clan

Cine Clan

Cine Clan

¡Aventuras, comedia, acción y mucha diversión para toda la familia!

Disfruta de las mejores películas de cine familiar en la web y apps de Clan.

En Clan TV En la web y apps del canal.