1. TV Clan
  2. Series
  3. Cine Clan
  4. Cine Clan - La increible historia de la pera gigante
Facebook Twitter
Menú de navegación Desplegable

Bienvenido a Clan.

Elige usuario

  • Las travesuras de Jaimito
  • Las travesuras de Jaimito en inglés
  • Una casa de locos
  • The Loud House
  • Gus, el pequeño caballero en inglés
  • 10
    Seguir viendo Cine Clan
    No te pierdas los nuevos episodios. En la web y apps del canal en clan
    Gus, el pequeño caballero en inglés
  • Gus, el pequeño caballero
  • Deer Squad en inglés
Para todos los públicos
Transcripción completa

(Música de aventura)

(Voz de gaviotas)

Hola.

(NARRA) "¿Conocéis Villa Sol?".

"Es la mejor ciudad de todo el mundo

porque aquí siempre brilla el sol

y sus habitantes son felices de verdad".

"Nuestra historia empieza aquí, en Villa Sol,

y trata de nuestro querido alcalde".

"Se llama

Jerónimo Braulio Severín Olsen".

(PENSATIVO) Hum.

(NARRA) "Y por eso le llamamos...".

JB, que tengas un buen día. ¡Igualmente!

-Señor alcalde, esto va a ser el orgullo de Villa Sol.

¿Cuántas veces se lo tengo que decir?

No vamos a construir un ayuntamiento nuevo,

taparíamos el sol.

(NARRA) "El señor Chist es el teniente alcalde de Villa Sol".

Tonterías, habrá mucho más sol

en Villa Sol, mire.

(NARRA) "Y lo único que quiere es construir un nuevo ayuntamiento".

Ah, hola, Sebastián. ¿Preparado?

Señor Chist, seguiremos más tarde.

Eh...

¿Vamos a lo nuestro, amigo mío? Sí. Creo que lo llevo todo.

¿Y las brochas? Sí.

Me alegro de que hayas venido, Sebastián,

el señor Chist sigue mareándome con eso del nuevo ayuntamiento.

(NARRA) "Esta es mi casa. Vivo con mi mejor amiga,

se llama Micho".

¿Preparada para pintar?

¡Sí, superpreparada!

Tú sube, yo sostengo la escalera.

(TARAREA FELIZ)

¿Quieres que mueva la escalera, Micho?

No hace falta, ya alcanzo. Eh, Micho, ten cuidado.

Tranquilos, lo tengo todo controlado.

Oh...

Uh.

(RÍE) Oh, Micho, ¿qué haces?

Pero... No te preocupes, eso se lava,

Sebastián. (RÍE)

(NARRA) "Heredé esta casa de mi bisabuelo,

era un gran marinero que desapareció en el mar

hace muchos años".

(Música de aventuras)

Te toca, Sebastián.

Vale. La tirada ganadora.

Venga, dos cincos.

(RIENDO) No. La próxima vez habrá suerte.

Te toca, JB.

A ver. ¿Qué necesito? Ah, un full.

Pues vamos allá.

Aquí está. ¡Hala!

Parece el ayuntamiento del señor Chist.

¡Oh, no, me había olvidado de él! Ahora vuelvo.

¡Hasta luego!

(JADEA)

¡Adiós! Acordaos de que me toca tirar a mí.

(NARRA) "Pero JB nunca regresó,

desapareció aquel día y nadie sabe dónde está".

"Fue terrible. No solo habíamos perdido a nuestro alcalde,

es que también era un buen amigo".

¿Dónde se habrá metido?

Oh, un hombre tan bueno...

(NARRA) "Todos ayudaron a buscar".

¿Ha visto a este hombre?

(NARRA) "Le buscamos por todas partes".

(BOMBERO) ¿Le veis?

(NARRA) "Pese a que fue la mayor búsqueda de la historia

de Villa Sol, fue en vano". ¡Ay!

(NARRA) "JB se había esfumado".

"Pasado un tiempo, el teniente de alcalde Chist

decidió dejar de buscar".

Bueno, así son las cosas a veces.

(NARRA) "Porque mientras JB estuviera desaparecido,

el señor Chist mandaba". ¡Lo quiero mucho más alto!

(NARRA) "Lo primero que hizo

fue construir un nuevo ayuntamiento".

"Y en Villa Sol... ya no daba el sol".

(EMOCIONADO) ¡Oh, es magnífico!

(NARRA) "Villa Sol se había convertido en Villa Sombra".

"Habíamos perdido la esperanza de recuperar a JB,

hasta que un día Micho encontró una cosa".

"LA INCREÍBLE HISTORIA DE LA PERA GIGANTE"

Ay.

Uy. ¡Ay!

Hala. ¿Qué has pescado, Micho?

Oy.

¡Un mensaje en una botella!

Oh. ¡Puaf!

Está mojada. Oh. Ay.

Ábrela, Sebastián.

Venga, estira.

Oh. ¡Au!

¡Es una carta!

Ya la leo yo. La he pescado yo.

¡Dámela! Oh.

¡Mira lo que has hecho, Micho! Se ha roto.

No importa.

(LEE) "A quien encuentre este mensaje en la botella...

(LEE) "He naufragado..."

"En la Isla Misteriosa".

"Por favor, venid a salvarme".

"Pero cuidado con los Feroces...".

"Piratas..." "El horrible...".

"Dragón marino...". "Y el mar Negro cual noche".

(AMBOS) Oh.

"En la botella encontraréis un pequeño regalo".

¡Bien! ¡Viva, un regalo!

Sal de una vez. Oh, es un regalo

muy pequeño. (LEE) "Plantad esta semilla".

"Espero que todo vaya bien por Villa Sol".

"Vuestro alcalde, JB".

¡Oh! ¡JB!

Pero...

¡Micho, la carta es de JB!

¿Qué?

¡JB está vivo! ¿De veras?

Dice que plantemos el regalo. Ah.

Nos lo manda él. Qué pasada.

Vamos a planta ya. ¡No!

Sí. # A plantar la semilla. #

Contémoselo al señor Chist.

En el nombre de todos los soles,

¡hay que levantarlo más!

JB está vivo.

Envió un mensaje en una botella. Mire, mire.

Piratas, dragón marino...

Oídme bien, el sábado me van a hacer

alcalde de Villa Sol, así que

no tengo tiempo para jugar

a mensajitos en una botella, ¿estamos?

(GRUÑE) ¡No! ¡No!

¿Cuántas veces tengo que repetirlo? Hay que ponerlo

más arriba, más alto, ¡más alto!

(TRISTE) Pero... si no estamos jugando.

(TARAREA)

# Ten cuidado, # no te caigas. #

Oh.

En la diana.

(RIENDO) Fantástico.

¡Hala! Y ahora a crecer, semillita.

(Música tranquila)

(LEE) "A quien halle este mensaje".

"He naufragado en la Isla Misteriosa".

La Isla Mis... ¡La Isla Misteriosa! Pero...

(EXCITADO) Pero tengo que...

¿Eh?

¿Qué es eso? Es el baúl de marinero

de mi bisabuelo. Estaba aquí cuando heredé la casa.

JB dice que está en la Isla Misteriosa, ¿no?

Pues estoy seguro de que vi una foto de esa isla en este baúl.

Oh. ¡Ya verás!

Hala, Sebastián, ¿has visto esto?

¿Dónde estará? ¡Miau!

Tiene que estar en algún sitio.

¡Aquí está!

¿Este es tu bisabuelo?

(Trueno)

Te pareces mucho a él.

Serías un capitán de barco fantástico.

No, Micho, no creo.

Dicen los rumores que mi bisabuelo ya vio la isla

en uno de sus primeros viajes cuando era un joven marinero.

¿De verdad? Sí.

Pero la isla desapareció. Oh.

Por eso la llaman la Isla Misteriosa.

Él se pasó la vida buscándola,

pero nunca volvió a encontrarla y... jamás regresó a casa.

¿No regresó? Todo cuanto queda de él

es este baúl.

Oh, Sebastián, ¡vamos,

encontramos la isla y salvamos a JB!

No, no podemos.

¿Por qué no? Pues...

mi bisabuelo se pasó la vida buscando esa isla

y nunca volvió.

Pero la primera vez la encontró. Sí,

pero yo no sé nadar y tú odias el agua.

Y no somos marineros. Eso no importa.

¡Claro que importa, Micho! Y... es que

ni siquiera tenemos barco. ¿O sí?

(Música tranquila)

Sebastián.

(SOMNOLIENTO) ¿Hum?

¿Cómo será un horrible dragón marino?

Ay, solo pensarlo ya me da miedo.

¿Y crees que tu bisabuelo luchó

contra los Piratas Feroces cuando buscaba la isla?

Ay, yo qué sé. No tengo ni idea.

¿Qué crees que saldrá de la semilla?

(RONCA)

(Ronquidos)

Tiene que ser algo muy especial.

Oh, oh.

Hasta mañana.

(Ronquidos)

(Crujido)

(Música de intriga)

(RONCA)

(RONCA)

(RONCA)

(RONCA)

¡Ah!

Ay. ¿Eh?

¡Micho, despierta!

¿Qué pasa? ¡Nos atacan!

¡Gua! ¡No, Micho!

No te acerques a la ventana.

Ay, tenemos que llamar a alguien. (RÍE)

(Estruendo)

¡Ay! ¡Ah!

¡Uy! ¡Au!

¡Au! ¡Oy!

Ay, ay.

(Música emocionante)

¡Hala! ¡Guau, es gigante!

¿Y esto ha salido de aquella semilla tan pequeña?

(Tono telefónico)

(Teléfono)

(Teléfono)

(TARAREA)

¿Diga? Aquí el profesor Glucosa, del Instituto Atómico.

Aquí Sebastián, profesor. Tenemos un...

"Un problem...". ¡Oh!

¡El instituto está en camino!

¡Ven aquí, teléfono descarado!

Es nuestra casa, la ha destruido una pera.

(Música funk)

¡Mira, ya está aquí!

¡Ay!

Oh, oh. ¡Oh!

¡Oh!

¿Estáis ahí? ¡Hola! ¡Hola!

Hola.

¡Encantado de estar aquí!

Es... Es un gran honor.

No, es un gran ejemplar

de pera.

¿No lo veis?

Eh... Sí. Oh.

(Crujido)

¡Oh, no! Oh.

Ha destruido nuestra casa.

Se puede arreglar.

¡No se puede arreglar!

¡Está destrozada!

¿Puedo preguntar de dónde ha salido esta pera?

De un mensaje en una botella. Interesante.

El Instituto Atómico os construirá una casa nueva.

(SORPRENDIDA) Anda, ¿puede hacerlo?

Con mi furgoneta atómica puedo hacer cualquier cosa, ja.

(Música funk)

No tenemos casa.

¡Echad un vistazo a esto!

Un láser de alta intensidad y una ventosa un poquito grande.

(Música funk)

(ABATIDO) ¡Qué desgracia!

Oh, oh.

Oh.

Exquisita.

¡Eh, no, espere!

(Música funk)

¡Ahí va! (RÍE)

Oh, ¿qué...?

¡No, pare! Espere.

(Música funk)

¡Ajá! ¡Vamos allá!

(Mayor succión)

Oh.

¡Oh, no!

¡Mi guitarra no!

Oh. ¡Ay, madre!

(Balbuceos)

Ay.

(RÍE) Un pera con ático. Toda vuestra, amigos.

Sebastián, ven, mira. Vamos a vivir en una pera.

Exacto. Puro lujo.

Es el peor día de mi vida.

¡Ya tenéis visitas!

Óigame bien, señor mío, está prohibido

almacenar fruta de este tamaño sin permiso.

Es que... estaba en la botella que mandó JB.

¿Te crees que soy tonto? ¡Eso no cabe

en una botella! Hola, señor Chist.

¡Oh, es enorme! ¡Quiero que se la lleven!

¿Incluso si es jugosa?

¿Eh? ¿Jugosa?

¡Sí, muy muy jugosa!

¡Ah!

¡Toma pera jugosa!

¡Oh!

¡Ay, ay! ¿Me lo parece

o la pera se mueve? ¡Volved aquí, parad!

(CHIST) ¡Parad!

¡Micho, espera! ¡Ven, Sebastián!

¡Agárrate bien!

(CHIST) ¡Eso está todavía más prohibido!

¡Sigue a esa pera!

¿Cómo... cómo se para esto? No se puede.

¡No deje que se escapen!

No tengo carné de conducir. ¡Pero yo sí!

¡Oh!

(Música de tensión)

¡Oh!

-Cuidado.

-¡Oh!

-¡Deteneos ahora mismo!

La pera ni siquiera es nuestra.

¡Mirad, la policía!

Hay que llamar la atención. ¡Auxilio!

¡Gira, perita!

(Sirena)

No os saldréis con la vuestra.

Pero si no hemos hecho nada.

(Música relajante)

Oy.

(Sirenas)

¿Qué ha sido eso? (SILBA)

¡Métele caña, soldado!

(Música tensa)

-¡Está prohibido ir tan rápido!

Es el mensaje de JB en la botella.

¡Es vuestra última oportunidad!

¡Oh, no, vamos a chocar! ¡Yo me encargo!

(LOS TRES) ¡Oh!

-¡Parad!

-¿Hum?

(Música de tensión)

-¡Parad!

-Más cerca, más cerca. ¡Acércate!

Oh, no.

¡Ay! Oh.

¡Oh!

(HOMBRE) Vaya carrera más emocionante.

(Estruendo)

-Había que acercarse, pero no tanto.

-¡Eh, detened a esa pera! -Oy.

¡Oh!

Nos están disparando.

¡Oh! Oy, oy, oy.

(ENFADADO) Escúcheme bien, teniente de alcalde Chist.

-Alcalde en funciones para usted.

-Querrá decir chiflado en funciones.

Dispararle a una pera porque se ha caído al agua.

Así no funciona

un alcalde en funciones. -Yo que usted no diría eso,

el sábado habremos terminado

el nuevo ayuntamiento y yo seré, oficialmente,

el nuevo alcalde de Villa Sol.

¡Ahora suélteme!

(CHIST) ¡Ah!

(Golpe)

(CHIST) ¡Espere al sábado y verá! -(HASTIADO) Ay.

Ah. Uf.

Ah. Uf.

Ah. Uf.

Ay. Ah.

Ay. No deberíamos haber plantado

esa semilla. Nuestra casa está en ruinas,

Villa Sol, destruida... Y todo por nuestra culpa.

Vamos a acabar en la cárcel y tendremos que seguir navegando

por siempre jamás. ¡Navegaremos... en nuestro barco!

¡Eh, Sebastián, la pera es un barco!

Exacto, un barco muy jugoso.

Ahora podemos ir a la Isla Misteriosa

y rescatar a JB.

Pero no sabemos dónde está la Isla Misteriosa.

Puedo construir una brújula. Mi bisabuelo

tenía muchas brújulas y desapareció igual.

(ASUSTADO) Esa isla es peligrosa, no solo misteriosa.

Existe una brújula especial

que sirve para encontrar cosas misteriosas.

Puedo hacer una para nosotros, ¿por qué no?

Incluso sin la furgoneta atómica.

Oh, no pongáis esas caras,

vamos a cantar una cancioncilla.

(Cuerda rota)

Oh. Por favor, Sebastián,

piensa que podemos rescatar a JB.

¿Tenéis una tienda de campaña?

¿Una sábana? Podríamos hacer una vela.

Deberíamos intentarlo, ¿no?

(Acorde musical)

¿Eh?

(Voz de gaviotas)

(SUSPIRA) Vale.

Creo que podemos utilizar unas sábanas viejas

que están en el armario.

(Música de guitarra)

¿Las encuentras?

Sí.

Aquí están.

(Música animada)

¡Arriba, arriba!

Oh. ¡La tengo!

Uno, dos...

¡tres! ¡Au!

¿Chocolate caliente?

Oh.

(RÍEN)

Salud.

¡Me ha roto la tele!

¡Claro, así se hace una brújula!

Esto no es una brújula.

Es una brújula bribónica.

No hace nada.

Exacto, porque necesita dos pilas

tipo ce.

¿Dónde las tienes?

Las brújulas no funcionan con pilas.

Pues la brújula bribónica no gira sin pilas, así que...

(AMBOS) Hum... ¡La linterna!

¿Y... dónde la dejaste? Tú fuiste el último

que jugó con ella. Ay, no es verdad.

Ay.

Un momento... ¡Espera! Aquí está.

Sí.

Ah. ¿La has encontrado?

Venga... ¡Sí!

Oh, venga ya.

¿Eh? No puede ser.

Oy... ¿Qué pasa?

Son las pilas, están agotadas.

Oh. ¡Ah!

¡Oh!

Micho.

¡Micho!

(Música de tensión)

(DESOLADO) Oh, no...

(RESPIRA PROFUNDO)

¡Casi me ahogo!

Oh.

Yo... yo... yo no quería. ¡Soy una gata, Sebastián!

¡Y las gatas odiamos el agua! No sé nadar, Micho.

¡La odio, la odio!

¡La odio! ¿Por qué insististe en este viaje?

Hay agua por todas partes.

Para encontrar a JB.

Pero ¿cómo? Sin pilas

no lo encontraremos jamás. ¿Por qué no?

Porque esta estúpida brújula no funciona sin pilas.

(Motor)

¿Qué está pasando? Tú agáchate.

(Explosiones)

Oh.

Oh, no, son los Piratas Feroces.

¡Qué mala suerte!

¡A por ellos! No, Micho.

Locuras no. Dile que nos rendimos.

¡Ja!

Nosotros no nos rendimos.

¡Ay!

Oh.

(TIEMBLA)

(HOMBRE) ¡Salid de ese barco

con las manos en la cabeza...

u os haremos picadillo!

(HOMBRE) ¡Ahora!

(HOMBRE) Bah, os dispararemos de todas formas.

(Música tensa)

-(RÍE)

(ACENTO FRANCÉS) Somos los Piratas Feroces.

Profesor Glucosa, del Instituto Atómico.

Encantado de conocerlo.

Hola, yo me llamo Sebastián.

Ay.

Qué fastidio.

¡Somos... los Piratas Feroces! (GRUÑE)

¿Por qué se repite? No lo sé.

Puede que sea una costumbre.

Vosotros hacéis que me repita.

¡Somos piratas, pardiez! ¡Y feroces!

-A ver, ¿qué es lo que podemos saquear?

-(RÍE) Cualquier cosa.

Excepto la pera. Sí, nos gustaría mucho quedárnosla.

-¡Por todas mis barricas!

¡Tiene razón, es una pera gigante!

-Entonces trato hecho,

nos quedamos la pera.

Una pera gigante, y es nuestra.

¡Adelante, tripulación! -¿Quién ha dicho eso?

Oh, no, Micho.

-¡Ay! -¡Ah, todo el mundo a cubierto!

-Esto no está nada bien.

-Hundid esa pera gigante inmediatamente.

(CAPITÁN) ¡Cuidado!

(CAPITÁN) Cuidado, maldita sea.

Eh, mire ahí, son pilas.

-Oh, se me ha metido algo en el ojo.

¡Ay!

-(RÍE) ¡Oy! Vaya.

¡Bien!

-Eh, no hay que apuntar a la cabeza de la gente.

Por cierto, ¿qué son esas cosas?

Si pudiéramos coger las pilas.

¿Preparados?

(Música)

# Son sandías.

# Pruébalas. #

-¿Eh? ¡Están llenas de pepitas!

Me pongo malo.

# -Son sandías. #

-Qué alergia las pepitas.

# -Y qué ricas están. #

-(VOMITA)

-"Mon ami", ¿es que no puedes ni probar las pepitas?

-Es que... es que... ¡hay muchas!

Mira, son un montón.

-Pues come lo de alrededor. -Vale.

Pero es que no me va a gustar.

-Ya sabes que no puedes decir que algo no te gusta

hasta que lo has probado. -¡Es asqueroso!

-Piensa en lo que hemos llegado a comer

en los últimos 37 años.

(CAPITÁN) Venga, come, come. Ñam, ñam, ñam.

(CAPITÁN) Come, come, come. Bien, buen pirata.

(MARINERO) ¡Está rica!

# Comemos zapatos.

# (TODOS) Zapatos.

# Carga ese cañón. # -Ok.

¡Eh!

# -Y a un cocinero y a su madre. # Yo no sé bailar.

# -La madre estaba cruda

y tenía las piernas muy peludas.

# (TODOS) Son sandías.

# (CAPITÁN) Oh, yeah.

# -Oh, yeah.

# (TODOS) Son sandías.

# No hay nada mejor.

# Que ruja el cañón. #

¿Me dejáis esto, chicos? (RÍEN)

¡Ah!

(Música)

(Risas)

(Música)

# -Son sandías. #

-¡Suelta eso!

¡Búscate tu propio aparato!

Yo solo necesito las pilas.

-Las pilas son ricas, ñam, ñam, para chupar.

Las necesitamos para encontrar la Isla Misteriosa.

-¿La Isla Misteriosa?

Eso es una absoluta locura. -Oh, volveré a tener pesadillas.

(CAPITÁN) Nadie que buscara la Isla Misteriosa

ha regresado jamás. ¡Nadie!

-Perdonad, ¿podemos dejar de hablar de esa isla?

(MARINERO) Pobre muchacho.

-Mirad lo que habéis hecho.

(LLORA)

¡Fuera! ¡Todos!

¡Volved a vuestra pera ya!

(Motor)

¡Gua, qué pasada!

Micho, la reina de las sandías.

Toma y toma, pirata.

Hala. (TARAREA)

¡Panda de inútiles!

¿Eh, qué es eso?

¿Eso? Pilas tipo ce.

¿Sí?

¡Gua! Eres un genio, Sebastián.

(RUBORIZADO) Bueno...

(Música tranquila)

Os voy a enseñar cómo funciona la brújula bribónica.

Es pan comido. Vamos allá.

(RÍE) Mira, Micho.

Funciona.

Exacto. Porque le he puesto un trocito de piedra

del nuevo ayuntamiento en este soporte.

Y ahora podemos conectar con Villa Sol.

Ah. En la inauguración del ayuntamiento disparará usted

una sola de bala de cañón y, desde ese momento,

seré, oficialmente, el nuevo alcalde de Villa Sol.

-¿En serio hace falta disparar un cañón,

no le basta con cortar una cinta

o algo así? -¡No!

Quiero que el tanque esté brillante

y preparado para el sábado.

¿El sábado?

Si no encontramos antes a JB,

el señor Chist será el nuevo alcalde.

Uy, nunca lo conseguiremos.

¿Qué vamos a hacer ahora? ¡Ya sé!

Hay que buscar una piedra de la Isla Misteriosa.

¿Una piedra? Exacto.

De lo contrario, la brújula bribónica

no hallará el rumbo. ¿Qué quiere decir?

La brújula bribónica necesita una piedra.

Hay que ponerla aquí. ¿Me das una?

Pero no tenemos una piedra de la Isla Misteriosa.

No, nadie tiene una piedra de esa isla.

¿Ah, no? Qué contratiempo...

(Trueno)

Oh, no.

(Trueno)

(Trueno)

¿Qué hacemos ahora? ¡Agarrarnos bien!

(Trueno)

(Música de tensión)

(Gritos asustados)

Oh.

(Estruendo)

¡Oh!

Oh, qué oscuro está esto.

¡Vaya! Y ahora hay demasiada luz.

Oh.

(Música clásica)

No estaremos muertos... (MEGAFONÍA) Bienvenidos.

¿Ese es Dios? No, es Mozart.

Qué sitio tan extraño.

Creo que algo nos ha tragado. ¡Ay!

(OLISQUEA)

¿Qué es ese olor?

Huele a dragón metálico.

¿Qué? Yo primero.

(ASUSTADO) ¿Un... un dragón?

Yo quiero volver a casa.

¡Eh, eh, esperadme!

(Música clásica)

Oh, qué muestra tan lograda

de arquitectura modernista submarina.

De la primera época, diría yo. Puedes ver el océano sin mojarte.

¿Quién vivirá aquí?

(Crujido)

Oh. ¿Qué es eso?

Una mesa con tembleque.

He puesto el té a calentar mientras os salvaba de ahogaros.

¿Quién es usted? Eso.

Sentaos. Tomad un dragón de chocolate.

Muchísimas gracias.

Espero, realmente, que os guste.

No le sirvo este té a cualquiera.

(Música clásica)

Está exquisito.

Espere un momento, amigo mío.

No hay nada como la salsa de dragón para untar.

El curri le da ese extra de... hum.

Definitivamente, exquisita.

¿Salsa de dragón? ¿No es peligrosa?

Me llamo Ulises Carlsen. Llevaba tiempo esperándoos.

Y yo me alegro de estar aquí. Sí, ¿verdad?

¿Cómo sabía que vendríamos?

Ah, porque os estaba esperando.

Le agradecemos mucho que nos rescatara

de la tempestad, señor Carlsen.

¿Sabe si va a durar mucho?

Porque tenemos cosas muy importantes que hacer.

Oy.

¿Sabe? Queremos encontrar

a nuestro alcalde... Oh, para eso están los platitos.

Exacto. Ha desaparecido y...

Ya.

Ahora está todo perfecto.

Este no escucha nada.

Eh, Micho. Perdona,

¿dónde crees que vas?

¡Yuju! Si no te sientas de inmediato,

te lanzaré por la... Solo estaba mirando.

Es decir, ¿no te apetece otra tacita de té?

Me preguntaba si su nave es de un casco o de doble casco.

No hay otra nave en el mundo comparable a mi dragón.

¿Por qué lo construyó, señor?

Bueno, ¿por qué navegáis vosotros en una pera?

¿Huís de una manzana? (RÍE)

No, estamos buscando la Isla Misteriosa.

¿La Isla Misteriosa? Sí.

Pero no la encontraremos jamás. No os preocupéis por esa isla,

ahora estáis aquí conmigo.

Pero es muy importante que la encontremos.

Y necesitamos una piedra de allí para la brújula.

Qué curioso, porque yo tengo una piedra de la Isla Misteriosa.

¿En serio? Pero eso es, exactamente,

lo que necesitamos. ¿Podemos verla?

¿Adónde va? Seguidme.

(Música clásica)

¿Es esta?

Por supuesto que es esta.

¿Y es de la Isla Misteriosa? ¡Oh!

Eh, eh, eh.

¿Y cómo llegó hasta aquí?

Me la proporcionó alguien con una trompa como la tuya.

Así que solo alguien como tú la puede tocar.

¿Qué? Que suerte, ¿eh?

Hala, muchas gracias, señor Carlsen.

JB estaría muy contento si supiera que estamos de camino.

(BARRITA)

Naturalmente, no puedo daros

la piedra. Oh.

Es un regalo del hombre trompa.

Sin ella no encontraremos la isla. Cierto.

A él también le rescaté de un naufragio,

y dijo que había encontrado la Isla Misteriosa.

Esta es una piedra extraordinaria. Mírela bien.

-Gracias. Muy agradecido.

-No, señor Carlsen,

Sin esta piedra jamás podré regresar a la isla.

-¿Sabe? Estaremos aquí estupendamente

por el resto de la eternidad.

Ahora voy a hacer una enorme olla de salsa de dragón.

-Pero...

No.

Tengo que salir de aquí.

(Trueno)

(ULISES) ¡Espere!

¡También tengo un regalo para usted!

(RÍE)

Micho, ¿tú crees que ese era mi bisabuelo?

Oh, podría ser.

Por supuesto, también tengo un regalo para vosotros.

¿De verdad?

¿Cómo vamos a conseguir que nos dé la piedra?

Ah.

Es solo un detallito.

Oh, un broche. Qué considerado.

¿Y qué se hace con eso? Gracias.

(RÍE) Ya os he dicho que era una bagatela,

pero hay más, ¿eh?

¡Ahí va! Sí, no he reparado en gastos.

Oh.

Servíos.

Nada es demasiado para mis mejores amigos.

¿Mejores amigos?

¿Habéis olvidado que os he salvado de ahogaros?

¡Un dragón de queso! Guau, qué delicioso.

Sí, efectivamente.

Es hora de zampar. Ahora, si me disculpáis,

iré a soltar la pera

en el mar. ¿Qué?

Bueno, ya no la vais a necesitar.

Claro que sí.

No os preocupéis tanto.

No podremos salvar a JB.

Voy a hacer un buen bote de salsa de dragón bien picante.

Qué bien vamos a estar aquí el resto...

(DISTORSIONADO) de la eternidad.

¿Habéis oído lo que acaba de decir?

Es "quesiliciosa".

¿Qué estáis haciendo? Dijo que comamos lo que queramos.

Y es delicioso. No.

Ha dicho que iba a arrojar la pera al mar.

No, no, eso no se puede hacer.

Dile que no lo haga. Aún la necesitamos.

Bueno, es un poco difícil

hablar con él.

Solo hay que llegar a la pera antes

de que la suelte. Lo está haciendo.

Quizá yo pueda entretenerle.

Oh... ¿Estás seguro?

Sí.

Es un dragón mecánico y, como ya sabes,

todos los ingenios mecánicos son iguales.

(TARAREA UNA MELODÍA)

¿No es peligroso?

Bah, solo hace falta un poco de maña.

¡Ah! Ya está.

Esto va a ser fácil.

Nosotros a por la piedra. Vamos, Sebastián.

Exacto. Y después, corriendo hasta la pera.

¡Ah!

¿Qué, le ves? No. Camino despejado.

(Música de tensión)

Es hora de que el dragón le diga adiós a la pera.

(TARAREA)

Y el último botón.

(Motor detenido)

¿Eh? No, no.

¿Por qué no funciona?

Siempre funciona. ¿Qué pasa ahora?

Ya está. La pequeña para abajo y esta para arriba.

(Alarma)

¿Eh?

¡Ah!

(Alarma)

Y ahora falla la luz.

Qué fastidio. Tiene que ser un fusible.

¡Oh!

(Gritos de dolor)

Oh.

Y Micho, la maestra ladrona, se prepara para el asalto.

Coge la piedra de una vez.

Oh, no.

(Estruendo)

¡Oh!

(Golpes)

Amigos míos,

lamento profundamente los problemas con la luz.

Queréis volver a ver la piedra. Esperad, ahora bajo.

(AMBOS) Oh, no. ¿Y ahora qué hacemos?

Oh. -Lo siento.

¿Adónde vais?

No hace falta correr de ese modo.

¡Ay!

¡Esperad, amigos míos!

Oh. La piedra.

Oh, no podíais esperar, ¿verdad? (RÍE)

Vale, pues haremos ahora mismo la salsa de dragón.

La piedra.

¿Qué está haciendo aquí? Eh...

La clave para la salsa está en la cantidad de curry rojo.

Ya, sí. ¿Me explico?

¡Ah!

Oh.

¿Dónde estoy?

Oh, ¡mi dragón de queso!

Cocinar juntos

es mucho más divertido. Mucho más.

Salsear con las salsas no es cocinar.

Sé lo que digo. Picantito.

¿A que sí?

¿Qué te parece?

¿Necesita un poco más de curry? No está

lo bastante roja.

¿Ves? Ya nos estamos divirtiendo.

Decir salsa de dragón es decir amistad.

(SUSURRA) Sebastián, coge la piedra.

(SUSURRA) La piedra.

Ahora tú y yo

somos amigos unidos por la salsa. (RÍE)

(RÍE INCÓMODO) Sí.

Y también le he tomado cariño al broche de dragón.

Qué alegría me das.

¿Sabes? La vida bajo el agua es muy creativa.

Lo vamos a pasar muy bien.

Sí, sí.

Ya lo estamos pasando bien. Claro que sí.

Hay tantas cosas que ver... Ah, hola.

Oh. ¿Quieres cocinar con nosotros?

Aquí todo el mundo puede remover la salsa.

Oh. ¡Oh!

(Toses)

Pero ¿qué...? Demasiado picante.

¡Oy!

(TOSEN) Ya la tengo.

¿Dónde está el profesor?

Profesor Glucosa, ¿está aquí?

Sebastián, ¿podrías tirar de esa palanca?

¿Y si tiro de la que no es? Tira de la mayor.

(Crujido)

¡Date prisa, la pera se está deslizando! ¡Venga, corre!

¡Vamos, vamos!

¿Dónde estáis?

¡Amigos míos, no! ¡Quedaos!

¡Agarraos a la salchicha!

¿Y si se rompe? ¡Allá voy!

Estas salchichas son nuestra última oportunidad.

Sebastián, ahora.

Vale.

(Traqueteo)

Aguantad un poco, ya casi estamos.

(AMBOS) ¡Ah!

Oh, no, no. Esto no es así. Esto no es así.

¡Regresad!

¡Viviremos todos juntos aquí!

¡No, no os marchéis!

¿Adónde vais?

(TRISTE) Pero... éramos amigos.

Erais... mis mejores amigos.

Oh.

(Burbujeo)

¿Os imagináis que nos quedamos ahí abajo para siempre?

Exacto. Qué bien que hayamos subido, ¿eh?

Micho, pásame la piedra.

Marchando.

Oh. Gua...

¡Hala, funciona! Sí.

En directo desde la Isla Misteriosa.

Sí que parece misteriosa.

¡Rumbo a la Isla Misteriosa! Sí.

(Música de aventuras)

(RÍE) ¡Bien!

Creía que no lo conseguiríamos. ¡Esto hay que celebrarlo!

¡Fiesta de salchichas!

¡Buena idea! ¡Sí! ¡Fiesta!

¡A mover el esqueleto!

(Música funk)

¡Sí, fiesta!

¡Fiesta! ¡Bien!

¡Fantástico!

(Risas)

Mira, Micho.

(Risas)

(RONCA)

¿Hum? ¿Eh?

Eh, buenos días. ¡Buenos días!

Oh.

Ay.

(LASTIMOSO) Ay, no estoy en forma.

(RONCA)

Ah.

(BOSTEZA)

(BOSTEZA)

¡Oh!

(Música de misterio)

¡Sebastián!

¡Sebastián!

¿Dónde estoy? ¡Venid!

Quiero enseñaros una cosa. Oh.

Ay.

Es como si la noche flotara en medio del océano

en pleno día.

Guau. El mar negro cual la noche.

(TEMEROSO) No, ahí nos vamos a perder.

¡Nunca saldremos de ahí!

Sí que saldremos.

No os preocupéis, porque tenemos la brújula bribónica,

y así nos guiaremos. Pero no podrá guiarnos

a través de eso.

Yo creo que sí. ¡Oh!

(ASUSTADO) ¿Qué está pasando?

(Crujido)

(Crujido)

Oh.

Sería incluso bonito si no diera tanto miedo.

Fascinante.

(Crujido)

(Crujido)

(Crujido)

(ASUSTADO) Oh. ¿Qué es eso?

(Música mágica)

Oh.

¡Oh!

Oh. Yo no quiero seguir aquí.

Me voy.

Venga.

Sebastián. ¿Eh?

¡Qué sorpresa!

¿Bi... bisabuelo?

¿Puedo... dar una vueltecita?

Sí, supongo que sí.

(Canción tarareada por el bisabuelo)

Déjame que te enseñe una cosa, muchacho.

(Música mágica)

Oh. El mar negro cual la noche no es tan negro.

(RÍE) No todo es lo que parece.

Pero, entonces, ¿qué es? Bueno,

eso tendrás que descubrirlo por ti mismo.

Oh.

(Música mágica)

Esta es la nave más suculenta que he visto jamás.

(RIENDO) Ya, es que... es una pera.

Sí. Y tú, el elefante

más valiente que conozco. No creas.

La verdad es que casi todo me da miedo.

Estás a punto de salir de la oscuridad. Mira.

Siempre hay otra manera de hacer las cosas, Sebastián.

(BISABUELO) Si la buscas,

la encontrarás.

¿Qué manera?

¡Bisabuelo!

Oh.

(Música de guitarra)

(Bostezo)

¿Hemos llegado ya?

(TARAREA)

¿Eh?

Ah.

¿Será esa?

¿Será esa de verdad?

¡La Isla Misteriosa!

¡Micho! ¡Profesor Glucosa!

¡Tenéis que ver esto! ¡Venga! ¿Qué? ¿Dónde?

Ahí, mirad. ¡Gua, ahí está!

(Música emocionante)

La hemos encontrado.

Gracias a nuestra pera. ¡Allá vamos, JB!

¿Tú crees que JB está en la isla? Eso espero.

(Música de tensión)

(Gritos de miedo)

(Gritos de miedo)

(Gritos)

(Gritos)

Ay.

Oh. ¿Ya es de noche?

¡Oh! Ay, mis huesos.

Oy.

¿JB, estás aquí? ¿Hola?

¿Hay alguien? ¡JB!

¿Dónde estás? ¡Hola!

Este sitio es increíble.

(RÍEN)

Oh. Eh, mirad esto.

He encontrado un túnel muy raro.

Sí, sí que es raro. ¿Venís ya o qué?

Sí, muy raro.

(RÍE)

(Música de suspense)

Ay.

¡Oh, es extraordinario!

¿Crees que lo encontraremos? ¡JB!

¡JB!

Ay.

Micho...

Oh, oy.

Oh.

¡Esas peras son como nuestra pera!

¡Es espectacular! ¡Eh, JB, hemos venido a salvarte!

¿Dónde estará? ¡JB!

¿Estás aquí? ¡JB!

Ya hemos llegado. Hola.

Somos nosotros, estamos aquí. ¿Hola?

(Trinos de ave)

¿JB? ¿Dónde estás?

¡Sebastián! ¿JB?

¡JB!

¡Aquí!

¿Dónde estás?

¡Por aquí!

¡Hola!

¿Eh?

¡Sebastián!

¡Eres tú! ¡Hola!

Micho. Profesor Glucosa. ¡Estás aquí, JB!

Qué maravilla.

(Risas)

Cómo me alegro de verte. Nunca pensé que fuera posible.

Encontramos tu carta. ¡La pesqué yo!

Pero el señor Chist no creyó que fuera de verdad.

Oh. Qué alegría volver a veros.

Temía quedar abandonado en esta isla

para siempre. Pero ¿cómo llegaste hasta aquí?

¿Recuerdas la noche en que jugamos a los dados

y olvidé que tenía una reunión

con el señor Chist? Fui a buscarle

y corrí a través del muelle. Oh.

Pero entonces resbalé y me di un golpe en la cabeza.

Todo se volvió oscuro. Y lo siguiente que recuerdo

es que iba a la deriva por el mar en un pequeño bote.

Oh.

De pronto, me tragó una ballena enorme.

Chapoteaba dentro de ella y me asomaba a mirar

por su respiradero.

La ballena nadaba por debajo de unas cosas peligrosísimas,

tal como os contaba en el mensaje de la botella.

Cuando se hizo la luz, la ballena me escupió aquí,

en la bahía de la Isla Misteriosa. No puede ser que hayas navegado

en una ballena. Sí. Y nosotros, en una pera.

¿Qué? ¿Habéis venido en la pera?

Sí. Qué idea tan fantástica.

Oh, qué ganas tengo de regresar a Villa Sol.

¿Dónde habéis atracado con la pera?

No, verás, es que no podemos regresar en la pera,

está completamente destrozada.

Completamente despedazada.

Oh. ¿Y cómo volvemos a casa?

Siempre se encuentra una solución.

Construiremos un nuevo barco pera.

(Música emocionante)

Uh, no es bastante jugosa.

¿Y esta? No.

Demasiado jugosa. A ver por ahí.

(OLISQUEA)

¿Nada por aquí? No.

Oh, de ninguna manera, está al revés.

No quiero ni mirar en esta dirección.

Por aquí huele muy bien.

(EUFÓRICO) ¡Deprisa, la he encontrado!

¿Qué?

¿Esa está bien? Yo creo que esta...

es incluso mejor que la anterior. ¿Puedes convertirla en un barco?

Sí, es facilísimo.

Bueno, sería facilísimo si tuviera mi furgo atómica.

Sin furgo, tal vez tarde un poco más.

Eso creo.

¿Y... cuánto es un poco más? A ver,

déjame pensar.

12 minutos, 9 semanas, 11 meses y...

2 años. Sí. Pero no tenemos dos años.

Tiene que estar lista mañana.

Mañana es sábado. Esta es la desafortunada realidad.

Sin una furgo atómica, en construir un barco pera se tarda unos...

tres años, máximo cinco.

Sebastián, estamos atascados. Tardaremos mucho tiempo.

¡No lo entendéis!

Si mañana no llegamos a tiempo a Villa Sol,

harán alcalde al señor Chist y se acabó Villa Sol para siempre.

Todo irá bien, Sebastián.

No.

Mientras usted no estaba, ha construido

un ayuntamiento enorme, y hace una sombra tan negra que...

que ahora en Villa Sol ya no dará nunca más el sol.

(SUSPIRA) Eso...

Eso no lo sabía yo.

Bueno, ya se nos ocurrirá algo. (ENFADADO) Sí, ¿pero qué?

Sebastián...

Sebastián, ¿adónde vas? Voy a arreglar la pera yo solo.

La arreglaré porque nos vamos a casa ahora.

¡Ahora!

¡Sebastián!

Oh. Oh.

(Música triste)

Oy.

Oy.

(LLOROSO) Nunca volveremos a casa.

Oh.

¡Estúpida brújula!

Ahí está. Sebastián.

El profesor Glucosa dice que quizá tenga otra idea.

¿Cuál? Sebastián, ven aquí.

Oh.

(GRITA)

Oh. ¡Sebastián!

Sebastián, ¿estás bien? ¿Cómo vamos a sacarle de ahí?

¡Oy!

Oh.

(ASUSTADO) ¿Micho?

(Crujido)

¿Eh?

(Motor)

Sujete bien esto.

¡Sebastián, voy a sacarte!

Oy, oy, oy. ¡Se ha roto!

Son malos materiales.

¡Ah!

¿Estás bien? Sí.

¿Qué clase de sitio es este?

La isla más peligrosa del mundo.

¡Mira!

Es un motor gigante.

No creo que sea tan peligroso.

(AMBOS) ¡Gua!

Por lo menos, tenemos un extintor.

(Estruendo)

¿Qué pasa?

¡Oh! ¡Oh!

Sebastián, agárrate.

¡Ah!

¡El extintor!

(Repiqueteo)

(Motor)

Oh.

¡Sebastián, no me sueltes!

¡Oh! Tenemos que salir de aquí.

Ahora, Micho. Mira ahí.

(Música trepidante)

Uy. Oy.

(Ruido metálico)

Oh.

(JADEAN)

Oh.

(TEMEROSO) Oy.

Tienes que saltar.

Vale.

(Música trepidante)

(Gritos asustados)

(Gritos asustados)

¡Oh!

¡Oh!

Muy bien. ¿Qué ha sido eso?

Son Micho y Sebastián.

(Gritos asustados)

Cuidado, no os caigáis. Ay.

Ay, ah.

(SUSPIRA ALIVIADA)

Ay.

Qué lejos estamos del suelo. Sí.

¡Eh, JB,

profesor Glucosa, venid a ver esto!

¡Aguantad, amigos míos!

Vamos, profesor.

Eh, mira esto.

Creo que es mejor no tocar nada.

No, mejor esperar a que lleguen JB y Glucosa.

Venga, no puede pasar nada.

No, qué va. Está atascado.

Nos están pasando cosas todo el rato,

y es eso lo que no me gusta.

Oh.

Ay.

Creo que la isla está navegando. Sí.

(RÍE) ¡Guau!

¡Izad las velas!

Hay que llevar a JB a casa.

(FELIZ) ¡Uy! ¡Uy!

Micho, déjame un ratito.

(RÍE) Hala. ¡A que es increíble

que estemos navegando en una isla! Pues sí.

Será posible. ¡La isla es un barco!

¡Es mecánica!

Muy bien, Sebastián.

¿Y ahora nos llevas hasta Villa Sol?

A la orden.

(EUFÓRICA) ¡Rumbo a Villa Sol!

(Música de aventuras)

Esto va aquí. Apretamos un poco esto otro y...

"Es Villa Sol".

(Música de orquesta)

(Platillos)

(BOSTEZA)

(NIÑO) Qué aburrimiento.

-¡Saludad a vuestro futuro alcalde!

Fijaos, si os estoy saludando.

-Papá, ¿por qué es tan feo?

-¡Reculen!

No deje de saludar. -Tonto cara de globo.

-Nos vemos en la inauguración del ayuntamiento.

"Habrá bocadillos de gambas

y pegatinas gratis..." Ese chiste es...

Oh, qué desgracia. ¿No podemos ir más deprisa,

Sebastián? Sí, claro.

(Motor)

(Música mágica)

Micho,

ahora es el momento.

(Bocina)

¡Otra vez!

(Bocina)

¡Allá va!

La Isla Misteriosa.

Por eso era tan difícil encontrarla. Hola, bisabuelo.

Bonita gorra, jovencito. Gracias.

Ahora hay que ir rápido a Villa Sol.

A la orden, capitán.

Increíble.

Ese de ahí abajo es mi bisnieto.

(Música mágica)

(Grito)

(ULISES) ¡Ha del barco! Oh, no.

(ULISES) Chico de la trompa, ¿por qué os fuisteis?

Creía que éramos amigos.

Ahora no tengo tiempo, debemos llevar a JB a Villa Sol.

Bienvenido a bordo. ¿Sabéis qué? Os perdono.

Genial, ha traído la salsa de dragón.

¿No queréis patatitas?

Perdonad. Hola.

(ENOJADO) ¡Fuera de aquí!

¿No tiene ningún dragón que conducir?

Sí, tengo uno, pero no te preocupes. Mira. Don.

Podría vivir de chips y salsa

para untar toda la vida. (FASTIDIADO) Ay.

(MARINERO) ¿Preparados?

(Ruido metálico)

(MARINERO) Una, dos...

Jo, es que ni me mira.

-Claro que te miro. Saltas estupendamente.

-¿Me vas a mirar ahora? -Sí, sí.

Totalmente concentrado. (RÍE)

(Ruido metálico)

(Ruido metálico)

-¡La Isla Misteriosa!

(Ruido)

¿Oh? ¿Has oído eso? No, seguramente no es nada.

Oh.

¡No me lo puedo creer!

Son los Piratas Feroces.

¿Tenéis televisor en el barco?

"Fantastic!"

¿Quién es ese? -"Estimada Villa Sol,

cuando disparen la bala de cañón, yo seré el nuevo alcalde

en sustitución de JB, honrada sea su memoria".

-¿Ese chiflado va a ser el alcalde?

Sí, a menos que nos demos prisa.

-¿Tenéis hambre? ¿Queréis picar algo?

-Cállese. Queremos ver qué pasa.

Bueno, a mí sí me apetece.

Y en ese momento... seré oficialmente el nuevo alcalde.

¿Preparado para disparar? -Qué remedio. Gajes del oficio.

¡Va a disparar el cañón!

¿Han probado ya los dragones de chocolate?

-Están deliciosos. ¡Quiero más!

Pues pruebe este dragón de queso. (ULISES) Claro. Coja dos.

(CAPITÁN) ¿Puedo tomar otro de chocolate?

(MARINERO) Está sabrosísima. (CAPITÁN) ¿Qué está sabrosísima?

(MARINERO) La salsa. Es salsa con salsa.

(CAPITÁN) Ah, sí, sabrosísima. Sí, sí.

Mira, Sebastián, el edificio del ayuntamiento.

¡Sí!

¡Villa Sol! ¡Ya estamos en casa!

(RÍEN FELICES)

(Estruendo)

¡Oh, no!

¿Qué está pasando?

Oy, no, no, no, no.

Ahora no. Ahora no. Tiene que funcionar.

¡Maestro, sinfonía de cañones!

(Música de orquesta desganada)

-¡Quiero un globo! ¡Quiero un globo! ¡Quiero un globo!

-Esta vieja chatarra va a saltar en pedazos.

Según mis cálculos, es probable que lleguemos un poquito tarde.

Pero nosotros tenemos mucha suerte, "mes amis",

podemos verlo por la tele.

-Sí, qué suerte.

¿Qué decís? Hay que avisar de que JB está a punto de llegar

antes de que disparen el cañón. Sebastián, no hay nada que hacer.

El señor Chist será el alcalde.

Tienes que volver a Villa Sol.

(ABATIDO) Ay, estábamos tan cerca.

Eh, mozuelo, tampoco hay que ser

tan negativo.

(Traqueteo)

(MARINERO) ¡Ahí va! ¿De dónde ha salido eso?

¡Es el extintor!

-Siempre hay otra manera de hacer las cosas, Sebastián.

Si la buscas, la encontrarás.

Ay. Podemos mandar un mensaje en una botella.

¡Claro!

Un mensaje en una botella. Dame eso.

Venga, ¿qué pongo?

-¿Podría quizá añadir mis saludos a ese mensaje?

No.

-¿Sabes la dirección?

A Villa Sol. ¡Dejad paso!

¡Ven, Micho! ¡Ya voy!

(Música trepidante)

Hay que tratar los mecanismos con delicadeza.

¿Adónde vamos?

¡Tú ven conmigo!

Enviaremos el mensaje por aire.

¿Qué? Es la única forma de decirles

que JB está vivo.

Tras el disparo, empezará la fiesta

y yo seré, oficialmente, el nuevo alcalde de Villa Sol.

¡Deprisa, Micho! ¡Corre!

¡No, espera! ¡Se nos acaba el tiempo!

¡No, Sebastián!

¡Esto está a punto de hundirse!

¡Agárrate a mis piernas! ¡Ahora!

Sebastián. ¡Sebastián!

(RIENDO) Voy a ser un alcalde magnífico.

(TARAREA)

-¡Todos a cubierto! ¿Eh?

¿Qué es eso?

Un mensaje en una botella.

(CHIST) Un mensaje en una botella.

(LEE) "JB...".

-(LEE) "Está vivo".

"JB está vivo".

¿Quién ha escrito eso? -¿Qué importa?

¡Ya te tengo, Sebastián! ¡Aguanta!

¡No puedo!

¡No te sueltes!

No, no.

¡Un mensaje en una botella no significa nada!

-Sí significa, significa que JB está vivo.

-Recule y dispare ese cañón ya.

-Pues mire, ahora no me apetece. -¿Eh?

Entonces lo haré yo mismo.

Oh, cuidadito con ese cañón.

¿Dónde están? ¡Sebastián! ¡Micho! ¿Dónde estáis?

Ya podría ser alcalde.

¡Mirad a vuestro nuevo alcalde!

¡No! ¡Micho!

¡Ah!

(Explosiones)

(CAPITÁN) Mi tele.

Rayos y centellas, esto es emocionante.

¡Agarraos a la barandilla!

-¡Uy! Creo que la isla va a explotar.

Amigos, no hay nada de qué preocuparse.

Todo el mundo a bordo del dragón.

Pero Micho y Sebastián están allí abajo.

No lograrán salir.

(Música dramática)

(Explosión)

¡Oh!

-¡El sol!

¡Por fin, por fin! -¡Bien!

(GENERAL) ¿De dónde ha salido esa pera?

-(DRAMÁTICO) ¡Mi nuevo ayuntamiento!

(LLORA)

-Oh.

(HOMBRE) Mirad.

(GENERAL) ¡Abran paso! (MARINERO) Os vimos en la tele.

(GENERAL) Dejen paso a los militares.

-Estaban en la tele. -Los he reconocido.

-Pero... ya he disparado el cañón. ¡Oh!

-Hola. (NIÑO) ¡Eh, es JB!

-¡Está vivo!

(Música dramática)

Ay. Bueno.

Me has salvado, Micho,

y eso que odias el agua.

Ya. (ESTORNUDA) Y tú no sabes nadar, ¿no?

No. (RÍE)

Tú idea del mensaje ha sido muy buena.

(RÍE) (RÍE)

Oh. JB...

¿Son ellos? ¡Sebastián!

¡Están aquí! ¡Micho!

¡Estáis aquí! ¡Mis pequeños amigos!

¡Lo han conseguido!

(RIENDO) ¡Hola!

¿Qué tal?

¡Ya estamos en casa!

(NARRA) "En Villa Sol, todo el mundo

se alegró del regreso de JB, y celebramos una gran fiesta".

(Música tranquila)

(Explosiones)

"Villa Sol tuvo un nuevo ayuntamiento,

pero no era, exactamente, como lo imaginaba el señor Chist".

"Se podría decir que tenía... forma de pera".

Venga, ¿qué tal si probamos la pera?

Salud, amigo. Salud.

Esto... ¿dónde están las chips y la salsa?

(NARRA) "JB estaba un poco disgustado

con el jaleo que había armado el señor Chist,

pero le mantuvo como teniente de alcalde".

Disculpe, hombre del cañón.

-¿Eso es salsa?

-¿A usted qué le parece?

Es casera.

(Música tranquila)

¡Eh, has pescado algo! ¡Tira fuerte!

(NARRA) "Y si un día Micho pesca otra aventura con su caña,

no me importaría acompañarla,

porque no se pasa miedo si vas con tus mejores amigos".

(Música tranquila)

Cine Clan

36 Episodios

  • El cascanueces

    El cascanueces

    Cine Clan94 min, 21 sec

  • Las vacaciones gatunas de los Barkers

    Las vacaciones gatunas de los Barkers

    Cine Clan67 min, 53 sec

  • Dixie y la rebelión zombi

    Dixie y la rebelión zombi

    Cine Clan76 min, 30 sec

  • Hey Arnold: Una peli en la jungla

    Hey Arnold: Una peli en la jungla

    Cine Clan76 min, 43 sec

  • Operación Cacahuete

    Operación Cacahuete

    Cine Clan75 min, 37 sec

  • Jungle Beat. La película

    Jungle Beat. La película

    Cine Clan80 min, 22 sec

  • Colmillo Blanco

    Colmillo Blanco

    Cine Clan78 min, 27 sec

  • Socorro, he encogido a mis padres

    Socorro, he encogido a mis padres

    Cine Clan86 min, 59 sec

  • Trasto

    Trasto

    Cine Clan75 min, 16 sec

  • Astro Boy

    Astro Boy

    Cine Clan82 min, 8 sec

  • Luis y los alienígenas

    Luis y los alienígenas

    Cine Clan77 min, 26 sec

  • Mina y el mundo de los sueños

    Mina y el mundo de los sueños

    Cine Clan73 min, 16 sec

  • Los Olchis: Bienvenidos a Pestilandia

    Los Olchis: Bienvenidos a Pestilandia

    Cine Clan77 min, 1 sec

  • Meñique y el espejo mágico

    Meñique y el espejo mágico

    Cine Clan71 min, 57 sec

  • Capitán Diente de Sable y el diamante mágico

    Capitán Diente de Sable y el diamante mágico

    Cine Clan75 min, 25 sec

  • Spy Cat

    Spy Cat

    Cine Clan80 min, 40 sec

  • Zapatos rojos y los siete trolls

    Zapatos rojos y los siete trolls

    Cine Clan82 min, 43 sec

  • Terra Willy: Planeta desconocido

    Terra Willy: Planeta desconocido

    Cine Clan83 min, 21 sec

  • Félix y el tesoro de Morgaa

    Félix y el tesoro de Morgaa

    Cine Clan77 min, 18 sec

  • Los cocodrilos atacan de nuevo

    Los cocodrilos atacan de nuevo

    Cine Clan82 min, 35 sec

  • Norman del Norte, una aventura digna de un rey

    Norman del Norte, una aventura digna de un rey

    Cine Clan80 min, 57 sec

  • Los cocodrilos, todos para uno

    Los cocodrilos, todos para uno

    Cine Clan74 min, 36 sec

  • Los Lunnipiratas. La película

    Los Lunnipiratas. La película

    Cine Clan83 min, 13 sec

  • Campeones

    Campeones

    Cine Clan114 min, 42 sec

  • El séptimo enanito

    El séptimo enanito

    Cine Clan77 min, 17 sec

  • Pérez, el ratoncito de tus sueños 2

    Pérez, el ratoncito de tus sueños 2

    Cine Clan79 min, 33 sec

  • La gran aventura de los Lunnis y el libro mágico

    La gran aventura de los Lunnis y el libro mágico

    Cine Clan75 min, 48 sec

  • Pérez, el ratoncito de tus sueños

    Pérez, el ratoncito de tus sueños

    Cine Clan87 min, 39 sec

  • Los Cocodrilos

    Los Cocodrilos

    Cine Clan85 min, 17 sec

  • La Patrulla Canina: Rescate a toda velocidad

    La Patrulla Canina: Rescate a toda velocidad

    Cine Clan41 min, 39 sec

  • Los cazamonstruos

    Los cazamonstruos

    Cine Clan85 min, 46 sec

  • La pequeña bruja

    La pequeña bruja

    Cine Clan92 min, 30 sec

  • Juguetes y mascotas

    Juguetes y mascotas

    Cine Clan92 min, 29 sec

  • La increible historia de la pera gigante

    La increible historia de la pera gigante

    Cine Clan70 min, 35 sec

  • Ploey: Nunca volarás solo

    Ploey: Nunca volarás solo

    Cine Clan78 min, 4 sec

  • Documental - Rita al escenario

    Documental - Rita al escenario

    Cine Clan14 min, 45 sec

Cine Clan - La increible historia de la pera gigante

Infantil

Edad Recomendada:

Dentro de una misma calificación moral, “Todos los Públicos” por ejemplo, puede haber contenidos diseñados para niños de 4 años y otros para niños de 8. De la misma manera que todos los niños van a un mismo colegio, pero no tienen que entender las mismas asignaturas.

Con esta calificación buscamos agrupar contenidos de audiencias afines.

Según estos criterios, los contenidos de las plataformas digitales del canal Clan se clasifican en:

  • Preescolar: Programas especialmente adecuados para niños de 0 a 3 años
  • Infantil: Programas especialmente adecuados para niños de 4 a 6 años
  • Junior: Programas especialmente adecuados para niños mayores de 7 años
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)

Sobre Cine Clan

Cine Clan

Cine Clan

¡Aventuras, comedia, acción y mucha diversión para toda la familia!

Disfruta de las mejores películas de cine familiar en la web y apps de Clan.

En Clan TV En la web y apps del canal.