Pueblo de Dios
Pueblo de Dios
Domingo a las 11.30 horas  

Presentado por: José Luis Martín Descalzo | Carmen Lázaro | Dirigido por:  | José Luis Martín Descalzo

El rastro de Dios, que el programa va siguiendo, le lleva a descubrir la infinidad de campos en los que la Iglesia está comprometida: pobreza, enfermedad, ancianidad, cultura, arte, vida contemplativa, minusvalías, juventud, campos de refugiados, niños de la calle, Sin Techo y Sin Tierra, mutilados de las minas antipersona, grandes catástrofes humanas, naturales o provocadas, etc.

Pretendemos hacer una comunicación que muestre el rostro de una Iglesia samaritana y provoque en la audiencia comunión, solidaridad y compromiso con los más desvalidos de nuestra sociedad y de nuestro mundo.

Nos aplicamos las palabras de Juan Pablo II: "Cada día, los medios de comunicación social llegan a nuestros ojos y a nuestro corazón, haciéndonos comprender las llamadas angustiosas y urgentes de millones de hermanos menos afortunados, perjudicados por algún desastre, natural o de origen humano; son hermanos nuestros que están hambrientos, heridos en su cuerpo o en su espíritu, enfermos, desposeidos, refugiados, marginados, desprovistos de toda ayuda; ellos levantan los brazos hacia nosotros, cristanos que queremos vivir el Evangelio y el grande y único testimonio del amor". (Juan Pablo II. Cuaresma de l986).

Contacto

Escriba al programa Pueblo de Dios: pueblodedios@rtve.es

5770753 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Pueblo de Dios - El granero de José - ver ahora
Transcripción completa

Cuando el hambre se hizo sentir en Egipto,

el pueblo pedía pan al faraón.

Entonces, el faraón dijo a todos los egipcios:

"Acudid a José y haced lo que os dice".

José, viendo que el hambre se había extendido

por todo el país, abrió los graneros.

Cáritas Castrense de España surge en 2014.

Está integrada por militares, Guardias Civiles y policías

con el objetivo de ayudar a los miembros de las Fuerzas Armadas

y los cuerpos de seguridad del Estado más necesitados

y a sus familias,

a los que también toca la pobreza, no solo material,

sino también de espíritu,

por situaciones de soledad o desarraigo.

Durante la pandemia puso en marcha un fondo de emergencia

llamado el granero de José,

que recoge alimentos y destina fondos económicos

para paliar con inmediatez las necesidades más básicas

generadas por la crisis del coronavirus, como la alimentación,

medicinas o suministros de agua y luz en viviendas.

Sin olvidar los programas de atención a personas mayores

o con discapacidad.

Este fondo de emergencia utiliza una imagen bíblica,

la de los graneros que llena José, el hijo de Jacob y de Raquel,

vendido como esclavo por sus hermanos,

en previsión de una época de hambruna en Egipto,

y que narra así el Génesis.

"Recogió José trigo como arena en el mar.

Hasta no poderse contar porque no tenía número".

Así se cumplieron los siete años de abundancia

que hubo en la tierra de Egipto y comenzaron a venir

los siete años del hambre como José había dicho.

Y hubo hambre en todos los países,

más en toda la tierra de Egipto había pan.

El granero de José se abre siempre para los pobres,

y se hizo para los pobres.

Eso lo que queremos en Cáritas Castrense,

que nunca le falte la ayuda

a nuestros familia castrense, necesitada que también hay.

Alguno cree que porque el militar tenga un sueldo ya aquí,

en las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad del Estado

no no hay necesidades.

Pues sí, mire usted si hay necesidades.

Esto ha hecho que cada día se tomen conciencia de que Cáritas

no solamente es una organización fría, una ONG,

sino ante todo, es un corazón que late,

es una puerta abierta, las 24 horas.

Es una casa donde cabe todo,

donde al pobre no se le pregunta si es cristiano o musulmán,

si es creyente o no.

El pobre es el pobre, es el necesitado,

es el hijo de Dios, que tiene que ser ayudado.

No se le pregunta si es militar o no, Cáritas Castrense nació

con una vocación universal de ayuda a todos los necesitados.

El Granero de José es una llamada a creyentes

y a los hombres y mujeres de buena voluntad.

Está abierto a los necesitados de la familia castrense

y a todos los que sufren, sobre todo, a los más vulnerables.

El granero de José no está hecho solamente

para los militares católico,

esta es la gran diócesis castrense, que ronda a 800.000 personas.

Son mucho porque hay que contar también.

Cómo no va a haber necesidades con la cantidad de personas civil

que trabaja en otras instituciones, como una necesidad,

porque puede haber un sueldo que entre en una casa,

pero si tiene que pagar una medicina de 2.000 euros, ¿de dónde sale?

O tiene que ir al médicos

que son costosos, tratamientos que son costosos.

Si son muchas las necesidades que hay.

Para ayudar a paliar estas carencias,

las Fuerzas Armadas cuentan con los capellanes castrenses

que acompañan a los militares

en estos tiempos de emergencia sanitaria.

El capellán castrense es un sacerdote destinado

a ejercer su ministerio entre los hombres y mujeres

de las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad.

El papa Francisco ha revalorizado su figura

y destaca su papel como puente de entendimiento

y concordia en los conflictos.

En la Iglesia Castrense de Santa María de la Dehesa de Madrid,

el sacerdote Benito Pérez Lopo atiende la parroquia

y los cuarteles que hay en la zona de la carretera de Extremadura.

Sus vecinos, la mayoría militares jubilados,

le ayudan en el trabajo de está Cáritas,

la más joven de nuestro país.

En total, son 24 Cáritas Castrenses, 13 en parroquias

y otras 11 en las bases y acuartelamientos

que se nutren de militares voluntarios.

El papel del capellán castrense lo definiría como una frase bíblica:

"El verbo se hizo carne y habitó entre nosotros.

El papel del capellán castrense como sacerdote

es estar en medio de todos los miembros de las fuerzas armadas

y los cuerpos de seguridad del Estado,

sirviendo a aquellos que sirven a España;

como sacerdotes, como capellanes, como religiosos,

dando una palabra de esperanza y de aliento.

Y sobretodo ser un compañero en el camino

de todos aquellos que en tierra en misiones de paz,

o en misiones internacionales,

están sirviendo a España en los distintos territorios y lugares.

Desde Cáritas Castrense de la Dehesa se ha ayudado a 122 personas,

las necesidades más urgentes para los vecinos de este barrio

se centran en alimentación, educación, vivienda y medicinas.

La inmensa mayoría de los recursos a la vivienda,

a los gastos que rodea el día a día y que ocasiona cualquier familia.

Una de las familias que se ha visto beneficiada

de las ayudas del granero de José,

es uno de los progenitores de la familia.

Se ha quedado sin trabajo

y tienen que hacer frente a toda una serie de recursos.

Ellos acudieron en su día el capellán castrense

y el capellán castrense se puso en contacto con Cáritas central

para que nosotros pudiésemos,

no solamente entrar en contacto con ellos,

sino también ver los recursos y la asignación

de cómo podíamos ayudarlo

y de qué manera podíamos solventar todas sus necesidades.

Los capellanes castrenses siguen activos

y acompañan a los miembros de las Fuerzas Armadas

en estos tiempos de emergencia sanitaria.

Los militares son unos profesionales que sirven a España

y necesita una atención personalizada en todos los ámbitos;

en el médico, el el psicológico y en el espiritual.

Para atender debidamente todas sus necesidades,

es necesario estar metido de lleno en el ejército,

conocer su estilo de vida, sus dificultades y vivir su propia vida.

La colonia de la dehesa del príncipe se construyó en los 80 del siglo XX,

y en sus casas habitan en su mayoría familias de militares.

Actualmente hay un porcentaje muy elevado de vecinos

que tienen cerca de 65 años,

y algunos padecen problemas de movilidad.

Para ayudar a sus vecinos, el médico militar ya jubilado,

Benjamín Martínez, puso en marcha el servicio de aparatos

de apoyo a la movilidad y de atención a los discapacitados.

En aquel momento,

la parroquia recogía aparatos como unos bastones,

sillas de ruedas, andadores

que por la circunstancia que fuera la persona que lo utilizaba,

ya no lo necesitaba

porque se había curado o por desgracia, pues había fallecido.

Eso le suponía a lo mejor en una casa un estorbo, un problema.

Se traían aquí.

Hubo bastante cantidad de personas que lo hacían así

y me encargaron a mí que si quería llevar esto

y esto lo voy llevando desde entonces.

Incluso en este momento de la pandemia,

es casi de lo que más ha funcionado,

porque contactan conmigo por teléfono y yo si puedo los acompaño,

les hago la Adoración y luego lo traen y lo dejan aquí y ya está.

Me acaba de llamar el secretario de la asociación Conde de Gazola,

que les sobraba un dinero, nos pide la cuenta corriente

para ingresarlo directamente para Cáritas.

Les he dicho es que lo donen directamente por la página.

Cáritas Castrense ha puesto el foco durante la pandemia

en la atención a las personas y familias

que acuden solicitando ayuda, no solo económica,

sino también acompañamiento y asistencia

a sus situaciones particulares.

El teniente general en situación de retiro, Rafael Barbudo,

dirige esta institución desde 2017.

Se siente orgulloso del trabajo que realizan los militares

en los puestos de mayor riesgo y fatiga.

Ha sido una posibilidad demostrar ante la sociedad

que son útiles también,

porque han estado en la operación Balmis en otra serie de operaciones

que han ayudado mucho en los lugares, como nosotros decimos,

de mayor riesgo y fatiga.

Así que estamos un poco orgullosos de poder servir a los demás.

Cáritas Castrense ha puesto en marcha un seguimiento telefónico

que realizan los voluntarios

para conocer la situación de personas mayores que están solas

o que padecen alguna discapacidad.

El teniente general destaca que esta crisis sanitaria y económica

ha mostrado la solidaridad del ser humano con el más vulnerable.

Hay muchos solidaridad en el mundo, que hay mucha buena voluntad

y mucha gente que quiere ayudar a los demás,

que hay mucha gente que no necesita tener un impulso religioso

porque la naturaleza humana, pues sí que hace posible

que salga en estos momentos de dureza

que salga esa voluntad de ayudar a los demás.

Esta institución, basada en el despliegue

de los capellanes castrenses en las distintas parroquias,

bases y unidades,

cuenta con voluntarios y técnicos sociales

que se encargan de evaluar la situación de las personas

que necesitan ayuda, acompañamiento y asesoramiento

en la búsqueda de empleo.

Mi labor se desarrolla en el proyecto de atención

a personas con discapacidad, que nace hace un par de años,

cuando se empiezan a detectar necesidades en este colectivo,

en el entorno castrense.

Empiezan a verse familias con personas con discapacidad,

con progenitores de avanzada edad,

que necesitan más apoyos para llevar una vida normalizada.

Y nosotros lanzamos este proyecto para dar respuesta a esta realidad

mediante acompañamientos individualizados, que son apoyos

para realizar las actividades de la vida diaria

mediante talleres grupales, salidas culturales,

también para fomentar esa autonomía

y las relaciones interpersonales de estos chicos

Nos encontramos situaciones muy complicadas

en las familias que están con muchas necesidades,

sobre todo ahora con toda la pandemia que estamos sufriendo.

Están muchas con un ERTE, otras que no encuentran trabajo,

que tienen muy difícil el acceso al mercado laboral,

con falta de habilidades sociales, laborales, formativas

y personas con cargas familiares,

madres solteras o familias desestructuradas.

Y entonces nosotros intentamos ayudar a que salgan adelante.

Tenemos el caso de Paco,

que también él estaba en una situación muy complicada,

que está luchando por encontrar un trabajo y por poder tener también,

ese objetivo de dedicarse a ser músico como profesión

y poder acceder al mercado laboral.

En 15 días me llamó un subteniente para que me pasase por Cáritas

que está en la calle San Nicolás y pregunta por una tal Cristina.

Es trabajadora social.

A partir de ahí, yo me presento

y empiezan a valorar mi situación y todo esto.

Y lo único que me dieron fue el ticket, que yo lo agradezco,

la tarjetita para el metro,

estaba buscando sitios para tocar, cosas que no me costará dinero.

Pero en ese momento de desesperación me llamó y me voy para Hungría,

porque yo no le tengo miedo a ningún país.

Entonces, yo iba creyendo un poco más en el Señor,

pidiendo la ayuda cuando yo nunca había perdido.

Pero era católico de cumplimiento, es decir, cumplo y miento.

Francisco formaba parte de la plantilla

de la banda de música militar del regimiento Soria 9 de Sevilla.

Era clarinetista.

Recibió una oferta de la escuela de música de su ciudad natal.

Y abandonó el ejército.

Tras dejar las Fuerzas Armadas, tuvo buenos años.

Le contratarán para conciertos, pero la crisis financiera de 2008

y la crisis sanitaria del coronavirus

le han dejado solo con su saxofón.

En la actualidad, Caritas Castrense le paga una habitación en Madrid.

Yo espero de aquí a poco tiempo que vayamos subiendo,

de que haya algunos concierto, algunas cositas,

que vayan cambiando el tema con relación al covid,

que es lo que nos tiene parado.

Porque si pudiéramos tocar en un restaurante de hotel, eventos,

ahora mismo no estaría yo aquí sentado

hablando de este testimonio, no.

Pero me ha tocado y soy uno de los miles que hay en España

y con mucho gusto, lo digo

y no me avergüenzo de la situación que estamos pasando.

Cristina y Elena reciben a diario a personas

que solicitan todo tipo de ayudas

y necesitan que alguien escuché las inquietudes

que sienten los militares jubilados ante el coronavirus.

Gracias a los voluntarios y a las Fuerzas Armadas de seguridad,

hemos podido atender las necesidades, yendo con alimentos a los domicilios

de las personas mayores, que son las más vulnerables.

Y a las familias con los niños también que nos han necesitado

para sentirse que estábamos con ellos.

Y luego también, sobre todo ahora la escucha.

Las personas tienen mucho miedo y lo que buscan es esperanza.

Y nosotros también desde Cáritas, con nuestra fe también les animamos

a que recen y a que sigan adelante luchando

para tener una vida mejor.

Alberto estuvo 17 años en el Ejército del Aire.

Abandonó las Fuerzas Armadas y ahora ha contactado con Cáritas Castrense

para buscar un empleo.

Me ha cambiado mi vida un montón y ahora mismo prefiero,

aunque tenga ese riesgo de que no tengo nada ahora mismo,

pues prefiero luchar por otras cosas y consigue con esfuerzo

otro ejemplo en un futuro que me puedan estabilidad.

Cada persona es un mundo y tiene una historia que contar.

Angelita es huérfana de militar.

Ha encontrado en Cáritas Castrense una familia que le escucha

y atiende sus necesidades.

Pues me han comprado un colchón,

me han ayudado a hacerme unas plantillas

y a todo lo que necesito,

me han dado mascarillas, me han dado hidrogeles.

El amor a España y el servicio a los demás,

que está en el ADN de los componentes de las Fuerzas Armadas,

se visualizó con nitidez cuando en marzo de 2020,

la pandemia se dispara en todo el país,

y el Ministerio de Defensa decide sacar efectivos a la calle

para intentar luchar contra la propagación del virus.

La operación se bautiza como Balmis, en honor al médico militar español

que llevó la vacuna de la viruela a América y Filipinas.

El Ejército tuvo como prioridad en su actuación

en la lucha contra el coronavirus,

la ayuda a los ancianos

por ser uno de los sectores de población más vulnerables

en esta crisis sanitaria.

Y más después de que los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias

se encontrarán en algunas residencias

a ancianos fallecidos en sus camas, conviviendo con otros mayores sanos.

A medida que la Covid 19 se extendía de manera trágica,

se ampliaba también el número de militares en las calles españolas.

Participaron 178.000 soldados

y realizaron cerca de 20.000 intervenciones,

de las que casi 5.270 fueron en residencias de ancianos

y 3.300 en hospitales y centros de salud.

Una de las zonas desinfectadas fue el centro comercial de la Dehesa

que está enfrente de la Iglesia Castrense de Santa María,

que atiende el pater Benito.

La pandemia del COVID 19 se mantiene con una elevada incidencia,

superando en algunas comunidades las cifras alcanzadas

durante la primera ola de contagios.

Ante esta situación, el ejército de tierra,

a quien le han encargado el mando de la misión Baluarte,

segunda fase de la operación Balmis,

en la que en 1.700 militares se han reconvertido

en rastreadores del coronavirus.

Lola González y Yolanda Merino son dos de los 1.500 efectivos

que la Guardia Real tiene en el Cuartel del Rey

en el Pardo, Madrid.

Lola y Yolanda son cabo primero y soldado respectivamente

y voluntarias de Cáritas Castrense.

Hay familia que tienen problema, pues ya sea con familiares,

con anciano, con hijo que necesitan, pues por ponerte un ejemplo,

una silla adaptada para un niño, pues por supuestísimo.

Para eso estamos nosotros, para colaborar

e intentar buscar esa ayuda para esta persona.

Desde las centrales de Cáritas Castrense

pusieron una iniciativa por parte de las Caritas diocesanas castrense

en cada sitio en donde están a lo largo de territorio español,

con apoyo logístico, recogidas de alimentación...

Cualquier apoyo en cuanto al proyecto de mayores,

contactando con aquellos que son usuarios y dándole ánimo,

puesto que la pandemia se ha cebado en ese colectivo, en los mayores.

A escasos metros de la sede de Cáritas Castrense

se encuentra la iglesia del Sacramento.

Hoy conocida como Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas.

Fue el templo del antiguo monasterio de las monjas bernardas,

fundado en 1.615 por Cristóbal de Sandoval y Rojas,

duque de Uceda y primer ministro de Felipe III

Declarada en 1982 Monumento artístico nacional,

está considerada como uno de los mejores ejemplos

del barroco religioso madrileño.

Artísticamente es un templo donde prácticamente todos los las imágenes

y los retablos son del siglo XVIII.

Y cabría destacar, sobre todo el cuadro del fondo,

que es la adoración de la Sagrada eucaristía

por San Benito y San Bernardo.

Es de un discípulo de Goya.

Y también hay algunas imágenes de ellas

que son, quizás, de las mejores de Madrid,

como es la de San Antonio de Padua.

Y otra imagen que hay que es la Piedad.

La Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas ha sido enriquecida

y restaurada en diferentes aspectos.

En uno de ellos son los medallones que hay a la entrada.

Esos medallones son de los papas que han vestido el uniforme militar;

San Juan XIII y San Juan Pablo II.

Desde hace unos años, la imagen del Cristo de los Alabarderos

se guarda en esta en esta catedral.

Procesiona el Martes Santo,

sale desde aquí hasta el Palacio Real de una forma sencilla

en una procesión breve.

Y luego la procesión solemne es el Viernes Santo.

En 2020, la pandemia impidió los desfiles de Semana Santa.

Y el Santísimo Cristo de la fe,

conocido popularmente como Cristo de los Alabarderos,

no procesionó por las calles de Madrid el Viernes Santo.

Como hizo Jesús con los panes y los peces,

Dios multiplica lo poco que pongamos en sus manos.

Una generosidad que depende de nuestra cercanía y solidaridad

con quienes han entregado todo por la caridad

al servicio de los necesitados.

Cáritas Castrense vive esta crisis sanitaria

como una experiencia de fe.

Y junto a la Iglesia católica y los capellanes militares

se han convertido en los constructores de la paz

y puentes de esperanza en tiempos de pandemia.

Pueblo de Dios - El granero de José

25:42 24 ene 2021

Durante la pandemia Cáritas Castrense ha creado un fondo de emergencia llamado "El granero de José" que recoge alimentos y destina fondos económicos para paliar con inmediatez las necesidades más básicas generadas por la crisis del coronavirus como la alimentación, medicinas, o suministros de agua y luz en viviendas, sin olvidar los programas de atención a personas mayores o con discapacidad.

Durante la pandemia Cáritas Castrense ha creado un fondo de emergencia llamado "El granero de José" que recoge alimentos y destina fondos económicos para paliar con inmediatez las necesidades más básicas generadas por la crisis del coronavirus como la alimentación, medicinas, o suministros de agua y luz en viviendas, sin olvidar los programas de atención a personas mayores o con discapacidad.

ver más sobre "Pueblo de Dios - El granero de José" ver menos sobre "Pueblo de Dios - El granero de José"

Los últimos 586 documentales de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Hermanos sin refugio fijo

    Hermanos sin refugio fijo

    25:32 pasado domingo

    25:32 pasado domingo En Siria y Líbano viven miles de refugiados en unas condiciones muy precarias. Los Hermanos Maristas, junto a voluntarios de otros países, han puesto en marcha el proyecto Fratelli que escolariza a niños y ayuda a los refugiados en sus necesidades más básicas.

  • Manos de salud y justicia

    Manos de salud y justicia

    26:58 02 may 2021

    26:58 02 may 2021 Esta semana recordamos con Manos Unidas algunos de los proyectos socio sanitarios y de derechos fundamentales iniciados en Guatemala, con la salud y la mujer como protagonistas indiscutibles

  • Chile, tierra de misión

    Chile, tierra de misión

    25:02 25 abr 2021

    25:02 25 abr 2021 La Obra para la Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana (OCSHA) lleva 70 años enviando sacerdotes españoles a Hispanoamérica. Hacemos un repaso del trabajo de los misioneros que han respondido a la llamada evangelizadora en Chile.

  • 27:49 18 abr 2021 Cáritas Diocesana de Córdoba trabaja contra la cultura del olvidado, del descartado. Una labor para unir puentes que viajen desde la exclusión a la inclusión, del abandono al encuentro.

  • 27:26 11 abr 2021 De la unidad pastoral de Aguilar de Campoo, en Palencia, dependen 33 pueblos casi desérticos donde en sus iglesias románicas, los domingos los laicos, en su mayoría mujeres, presiden las celebraciones de la palabra cuando no disponen de sacerdotes para la misa.

  • 25:11 28 mar 2021 El colegio Marista de Byblos fue el primero de ellos en Líbano. Hoy tiene dos mil alumnos, cristianos y musulmanes, que entre otras cosas aprenden cuatro idiomas: árabe, francés, inglés y español.

  • 25:41 21 mar 2021 Misevi es una ong de desarrollo orientada hacia la promoción humana y espiritual de las personas, la lucha contra la pobreza y el compromiso con los contextos de exclusión social que se producen en los países donde la asociación está presente.

  • 29:35 14 mar 2021 Las Comisarías de Tierra Santa llevan 600 años custodiando y difundiendo el amor por los Santos Lugares. Te contamos qué son y qué hacen en tiempos de pandemia, a la espera de retomar las peregrinaciones presenciales, desde Madrid y Jerusalén.

  • 27:18 07 mar 2021 Hacemos un recorrido por la atención socio sanitaria en Camerún, Liberia y Sierra Leona gracias al testimonio y ayuda de varias órdenes religiosas.

  • Caridad entre las piedras

    Caridad entre las piedras

    25:43 28 feb 2021

    25:43 28 feb 2021 La pandemia ha provocado que cada día haya más personas que busquen ayuda en los programas que Cáritas Diocesana de Zamora destina a la formación y el acompañamiento. De los más vulnerables se ocupa el nuevo hogar de acogida Casa Betania. Zamora es la ciudad de Europa que conserva el mayor número de iglesias románicas

  • 25:56 21 feb 2021 Desde hace 10 años, las Misioneras Catequistas de los Sagrados Corazones de Jesús y María, atienden y coordinan el centro de Cáritas Diocesana en la sierra norte madrileña. En el Arciprestazgo de Buitrago-Lozoya se integran 39 pueblos de la Comunidad de Madrid.

  • Progreso con derechos

    Progreso con derechos

    26:04 14 feb 2021

    26:04 14 feb 2021 Coincidiendo con la Jornada de Manos Unidas, repasamos algunos de los progresos alcanzados en El Salvador gracias a la ayuda de la ONG de desarrollo de la Iglesia Católica y de voluntarios. Un repaso por la defensa activa de los derechos más fundamentales entre la población indígena campesina del país centroamericano.

  • Patrimonio interior

    Patrimonio interior

    24:35 07 feb 2021

    24:35 07 feb 2021 Con más de 850 años de historia, la catedral de Sigüenza se ha convertido en un emblema para toda la comarca de la serranía alcarreña. En Mondoñedo (Lugo), cualquier excusa es buena para recorrer su bella catedral donde confluyen y se funden románico, gótico y barroco.

  • El granero de José

    El granero de José

    25:42 24 ene 2021

    25:42 24 ene 2021 Durante la pandemia Cáritas Castrense ha creado un fondo de emergencia llamado "El granero de José" que recoge alimentos y destina fondos económicos para paliar con inmediatez las necesidades más básicas generadas por la crisis del coronavirus como la alimentación, medicinas, o suministros de agua y luz en viviendas, sin olvidar los programas de atención a personas mayores o con discapacidad.

  • 24:33 17 ene 2021 El programa de esta semana se acerca al trabajo de los misioneros en la Amazonía. Desde la chiquitanía boliviana hasta el norte de Ecuador en plena selva amazónica para finalizar en Santa Martín de Pangoa, en la selva central peruana.

  • 28:42 10 ene 2021 La Fundación la Merced Migraciones lleva más de tres décadas rescatando a los nuevos excluidos de este mundo para que se integren y se sientan en España como en casa.

  • Pozo de salud

    Pozo de salud

    25:13 03 ene 2021

    25:13 03 ene 2021 La escasez de agua potable en África es el hilo conductor de este capítulo de Pueblo de Dios que recorre varias de las misiones visitadas en el Chad, Costa de Marfil y Sierra Leona.

  • Samaritanos todos

    Samaritanos todos

    22:58 27 dic 2020

    22:58 27 dic 2020 Hacemos un repaso por los nuevos samaritanos de siempre a la luz de la nueva encíclica del papa Francisco, Fratelli tutti. Palabras y gestos concretos para no pasar de largo ante el sufrimiento de los hermanos que lo pasan peor en esta primera Navidad Covid.

  • Entre cantos y dulces

    Entre cantos y dulces

    24:20 20 dic 2020

    24:20 20 dic 2020 En los conventos de monjas de clausura de Medina del Campo y en el monasterio de monjes del Císter de Santa María de Huerta, se compagina la vida en comunidad con el desarrollo de oficios artesanos.

  • Humanas hospitalarias

    Humanas hospitalarias

    25:33 13 dic 2020

    25:33 13 dic 2020 Con una experiencia que se remonta 140 años atrás y con presencia en 25 países, la congregación de hermanas hospitalarias acompaña con amor y entrega al necesitado. Visitamos la casa madre de la orden en Ciempozuelos y descubrimos la clínica San Miguel, un centro integrado en la red de salud mental de la comunidad de Madrid, que cuenta con unidades de hospitalización, consultas externas, tratamiento y rehabilitación, y una residencia temporal para 40 personas.

Mostrando 1 de 30 Ver más