Dirigido por: Ana María Peláez

Serie de documentales sobre los personajes más destacados de la cultura española del siglo XX cada semana en La 2 y en RTVE.es. Dirigido por Ana María Peláez

3869966 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Imprescindibles - "Antonio el forgesporáneo", retrato en viñetas de Antonio Fraguas, 'Forges' - ver ahora
Transcripción completa

"Nadie podrá destruirnos",

dice la madre de aquella nómada familia.

"Nadie puede acabar con nosotros porque nosotros

somos la gente.

La gente común, la de todos los días.

Simplemente, gente. Simplemente, seres humanos.

Ellos podrían ser nuestro invitado de esta tarde.

Lo cual podría contradecirse con el hecho

de que nuestro invitado en carne y hueso

no es anónimo, sino todo lo contrario.

Su nombre de guerra, solo seis letras,

ha de resultar más que familiar para todos ustedes.

-Se llama Antonio Fraguas, Forges.

Antonio Fraguas.

Eres el amo de la viñeta.

Antonio Fraguas.

Son filigranas tu pincel y rotulador.

Antonio Fraguas.

Como toreas a cuerpo limpio los cuernos del mal humor.

Antonio Fraguas.

Antonio Fraguas.

Toreador.

Hay una generación española no perdida,

sino encontrada,

identificada a sí misma en un espacio llamado Forges.

-Y ese sentido del humor por el humor

de surrealismo

lo mantiene Antonio desde el principio.

Y ahí está.

Sigue siendo el humor de Forges, inconfundible.

Antonio Fraguas, el Forges.

Rey de la raza calé.

Musa de Jorge Luis Borges

y de Prosper Merimée.

Él nunca ha sido enfermera.

Forges nunca ha sido vendedor de helados.

Nunca ha sido invidente.

Pero hace chistes sobre enfermeras, invidentes o vendedores de helados

y la enfermera, el invidente y el heladero dicen: "soy yo".

-Cuelgas la viñeta en la oficina.

Si eres funcionario y habla de funcionarios,

pero si esto es así.

La implicación es mayor.

Un dibujante torero,

lleno de coña y valor.

Asombro del mundo entero.

Pepe-Hillo del humor.

Este país habla como hablan sus personajes.

-Trabajar con Antonio es divertido.

No sé qué fuma por las mañanas. Le he dicho que me pase un poco.

Siempre ha sido divertido.

-Yo lo catalogo como tierno, sensible y feminista.

Antonio Fraguas.

Antonio Fraguas.

Toreador.

¿Y ahora qué hago yo? Tenía que estar el taxi.

He pedido un taxi. Sí, buenos días.

¿Cómo, que todos los taxistas de la flota hoy

tienen clase de expresión corporal a las 10?

Pues nada, muchas gracias.

¿Y ahora qué hago yo? Cuidado.

Ya sé, control mental.

Uno, dos y tres.

Maravilloso.

Esto del control mental es magnífico.

Es caro, pero es maravilloso.

Buenos días.

Vamos a Alcalá de Henares.

Esto del coche es una cosa rara en mí.

Suelo ir andando a casi todas las partes de la nación.

¿Y ahora qué pasa?

¡Anda!

Las majoretes.

Claro, ya está.

Es que hay uno que ha pagado la hipoteca en el banco.

Hasta que pase, voy a tomar unas notas.

Hay una conferencia en Uzbekistán

que tengo que dar para hablar sobre la bondad

del humorista.

En realidad, las viejas teorías

freudianas o pseudo freudianas

según las cuales los humoristas son buenas personas

yo no sé lo que es eso.

No lo entiendo bien.

Es cierto que el humorista tiene un gran amor, entre comillas,

por la gente, porque dedica su vida a conseguir que piense,

a conseguir que sonría.

Y, sobre todo, a conseguir que se evada

de algunas duras realidades que acechan al ser humano.

¿Por qué te llamas Forges?

Me puse este seudónimo porque era funcionario del Estado.

Yo trabajaba en TVE, de técnico.

En aquellas épocas, era problemático

hacer una cierta, aunque velada,

inexistente casi, crítica de las estructuras

y firmar con tu apellido.

Mi padre es gallego, mi madre es catalana.

Mi mujer es cordobesa.

Mi familia materna ancestral es soriana.

Se sometió a debate, rudo debate,

qué seudónimo me ponía.

Ganó la parte catalana.

Y me puse Forges, que es la traducción

al catalán de fraguas.

Forges estudió en Madrid, en los Sagrados Corazones

y en el Ramiro de Maeztu.

En el año 1951, fue, nada más y nada menos,

que campeón nacional de redacción.

Le regalaron las obras completas de Guillermo.

Eso influyó decisivamente

en su vocación de humorista.

Está prácticamente igual.

Prácticamente igual.

Hace la bonita cifra de 64 años.

Y fue una época, como toda infancia, inolvidable.

¿En clase eras el típico empollón o el típico pelota?

Como no estudiábamos los de la última fila,

porque tardaban mucho en preguntarte,

lo que hacíamos era coger los abrigos de las perchas

y nos los poníamos por delante y el profesor

no nos veía porque estábamos tras los abrigos.

Jugábamos a los barcos hablando por las mangas.

Doña Carmen y don Santiago

eran los directores de este parvulario.

Eran marido y mujer.

Esta que estoy pintando...

La señorita Alcántara nos llamaba mucho la atención

porque llevaba en el cuello una cinta negra con un camafeo.

Una vez, a los seis años, totalmente enamorado

de la señorita que nos llevaba en la ruta

para dejarnos en casa,

le hice un dibujo que era prácticamente este.

Y yo llegué todo emocionado.

Debía tener 15 años, poquísimos.

Con un pelo negro, guapísima. Unas pestañas enormes.

Me acerqué y le dije:

"Señorita, tenga".

Cogió el dibujo y dijo: "Vale, vale, pasa".

Nunca jamás.

Si lo estás viendo, era yo aquel niño pequeñito.

¡"Pasmao" me dejas!

800 000 puestos de recreo

no podemos ponerlos hasta que se den cuenta

de que el problema no son los parados.

Mi padre me dijo cuando yo era pequeño,

cuando me iba a dedicar a esto, le dije: "quiero dibujar chistes".

Me dijo: "Allá tú, pero tienes que ser original".

"¿Y cómo se es original?".

"Se tiene que ver un dibujo tuyo a 15 metros".

Y siguió leyendo.

A partir de ahí, durante un tiempo,

me pasé... a 15 metros.

¿Se ve el dibujo?

No. Vale.

Hasta que llegó un día y dijo: "Sí".

¿Cómo era tu hermano?

-Antonio era una persona excesivamente sensible.

Y, a la vez, excesivamente inteligente.

Eran dos virtudes

de las cuales había tenido buenas referencias en casa.

Mi padre era muy inteligente.

Y mi madre, muy sensible.

Mi hermano cogió estos dos componentes

unidos a una gran tenacidad.

Lo mezcló con un cierto autodidactismo

y con una componente

que ha sido una constante en toda su obra.

-Vosotros sois nueve hermanos. -Sí.

Entonces,

de todo este conjunto,

el sacó un factor permanente en toda su obra.

Un enorme odio al conflicto.

Eso ha originado un humor tierno, poco conflictivo.

Una capacidad grande para formular el sentido común.

El estado de ánimo de muchos españoles.

-¿Era divertido de pequeño?

-Bueno, es complicado.

Antonio paraba bastante poco en casa.

No deseaba estudiar.

Y le veíamos realmente poco.

El término no es divertido, era ingenioso.

Era un hombre profundamente ingenioso.

Yo recuerdo unas enormes radios galenas que olían muy mal.

Que no se oían nada.

Claxon

Móvil

Un momento. Perdón.

¿Sí, hola?

No le entiendo nada.

Está llorando.

Claro.

El psicoanalista de Woody Allen.

Todos acabamos teniendo una doble personalidad.

Lo que queríamos ser y lo que somos.

Y cuando se es mayor, también se puede

sintetizar en lo que éramos y lo que somos.

Yo sigo teniendo 11 años.

Así de claro.

Me veo igual que cuando tenía 11 años.

Toda la síntesis del humor...

Tengo un teléfono con tos de llamada.

¿Dígame?

No, estaba hablando con una cosa de televisión.

De acuerdo.

¿Cómo que no? Eran 11 años.

Eran 11 años, claro que sí.

Vale, no te enfades.

Vale. Era yo.

Me he llamado desde hace 40 años.

Forges ha trabajado

en TVE, es personal en excedencia.

Sí.

Era mezclador de imagen, me parece.

Sí, realmente,

en el Paseo de La Habana, hacíamos de todo.

Hubo una especialización

y pasé a mezclador de imagen.

Cuando me fui de TVE, ya era coordinador de estudio.

Era el día de San José del año 1962.

Había un puente muy largo, yo había trabajado en TVE.

Llevaba cinco años trabajando.

Y dije: "voy a pintar chistes". Pero así.

Mi primer chiste era:

Quise hacer 19.

20 quise hacer.

Pero hice bastantes más. Luego, los rompí casi todos.

Algunos de ellos porque eran muy malos.

"Como no sea aquí, estamos aviados".

Fijaos qué chorrada más increíble.

Aquí, en este libro,

en este tomo encuadernado, están los primeros originales

que dibujé en aquel puente

del año 63 al que me refería antes.

Y es muy curioso porque, por ejemplo,

este es el dibujo de los paracaidistas

al que hacía referencia.

Una diferencia entre los primeros de ese día

y los últimos de ese día.

Y era, simplemente, por el uso

de una pluma gorda.

Y esta es bastante más fina.

Mira, otro de la primerísima época.

Otro, otro, todos.

Aquí, por ejemplo,

está el primer dibujo

publicado, que fue en "Pueblo",

el 13 de abril del 64.

Llega el momento de publicar y me encuentro

con que empiezo a publicar

con cierta regularidad en algunos lugares.

Aquí ya empieza a funcionar el "fumetti"

de una manera distinta.

Entonces, seguimos, seguimos.

Estos ya son de "La codorniz".

Posteriormente,

empiezo a desarrollar una teoría

propia y personal tanto del "fumetti"

como arma gráfica

como del contenido en textos.

En fin.

Cuando se tiene una vocación

por la que te pagan

y que te lo pasas de miedo con ella,

esto no es nada.

Pienso, a veces,

que yo debo andar por los 80 000 dibujos publicados.

Para mí, mi vida ha sido una vida anchísima.

Claxon

Perdón, un segundo.

Me llaman.

Sí, hola.

Ah, hola, ¿qué tal?

Sí, un momentito.

Es la radio de Cadalso de los vidrios que me hace una pregunta.

Hay que esperar unos segundos.

Para mí, el compromiso

es algo inherente a toda labor creativa.

Hay diferentes compromisos.

Puede haberlos con la sociedad en general

cumpliendo tu obligación de que la gente piense y sonría.

Tienes otro compromiso, que es poner en relevancia

cosas que están ahí

pero que se tapan por el aluvión de noticias.

Y tienes un tercer compromiso,

que es que tu abuela, si viviera, entendiera el dibujo.

Forges es más irónico que satírico.

Y, a pesar de ello, está muy comprometido.

Sus viñetas tienen compromiso.

-Pero él lo disfrazaba todo

con eso que siempre me ha parecido prodigioso.

Su capacidad para la sonrisa aparentemente inocente.

Pero detrás había mucha crítica política.

Había mucha crítica social y humana.

-Hacer la revolución desde la concordia, desde la tranquilidad,

desde el sosiego y desde la corrección política casi,

mucha gente le critica eso,

es un mérito impresionante.

Muy bien, de acuerdo.

Muchas gracias.

Y recuerdos a los cadalseños y a la peña Muñana.

Vale.

Es un truco que está muy bien, porque hay que saber

alguna cosa de los sitios donde te llaman.

Cuando te entrevistan, siempre es bueno.

Si vas a San Sebastián, saberse

la alineación de la Real Sociedad

del año 1956.

En cuanto puedes, la metes y la gente se identifica.

Aquí, en la isla, mira, Manolo.

En este islote, estamos solos.

Aisladitos estamos, Manolo.

Y estamos solos.

¿Quién nos iba a decir a nosotros,

con lo bien que nos iba, que nos encontraríamos en esta situación?

Naufragosa situación.

¿Cuántos años llevamos ya

tú, sobre todo, que eres un maestro, en este oficio del humor?

Muchísimos años.

Casi 50 "years", que dicen los ingleses.

Te han dado la medalla del trabajo.

Sí, y tiene mucha gracia, porque sé quién la propuso.

Yo no lo sé.

¿Cómo fue tu llegada a "Informaciones"?

Fue prodigioso que encontraras un medio como aquel.

En aquel momento, había un follón.

"Pueblo" se reestructuró y parte de los periodistas

se trasladaron a "Informaciones".

En ese grupo de personas,

iba Jesús Hermida.

Me dijo: "vente para allá".

Y él me da unos dibujos, yo miro los dibujos.

No recuerdo qué dibujos eran.

Sé que eran de una época principiante.

No eran los que luego desarrolló.

Pero tenía una gracia especial.

Y no digo gracia de risa, sino gracia

lleno eres.

Tengo aquí uno de los dibujitos tuyos iniciales.

A ver si se ve.

Lo ponemos aquí.

Le da menos brillo.

Le tengo mucho cariño.

Es el primero en el que aparece...

Yo dibujaba señores sin gafas, el señor este.

Pero la señora tiene gafas.

Mucha gente me pregunta por eso.

Llegó Jesús de la Serna, que venía de "Pueblo".

El primer día que me vio...

Y yo le pedí simplemente:

"Como esta es una cosa diaria,

no todo el dibujo que llega al día

será publicado necesariamente".

"¿Por qué no me mandas

cuatro o cinco de esos que valen,

que tienen una actualidad relativa,

y que pueden ser publicados en cualquier momento

sin que se pierda la característica del periódico?".

"Encantado".

"Te mando cuatro o cinco".

Al día siguiente, recibí 25.

Estaba hecho.

Y me dijo: "vas a hacer el chiste editorial a partir de mañana".

Y yo dije: "Virgen santa".

Y él me dijo: "Se dice "gen santa".

No, dijo: "Muchas gracias".

"¿Alguna instrucción?".

"Jamás hagas demagogia".

Comprendo que tener que hacer todos los días una viñeta

cuando careces de elementos que te llamen la atención

tocas el resorte de la demagogia y ya has sacado el chiste.

Pues no.

A mí me contó cómo le impresionaste.

Me dijo: "Vino un día un chico

con unos dibujos".

"Y vi que tenían, aparte de mucha gracia,

no se parecían a nada de lo que se publicaba".

"Tenía un lenguaje propio".

-Su dibujo era muy original y muy distinto.

Él dice que no sabe dibujar.

Que por eso sus personajes llevan gafas.

Porque no sabe pintar ojos. Los pinta de maravilla.

Y por la frescura joven que traía.

Era un hombre, y lo sigue siendo,

en el tiempo, en el momento que está viviendo.

En aquella época, si te acuerdas,

los dibujantes de humor gráfico siempre ponían el texto debajo.

Podía ir en imprenta o escrito a mano.

¿Qué ocurre?

Yo lo que intenté pensar hábilmente

es que ese dibujo que lleva el texto debajo

tardar más a la hora de poderse poner.

Voy a integrar dentro

el bocadillo como si fuera un cómic.

Permite que el humorista, el dibujante de prensa

tenga el control del contenido de la viñeta.

En una revista en la que le publican un dibujo,

si se le puede cambiar el pie, se le pude cambiar el mensaje.

Si el contenido está escrito dentro de la viñeta,

no se le puede cambiar.

Toda una generación de dibujantes empiezan a incluir

el mensaje en el dibujo.

Pero tu dibujo y el bocadillo tiene un gran hallazgo.

La grafía del bocadillo es la misma que la de los personajes.

Tú trajiste un trazo distinto de los humoristas que había.

Trazo grueso, letras gruesas y bocadillo grueso ondulando.

-Una gran parte de la imagen de la viñeta de Forges

la ocupa el texto.

No como contenido, que también,

sino el texto formando parte del grafismo de la viñeta.

¿Qué era "Hermano lobo"?

Es una idea de Chumy Chúmez.

Es el que crea el grupo que da a luz "Hermano lobo".

Es curioso porque hay cosas en "Hermano lobo"

que ahora no se entienden.

Hay chistes que no sé de qué iban.

En los chistes de la transición,

hay una censura que atenaza

toda la prensa, todo el país.

Hay cosas que no se pueden decir.

Los humoristas inventan una forma para decir,

insinuar o proponer cosas que es imposible decirlas.

Forges es un maestro de la elipsis.

A través de una sugerencia, consigue que el lector

interprete mucho más allá de lo que dice el mensaje.

Después, no sé qué pasa.

Hay una ruptura, una parte os pasáis a "Por favor".

A naufragar las dos revistas.

Hice un recorrido a través de "Diario 16"

y de "El Mundo".

Y volví a "El País".

Recuerdo que tuvo una cierta...

Juan Luis Cebrián, cuando llegué a "El País", me dijo:

"ya está aquí nuestro enviado especial".

¿Qué pasó, que tú enseguida, con Peric en Cataluña,

era el equivalente, conseguíais vender de vuestros libros

200 000 ejemplares.

Una "pastizara", que diría Forges.

-Así se ha producido el "boom" del humor en España.

Como si fuera una desenfadada primavera,

han aparecido títulos de libros y publicaciones

dedicados al chiste, la caricatura y la crítica bienhumorada.

Con palabras y sin palabras, los Peric, Máximo,

Acevedo, Carandell, Chumy Chúmez,

Mingote, Forges, Sumers, por citar algunos,

han batido récords de venta con más de 100 000 ejemplares.

Se han puesto a la cabeza de todos los éxitos editoriales.

Hiciste una colección llamada "Los Forrenta años".

Yo la tengo.

Había Forges uno, Forges dos, Forges tres, Forges cuatro.

¿Hasta dónde llegó?

En estos momentos,

hay 180 libros

entre míos e ilustrados

que llevan la firma de Forges.

Forges tiene buenas noticias que contarnos

aparte de la diaria buena noticia

de hacernos sonreír cuando medio mundo llora.

-¿De qué trata el libro?

Puedo prometer y prometo

que pienso sacar, si hay consenso,

unos comentarios festivos y dentro de un orden

sobre la Constitución.

Que la gente se entere de lo que es.

Supongo que esta información

se hará en plan ladrillo.

Quiero que la gente se entere de qué va a votar

en el referéndum de una manera amena.

Bajo su rotulador,

la Constitución es una mujer feliz, entrada en carnes.

Solo dos notas de color, rojo y amarillo,

para lo que él considera que es lo más importante que hemos hecho.

Aquí tenemos a la "Consti".

Es algo que está ahí siempre.

Es inaprensible.

Invisible.

Pero es el aire que respira la libertad.

¡Hop!

Hoy sale un nuevo "Forgento".

Se titula "Historia de aquí".

¿Esto de qué va?

¿En serio, en broma?

¿Es verdad, no es verdad?

Yo siempre he estado muy preocupado

por lo que simboliza España y por lo que somos

esta suma de pueblos que somos conocidos como los españoles.

Cuando me enseñaban la historia de España,

había muchas lagunas que eran supeditadas

o suplidas con batallitas

que yo no me las creía.

Uno preguntaba: "¿es verdad que Fernando el Católico se casó

después de morir Isabel?".

Te ponían de cara a la pared.

Yo he investigado muy bien la historia de España.

Y la he escrito lo más serio que he podido.

Pero con una apoyatura amena.

Y con dibujos relacionados con cada momento.

¿Cómo puede un dibujante de humor enfrentarse con algo tan solemne?

Requiere un trabajo fuerte.

Sobre todo, para una historia tan variopinta.

Tengo la suerte de haber tenido un equipo de documentación

maravilloso, que es mi mujer, que se ha encargado

de recopilar los datos históricos.

Y he tenido colaboradores que me han ayudado mucho.

Y después de siete años de duro trabajo,

hemos dado a luz a esta ingente masa horrorosa de cómic,

que es la historia de España.

Surgió la idea.

Entonces, yo ya coloreaba.

Para hacer los colores de toda una obra.

Yo no sabía de qué se trataba.

Y así empezó.

El primero que hicimos

fue la Constitución.

La Historia de aquí, los Gordiales.

Era un equipo muy grande.

Mucha gente.

Había historiadores, gente que tenía que montar.

Un chico que pasaba a tinta los dibujos de Forges.

Y yo cerraba la página dándole el color.

Fueron muchos años de trabajo.

El fusilamiento del 2 de mayo

me venía una página en blanco y una nariz.

Y decía: aquí va el fusilamiento del 2 de mayo.

A partir de la nariz, yo dibujaba todo el cuadro.

Sí, hombre,

después de más de 30 años, voy a hacer una cosa con él.

Antonio siguió su camino y yo, el mío.

Me preguntaba qué podía hacer con Antonio.

Me vino la idea de cómo dibujaría Forges un Drácula.

Aquello me entusiasmó.

Un Drácula, un Hombre lobo, una Momia.

Y aquello me gustó.

¿Cuántos sois en tu estudio?

¿Cuántos Forges hay?

A veces, me dicen: "Forges tiene negro".

No le he visto nunca con el negro, siempre le veo con la Pilar.

Es verdad. La Pilar es su señora.

Es muy difícil entender que una profesión,

para llevarla a cabo, si es intelectual,

no es un por aquí pasó María.

Son horas y horas al pie del cañón.

No hay días que no pase de 12 horas

estando al loro.

Empiezo a las 8 de la mañana a conectarme

hasta las 10 de la noche.

Pero ¿de tablero? Dibujando...

De tablero, tres horas todos los días.

Eres rápido.

En el Oeste... No había manera.

Para empezar a trabajar, lo primero que hago es llegar al estudio,

me siento en la mesa

dispuesto a pasar ocho horas currando.

Y lo que es fundamental

es informarse de lo que está pasando en la sociedad

por medio de la radio o del periódico.

Utilizo para dibujar plumas normales y corrientes,

que se cargan con tinta china.

Yo pinto sin lápiz ni nada

sobre estos papeles blancos.

Tengo un dibujo.

Se coge y se hace una fotocopia grande.

Esta es la fotocopia en gordo. Es así.

Y vamos a mandar el fax urgentemente.

Lo pongo en el escáner.

Este trapo sucio es para limpiar las plumas.

Un diccionario de 21 idiomas para los tacos.

A veces, es mejor ponerlos en idiomas extraños.

La radio es mi compañera de fatigas.

Es de la que me nutro.

Es un pasaporte que tengo desde el 23-F

por si hay que salir corriendo.

Asistimos al rodaje de una película.

Una película dirigida por el humorista Antonio Fraguas, Forges.

Ya saben ustedes, Forges, ese de los monos.

-¿Le han apretado mucho? -¿Qué?

-Me ha dicho papá que le han apretado.

-Yo no canto aunque me atornillen.

-¡Por favor, que no podemos rodar!

-No hay quien trabaje así.

La película que estamos haciendo es una película

que estamos trabajando entre todos.

Hay un director que coordina la totalidad de las paridas.

Pero es una labor de equipo.

Y tenemos, para acabar, a María Luisa San José.

¿Yo? -Gracias, abuelito.

Es una de nuestras más aguerridas "macicen girls" españolas.

Aquí sale absolutamente natural.

Dinos algo.

Saludo a mi papá y a mi mamá.

No, estoy muy contenta.

A nivel interpretativo, es el papel más bonito que he hecho.

¡Cielos, el gustador venganciero!

¡Preparada la jirafa!

-¿Está encendido todo? Gracias.

Quiero un plano boliviano por los hombros.

Con un 40. -Si es que no...

-Como el plano de la enfermera en "Mash".

-Me ha tocado doblar turno y me han dado los informativos.

-¿Cómo te lo diría?

-Si es que... -Cine sueco.

-No, pero es que... -Vamos a ver.

Nada, como siempre, qué raro.

No se ve nada.

-Si no se puede ver.

-Esta cámara está rota. -Si es la jirafa.

Claxon

El otro día me llaman del banco.

He pedido un crédito, como mucha gente.

Lo están poniendo cada vez más complicado.

Y me dicen que para 350 euros, me hacen falta avales.

Y que si puede avalarme algún personaje mío.

Yo me he llevado bastante bien con mis personajes.

Incluso con los desabridos.

Nos miramos un poco recelosamente,

pero no hay una agresión continua y reiterada.

Mis personajes son un poco

todos los yo de un servidor.

Ha creado demasiados personajes.

Es difícil identificarlo con uno.

Quino, Mafalda.

Schulz, Snoopy.

Se centran en un personaje y crean un universo a su alrededor.

Forges ha creado un universo y lo ha poblado de personajes.

¿Cuál es el personaje más querido de los que has parido?

Esa es una pregunta muy difícil para un padre de muchos hijos.

Tengo uno que es una debilidad, que es el Blasillo.

El calvito sin gafas, que es al que más quiero.

Cuando quieres ponerte muy serio,

muy dramático y muy triste sobre España,

sacas a Blasillo.

Está inspirado en un compañero de trabajo de hace muchos años.

Tenía la sobriedad castellana

y hablaba muy parecido a él.

Era muy amigo mío y sigue siéndolo.

Por la estepa castellana,

va caminando el Blasillo.

Yo soy el Blasillo.

Yo coincidí con Antonio Fraguas, que es como se llama Forges,

en el año 69 y 70

en el estudio 3,

que era el plató donde se hacían los informativos.

Y allí era

donde vi a Forges hacer los dibujos.

Siempre hay tiempos muertos.

Él los aprovechaba para sacar unas cartulinas

del color de las natillas

y en ellas dibujaba con unos rotuladores.

Y recuerdo cuál fue el primer dibujo que hizo sobre el Blasillo.

Era una era,

estaba el padre con una boina y fumando,

que yo le dije a Forges:

"en las eras, no se fuma porque hay riesgo de incendios".

Y cerca del padre, había dos hijos.

Uno estaba leyendo una revista

apoyado en un montón de fajos.

Y otro hermano, otro crío,

que iba corriendo a decirle a su padre:

"Padre, el Blasillo está leyendo 'Cuadernos'".

Ese fue el primer dibujo del Blasillo.

Yo estaba suscrito a "Cuadernos para el diálogo".

Era una revista con mucha letra y pocas fotografías.

Luego, ha evolucionado el Blasillo.

Últimamente, Forges los dibuja como siameses a los dos hermanos.

Y el Blasillo ya no es tan crítico como antes.

A mí me parece que lo ha derivado

en un personaje más bien ñoño.

Con una lagrimita en la mejilla.

No me reconozco yo ahí.

Ay, Blasillo, me caes bien.

Ay, Blasillo, "for president".

Ay, Blasillo, me caes bien.

Yo siempre me identifiqué mucho con el náufrago.

El náufrago era para mí

casi un catecismo.

"Soy el náufrago".

¿Qué sentido tiene el náufrago?

No me gusta darle ninguna rimbombancia.

Si fuera un sociólogo, diría

que mis personajes reflejan la soledad absoluta

de una o dos personas en una sociedad

medianamente agresiva.

Agresiva no en el sentido malo.

Si no fuera así, sería aburridísimo vivir.

Yo tengo enmarcada una portada de una revista que ilustraste.

Está vieja y casi ininteligible.

Se ve un náufrago solitario en su pequeña isla

con su palmerita, está asido a su pie.

Y viene a decir algo así:

"Háblame, dime algo, estoy tan solo".

Aquello me pareció un prodigio.

No solamente contaba la gracia del náufrago.

Se podía aplicar a los seres humanos.

"Háblame".

Forges se presentó en casa con el dibujo y me lo dio.

Y lo tengo yo.

Siempre que paso delante,

me acuerdo y sigo pensando

que es un retrato de nosotros mismos.

Por lo menos, de un servidor.

¿Poquito? -Sí, poquito.

Música

Esto que suena, casualmente,

es un disco que hicimos

Aute y yo hace muchos años, en 1976,

sobre personajes y temas de los chistes de Forges.

Y, casualmente, lo tengo aquí.

Lo llevaba por un asunto.

Mira cómo es el disco.

Un LP de los de entonces.

Con una carpeta muy bonita que hizo Forges.

Fue una cosa del año 76, el siguiente a la muerte de Franco.

Se podían decir ciertas cosas.

Se vino Eduardo a mi casa.

Vivía en Pozuelo.

Y Forges vivía al lado. Estábamos tabique con tabique.

A las tres de la mañana, estábamos con la guitarra.

Y Pilar, la mujer de Forges,

se despertó, estaban durmiendo,

y oyó que cantábamos:

Antonio Fraguas, eres el as de la torería.

"Antonio, están cantando una cosa que habla de ti".

Nos contaron que estaban pegados al tabique

oyendo cómo cantábamos el pasodoble.

Música de "pasodéibol"

para un torero español

que lo pide el "respetéibol",

el "respetéibol" de Sol.

Antonio Fraguas, el Forges.

Rey de la raza calé.

Musa de Jorge Luis Borges

y de Prosper Merimée.

Y qué sientes cuando vas a los ministerios, que vas poco,

yo voy más por razones de patrocinio cultural,

pero siempre encuentro los despachos con chistes tuyos.

Y les das caña.

¿Qué haces para que te quieran tanto?

Hay un follón. Hay un grupo reducido,

como en todas las profesiones,

dentro de los funcionarios, hay un grupo reducido muy molesto

porque estorba a la gente que quiere trabajar.

Yo creo que esta gente se protege

rodeándose de chistes míos referidos a ellos.

Que no. Que te lo digo yo.

Como diciendo: "mira, rico".

Buenos días, amable funcionario.

Servidor solicita su favor.

Ruego a usted me procure un formulario,

aquel de la franjita bicolor.

Si no te pilla la ventanilla confesado,

hace papilla al más pintado.

La ventanilla, qué pesadilla,

da la puntilla al más pintado.

La maravilla de Forges

es, precisamente, que consigue una implicación mayor

que la media de los humoristas.

Realmente, a través de ese lenguaje elíptico,

a través de esos personajes que parecen fáciles

y cualquiera podría dibujarlos, pero no lo son,

a través de esas grandes parrafadas

o a través de esas expresiones tan forgianas,

el lector no solamente

debe terminar la viñeta, debe cargar de contenido la viñeta,

además, la identifica,

la hace suya, y Forges lo consigue.

Claxon

Perdón otra vez.

¿Sí diga?

¿De la delegación de Hacienda?

Sí, sí.

Sí.

¿Que si me voy a retirar ya?

Ah.

Por la cuestión de los ingresos.

Yo creo que no me voy a retirar nunca.

Pero tampoco puedo estar presionado.

No pienso jubilarme.

Lo bueno que tiene esto de la mente

es que te jubila la marca.

Y tengo otra ventaja.

En el tiempo,

podrá haber gente que se acuerde de ti.

Pero yo no quiero ser un referente de nada.

Voy a intentar por todos los medios no serlo.

No quiero follones, ni calles,

ni homenajes ni jaleos.

Que quede claro.

Mi pregunta es: ¿estás seguro

de que no has creado lenguaje?

Yo creo que no.

Yo potencié algunas palabras.

Por ejemplo, "fanata".

Pero habitualmente, no.

Has inventado un lenguaje nuevo.

¿Cómo se inventa esas palabras graciosas?

No creo que lo haya inventado.

Yo soy una persona observadoramente oidora del entorno.

Oigo bastante con los oídos y veo cómo habla la gente.

Te puedo contar que hay muchas palabras

que utilizamos habitualmente

que están extraídas de los clásicos.

Yo me he limitado, la mayoría de las veces, a recoger esas palabras.

Pero no las he inventado.

Forma parte de ese grupo exquisito

que han creado al mismo tiempo un lenguaje.

Forges es uno, Umbral es otro.

Los pones en paralelo y son dos grandes creadores.

Reflejan una época y una forma de vivir,

unas aspiraciones y una generación.

Esto, por ejemplo, es: usted está viendo la tele.

Sale...

Y usted...

Ah.

Sí, me lo voy a llevar.

Llévese el pincho.

Es con lo que se habla.

¿Qué le debo?

Dos de estas.

Muy bien.

Muchas gracias, adiós.

-Antonio, perdona.

¡De verdad! No me digas nada.

Estaba en urgencias. ¿Qué ha pasado?

El hijo de la vecina, Concha. Sí.

¿Qué le ha pasado?

Ha tenido una cosa por la noche. Abróchame.

Le han dicho que si es una metamorfosis o metástasis.

No vengan aquí... ¡Y qué frescas las tenemos!

Buenas. ¡Qué frescas!

¿Desea usted una palabra?

Esforciarse, por ejemplo.

¿Esforciarse qué es?

Se entiende perfectamente.

Si yo te digo: "me he esforciado contra una puerta".

Sin que me digas lo de la puerta.

Esto de los neologismos, ¿cuándo te dio por ello?

¿De niño?

Es una estructura mental distinta

que intenta crear simpatía mediante palabras para ligar.

¿Bocata es tuya? Bocata, sí.

Es una palabra muy curiosa.

Yo empecé a usarla y 15 días después.

Paco Umbral y Emilio de la Cruz,

en el Más macarra,

un personaje macarra de Emilio que tenía mucha gracia,

empezaron a usarla.

Pero fuiste tú.

Haber inventado bocata justifica una vida.

Yo creo que si es de Jabugo, sí.

¿Estará en el diccionario? No creo.

¿Todavía intentas encontrar palabras? Sí, sí.

Por ejemplo, zapinable. ¿Esa es de ahora?

He visto el telediario a la hora de comer.

Salían ellos. Y has dicho: "qué zapinable".

Cuando digan eso, se les dice esto.

Te lo pones aquí. Mosanda.

¡Mosanda!

Se ha llevado una señora... ¡Qué pena!

El dabasí. Dabasí.

Cada vez que salen y ya está.

Me gusta mucho gensanta.

Está muy bien. Pues este mosanda...

No va mal. Igual me lo llevo.

Es muy madrileño.

De este vendimos ayer dos. ¿Sí?

Hola. Hola, ¿qué tal?

¡Cómo es de informal la gente! Impresionante.

¿Has quedado también con alguien? Sí.

Tu voz me suena mucho.

A mí su cara me suena. ¿Sí?

A ver, di "hola". Hola.

Tú eres Juan Carlos Ortega.

¿Tú eres Forges? Sí.

¡Pero hombre! ¡Antonio!

¡Qué alegría, déjame mirarte!

¿Qué tal?

¿Te has cortado el pelo? Yo mismo.

Fenomenal. Déjame verte.

¿Has visto?

Ver a un humorista de tu talla en 360 grados.

Para todos los escuchantes, esta viñeta sonorizada.

Música

"Consulta de un psicólogo infantil".

"Unos padres acuden con su hijo de seis años".

"El niño está subido a los hombros de su padre".

"Lleva un machete con el que le va a cortar el cráneo".

"La madre pregunta: ¿qué podemos hacer?".

"El psicólogo infantil comenta:

después de analizar científicamente la situación,

creo que lo más conveniente es quitarle el machete al niño".

"La madre pregunta:

¿no le causaremos un trauma al pobrecito niño?".

-Es impresionante, pero es verdad.

Esto lo he visto yo.

-No puede ser que todo lo hayas vivido.

He visto a una mamá hablando por teléfono

y un niño de tres años metiéndose entre los coches.

Le dije: "Le va a pillar un coche".

"Lo estoy consultando con el psicólogo".

Estaba consultando... -Esa es una viñeta.

Luego decís que me lo invento.

Pero estas cosas pasan.

Fue una de mis buenas ideas

juntar a dos genios del humor, Juan Carlos Ortega

y Antonio Fraguas.

Y darle sonido a unas viñetas que hemos visto en los periódicos.

Él se ríe de sus propias viñetas.

Y eso nos provoca una gran hilaridad.

¿Esta viñeta la has hecho tú?

Sorprende la reacción de Antonio al escuchar

sus viñetas.

-Yo soy más de esa cosa suya de las famosas viñetas.

Mariano, levanta, que son las siete.

Y Mariano dice: que pasen.

Cuando dentro de muchos años

no tengamos con nosotros a Forges,

habrá acabado el siglo XX en el humor.

Aún estamos en el siglo XX.

Mientras haya humoristas como él, estamos en el XX.

Cuando muera Forges, acabará el siglo XX.

¡Vaya frase!

También hay que estar muy al loro

con las nuevas tecnologías.

Twitter, en estos momentos, me parece fundamental.

Hay que tener una presencia lo más natural en Twitter.

Y lo mismo digo de Facebook.

Twitter es más rápido.

¿Estás en Twitter? Sí, claro.

Yo publico.

Claxon

Estamos llegando.

Tenemos un follón montado.

Es una exposición que va a funcionar muy bien.

Es

el primer acto oficial, con todas las comidas,

del Instituto Quevedo del Humor.

Es una reunión

de humoristas de toda clase

dando en el recinto de la universidad de Alcalá

la categoría que le corresponde al humor.

Somos la primera entidad universitaria

dentro de Europa

que va a ser dedicada específicamente al humor.

¿Es aquí?

Bueno, pues muchas gracias.

Adiós.

¿Aquí en medio?

Esto no es...

¡Oiga!

Tampoco es para tanto.

Son 22 kilómetros.

Tiro para arriba.

El aluvión de ideas torrencial

que Forges destila en cualquier momento.

Hablar con Forges supone

como una de sus viñetas, una parrafada

que es un aluvión, que es un despilfarro

de ideas, de conceptos.

Es verdad.

-Le admiro porque estás media hora hablando con él

y le vienen 2000 ideas a la cabeza.

-Es que no para.

No para de tener una idea detrás de otra.

Es una verborrea de ideas que no termina nunca.

Nosotros, en esta isla. Aquí, hechos polvo.

Esperando que venga... Y en la tele.

Esperando que vengan a rescatarnos.

Tú mira para allá y yo, para acá. ¿A quién ves por ahí?

Yo no veo nada.

Yo veo que viene el Fondo Monetario Internacional.

¿Nos subimos? ¿El Fondo Monetario Internacional?

A por nosotros. Y tú y yo, con estos pelos.

Yo, ni eso.

No tienes pelos.

No hay en el mundo un islote más cañí.

Bueno.

Ya estoy aquí.

Han sido seis horas y 40 minutos. Tampoco es tanto.

Música de "pasodéibol"

para un torero español

que lo pide el "respetéibol",

el "respetéibol" de Sol.

Antonio Fraguas, el Forges.

Rey de la raza calé.

Musa de Jorge Luis Borges

y de Prosper Merimée.

La, la, la.

Antonio Fraguas,

son filigranas tu muleta, tu pincel y tu rotulador.

Antonio Fraguas,

cómo toreas a cuerpo limpio los cuernos del mal humor.

Antonio Fraguas.

Antonio Fraguas.

Toreador.

Imprescindibles - "Antonio el forgesporáneo", retrato en viñetas de Antonio Fraguas, 'Forges'

58:52 22 feb 2018

Documental que abarca la extensa y productiva biografía del dibujante Antonio Fraguas Forges, contada en primera persona y apoyado en el análisis de su trayectoria.

Histórico de emisiones:
04/02/2013

16/01/2017

Documental que abarca la extensa y productiva biografía del dibujante Antonio Fraguas Forges, contada en primera persona y apoyado en el análisis de su trayectoria.

Histórico de emisiones:
04/02/2013

16/01/2017

ver más sobre "Imprescindibles - "Antonio el forgesporáneo", retrato en viñetas de Antonio Fraguas, 'Forges'" ver menos sobre "Imprescindibles - "Antonio el forgesporáneo", retrato en viñetas de Antonio Fraguas, 'Forges'"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. javi

    Un gran documental sin duda. Me encanta todo lo que tenga que ver con retratos, dibujos, mandalas, comics, etc. Me ha gustado mucho.

    01 nov 2019
  2. Nebrija

    Hay que esperar a que se descargue todo,

    23 feb 2018
  3. Francisco Suárez-Llanos Galán

    No puedo ver el video sobre Forges en "Imprescindibles" de ayer 16 de enero de 2017. Se bloquea al comenzar, todas las veces que lo intento.

    17 ene 2017

Los últimos 442 documentales de Imprescindibles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 57:57 19 jul 2020 Familia, amigos y escritores como Javier Cercas o Sergi Pàmies ayudan a dibujar este retrato del autor catalán. La concesión el 23 de abril de 2009 del Premio Cervantes a Juan Marsé no hizo sino subrayar la importancia de este escritor en nuestra literatura. Generador de una obra personal e intransferible que ha ido dejando a su paso adeptos, críticos convencidos, lectores fieles y compañeros de profesión que reconocen y exhiben orgullosa la influencia que obras como Últimas tardes con Teresa o Si te dicen que caí dejaron a su paso. Nada seria igual en la literatura española si no hubiera existida Juan Marsé. Tampoco lo sería la visión que su ciudad, Barcelona, tiene de sí misma. Ni el recuerdo de la durísima posguerra que hubo en este país. Histórico de emisiones: 19/09/2010

  • 00:56 26 jun 2020 Después de más de 50 años sobre el escenario, Imprescindibles homenajea a Ángel Pavlovsky con un documental en el que el artista argentino repasa su carrera escénica, sus vivencias personales y explica cómo creaba sus obras. Además, el audiovisual hace un seguimiento del espectáculo que preparó a finales del 2018 en La Gleva Teatre de Barcelona, después de 5 años de su retiro y de una ausencia total en la vida pública.

  • Trailer de

    Trailer de "Pavlovsky"

    00:36 25 jun 2020

    00:36 25 jun 2020 Ángel Pavlovsky repasa su carrera y algunas de sus peripecias personales en Imprescindibles. Para la ocasión, prepara un espectáculo que es la despedida de su personaje "La Pavlovsky". ¡Aquí tienes un avance del documental que se estrena el 28 de junio, el Día Internacional del Orgullo LGBTI!

  • 1:10 25 jun 2020 En Imprescindibles Ángel Pavlovsky habla sobre la primera vez que se subió a un escenario como figurante de ópera y supo lo que era sentir el apoyo del público. Los aplausos le han acompañado toda su carrera. 

  • Octavio Paz, 100 Años

    Octavio Paz, 100 Años

    57:45 14 jun 2020

    57:45 14 jun 2020 El documental aborda la figura del humanista Octavio Paz en todas sus facetas biográficas, el poeta rebelde que aspiraba a valores esenciales como los que afronta una sociedad moderna, la democracia y la paz. Histórico de emisiones: 02/01/2015

  • Avance Manuel Alejandro

    Avance Manuel Alejandro

    1:06 20 may 2020

    1:06 20 may 2020 Imprescindibles estrena el documental ‘La fuerza de los mares. Manuel Alejandro: Un escribidor de canciones’ que presenta a uno de los mejores compositores de la historia de nuestro país. Escribió canciones para artistas de la talla de Raphael, Rocío Jurado, Julio Iglesias, Isabel Pantoja, Marisol o Nino Bravo.

  • 57:38 18 may 2020 En este documental entramos en el espacio íntimo del pintor Juan Genovés (Valencia, 1930), su estudio en Aravaca (Madrid). Nos acercamos a su obra reciente, a su momento vital para recorrer de su mano la convulsa historia reciente de nuestro país y su compromiso político y social con el tiempo histórico que le ha tocado vivir. Un artista imprescindible con un gran éxito internacional que se levanta cada madrugada a pintar en soledad y que a sus más de ochenta años, es un ejemplo de vitalidad, disciplina y buen humor. Ha sido galardonado, entre otros, con la Mención de Honor (XXXIII Biennale di Venezia, 1966), la Medalla de Oro (VI Biennale Internazionale de San Marino, 1967), el Premio Marzotto Internazionale (1968), el Premio Nacional de Artes Plásticas de España (1984), el Premio de las Artes Plásticas de la Generalitat Valenciana (2002) y la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, Ministerio de Cultura (2005). Histórico de emisiones: 31/10/2014 24/02/2019

  • 2:26 07 may 2020 Avance de Imprescindibles sobre Emilio Herrera, el brillante ingeniero español que la Guerra Civil hizo olvidar. El documental  presenta a un personaje desconocido pero clave en los grandes hitos de la aviación, comunicaciones y astronáutica mundial. Además, fue presidente del Gobierno de la II República en el exilio.

  • El Brujo

    El Brujo

    56:11 26 abr 2020

    56:11 26 abr 2020 El documental Rafael Álvarez "El Brujo" ha sido testigo del proceso creativo de su última obra "La luz oscura de la fe", una buena ocasión para hablar de su vida y de su trayectoria como actor, donde nos ha dado a conocer ese otro teatro invisible en el que se representan las obras del Brujo. Histórico de emisiones: 12/12/2014

  • 2:26 15 abr 2020 Avance del documental de Imprescindibles 'La historia oculta en las palabras' que recupera la vida y obra de Ramón Menéndez Pidal, centrándose en la historia del Archivo del Romancero.

  • 57:36 12 abr 2020 Este documental ofrece una mirada sobre Camilo José Cela desde una perspectiva completamente novedosa, en la que el premio Nobel comparte protagonismo con Rosario Conde, su primera mujer. Grabado con motivo del centenario de su nacimiento y dirigida por Pedro Barbadillo, reconstruye la etapa mallorquina de la pareja y analiza cómo el paso por la isla fue definitivo en la trayectoria del autor. 'La danza de Formentor' explica a Cela desde una perspectiva diferente a través de su nieta: Camila Cela tiene en el documental 26 años, los mismos que su abuelo cuando escribió 'La familia de Pascual Duarte', la novela que lo lanzó a la máxima popularidad literaria. Ella nunca ha querido aparecer en ningún medio de comunicación para hablar del escritor, pero coincidiendo con el centenario, decidió hacer balance de la historia familiar y lanzarse a una búsqueda de la persona tras el personaje. Histórico de emisiones: 09/10/2017

  • 1:57 03 abr 2020 Imprescindibles estrena 'Rudolf Häsler - Un pintor de Interlaken en el mundo', un retrato de un personaje fascinante, polifacético e inconformista. El documental rescata la agitada vida y la obra de este artista suizo atípico, injustamente olvidado, que pasó gran parte de su vida en España para que vuelva a ser parte de nuestra memoria colectiva.

  • 59:11 29 mar 2020 Documental sobre el filólogo y filósofo Emilio LLedó, una de las figuras más destacadas de la cultura española. Lledó se formó en la Universidad de Heidelberg, donde también fue profesor, así como en las universidades de La Laguna, Barcelona y Berlín

  • 5:14 26 mar 2020 Quizás Emilio Lledó no es un personaje popularmente conocido pero es un pensador muy admirado y respetado en los círculos intelectuales, de la alta cultura e internacionales, aunque él se define así mismo como un simple profesor de filosofía. Contra lo que se pueda suponer, su trabajo siempre ha estado conectado con el mundo real, por mucho que su punto de partida sea el estudio y la interpretación de los textos filosóficos originales, sobre todo los griegos. Desde esta estrecha relación con la realidad, el documental 'Emilio Lledó. Mirar con palabras' intenta acercarse a su figura describiendo su biografía y su pensamiento. Imprescindibles estrena este documental de producción propia el próximo domingo a las 21:30h por La 2.

  • 00:47 25 mar 2020 En el documental 'Emilio Lledó. Mirar con palabras' se aprecia que el tono habitual del pensador es el de ecuanimidad y equilibrio pero ante algunos temas concretos, especialmente en los relacionados con el desprecio a los otros o la desigualdad, se deja llevar por una encendida pasión que le incita a expresarse con la máxima contundencia. En palabras de Lledó, no puede haber libertad de expresión si no existe libertad de pensamiento.

  • 1:02:39 22 mar 2020 El documental "Gregorio Marañón. Médico, humanista y liberal" está producido por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales con motivo del 50 aniversario de su muerte. Una ocasión para acercarnos a un hombre clave de nuestro tiempo. Eminente médico, escritor brillante e intelectual ilustre, llegó a ser miembro de las Academias españolas de Historia, Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Para contar quién es volveremos al lugar donde se inspiró para cumplir su gran obra: Toledo. En el despacho de su Cigarral toledano, presidido por la maqueta de Galdós, el doctor Marañón escribió lo mejor de su ingente producción. Allí leía, reflexionaba, recibía a sus amigos y por las tardes paseaba por callejones y rincones de su adorada ciudad. Don Gregorio resumió su sentimiento en la frase "Toledo, luz de mi vida". Histórico de emisiones: 22/04/2012 16/01/2015

  • 57:07 15 mar 2020 El documental retrocede en el tiempo y llega a los recuerdos infantiles de espectadores que se pegaban al televisor para ver y escuchar al carismático divulgador y naturalista Félix Rodríguez de la Fuente en unos programas que cambiaron la mentalidad de los españoles en relación con la naturaleza. 'El animal humano' cuenta con testimonios de su hija menor, Odile, su viuda Marcelle Parmentier, compañeros de trabajo y reconocidos científicos y naturalistas como Luis Miguel Domínguez o Carlos Tabernero, profesor de la historia de la ciencia. Además, ha profundizado en el archivo personal del naturalista donde se encuentran miles de documentos entre los que destaca la correspondencia que mantuvo con su público. Histórico de emisiones: 12/03/2018 04/11/2018

  • 1:33 27 feb 2020 Jorge Herralde es fiel a sus autores y libros. La editora Eugènia Broggi explica que defendía a sus autores y que contestaba miniculosamente los artículos de prensa que hacían referencia a Anagrama.

  • 1:43 27 feb 2020 Jorge Herralde explica que montar la editorial Anagrama fue una forma de limpiar su mala consciencia: “Descubrí ‘¿Qué es la literatura?’ de Sartre. Bajo este título inofensivo, descubrí el malestar que tenía con la sociedad burguesa del franquismo. Ahí está la base de mi conciencia social.”, apunta en el documental que estrena Imprescindibles.

  • 1:49 27 feb 2020 'Jorge Herralde. Anagrama de un editor', dirigido por Pau Subirós, es un documental que explora a fondo la vida y la carrera de Jorge Herralde, el fundador de la editorial Anagrama, a partir de su testimonio y del de numerosas personas que le han acompañado en las diferentes etapas de su vida.

Mostrando 1 de 23 Ver más