Deslenguados La 2

Deslenguados

Lunes a las 20.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5828251
Para todos los públicos Deslenguados - Episodio 13: Magia - Ver ahora
Transcripción completa

La primera vez que el ser humano observó el exterior sintió miedo.

El universo era gigante y oscuro y él era pequeño.

Y por mucho que gritase,

su voz chocaba contra los muros grises de la realidad.

Fue necesario escribir cuentos y leyendas

que ordenasen el caos.

Hubo que pintar los objetos con relatos,

los movimientos con ritos,

el sinsentido con hechizos.

Y todo eso se hizo con cabezas como esta,

con voces como esta,

con palabras como las que estáis escuchando.

Hay quien no se lo cree,

pero cualquier palabra es capaz de cambiar el universo,

de abrir puertas a dimensiones diferentes,

de hacernos volar y convertirnos en lo que queremos.

Creer o no creer será su decisión.

Atención, porque el truco solo se repetirá una vez.

Hoy, en "Deslenguados":

"Magia".

"Hacedora de milagros".

"Sembradora del asombro".

"Creadora de lo genial".

"Madre de la ilusión".

"Eso eres tú, amiga magia".

Sí.

Me quedo con la chistera.

Es el tipo de sombrero perfecto para el programa de hoy.

Por cierto, ¿sabes de dónde viene la palabra chistera?

Pues es curioso,

porque es una palabra que el castellano ha adoptado

del vocablo vasco chistera.

Una cestilla angosta

por la boca y ancha por la base

que los pescadores utilizan para echar el pescado.

La chistera me encanta. Me la llevo.

Este sombrero me viene perfecto

para entrevistar al invitado del programa de hoy.

Un ilusionista del que el mismo David Copperfield

ha dicho que eleva el arte de la magia a otro nivel.

Señoras y señores, con ustedes: el gran Jorge Blas.

Jorge Blas. Hey, ¿qué tal?

Una aparición digna de mago. No esperaba menos.

Bueno, pero lo has producido tú. O sea que enhorabuena.

Bueno, ahí estoy, ahí estoy trabajando.

Mira, para empezar,

me he buscado esta chistera. ¿Te parece una buena chistera de mago?

Bueno, me parece que está muy bien. Se parece un poco

a las clásicas chisteras. Yo las conozco bien

por mi maestro Tamariz. Juan Tamariz

Que yo creo que es además el que más ha popularizado

la chistera en España con vaqueros y con pelo largo,

lo cual es maravilloso.

Tú tienes y has tenido espectáculos de magia,

como por ejemplo "Efímero", "Invención, "Palabra de Mago".

¿Qué reacción te gusta provocar en el público

con estos espectáculos?

Bueno, sobre todo emocional. Yo creo que la magia lo más grande

es cuando consigues emocionar, consigues que el público sueñe,

se deje llevar y consiste en sacar el niño que tenemos dentro

y que juegue, disfrute y fantasee.

¿Qué diferencia hay entre un mago y un ilusionista?

Bueno, en realidad, son palabras que pueden ser sinónimos.

Yo creo que es más correcto ilusionista,

porque magos hay de muchos tipos. Hay magos exotéricos, hay...

En Canarias, mago es el que trabaja el campo.

O sea, que hay distintas interpretaciones.

En cambio, ilusionistas somos pues los que nos dedicamos

a crear ilusiones.

Es un arte escénica

que consiste en crear

una realidad artística,

pero que es imposible, ¿no?

Cuando las personas vuelvan, desaparecen, se teletransportan,

eso son ilusiones.

Por eso somos ilusionistas.

Bueno, pues puestos a lanzarnos

ya al trabajo del ilusionismo,

yo querría intentar ver lo que sale de esta chistera.

Entonces,

la palabra mágica. ¿Qué hay que decir?

Porque "abracadabra" yo creo que puede estar demasiado usado.

¿Qué palabra me recomiendas?

Por ejemplo, "hocus pocus".

"Hocus pocus", que suena muy bien.

Lo que pasa que antes de lanzarnos, ahora que lo pienso

y que nos gusta tanto,

¿tú sabes de dónde viene etimológicamente "abracadabra"?

Pues no lo sé. Estaré encantado de que me ilustres.

Pues no te preocupes, yo tampoco lo sé, ¿eh?

Pero nos lo dirá nuestra asistente virtual.

Iris, ¿de dónde viene "abracadabra"?

"La palabra abracadabra

se utilizaba en la Edad Media

para fines mágicos".

"Solía escribirse

formando un caligrama triangular".

"Abracadabra tiene su origen

en la frase 'Abreq ad habra',

que según el diccionario de símbolos de Juan Eduardo Cirlot,

significa 'envía tu rayo hasta la muerte'".

(Truenos)

Bueno, Jorge... Pero bueno.

Ya nos vamos acostumbrando a movernos mágicamente.

Yo creo que también he ido aprendiendo bastante,

porque tenemos varita, tenemos chistera,

tenemos tus consejos

y yo creo que me voy a lanzar

a intentar ver lo que sale de la chistera. ¿Te parece?

Venga, vamos allá. Pues a ver.

Palabra mágica: "Hocus pocus".

Y nos sale una palabra.

Una palabra que es empalme.

Para un mago ¿qué significa empalme?

Consiste en esconder en la mano un objeto secretamente,

sin que el público se dé cuenta. Claro, porque es en la palma.

Imagínate que, por ejemplo, en esta chistera hay una carta.

Pues sería esconderla secretamente.

De manera que nadie puede verla.

Vamos a sacar a ver si sale alguna palabra más por aquí.

"Hocus pocus".

Y esta es un poco rara. Porque sale la palabra acordeón.

¿Esto qué es? ¿Para tocar la música mientras hacéis los trucos?

No, mira, voy a hacer así para que aparezcan más cartas.

Y entonces, un acordeón es una floritura.

Es algo que lo magos a veces han hecho y hacemos

para digamos la puesta en escena de un juego.

Cuando enseñas una baraja,

si haces un acordeón, sería algo parecido a esto,

para mostrar que es una baraja

pues con un montón de cartas diferentes.

Antiguamente se hacía más. Hoy, cada vez menos.

Pero es una floritura muy bonita

para enseñar que es una baraja llena de muchas cartas diferentes.

Es verdad. ¿Se tarda mucho en aprender a hacer un acordeón?

Bueno, algunas horas, sí. Algunas... (RÍE)

"Hocus pocus".

Y nos sale enfile.

¿Qué es enfile?

Oh, enfile es...

Creo que me van a echar del club de magos gracias a ti.

Ajá.

Enfile consiste en...

cambiar una carta por otra de forma secreta,

sin que nadie se dé cuenta.

"Hocus pocus".

Y nos sale la palabra cubilete.

¿Qué es cubilete? Cubilete.

Bueno, cubilete es un elemento usado en magia

desde hace miles de años. De hecho, en el antiguo Egipto

es cuando aparece en la tumba de Beni Hassan un grabado

donde hay unos hombres egipcios,

unos seres egipcios cono unos cubiletes

jugando con unas bolas.

Pues se piensa, se cree que es la primera imagen

relacionada con el mundo de la magia que existe.

Me recuerda también un poco a los trileros.

¿No? Es una evolución también de este truco.

De alguna manera sí. En la Edad Media los magos éramos buscavidas,

éramos personas que íbamos por los mercados haciendo magia

con cubiletes, con frutas, con sombreros

como el que tú llevas, del que aparecían conejos.

Bueno, pues es una magia medieval,

pero nuestro origen es ese.

Vamos a ver lo que nos sale ahora.

"Hocus pocus".

Y nos salen dos palabras que casi parecen también

dos palabras mágicas: in promptu.

¿Qué significa? In promptu.

In promptu nos referimos, cuando hacemos una magia improvisada.

Por ejemplo, ¿cuál es tu número favorito?

El 9. ¿Y qué?

Corazones, picas, diamantes, tréboles...

Corazones, que soy muy romántico. Ah, mira, perfecto.

Pues mira, si yo corto, yo no sé dónde voy a llegar.

Pero imagino... Mira, es un rey de trébol.

Pon tu mano palma arriba. A ver.

Si tú te concentras en tu número favorito...

Ajá. Has dicho corazones.

Sí. Bueno, pues de manera in promptu,

dale la vuelta despacito. Y podemos ver si la magia te acompaña. Mira.

En tu mano el 9 de corazones.

Muy bien. Esto sería una magia in promptu.

Se suele decir que los ojos no mienten,

pero eso no es exactamente así.

Las ilusiones ópticas, como este trampantojo,

se basan en engañar al cerebro y a la vista

y nos demuestran que nada es lo que parece.

Pero ¿puede ocurrir lo mismo con el lenguaje?

El médico y divulgador científico Ignacio Crespo

nos va a ayudar a descubrirlo.

Cuéntanos. ¿Existen las ilusiones del lenguaje?

(IGNACIO) Existen ilusiones de prácticamente todo

y es muy probable que quien nos esté viendo

lo siguiente que vaya a decir le suena a chiste,

pero dime una cosa.

Si te pregunto cuántos animales metió Moisés en el arca,

¿qué me contestarías? Que dos.

Eso es muy típico, ¿no? Pero en realidad la gente

no se da cuenta de que he dicho Moisés, no Noé.

Ah, vale. Moisés no ha metido

ningún animal en el arca jamás. No tenía arca.

Lo que ocurre es que estamos fijándonos

en otros aspectos de la pregunta.

Nos fijamos que hay un arca, que hay animales

y asumimos que tiene que estar hablando de Noé,

que no de Moisés. Para contestar, para dar una respuesta rápida.

Y esto pasa con muchas otras cosas. Otra típica

es preguntarte si un hombre puede casarse

con la hermana de su viuda.

¿Qué dirías? Legalmente yo creo que sí.

Pero si tiene viuda, es que el hombre está muerto.

Ah, vale, vale. No puede casarse.

Y esto es muy, muy típico. Solemos asociarlo con bromas,

con trucos, pero en realidad nos está hablando

de cómo falla nuestro cerebro

y además falla para intentar hacer las cosas bien,

que es lo más interesante.

Y hay otro ejemplo que puede que a la gente también le suene

y que refleja bien esto que estoy contando.

Es el siguiente. Si hubiera un accidente de avión

y tuvieras que enterrar a los supervivientes, ¿dónde lo harías?

Vale, en esta ya no me vas a pillar.

Vale. Porque ya conozco las otras.

Ya me he dado cuenta

que a los supervivientes no hay que enterrarlos.

Exacto. Imagínate que hubiera hecho énfasis en enterrar

a los supervivientes.

Igual ahí, por cómo estoy haciendo la inflexión,

la gente se centra en enterrar, se olvida de supervivientes

y contesta también a lo loco, que es muy típico.

Es lo interesante de estas cosas.

Pero entonces ¿qué es lo que sucede aquí?

En este caso en concreto lo que ocurre es que procesamos

la información de dos formas distintas.

Escuchamos un frase y podemos pensar

que la entendemos en su conjunto y ya está.

Lo que pasa que es importante ir reaccionando rápido,

procesar toda la información cuanto antes.

Eso significa que a medida que tú me hablas,

voy entendiendo cada palabra de forma secuencial.

Pero a medida que me das palabras nuevas,

reinterpreto lo que venía antes.

Por ejemplo, si yo te digo: "Esta tarde me he ido a comprar

un ratón blanco a un centro de informática".

Cuando he dicho "ratón blanco",

posiblemente hayas pensado en el animalito, ¿no?

En el mamífero.

Pero al decir "a un centro de informática",

has cogido toda esa información y has dicho: "No. Es un periférico".

Entonces, ese cerebro lo que está haciendo

es reevaluar constantemente todo lo anterior.

Cuando te dije antes lo de sobrevivir, supervivientes,

has cogido y has cambiado el sentido de todo lo previo.

Y el saber estas cosas ¿qué aplicación real tiene

en la vida? Tiene aplicaciones reales relativas.

Porque son cosas que ocurren.

Lo que pasa es que no ocurren tan frecuentemente como creemos.

Pero pueden pasar, por ejemplo,

si yo te digo que nos apostemos los relojes.

Ajá. Nos los apostamos.

Cara gano yo, cruz pierdes tú.

Puede que aceptes.

Tal vez aceptes y no te hayas dado cuenta

de que cara gano yo, cruz pierdes tú.

Voy a quedarme con tu reloj sí o sí.

Entonces, me quieres decir que el cerebro nos engaña.

Sí y no. Engaña, cuenta mentiras, pero es una mentira piadosa.

Lo que intenta es que no nos saturemos.

Decíamos que hay mucha información por ahí.

Que si sonido, que si imagen, que si conceptos.

Tenemos que priorizar.

Si no, no vamos a quedar totalmente ahogados por un mundo

de datos que no sabremos manipular bien.

Así que el cerebro lo que intenta no es entender qué ocurre alrededor,

cuál es una verdad última de la realidad,

porque eso no nos hace sobrevivir.

Lo que nos hace sobrevivir es saber qué está ocurriendo

de forma inmediata. Y para eso tenemos que saber hacer

lo máximo posible con nuestros recursos limitados.

Esto significa priorizar.

Llevar la atención a los puntos que creemos más clave

de un concepto, de una frase, para entender su significado.

Y el resto, más o menos,

predecirlo con lo que suele ocurrir por lo general.

Por ejemplo, yo durante todo este fragmento

he estado haciendo un cambio de camisetas.

Es un fallo que demuestra que si no estamos haciendo caso

a un dato concreto, puede pasar por alto.

Y en este caso quiero creer que la gente ha estado atendiendo

más a lo que yo digo que a lo que llevo puesto.

A mí me ha pasado, yo no me he dado cuenta de nada.

Me dejas alucinado. Claro.

La merienda perfectamente envuelta

y colocada en la mochila del colegio.

La taza del váter

siempre reluciente,

incluso si se nos ha olvidado tirar de la cadena.

Ni una mota de polvo

en el televisor o sobre los libros de la biblioteca.

La sábana del hotel que ayer ensuciamos

ahora vuelve a ser blanca.

El bote de champú otra vez lleno, como si su jabón fuera infinito.

La cena en la mesa a la hora exacta.

No arrugas, no rastro de cal,

no tirones de pelo,

no toallas húmedas acumuladas en el suelo.

No calcetines dispares,

ni tampoco hilos sueltos,

ni tampoco marcas de las pinzas de tender

en las perneras.

Todo eso parece magia, ¿verdad?

Un chasquido de dedos

y la pulcritud viene del cielo.

Pero no son ni encantamientos ni hechizos

lo que lo vuelve todo tan limpio de repente,

sino eso tan terroríficamente bien llamado:

No es magia.

Como muchas veces reivindican las Kellys,

limpiar es un trabajo digno.

Amigo, date cuenta.

Esto no pasa por arte de magia.

Dignifiquemos nosotros entonces

a esas mujeres que nos cuidan.

(Música alegre)

Jorge, estoy aprendiendo muchísimo

en mi desarrollo como aprendiz de mago.

Pero claro, ahora me queda decir qué tipo de mago quiero ser.

Porque resulta que la gente dice "mago",

pero no, hay muchas disciplinas

y cada una tiene su nombre, ¿no?

Claro. Hay que especializarse y elegir la que más te guste.

Por ejemplo, ¿qué es un cartomago?

Bueno, un cartomago es el mago que utiliza las cartas,

que hace cartomagia y bueno, pues, por ejemplo,

aquí tenemos cartas. Lo que hemos hecho antes sería cartomagia.

Pero te puedo enseñar más. Con tu carta, el 9 de corazones,

si la ponemos así, por el medio, fíjate que está por ahí,

el decimos: "Sube" y ella sube arriba.

Es un misterio.

Ahora puedes pensar: "Claro, por aquí son diferentes,

pero por detrás son iguales".

Haré lo siguiente: voy a doblarla para que la podamos seguir.

La pongo más o menos en el centro.

Atención, desde el centro mira. Solo hay que decirle:

"Sube" y hace "plu, plu, plu" y viene arriba.

(RÍE) Incluso doblada.

Esto sería cartomagia.

¿Que sería un escapista?

Bueno, escapismo es aquella disciplina

que es un arte afín a la magia,

se puede considerar a veces magia,

donde el mago

o el artista se encadena con esposas, con cadenas.

Y bueno, pues se libera de una forma impresionante.

Es una proeza artística, ¿no?

Es una hazaña.

Harry Houdini fue el más conocido, el más célebre.

Y la gente lo confunde como mago,

pero en realidad él era escapista,

era más especializado en escapismo

y como mago no era muy bueno tengo que decirte.

Houdini tenía un truco llamado "La cámara de tortura china".

¿Tú lo conoces ese truco? ¿En qué consistía?

Un tanque con miles de litros de agua

y el mago se encadenaba con los tobillos,

lo ponían bocabajo dentro de ese tanque,

él, encadenado completamente, tenía que liberarse

antes de que se consumiera el oxígeno.

Es algo que no quieres intentar.

No, no, tardaré un poco todavía.

Me llama mucho la atención, Jorge,

el nombre de los trucos.

Este, por ejemplo, "La cámara de tortura china".

¿Tú conoces algún otro nombre que sea llamativo

de trucos de magia?

Bueno, normalmente los títulos date cuenta que hace 100 años

los magos, si actuaban en teatros,

querían que el truco fuera el reclamo.

Era lo que la gente, pues, de repente, decía:

"El elefante que se desvanecerá".

"La teletransportación nunca vista".

Siempre eran títulos muy llamativos para ser, pues...

oídos o vistos en carteles, en grandes comunicaciones de la época.

Y bueno, pues sí. Desde luego, yo ahora,

en mi último show hice "El espectador miniaturizado".

¿Qué te parece? Me parece...

Me da ganas de verlo. Y luego,

otro tipo de mago: numismago.

¿Qué es un numismago?

Bueno, un numismago es especialista en magia con objetos pequeños,

con monedas. Entonces, por ejemplo, un numismago

cogería un encendedor,

esto es un trocito de papel.

Y fíjate lo que podría hacer un numismago.

Conseguir que el papel se convierta en una moneda.

Una moneda de plata. Por eso lo de numismago.

Mentalista. ¿Qué significa mentalista?

¿Qué hace un metalista?

Bueno, un mentalista es una rama de la magia también,

pero lo que haces es hacer predicciones de lo que va a suceder,

adivinar lo que alguien está pensando.

Por ejemplo, esta moneda. ¿A que pensabas que te la iba a dar?

(RÍE) Bien, bien.

No sería un gran truco, pero eso es mentalismo.

Eres buen mentalista.

Saber lo que alguien va a hacer o pensar

y, de alguna manera, adivinar lo que están pensando.

Son efectos muy impresionantes.

Y yo también he hecho un montón de mentalismo,

porque realmente yo creo que de las ramas de la magia

es de las más impactantes.

¿Y escamoteador en qué consiste?

Bueno, escamoteador consiste en hacer lo llamado prestidigitación,

que es, con las manos, sin ayuda de cajas o aparatos,

pues coger una carta. Por ejemplo, tu 9 de corazones,

y escamotearlo, hacer que desaparezca o que vuelva a aparecer.

Incluso, pues eso,

que... que... Poder enseñar las partes de delante, detrás,

y que vuelva a aparecer.

Esto es lo que llamamos escamotear o hacer prestidigitación, ¿no?

Con nuestros dedos.

Para mí es la esencia de la magia, porque no hay aparatos.

Solamente el mago y diez ayudantes mágicos.

Hoy, vamos a hablar de magia.

Yo no soy Jorge Blas, la verdad,

pero como gallego

perteneciente a una cultura

llena de meigas y brujas,

higas

y exvotos,

"herbas de namorar",

Santa Compaña, me siento cualificado

para hablar un poquito de magia.

Con permiso de Jorge Blas,

voy a hacer un juego. Atentos.

Cuando suene el pitido, al azar, vamos a quedarnos con una carta.

(Pitido)

Esta.

Recordadla bien, porque luego la vamos a usar.

Esto que acabo de hacer es el principio de un truco o juego

de magia. Y la magia es ilusionismo.

Según el diccionario, ilusionismo es el arte de crear fenómenos

que contradicen los hechos naturales.

Es fácil de entender que hace siglos,

con la ignorancia, cualquiera que hiciese algo medio mágico,

algo medio extraño, podía acabar, como mínimo, en el pilón.

Quizás puesto de brea y emplumado. Y en el peor de los casos,

delante de un tribunal.

De hecho, aún hoy en día hay gente que utiliza la magia

con fines no muy buenos, como, por ejemplo, los trileros,

que juegan al trile,

que habremos visto muchas veces. ¿Dónde está la pelotita?

¿Dónde está la pelotita?

Recordad: nunca le vais a ganar a un trilero.

A cualquiera le viene a la cabeza lo que les pasaba a las brujas

cuando se reunían en un aquelarre

y acababan perseguidas por el Santo Oficio,

es decir, por la Inquisición.

Lamentablemente, esa era una manera horrorosa

de librarse de gente que practicaba precisamente cosas medio mágicas,

tenía otras creencias, tenía algún tipo de enfermedad mental

o simplemente estaba probando con drogas o amor libre.

Curiosamente, en otras culturas,

desde siempre, el mago o la maga era, sin embargo, el chamán,

el curandero, el que intercedía entre el mundo de los humanos

y el mundo de la magia.

La magia está presente en nuestro vocabulario diario.

Por eso hay expresiones en las que decimos

que algo puede suceder como por encantamiento,

por arte de magia, por arte de birlibirloque

o abracadabra.

Está la magia blanca, que es la magia buena.

Y hay quien cree en la magia negra,

que es aquella en la que se invoca a los espíritus y demonios

para hacer cosas malas, así como el vudú.

Un spoiler: no funciona.

En fin, me despido. ¿Os acordáis de la carta que salió al principio?

Bueno, pues aquí tengo un sobrecito

y una cuerda.

Y vamos a decirle a la cuerda

que busque.

A ver.

¿Era esta vuestra carta?

En fin, no creáis que esto es real. Esto es simplemente magia.

Nada por aquí, nada por allá.

Los espejos siempre nos han cautivado,

porque no solo revelan quiénes somos,

también nos deforman, nos invierten y nos duplican

hasta el punto en que parecen tener

cualidades mágicas.

La literatura ha recogido esta vertiente mágica de los espejos.

Ventanas a otras realidades.

Puertas que al cruzarlas

nos llevan a mundos fantásticos

donde la magia está muy presente.

Para hablar de literatura y magia, de espejos y hechizos,

he quedado con la poeta y escritora Sofía Rey.

Tú eres escritora. Y entre los géneros que has cultivado

está el género de la fantasía. ¿Cómo tratas la magia?

Cuando elaboras un sistema mágico, tienes que tener

una coherencia y una verosimilitud que permitan que el lector

entre en ese sistema mágico.

¿Consultas algún tipo de documentos

que ya existan a la hora de crear

toda esta magia?

Sí. Además de leer muchos libros de fantasía,

desde luego, me encanta, tengo una biblioteca

de... de libros de esoterismo,

historia de la magia, de la hechicería tradicional y grimorios.

Grimorios. ¿Qué quiere decir grimorio?

Los grimorios es el nombre, además una palabra preciosa...

Sí. El nombre que se da

a las colecciones de hechizos.

Pues mira, vamos a aprovechar y ya que la palabra es tan bonita

y tenemos un asistente que es casi mágica,

porque lo sabe todo,

vamos a preguntarle por el origen etimológico de grimorio.

Iris, ¿de dónde viene la palabra grimorio?

"Grimorio es el libro

de fórmulas mágicas

de los antiguos hechiceros".

"La palabra procede de una alteración en francés

del latín 'gramática'".

"En la Edad Media, las gramáticas eran libros de estudio".

"Para la mayoría de la gente, que no sabía leer,

eran libros incomprensibles".

"Así que deducían que eran mágicos".

¿Utilizáis muchas palabras mágicas a la hora de escribir fantasía?

En los libros de fantasía para adultos

muy, muy pocas veces se utilizan.

Sin embargo, en la fantasía para niños es habitual.

Y de estas palabras mágicas que sí se dicen o que sí existen

en la ficción, ¿hay algunas que te gusten especialmente?

Pues sí. Te traigo cuatro tipos de palabras mágicas.

La primera es el palíndromo.

Ajá. En el ocultismo

aparecen con mucha frecuencia los números o las palabras

que se leen tanto del derecho como del revés.

Una de ellas es:

Es un verso palíndromo latino

que se atribuye a Dante, aunque quizá sea anterior.

Viene a significar:

"Girábamos alrededor del fuego hasta que nos consumió".

Y podría aplicarse a unas polillas, ¿no?, que se acercan demasiado.

O a las almas de los condenados en el infierno.

Se conoce como el Verso del Diablo

y es utilizado habitualmente en ceremonias mágicas.

Muy bien, tenemos palíndromo. ¿Cuál sería la segunda?

La segunda sería la aliteración.

La palabra mágica más famosa del mundo, que es abracadabra,

está compuesta solo por la bocal A.

Y en eso se parece a "shazam", "kazaam".

"Alakazaam". "Alakazaam", ¿no?

¿Verdad? Todas estas palabras

que utilizan la vocal de máxima apertura, que es la A,

como para transmitir un mensaje de dentro hacia fuera.

Tenemos palíndromo, tenemos aliteración.

¿Cuál es el tercer tipo? El tercero es la rima.

Y el verso mágico más famoso creo que es:

¿Y eso significa?

Significa: redoblemos nuestros esfuerzos

para que el fuego arda y el caldero burbujee.

Aparece en "Macbeth".

Es el ritual que están diciendo las tres famosas brujas.

Y después, ha sido utilizado hasta la saciedad.

¿Cuál sería la cuarta opción a la hora de crear

palabras o términos mágicos?

Un cuarto tipo de palabras mágicas

sucede por suma de elementos, ¿no?,

por añadir diferentes palabras

de manera que vayan sumándose y multipliquen su poder.

Y un ejemplo de esto es la muy divertida:

De "Mary Poppins". Aparece en Mary Poppins.

Aunque tiene un origen anterior, como popular

entre los juegos infantiles.

Y se utilizaba para convocar

que algo extraordinario suceda en tu vida.

"Ya lo has visto, Daniel".

"Siguiendo los consejos de Sofía Rey,

crear palabras mágicas es lo más fácil del mundo".

Pues venga, a ver si con ello soy capaz de dar

con la palabra mágica que termina el programa.

A ver cómo era. Primera, con rima.

Abro candado, cierro candado,

que termine "Deslenguados".

No. No pasa nada.

A ver cómo era la segunda.

La segunda, por aliteración.

Abracadabra, acaba la jarana. "Chas".

Tampoco. A ver si va a ser esto como una ilusión lingüística

de Ignacio Crespo.

A ver, la siguiente. Por palíndromo.

"Deslenguados soda ung el sed".

Pues nada tampoco. A ver. Uniendo las palabras.

Que "Deslenguados" termine ya.

"Que deslerteria".

Nada. Parece que tampoco.

Pues nada, lo que habrá que hacer

es utilizar la que nos dijo Jorge Blas y listo.

Venga, terminamos.

"Hocus pocus".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Episodio 13: Magia

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Deslenguados - Episodio 13: Magia

05 abr 2021

Abracadabra, magia potagia, hocus pocus ... En este programa Dani Orviz se va a meter de lleno en el mundo de la magia. De la mano del ilusionista Jorge Blass, elabora un glosario de palabras relacionadas con la magia y sus distintas especialidades. Descubre cómo se crean mundos fantásticos gracias a una gran experta, la escritora Sofía Rhei, y el lingüista Ignacio Crespo nos introduce en el asombroso mundo de las ilusiones semánticas. En “Date cuenta” Luna Miguel elabora un discurso en torno a la frase “por arte de magia”, refiriéndose a todos esos cuidados y trabajos domésticos, hechos por mujeres, que parecen invisibles a los ojos de la sociedad. Xosé Castro, “El palabrista”, se encarga de buscar el origen de muchos vocablos que relacionamos con todo lo mágico y sorprendente.

ver más sobre "Deslenguados - Episodio 13: Magia" ver menos sobre "Deslenguados - Episodio 13: Magia"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 57 programas de Deslenguados

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos