arriba Ir arriba

El Airbus A320 de la compañía Afriqiyah Airways ha salido a 9.10 de la mañana de la ciudad de Sebha, en el suroeste de Libia. Su destino, Trípoli, a poco más de una hora de vuelo, pero el avión no ha aterrizado allí. Antes de perder la comunicación el piloto advierte al control del aeropuerto que no puede hacerlo. Y a las 11 y 32 aterriza en la pequeña isla de Malta.

El español ha sido capturado en la aldea de Hussain-Khil, en el distrito de Ali-Abad, en la provincia de Kunduz, según ha afirmado el portavoz de la Policía de esa región, Mahfuzullah Akbari. Era el único extranjero en un convoy de la Cruz Roja, compuesto por dos automóviles, que realizaba el trayecto entre Mazar-e-Sharif y Kunduz, en el norte del país, cuando los vehículos fueron detenidos por un grupo de hombres armados. El resto de miembros del equipo fue puesto en libertad.

Dos días después de conocerse la muerte de la española María Villar Galez, secuestrada y asesinada en México, van trascendiendo más detalles de lo ocurrido. Al parecer sus captores pidieron un rescate a la familia que, según ésta, se pagó en su totalidad. Por otra parte, las autoridades del país dicen que ya tienen un "perfil criminal" del grupo que cometió el asesinato.