Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El comité organizador de la cumbre sobre abusos a menores por parte del clero, que ha finalizado este domingo en el Vaticano, comenzará a trabajar desde este lunes en nuevas medidas para combatir esta lacra, como crear un vademécum para las conferencias episcopales o estudiar la reforma del secreto pontificio. En este sentido, el sacerdote Federico Lombardi, uno de los organizadores del encuentro antipederastia, ha anunciado un nuevo documento del papa sobre protección de menores y un "manual de instrucciones" para obispos que serán presentados en las próximas semanas.

Mientras el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, el cardenal Reinhard Marx,  proponía publicar sumarios judiciales de casos de abusos sexuales por parte de la iglesia, multitud de personas se manifestaban ante el Vaticano pidiendo que una vez por todas se acabe con esta lacra. El cardenal Reinhard Marx, ha abogado por reconsiderar la norma del secreto pontificio en los casos de abusos a menores, durante la reunión en la que los líderes de la Iglesia católica están afrontando el tema de la pederastia en el seno mismo de la Iglesia.

Los 190 asistentes han recibido hoy dos informes de Naciones Unidas sobre los abusos contra la infancia. En ellos se refleja que, este tipo de violencia, la ejercen sobre todo, familiares o personas próximas. Entre esas personas, los sacerdotes.

El presidente de la conferencia episcopal india recuerda una vez más: "Aquellos que son culpables de un comportamiento criminal, son responsables ante la autoridad civil".

En el centro de Roma, una concentración de víctimas de esos abusos exige que la "tolerancia cero" sea real.


 

Roma acoge este viernes la segunda jornada de la cumbre antipederastia de la cúpula mundial de la iglesia. Segundo día de examen de conciencia dedicado a la rendición de cuentas.

Más de 200 obispos y cardenales de todo el mundo, con el papa al frente, que de nuevo están teniendo que escuchar los desgarradores testimonios de las víctimas.

Nos lo cuenta la corresponsal de RNE en Roma, Sagrario Ruiz de Apodaca.

Víctimas de abusos sexuales por parte de miembros de la Iglesia católica se concentran frente al monasterio de los benedictinos de Roma. Entretanto cerca de 200 obispos e integrantes del clero celebran la segunda jornada de la cumbre antipederastia convocada por el papa en el Vaticano. Un encuentro en el que se quieren sentar las bases para atajar de raiz este asunto.

Nos lo cuenta la corresponsal de RNE en Roma, Sagrario Ruiz de Apodaca.

Las víctimas no participan oficialmente en la cumbre contra la pederastia organizada por la Iglesia Católica en el Vaticano pero están muy presentes en la ciudad a través de sus distintas manifestaciones y encuentros con la prensa.

El activista español de los derechos humanos, Miguel Hurtado, ha declarado a TVE la preocupación de las víctimas por el resultado final de este encuentro histórico. Creen que se ha dejado de lado el abuso por parte de las órdenes religiosas como benedictinos, jesuitas, salesianos y maristas. Pide la destitución del abad de Montserrat por haber ocultado sus abusos. 

Sobre los 21 puntos asegura que son ideas recicladas desde hace más de 30 años y no han funcionado. Cree que las recomendaciones de la ONU de 2014 son claras y que el Vaticano sólo tiene que aceptarlas y cumplirlas.

El reportaje denuncia los abusos sexuales en la infancia, que siguen considerándose un tabú. Uno de cada cinco menores los sufrirá antes de cumplir los 17 años, según el Consejo de Europa. Solo uno de cada diez lo cuenta y en muchas ocasiones no se les cree. De los que se atreven a decirlo, el 70% no llega a juicio porque se considera que no hay pruebas suficientes.

Uno de los problemas detectados por Save The Children tras analizar 200 sentencias de abusos a menores, es el calvario que pasan los niños en los juicios.

Hay más casos de agresiones sexuales a niñas que a niños. Ellas empiezan a sufrirlos a edades más tempranas. Las víctimas se quejan de falta de apoyo. Necesitan una media de diez años de terapia para recuperarse del daño que han sufrido.

Un equipo de ‘Crónicas’ ha hablado con víctimas de abusos sexuales infantiles para entender lo que supone una experiencia tan grave como esta y explicar las ayudas que necesitan.

Los escándalos en Boston o Irlanda, un país predominantemente católico, removieron los cimientos de la Iglesia. Pero cuando el Papa visitó Chile hace un año, fue un punto de inflexión. Llovían las peticiones de renuncia contra el Obispo Juan Barros, acusado de encubrir abusos.

De nada sirve la tolerancia cero del Papa si no colaboran los obispos de todo el mundo, dice Marco Politi, autor del libro "El papa Francisco entre lobos"