arriba Ir arriba

El papa Francisco ha llegado a Kenia, su primera parada de una gira africana considerada de alto riesgo. El pontífice se ha referido nada más aterrizar al terrorismo, uno de los temás que más preocupan en un continente especialmente golpeado por la barbarie yihadista. "La desesperación, la pobreza y la frustración alimentan la violencia", ha advertido Francisco.

En Nairobi, la civilización y la vida salvaje están condenadas a coexistir pero el rápido crecimiento de la capital de Kenia y la construcción de infraestructuras han roto el equilibrio. Todo empezó con la construcción de una vía de tren en 2013, a la que sucederá la de una autopista que pasará por la reserva natural, el Parque Nacional de Nairobi. Asociaciones en defensa del Medioambiente denuncian los efectos de la expansión urbana en la fauna autóctona y denuncian un modelo de crecimiento que compite con los animales por el espacio.

En su despedida de Kenia, Barack Obama, ha apelado a la sociedad civil y al sistema democrático para luchar contra el terrorismo. El presidente estadounidense también ha insistido en la necesidad de acabar con la corrupción en África para asegurar el progreso económico de los países del continente.