Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Un temporal de nieve, vientos intensos, olas de hasta 10 metros y precipitaciones generalizadas y frío propio de pleno invierno afectará a la Península y Baleares. La sensación térmica incluso será más baja que las temperaturas navideñas que se esperan. El temporal de nieve será más intenso en la cordillera Cantábrica donde podrá acumularse cerca de un metro de nieve y las temperaturas serán más bajas de lo normal para estas fechas. En Galicia se ha activado el aviso de riesgo extremo (rojo) por olas de más de 10 metros de altura y avisos naranjas (riesgo importante) en la costa cantábrica por olas de 5 o 6 metros. La situación se debe a la llegada de un frente que dejará precipitaciones en prácticamente toda la Península y Baleares, excepto en el sureste, Comunidad Valenciana, Murcia y Almería, así como también se librará el extremo suroeste peninsular. Las precipitaciones más intensas se esperan en Galicia y la cordillera cantábrica, aunque también lloverá con cierta intensidad en otras zonas como el sistema Central, en puntos del sistema Ibérico, Pirineos y montañas de Andalucía oriental. Junto a esta situación, bajarán las temperaturas en la mitad oeste de forma notable, hasta 6 u 8 grados centígrados y las heladas estarán restringidas a las zonas de montaña, mientras en el Pirineo puede ser algo más intensas. El viento dejará rachas muy fuertes en los litorales, con una velocidad de entre 70 y 90 kilómetros por hora.

La llegada de una nueva borrasca a la península traerá consigo en los dos próximos días un tiempo invernal, con copiosas nevadas, sobre todo en la región cantábrica, además de lluvias, viento, olas de diez metros en el litoral noroeste y temperaturas de hasta ocho grados menos que provocarán un descenso brusco de los termómetros. 

Para evitar caídas y lesiones, ocasionadas por la nieve, los expertos aconsejan adaptar el calzado y la forma de andar a las condiciones meteorológicas.
 

El sistema frontal producirá lluvias y chubascos en el extremo norte peninsular, que serán localmente fuertes o persistentes en el Cantábrico y Pirineos occidentales; a lo largo del día también afectará al centro y sur peninsulares y a Baleares, con precipitaciones ocasionales, más intensas y frecuentes en zonas montañosas. Al final tenderán a disminuir la nubosidad y las precipitaciones, excepto en el entorno de Galicia y Cantábrico occidental donde se espera la entrada de un nuevo frente. En Canarias, nuboso o cubierto en el norte de las islas. Cota de nieve: En Pirineos, 1200/1500m, y 1400/1600 m en la cordillera Cantábrica, tendiendo a bajar a 1000/1200m; en Sistema Central, en torno a 1400/1600. Temperaturas diurnas en ascenso, salvo en el extremo norte peninsular, Cataluña y archipiélagos donde se esperan pocos cambios o un descenso. Las nocturnas subirán, manteniéndose las heladas en Pirineos. Predominio de vientos del oeste y noroeste en la Península y Baleares, fuertes o con rachas fuertes en el extremo norte, tercio oriental de la Península, Baleares y en Alborán. En Canarias, intervalos de fuertes del noreste.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este miércoles, lluvias y chubascos en el norte peninsular, localmente fuertes y persistentes en el Cantábrico y Pirineos occidentales, y viento fuerte en el extremo norte, tercio oriental peninsular, Alborán y Baleares. El sistema frontal producirá lluvias y chubascos en el extremo norte peninsular, que serán localmente fuertes o persistentes en el Cantábrico y Pirineos occidentales, y a lo largo del día también afectará al centro y sur peninsulares, y a Baleares, con precipitaciones ocasionales, más intensas y frecuentes en zonas montañosas.

Al final del día disminuirán la nubosidad y las precipitaciones, excepto en el entorno de Galicia y Cantábrico occidental, donde se espera la entrada de un nuevo frente. En Canarias, nuboso o cubierto en el norte de las islas. La cota de nieve en los Pirineos se situará entre los 1.200 y los 1.500 metros; en la cordillera Cantábrica entre los 1.400 y los 1.600 metros, que bajará en torno a los 1.000 y los 1.200 metros; y en Sistema Central se situará en torno a los 1.400 y los 1.600 metros.

Las temperaturas diurnas ascenderán, salvo en el extremo norte peninsular, Cataluña y archipiélagos, donde se espera un descenso, mientras que las nocturnas subirán, con heladas en los Pirineos. El viento soplará de direcciones oeste y noroeste en la península y Baleares, con intensidad fuerte o con rachas fuertes en el extremo norte, tercio oriental de la península, Baleares y en Alborán. En Canarias, intervalos de viento fuerte del noreste.

La llegada de una masa de aire frío de origen polar a la península dejará en los próximos días ambiente invernal, con lluvia, viento, copiosas nevadas y "una caída en picado" de las temperaturas. El episodio vendrá acompañado de temperaturas muy bajas y nevadas, que aparecerán a tan solo 700 metros de altitud en todas las montañas del norte e incluso en la Meseta y zonas altas del centro y el sur peninsulares. Se prevé una acumulación de nieve muy importante en los Pirineos occidentales, sistemas Central e Ibérico, sistemas del sur y, sobre todo, en la Cordillera Cantábrica, donde en 48 horas se pueden dar espesores de 50 a 60 centímetros de nieve, y nevará también en zonas altas de Meseta y parameras. En cuanto a las temperaturas, heladas fuertes en amplias áreas del interior y, sobre todo, en zonas altas como Pirineos. Además, el viento del oeste y noroeste soplará con rachas que pueden superar los 80 kilómetros por hora en amplias zonas del cuadrante noroeste y los 100 kilómetros por hora en áreas costeras y de montaña, lo que, unido al descenso térmico, dejará sensaciones térmicas muy bajas.

Se esperan lluvias y chubascos en el extremo norte peninsular, que debido al paso de un nuevo frente atlántico, aumentarán en intensidad y persistencia a partir de la tarde. Podrán ser localmente fuertes o persistentes en Galicia y oeste de Asturias, y se espera que se vayan extendiendo al final del día a otras zonas del tercio noroeste peninsular. A primeras horas es posible algún chubasco en el este de Baleares y Melilla. En el norte de islas Canarias de mayor relieve, lluvias en general débiles. Predominio de poco nuboso en el tercio sur y área mediterránea peninsular y en el sur de Canarias. Cota de nieve: En Pirineos, 1000/1200m subiendo a 1200/1400m. En el resto del extremo norte, 1200/1400m, subiendo por encima de 2000m. Temperaturas diurnas en ascenso en general, más acusado en el cuadrante sudeste peninsular, aunque en la meseta norte y Pirineos habrá pocos cambios o un descenso. Las nocturnas bajarán en el cuadrante suroeste y subirán en Pirineos. Heladas en zonas de montaña, y localmente en zonas altas de ambas mesetas. Predominio de vientos del noroeste y oeste, tendiendo a rolar a suroeste, siendo fuerte con rachas muy fuertes en Menorca y noreste de Cataluña, y con intervalos de fuerte en Galicia, Cantábrico occidental y zonas del nordeste peninsular; en Canarias, alisios fuertes con rachas muy fuertes.

El paso de un nuevo frente atlántico dejará este martes lluvias y chubascos en el extremo norte peninsular, que serán localmente fuertes y persistentes y de nieve en las montañas por encima de 1.000 metros, y temperaturas diurnas en ascenso generalizado. Según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), las lluvias aumentarán en intensidad y persistencia a partir de la tarde, sobre todo en Galicia y oeste de Asturias, y se podrían extender al final del día a otras zonas del tercio noroeste .

Es probable que se produzca algún chubasco a primeras horas en el este de Baleares y en Melilla, también lloverá de forma débil en el norte de las islas Canarias de mayor relieve y estará poco nuboso en el tercio sur y área mediterránea peninsular y en el sur de Canarias.
Las cota de nieve se situará en Pirineos de los 1.000/1.200 metros a los 1.200/1.400 y en el resto del extremo norte oscilará entre los 1.200/1.400 y los 2.000 metros.
 

Lluvias en el Cantábrico y nevadas a partir de 800 o 900 metros, una cota baja que dejará hasta 30 centímetros de nieve especialmente en la cordillera cantábrica y acumulaciones importantes también en los sistemas Central, Ibérico y Pirineos. Además, las temperaturas descenderán, hasta situarse en valores claramente más bajos de lo normal, con heladas generalizadas en buena parte del interior y temperaturas muy bajas, que sumadas al viento provocará una sensación térmica muy fría. En concreto, llegará un nuevo frente con lluvias de nuevo en el extremo norte, empezando por la mañana en Galicia, desde donde las precipitaciones se irán extendiendo al oeste las precipitaciones. También podrá llover en puntos de la meseta norte, en el sistema Central y zona centro y lo más intenso será en el norte de Galicia y las comunidades cantábricas, donde podrán ser fuertes y persistentes.

Nuboso o cubierto con precipitaciones en el extremo norte peninsular, siendo también probables en el extremo suroeste y en los sistemas Central e Ibérico, sin descartarlo en otras zonas de la mitad norte. En Menorca, chubascos localmente fuertes, persistentes y acompañados de tormentas, sin descartarlo, aunque con menor intensidad, en el resto de Baleares y Melilla. Nuboso con lluvias en el norte de Canarias. Poco nuboso en el extremo oriental peninsular y sur de Canarias, y nuboso o cubierto en el resto de la Península, tendiendo a poco nuboso en muchas zonas. Cota de nieve: Entre 1000/1400m, aunque inicialmente estará por encima de 2000m en el noroeste, y en horas centrales por encima de 1400m en el resto. Temperaturas diurnas en ascenso en la mitad noroeste peninsular, y con pocos cambios el resto. Heladas en zonas de montaña, localmente fuertes en Pirineos. Viento del noroeste en la mayor parte de la Península y Baleares y del nordeste en Canarias, siendo fuerte a muy fuerte en Menorca, fuerte en Canarias, y con intervalos de fuerte en el litoral gallego, área cantábrica, nordeste peninsular, Almería, Melilla y resto de Baleares.

La semana empieza hoy lunes con chubascos localmente fuertes y persistentes, y viento muy fuerte en Menorca, viento que también soplará con fuerza en el litoral gallego, área cantábrica, nordeste peninsular, Almería, Melilla y el resto de Baleares, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

De acuerdo con el pronóstico de la Aemet, estará nuboso o cubierto con precipitaciones en el extremo norte peninsular, y no se descartan las lluvias en el extremo suroeste y en los sistemas Central e Ibérico, y en otras zonas de la mitad norte.

En Menorca habrá chubascos localmente fuertes, persistentes y acompañados de tormentas, y con menor intensidad, en el resto de Baleares y en Melilla.

Además, estará nuboso con lluvias en el norte de Canarias, poco nuboso en el extremo oriental peninsular y sur de Canarias, y nuboso o cubierto en el resto de la Península, tendiendo a poco nuboso en muchas zonas.

La cota de nieve oscilará entre 1000/1400 metros, aunque inicialmente estará por encima de los 2000 metros en el noroeste, y en horas centrales por encima de 1400 metros en el resto.

Durante el día, las temperaturas irán en ascenso en la mitad noroeste peninsular, y se mantendrán con pocos cambios en el resto, si bien la Aemet espera heladas en zonas de montaña, que serán localmente fuertes en Pirineos.

El viento del noroeste soplará en la mayor parte de la Península y Baleares y del nordeste en Canarias, siendo fuerte a muy fuerte en Menorca, fuerte en Canarias, y con intervalos de fuerte en el litoral gallego, área cantábrica, nordeste peninsular, Almería, Melilla y resto de Baleares.
 

Bernardo, la segunda gran borrasca de la temporada, complicará la cita electoral, sobre todo en las diecisiete comunidades en las que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado la alerta por viento, olas, lluvia o nieve. En alerta naranja (riesgo importante) por fenómenos costeros están todas las comunidades del área cantábrica: Cantabria, Galicia (Lugo y A Coruña), Asturias y País Vasco (Bizkaia y Gipuzkoa), donde se esperan olas de hasta 6 metros de altura. En el resto del litoral español, el fuerte oleaje también ha puesto en alerta naranja a las islas baleares de Mallorca y Menorca, donde soplará viento del norte fuerza 8 que dejará olas de 5 metros, además de las provincias catalanas de Girona y Tarragona, con viento norte fuerza 8 y olas de 3 metros. En alerta amarilla (riesgo) por oleaje se encuentran las provincias andaluzas de Almería, Granada y Málaga; El Hierro, Gran Canaria, La Gomera, La Palma y Tenerife, en el archipiélago canario; en Alicante y Castellón (Comunidad Valenciana), Pontevedra (Galicia), Murcia y Melilla donde el viento puede llegar a fuerza 8. El viento, que soplará con fuerza en esta borrasca, será intenso en Menorca, donde las rachas de 110 kilómetros por hora han puesto a la isla en alerta naranja, al igual que en Castellón, que registrará rachas de 100 km/h. En alerta amarilla por viento se encuentran además Almería, Granada, Málaga, con rachas de viento que oscilarán entre los 70 y los 80 kilómetros por hora; en Aragón (Teruel y Zaragoza), con rachas de 90 km/h; todas las islas del archipiélago canario -salvo Lanzarote y Fuerteventura-, donde el viento llegará a los 80 km/h. Con riesgo de nivel amarillo, con rachas de entre 70 y 80 km/h están también Albacete, Girona, Tarragona, Melilla, Alicante, Ibiza y Formentera, Mallorca y Murcia. La nieve, que se concentrará únicamente en la mitad norte peninsular y siempre en cotas a partir de los mil metros, ha puesto en alerta naranja a León en la cordillera cantábrica, donde se podrán acumular 20 centímetros de nieve en 24 horas. En alerta amarilla están además, el Pirineo de Huesca y Cantabria (15 centímetros), las comunidades castellanoleonenses de Ávila y Salamanca (5 centímetros), Burgos y Palencia (15 centímetros en la cordillera cantábrica), Segovia y Soria (7 centímetros), Zamora (8 centímetros); la Comunidad de Madrid (5 centímetros en la Sierra); Navarra (10 centímetros en el Pirineo); La Rioja (8 centímetros) y Asturias (15 centímetros en Picos de Europa en cotas de 1100 mmetros). Por último, en aviso amarillo por lluvia está Cantabria y Navarra, donde las precipitaciones dejarán 50 litros en 12 horas. La web de la Aemet avisa además de que en las islas baleares las lluvias serán intensas en Mallorca y Menorca, donde se acumularán 20 litros en una hora y hasta 60 en 12 horas. En el País Vasco, la lluvia dejará 50 litros en 12 horas en Bizkaia y Gipuzcoa, lo mismo que en Asturias, que también está en aviso amarillo. La Aemet espera que durante la primera mitad de la próxima semana las precipitaciones de Bernardo se restrinjan al norte peninsular y Baleares, y también espera un ascenso de la cota de nieve. Es probable que durante la segunda mitad de la semana nuevos frentes, más activos y acompañados de una masa de aire más fría, afecten de nuevo a buena parte de la Península y Baleares, advierte la Aemet en su página web.

Once comunidades están en alerta por viento, olas, lluvia o nieve, que serán de especial importancia en el área cantábrica, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su página web. Asturias tiene alerta naranja (riesgo importante) por nevadas en zonas montañosas, donde se podrán acumular hasta 25 centímetros de nieve en cotas a partir de los 900 metros, y fenómenos costeros del oeste fuerza 8 con olas de 4 y 5 metros de altura. Además, el principado asturiano está en alerta amarilla (riesgo) por lluvias que dejarán 15 litros por metro cuadrado en una hora. En el País Vasco, la Aemet ha activado el aviso naranja por fuerte oleaje de hasta 4 o 5 metros en Vizcaya y Guipúzcoa, y alerta amarilla también en ambas provincias por lluvias que dejarán quince litros por metro cuadrado en una hora. Cantabria está con aviso naranja por viento del oeste fuerza 8, con olas de 4 metros, y alerta amarilla por lluvias que dejarán hasta 15 litros por metro cuadrado en una hora y por nevadas, que también acumularán 15 centímetros de nieve en la zona de Liébana, en una cota de 900 metros. En Castilla y León, la nieve ha puesto en aviso naranja a la Cordillera Cantábrica (en León), por nevadas que acumularán veinte centímetros de espesor en una cota que ronda los mil metros; y en aviso amarillo a Burgos y Palencia, con aumulaciones de nieve de 15 centímetros en ambas provincias. En Cataluña, el Ampurdán de Girona está en aviso amarillo por olas de 3 metros, Lleida por nevadas de 15 centímetros en el Valle de Arán, y Tarragona por viento, con rachas de hasta 80 kilómetros por hora, y fenómenos costeros con viento del noroeste de fuerza 7 y olas de 3 metros de altura. Además, tienen aviso amarillo: Huesca, por nevadas en el Pirineo de hasta 15 centímetros en cotas de mil metros; Navarra, por lluvias en la vertiente cantábrica de hasta 15 litros en una hora y nevadas de 10 centímetros a partir de los 800 metros de cota en el Pirineo navarro; Menorca, por viento del oeste con olas de 3 metros de altura y Comunidad Valenciana, con viento fuerza 7. Galicia está en alerta amarilla por oleaje en las provincias de A Coruña y Lugo, con viento del oeste fuerza 7 y olas de 4 y 5 metros. En Canarias, todas las islas salvo Fuerteventura, están en alerta amarilla por rachas de viento de hasta 80 kilómetros por hora y olas de hasta 4 metros de altura.

Once comunidades están en alerta por viento, olas, lluvia o nieve, que serán de especial importancia en el área cantábrica, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su página web. Asturias tiene alerta naranja (riesgo importante) por nevadas en zonas montañosas, donde se podrán acumular hasta 25 centímetros de nieve en cotas a partir de los 900 metros, y fenómenos costeros del oeste fuerza 8 con olas de 4 y 5 metros de altura. Además, el principado asturiano está en alerta amarilla (riesgo) por lluvias que dejarán 15 litros por metro cuadrado en una hora. En el País Vasco, la Aemet ha activado el aviso naranja por fuerte oleaje de hasta 4 o 5 metros en Vizcaya y Guipúzcoa, y alerta amarilla también en ambas provincias por lluvias que dejarán quince litros por metro cuadrado en una hora. Cantabria está con aviso naranja por viento del oeste fuerza 8, con olas de 4 metros, y alerta amarilla por lluvias que dejarán hasta 15 litros por metro cuadrado en una hora y por nevadas, que también acumularán 15 centímetros de nieve en la zona de Liébana, en una cota de 900 metros. En Castilla y León, la nieve ha puesto en aviso naranja a la Cordillera Cantábrica (en León), por nevadas que acumularán veinte centímetros de espesor en una cota que ronda los mil metros; y en aviso amarillo a Burgos y Palencia, con aumulaciones de nieve de 15 centímetros en ambas provincias. En Cataluña, el Ampurdán de Girona está en aviso amarillo por olas de 3 metros, Lleida por nevadas de 15 centímetros en el Valle de Arán, y Tarragona por viento, con rachas de hasta 80 kilómetros por hora, y fenómenos costeros con viento del noroeste de fuerza 7 y olas de 3 metros de altura. Además, tienen aviso amarillo: Huesca, por nevadas en el Pirineo de hasta 15 centímetros en cotas de mil metros; Navarra, por lluvias en la vertiente cantábrica de hasta 15 litros en una hora y nevadas de 10 centímetros a partir de los 800 metros de cota en el Pirineo navarro; Menorca, por viento del oeste con olas de 3 metros de altura y Comunidad Valenciana, con viento fuerza 7. Galicia está en alerta amarilla por oleaje en las provincias de A Coruña y Lugo, con viento del oeste fuerza 7 y olas de 4 y 5 metros. En Canarias, todas las islas salvo Fuerteventura, están en alerta amarilla por rachas de viento de hasta 80 kilómetros por hora y olas de hasta 4 metros de altura.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este sábado la entrada de un nuevo sistema frontal atlántico por Galicia, que provocará cielos cubiertos con precipitaciones que se extenderán a toda la mitad norte peninsular y serán de nieve en Pirineos a partir de 1.000/1.300 metros, aunque las temperaturas tenderán a subir.

Las precipitaciones también llegarán a puntos aislados de Extremadura, el centro peninsular, la meseta sur y las sierras orientales de Andalucía, además de lluvias débiles durante las primeras horas del día en las Islas Baleares. El cielo estará poco nublado o con nubes medias y altas en el litoral mediterráneo peninsular.

En Canarias se espera cielo nuboso en el norte del archipiélago, con probabilidad de precipitaciones débiles o localmente moderadas en las islas de mayor relieve.

La cota de nieve en la península bajará de los 1.300/1.500 metros a los 1.000/1.200 metros en la cordillera Cantábrica, subirá de los 1.000/1.200 metros hasta los 1.200/1.400 metros en el sistema Central y de los 1.000/1.200 metros a los 1.400/1.800 metros en el Ibérico.

Las temperaturas diurnas subirán en el tercio norte y en el sureste peninsular, mientras que las nocturnas experimentarán un ascenso en el noreste y bajarán en Andalucía.

Soplará viento de direcciones oeste o noroeste en la península y Baleares y de dirección noreste en Canarias y será fuerte o con intervalos de fuerte en los litorales gallego, cantábrico, bajo Ebro, Baleares y Canarias.

Tiempo inestable, con precipitaciones en numerosos puntos de la mitad norte peninsular, algunas de ellas persistentes, fuertes, con tormentas, otras en forma de nieve, junto con el viento y temperaturas más frías de lo normal. Este fin de semana, las precipitaciones podrán ser persistentes y localmente fuertes en el Cantábrico, donde podrían ir acompañadas de tormentas ocasionales. Las precipitaciones serán de nieve en zonas de montaña y se alcanzarán "espesores considerables" en la cordillera cantábrica y en Pirineos a partir del sábado, un día en el que la cota bajará hasta los 1.000 metros e incluso descenderá algo más el domingo, durante la jornada electoral. Asimismo, el viento del noroeste soplará con intervalos de intensidad fuerte en áreas de montaña, páramos y zonas litorales, sobre todo en Baleares, donde la intensidad puede llegar a ser muy fuerte. Las temperaturas descenderán de forma prácticamente generalizada. Canarias tampoco se librará del tiempo inestable, aunque no de forma acusada como en la Península y en Baleares.

Nuboso o cubierto con precipitaciones en todo el extremo norte peninsular y Baleares, acompañadas de tormentas ocasionales, localmente fuertes o persistentes en el área cantábrica, norte de Navarra y Baleares. Se extenderán, con menor probabilidad e intensidad, a otras zonas de la mitad norte peninsular, meseta sur y sierras orientales andaluzas. Poco nuboso en el resto de la Península. En Canarias, nuboso con precipitaciones en el norte de islas de más relieve y poco nuboso o con intervalos nubosos en el resto. Cota de nieve en la Península: entre 1000/1300 m. Temperaturas en descenso excepto en Galicia y el oeste de Canarias, donde suben ligeramente. Heladas débiles en áreas de montaña, más intensas en Pirineos. Vientos del oeste y noroeste en la Península y Baleares y del noreste en Canarias, fuertes o con intervalos de fuerte en los litorales cantábrico, gallego y de Alborán, en el tercio oriental peninsular, Baleares, Canarias y en zonas de montaña.

La Agencia Estatal de Meteorología prevé para este viernes, nevadas significativas en los sistemas montañosos del norte peninsular, así como viento fuerte en los litorales cantábrico, gallego y de Alborán, en el tercio oriente peninsular, las islas Baleares y zonas de montaña. Se espera cielo cubierto con precipitaciones en el extremo norte peninsular y Baleares, acompañadas de tormentas ocasionales, localmente fuertes o persistentes en el área cantábrica, el norte de Navarra y Baleares. Las lluvias se extenderán, con menor intensidad, a otras zonas del norte peninsular, la meseta sur y las sierras orientales andaluzas, mientras que en el resto de la península, el cielo permanecerá poco nuboso.
En Canarias, cielo nublado con precipitaciones en el norte de las islas de más relieve y poco nuboso en el resto. La cota de nieve en la península oscilará entre los 1.000/1.300 metros. Las temperaturas descenderán, excepto en Galicia y el oeste de Canarias, donde subirán ligeramente, con heladas débiles en áreas de montaña y más intensas en los Pirineos. El viento soplará de direcciones oeste y noroeste en la península y Baleares, y rolará a dirección noreste en Canarias. Viento fuerte en los litorales cantábrico, gallego y de Alborán, en el tercio oriental peninsular, Baleares, Canarias y en zonas de montaña.