arriba Ir arriba

La policía australiana ha abatido a tiros este martes a un hombre que mató a un recepcionista y mantuvo como rehén durante horas a una mujer en Melbourne. El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, ha calificado los hechos como "acto de terrorismo", y el grupo yihadista Estado Islámico ha reivindicado la acción a través de su agencia de noticias, Amaq.

El supuesto terrorista era Yaqub Jayre, australiano de 29 años y nacido en Somalia. Jayre fue investigado en 2009 por un complot para atacar una base militar en Sidney. Tres hombres fueron condenados entonces, mientras Jayre y otro más fueron exculpados. Actualmente se encontraba en libertad condicional por allanamiento.

El lunes, Jayre contrató los servicios de una prostituta y la citó en unos apartamentos de alquiler en el suburbio de Brighton, frente a la playa de Melbourne, según ha explicado el jefe de Policía del estado de Victoria.

Al llegar, el sospechoso disparó contra uno de los recepcionistas y retuvo durante horas a la mujer en una de las habitaciones, antes de que la Policía entrara en el edificio y se enfrentara a tiros con él. En el intercambio de disparos, tres policías resultaron heridos y la mujer resultó ilesa.

Al menos 4.000 personas han sido evacuadas este jueves por inundaciones en dos poblaciones de la Isla Norte de Nueva Zelanda ante el envite del ciclón Debbie, que a su paso por Australia causó cinco muertos, según las autoridades neozelandesas. Además, las autoridades anunciaron este jueves el desalojo de unos 2.000 residentes en la población de Edgecumbe, en el norte de la isla, después de que el río Rangitaiki anegara varias casas cercanas a la ribera. Acto seguido, se declaró el "estado de emergencia" en la vecina Whakatane y se procedió a evacuar a otras 2.000 personas.
 

El ciclón Debbie ha golpeado este martes con fuertes vientos y lluvias torrenciales la costa del noreste de Australia donde miles de personas han tenido que ser evacuadas.

El ciclón, de categoría cuatro en una escala que llega hasta el cinco, ha tocado tierra entre las localidades de Bowen y Airlie Beach, en el estado de Queensland, con vientos de 270 kilómetros por hora, informa Efe.

Las autoridades han recomendado la evacuación de 30.000 personas de zonas bajas del litoral que pueden inundarse. Se trata de la mayor evacuación desde que en 1974 el ciclón Darwin arrasó la ciudad de Darwin.