arriba Ir arriba

356 inmigrantes subsaharianos han entrado en Ceuta en un nuevo salto masivo al vallado fronterizo que separa la ciudad de Marruecos. El salto a la valla se ha producido poco antes de las 04.00 horas, en una madrugada con fuerte viento de levante e intensas lluvias en la ciudad autónoma, y pocos días después de la última entrada, producida el pasado viernes, en la que llegaron a acceder 498 personas.

El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, ha defendido en el Senado la actuación de la Guardia Civil en el perímetro fronterizo de Ceuta en los intentos de entrada irregular. El ministro ha asegurado en respuesta a una pregunta de Unidos Podemos que la política de inmigración española respeta toda la normativa nacional e internacional. Además, ha acusado a la oposición de vivir en un mundo ideal sin necesidad de fronteras o controles.

1.100 inmigrantes subsaharianos han intentado asaltar esta madrugada el perímetro fronterizo de Ceuta pero solo dos han conseguido entrar, según la Delegación del Gobierno en Ceuta, que ha señalado que los inmigrantes han agredido tanto a las fuerzas marroquíes como a los agentes de la Guardia Civil, resultando heridos cinco agentes de la Unidad GRS de la Guardia Civil y 50 miembros de las Fuerzas Auxiliares marroquíes.