Es noticia:

arriba Ir arriba
¿Qué es el segundo dividendo?

La TDT se emite a través de ondas, las cuales ocupan una parte del espectro radioeléctrico. Este espectro es compartido por los servicios de televisión, radio, telefonía y otros tipos de comunicaciones. Desde el 1 de abril de 2015 las emisiones de televisión han ocupado los denominados canales 21 al 59. Ahora bien, la llegada de la tecnología 5G y su despliegue en España va a requerir la liberación de parte de ese espectro. En otras palabras, algunos servicios deberán migrar sus frecuencias a otra parte del espectro para dejar sitio a las nuevas comunicaciones móviles.

Es importante destacar que se mantendrá la totalidad de la oferta televisiva. En concreto, las frecuencias entre 694 y 790 MHz, que se corresponden con los canales 49 al 60, son las que habrá que dejar libres para cedérselas a la telefonía móvil de última generación (5G). Es lo que se conoce como Segundo Dividendo Digital. Dichas frecuencias deberán liberarse por la TDT antes del próximo 30 de junio de 2020. Este proceso es de obligado cumplimiento para todos los radiodifusores españoles, de acuerdo a la normativa europea, por lo que es imprescindible acometerlo para empezar a hacer uso del 5G.

La situación en la que nos encontramos ahora es similar a la ya realizada entre finales de 2014 y principios de 2015 con la llegada de la tecnología 4G (Primer Dividendo Digital). En aquella ocasión se abandonaron los canales 61 a 69, mientras que ahora se abandonan del 49 al 60. Por tanto, después del proceso, todas las emisiones de la TDT se harán exclusivamente en los canales comprendidos entre el 21 y el 48.

Referencia legal

En 2015, la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones aprobó para la Región 1, en la que se encuentra España, la atribución al servicio de comunicaciones móviles en uso co-primario con los servicios de TDT en la banda de frecuencias de 694 a 790 MHz. Es decir, que mientras se pudiese mantener la compatibilidad entre los servicios, ambos podían seguir haciendo uso de esa banda. Al amparo de esa decisión regulatoria internacional, el 25 de mayo de 2017 se publicó la Decisión (UE) 2017/899 del Parlamento Europeo y del Consejo en la que se determinaba que esta banda de frecuencias no sería de uso co-primario, sino que se destinaría, principalmente, a los servicios inalámbricos avanzados de comunicaciones electrónicas.

A tenor de lo anterior, el Consejo de Ministros del Gobierno de España aprobó el Real Decreto 391/2019, de 21 de junio, por el que se aprueba el Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrestre y se regulan determinados aspectos para la liberación del segundo dividendo digital. En dicho Plan Técnico figura que se mantiene la totalidad de los múltiples digitales y la capacidad de realizar desconexiones territoriales existentes en la actualidad, manteniéndose de esta manera la totalidad de la oferta televisiva compuesta por ocho múltiples (siete de ámbito nacional y uno de ámbito autonómico).

Proceso

Una de las consecuencias del Segundo Dividendo Digital es que es preciso antenizar los hogares para poder recibir las nuevas frecuencias. Eso significa que, si la antena de TDT es colectiva (caso más habitual en España), es preciso que acuda un instalador autorizado para que haga las actuaciones necesarias sobre ella. Básicamente consiste en colocar amplificadores de los canales nuevos y ajustar los niveles.

Es importante que sepa que la instalación de equipamiento nuevo se debe hacer solo en la antena o cabecera de TDT, por lo que su televisor sigue siendo válido.

Para evitar antenizaciones innecesarias y minimizar el impacto entre los espectadores, hay canales ya en uso en las nuevas frecuencias asignadas que se reutilizarán. De esta forma se aprovecha parte de lo que ya existente.

Ahora bien, esta premisa y el hecho de que no se puedan hacer emisiones en la misma frecuencia de contenidos diferentes en áreas geográficas colindantes porque generarían interferencias, obligan a realizar el proceso de liberación en dos fases diferentes. 

A quién afecta

Como se ha dicho antes, afecta a todos los radiodifusores que emiten en España, sean públicos o privados, y tanto de ámbito nacional o como autonómico.

A nivel geográfico, no está afectado el 100% del territorio español. Desde el punto de vista de la TDT, la Administración española ha divido al país en 76 áreas geográficas diferentes, no en provincias, ya que las ondas tienen una propagación que no distingue las actuales fronteras provinciales. De hecho, hay áreas geográficas que abarcan más de una provincia y, a su vez, provincias que están divididas en dos áreas geográficas (AG), pudiendo estar una afectada y otra no.

El Dividendo Digital afecta de diferente manera a las 76 áreas geográficas. Además, ya que RTVE emite sus programas en el múltiplex RGE-1 (Red Global Estatal) y el RGE-2, dependiendo de la zona donde Vd. resida puede que le afecte solo en el RGE-1, el RGE-2 o ambos. En los siguientes mapas se detallan las zonas afectadas para cada múltiplex:

Para más información