Enlaces accesibilidad

#BloggerMC5 - Clafoutis de ciruelas

  • Una tarta que se cocina desde la época medieval
  • Originaria de Francia y con cerezas como ingrediente principal
  • Raquel Cabalga ha creado una rica versión con ciruelas

Por
#BloggerMC5 - Clafoutis de ciruelas

Sabemos que esta tarta se cocina desde la época medieval, siendo originaria de Francia y haciéndose comúnmente con cerezas. Sin embargo, puesto que aún no es temporada de cerezas, pero ya encontramos ciruelas en los mercados… ¡Adaptamos la receta! Y la hacemos en versión más sana y ligera: con harina integral y con menos azúcar.

(para un molde de 20 cm, si vas a usar uno mayor te recomiendo duplicar los ingredientes de la receta)

Clafoutis de ciruelasClafoutis de ciruelaspostres
Ingredientes Preparación
  • 3 huevos
  • 50 gramos de azúcar (o 1 cucharadita de estevia o 5 gramos de edulcorante líquido o 5 gramos de edulcorante en polvo)
  • 30 gramos de almendra molida
  • 30 gramos de harina integral
  • 100 ml de leche semi o bebida de soja
  • 200 gramos de fruta (en este caso ciruelas peladas y deshuesadas)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Azúcar glasé para decorar
  1. Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos el molde con un poco de aceite de oliva virgen extra (recomiendo encarecidamente poner papel de horno en la base, así desmoldar será más fácil puesto que es una tarta muy liviana que se rompe con facilidad).
  2. Batimos los huevos e incorporamos el azúcar, la leche y la esencia de vainilla. Seguimos batiendo hasta que quede todo bien incorporado.
  3. Mezclamos la harina y la almendra molida y la tamizamos bien sobre los huevos, mezclamos bien. Si no quieres usar harina o no quieres usar almendra puedes usar solo una cosa, añadiendo el total de gramos de ambas (60 gramos de la harina que más uses o 60 gramos de almendra).
  4. Pelamos y cortamos las ciruelas (también pueden ser cerezas, nísperos, melocotones, albaricoques…), las colocamos sobre la base del molde y vertemos la mezcla por encima (aunque tradicionalmente siempre se ha hecho así, también puedes hacerlo al revés, el resultado será muy parecido).
  5. Horneamos durante 20-30 minutos (dependerá del diámetro del molde que elijas, del horno, del ambiente y de si si has elegido las mismas proporciones que yo de harina y almendra). La mejor forma de saber si está lista es pincharla con una puntilla y asegurarnos de que además de doradita también está cuajada (el cuchillo puede salir húmedo pero no manchado).
  6. Decora justo antes de servir, espolvoreando con azúcar glasé. Puedes servirla tibia o fría de nevera, acompañada de fruta fresca, helado e incluso un poco de menta picada para darle frescor.
  7. Invita a tu familia o amigos para compartirla, los postres compartidos se comen con menos remordimiento. Además, contando que es una preparación con huevo, debe conservarse en nevera y consumirse antes de dos días (¡y no querrás coger un empacho!).

Televisión

anterior siguiente