Enlaces accesibilidad

#BloggerMC5 - Soufflé de verduras

  • Una preparación sencilla, ligera y elegante
  • Puedes utilizar las verduras, carne o pescado que te sobren en la nevera
  • Atrévete con la nueva receta de Raquel

Por
#BloggerMC5 - Soufflé de verduras

El soufflé es una preparación ligera, sencillísima y muy elegante, ideal para sacarle partido de forma distinta a los huevos y aprovechar sobras de verdura, carne, pescado o incluso queso. ¿Te animas con esta versión más sencilla y saludable?

 

 

 

Soufflé de verdurasSoufflé de verdurasverduras

 
Ingredientes Preparación
  • 4 huevos medianos
  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de harina integral
  • ½ cucharadita de sal
  • Especias al gusto (pimienta, nuez moscada, jengibre…)
  • 300 ml de leche semi o bebida de soja sin edulcorar
  • 1 cucharada de queso parmesano en polvo
  • 1 taza o 170 gr de verdura hervida (en este caso calabacín, zanahoria y judía verde)
  • Pan rallado
  1. Precalienta el horno a 190ºC y pon a calentar una cacerola o sauté con el aceite.
  2. Cocina la harina con la sal y las especias en el aceite, remueve para que se vaya haciendo y así asegurarte de que no se agarra ni quema hasta que adquiera un color más tostado.
  3. Añade la leche y remueve muy bien hasta conseguir una mezcla de textura suave y espesa, sin grumos. Apaga el fuego para dejar atemperar un poco.
  4. Abre los huevos y sepáralos en 2 bols: en uno tendrás 4 yemas y 2 claras que batirás normalmente y en el otro 2 claras que montarás a punto de nieve.
  5. Añade la mezcla de huevo batido al sauté que tenías reservado. Cuando la mezcla sea homogénea añade el parmesano y las verduras picadas bien finas e incorpora todo bien. Es muy importante que lo que añadas esté bien desmigado o picado porque si no el soufflé no podrá aguantar el peso y se quedará todo en el fondo.
  6. Incorpora las claras a punto de nieve en la mezcla, con una espátula o lengua y movimientos envolventes muy suaves (queremos mantener el aire para que suba y quede esponjoso).
  7. Engrasa el molde con un poco de aceite y espolvorea un poco de pan rallado para evitar que el soufflé se quede pegado y lo puedas desmoldar bien (si lo vas a servir en tarrinitas individuales puedes saltarte este paso porque se presenta y come dentro de la misma, con una cuchara).
  8. Vierte la mezcla en el molde y hornea al baño María durante 20 o 25 minutos si lo cocinas en un molde grande o unos 15 minutos si lo haces en moldes individuales. En el caso de que te gusten más contundentes y dorados, como los que ves aquí, basta con que hornees a la misma temperatura y durante el mismo tiempo pero sin meter el molde en el baño María (sabrás que están listos porque suben, cogen un color dorado y al pincharlos con la punta del cuchillo ésta sale limpia).
  9. 9. ¿Quieres probar otras combinaciones resultonas? Prueba con 170 gr de carne de cangrejo y un poco de curry en polvo, 1 taza del queso que más te guste y 2 cucharadas de cebollino/puerro/cebolleta picada, con ½ taza de parmesano y ½ taza de puerro picado… Siempre que piques o tritures todo muy bien, el soufflé te quedará perfecto. ¡Y no te asustes! Es normal que se abra dentro del horno o al sacarlo, y más normal todavía que se vea precioso dentro del horno o recién sacado y que luego se baje y se compacte, por eso es importante servirlo y consumirlo al momento.