Anterior El drama, protagonista de la próxima semana Siguiente OT elige a sus 16 concursantes y deja fuera de la academia a Mario y Joao Arriba Ir arriba
Torres en la cocina - Cómo hacer tu huerto urbano (Capítulo 1)

¡Monta tu huerto urbano en casa!

  • Sabine Amédée, responsable Jardins de la Serreta, nos explica cómo empezar

  • Antes de montar un huerto, hay que valorar horas de luz, riego y recipientes

  • Mándanos tus fotos y trucos para mantener sano y fructífero tu huerto urbano

|

Los hermanos Torres han recibido una clase magistral de Sabine Amédée, responsable Jardins de la Serreta, una huerta ecológica con carácter pedagógico y divulgativo.

Tras echar un vistazo al huerto de Torres en la cocina, Sabine nos da las claves para crear nuestro propio huerto en casa.

1º Pensar

Antes de montar un huerto en casa conviene hacerse las siguientes preguntas:

  • ¿Cuántas horas de luz solar recibirá mi huerto? Para un correcto desarrollo, las hortalizas necesitan un mínimo de 5-6 horas de luz solar diaria para poder realizar la fotosíntesis.
  • ¿Dispongo de agua para regar mi huerto? Es importante tener en cuenta que los cultivos en recipiente no retienen mucho el agua y en verano necesitarán riego diario.
  • ¿La estructura de mi balcón o terraza podrá aguantar el peso de mi huerto urbano? Las macetas y recipientes llenos de tierra suelen pesar bastante.
  • ¿Mi balcón o terraza tiene un desagüe por donde podrá filtrarse el agua de riego sobrante? Y finalmente ¿tengo el tiempo y la motivación suficiente para montar mi huerto? Aunque no necesitará una dedicación de más 2-3 horas semanales, hay que saber que en alguna época del año (especialmente primavera y otoño) tendremos que dedicarle unas horas extras.

2º Paso a paso

PASO 1: Para crear el huerto debemos seleccionar los recipientes  y preparar el sustrato.

PASO 2: Motar el riego e instalar los tubos si optamos por el sistema por goteo o el programador de riego.

PASO 3: Planificar los cultivos. Debemos informarnos de los cultivos correspondientes a la temporada, elegir cuáles sembrar o plantar y comprar las semillas o plantones.

PASO 4: Sembrar y plantar las hortalizas, hierbas aromáticas y/o flores comestibles.

PASO 5: Cuidados del huerto. Hay que revisar si posible diariamente el huerto para controlar y poder paliar posibles plagas o enfermedades en nuestras plantas. Podemos aplicar técnicas de cultivo que favorezcan la productividad de las plantas como por ejemplo atar las tomateras para que crezcan en vertical.

PASO 6: Recoger y disfrutar del fruto de nuestro esfuerzo.

Utensilios y recipientes

Para cultivar un huerto urbano no es necesario comprar ningún utensilio, basta con un tenedor, un cuchillo y una cuchara aunque se pueden comprar unos utensilios especializados muy bonitos disponibles en las tiendas especializadas.

Cualquier recipiente vale siempre y cuando:

  • Ofrezca un mínimo de 1 palmo de altura (20-25cm) para que las raíces de las plantas se puedan desarrollar.
  • Esté impermeabilizado con una lona o plástico para no perder todo el agua y no pudrir o oxidar el material del recipiente (salvo en el caso de las macetas de barro).
  • Se le pueda hacer unos pocos agujeros para drenar el agua de riego y evitar que se pueda estancar y causar pudriciones en las raíces.
  • Permita un manejo fácil a la hora de plantar, sembrar y, regar y cuidar el huerto.

¿Con qué cultivo empezar?

Al empezar a cultivar, para no equivocarse con la elección de las plantas y saber si es preferible sembrar o plantar es muy útil dejarse asesorar en las tiendas especializadas (jardinería, cooperativas agrícolas, viveros, tiendas de huerto urbano…).

Torres en la cocina - Cómo hacer tu huerto urbano (Capítulo 2)

También se tiene que tener en cuenta la época del año para saber qué se cultiva en cada zona geográfica. No es lo mismo cultivar en clima mediterráneo que en alta montaña.

Al comienzo, es recomendable comprar los plantones hechos y dejar el oficio de hacer plantones caseros para más adelante.

Sin embargo, hay cultivos como por ejemplo los rábanos que se siembran y crecen muy rápido y resultan muy divertidos especialmente para los niños pequeños. O también las habas y los guisantes germinan con mucha facilidad y son muy resultones.

En general, en un huerto urbano de un tamaño pequeño es más gratificante empezar con plantas que no ocupan demasiado espacio:

  • De hoja: lechugas, acelgas, espinacas (todo el año)
  • Bulbos: cebolla, puerro (mejor primavera y otoño)
  • Aromáticas anuales: perejil (todo el año), apio (primavera y otoño), albahaca (verano)
  • Flores comestibles: caléndula (verano), pensamientos (invierno)

Riego

El riego se regulará comprobando la humedad del sustrato del huerto, no es adecuado regar nuevamente cuando la tierra está aun empapada.

Según la exposición al sol y la época del año, el riego puede ser desde diario hasta semanal o incluso quincenal en periodos de lluvia.

Tipo de Tierra

Aunque parece tentador no nos sirve la tierra del parque de al lado de casa porque el huerto necesita un sustrato ideal que pueda proveer a las plantas los nutrientes imprescindibles para su desarrollo. Tiene que presentar las siguientes características:

  • Retención de agua.
  • Porosidad.
  • Aeración.
  • Aporte de nutrientes.

Las tres priemras carectarísticas se consiguen con una base del sustrato como puede ser por ejemplo la fibra de coco que además es muy cómoda porque no pesa y la podemos rehidratar en casa (ladrillos prensados) pero también sirve la turba o un sustrato universal.

El aporte de nutrientes se obtiene añadiendo a la base un tipo de abono idealmente orgánico. Hay varias opciones: estiércol de caballo o ovejacompost, gallinaza, humus de lombriz. Éste último es especialmente rico y mezclado a partes iguales con la fibra de coco nos ofrece una opción idónea. También son interesantes los sustratos comercializados especialmente para huerto urbano siempre y cuando tengan la mención de orgánicos/ecológicos.

Consejos de experto

La observación regular del huerto es la mejor herramienta para su cuidado. Las plantas tienen su lenguaje, con el tiempo se las entiende cada vez mejor.

Por otra parte, cuanto más vida tenga alrededor, mejor salud tendrá el huerto. Es ideal tener junto a él más flora útil: plantas con flores, frutales de pequeño tamaño, aromáticas perennes, etc. Ayudan a que la fauna favorable se acerque al huerto (abejas polinizadoras, pajaritos que comen orugas, etc.).

Las plagas suelen dar avisos antes de ser totalmente nefastas, si estamos atentos en cuanto se manifiesten podemos encontrar soluciones caseras y naturales para mantenerlas a distancia. Por ejemplo: poner una teja dónde se esconderán los caracoles que podremos recoger cada noche o colgar unos CDs para ayuntar pájaros afamados.

Las posibles enfermedades (hongos, bacterias, virus) que pueden afectar las plantas serán menores si el huerto goza de buena salud gracias a un sustrato ideal, un riego suficiente pero no excesivo y una buena orientación a la luz solar.

En caso de observar alguna enfermedad se tiene que diagnosticar y buscar una solución de tratamiento autorizada en agricultura ecológica y aplicar única y exclusivamente en las dosis recomendadas. Una buena opción es consultar en una tienda especializada enseñando una hojas o frutos afectados por la enfermedad.

¡Es fácil! ¡Anímate! Mándanos tus fotos y tus trucos para mantener sano y fructífero tu huerto urbano a traves de nuestras redes sociales o el correo electrónico: