Más de 5 millones de espectadores siguieron el apasionado encuentro de Miguel y Rocío en la cocina del Bistrot

Programas para todos los públicos
RTVE.es 

Cuéntame cómo pasó vuelve a ser, una semana más, el espacio televisivo de mayor audiencia de los jueves. En concreto, el capítulo 231,  titulado "Todo pasa factura", fue seguido por una media de 4.589.000 espectadores, un 22,3% de cuota de pantalla

El minuto de oro llegaba a las 23. 14 h, cuando 5.041.000 espectadores (25% de cuota) siguió el reencuentro entre Rocío y Miguel en la cocina del Bistrot, en donde protagonizaron la escena más apasionada de la noche.

La suerte sonríe a los Alcántara

Después de pasar por los momentos más duros de su vida, la suerte ha vuelto a sonreír a la familia Alcántara en "Todo pasa factura", un capítulo en el que Antonio e Inés han recibido unas interesantes propuestas de trabajo, mientras Toni se ha consolidado como locutor radiofónico.

Contagiada por el espíritu positivo que se ha instalado en casa, Mercedes parece más que dispuesta a olvidar su operación (apenas ha pasado mes y medio desde que pasara por quirófano) y volver a su vida normal lo antes posible, a pesar de que en los próximos meses deberá continuar su tratamiento contra el cáncer con sesiones de quimioterapia

"Ella quiere hacerse cargo de todo y le molesta cuando alguien quiere ayudarla. Incluso entra en conflicto con Antonio cuando este le pide que se relaje y se tome las cosas con más calma, que deje el trabajo temporalmente porque ahora lo más importante es su salud", explica Marisol Farré, guionista delcapítulo 231, en nuestra sección semanal Cuéntame cómo se hizo.

Pero, ¿por qué Mercedes trata de obviar su propia enfermedad? Según Jacobo Delgado, también guionista de "Todo pasa factura", se debe entre otras cosas a que "Merche se ha hecho la película de que con la operación ya se había solucionado todo y tarda en darse cuenta de que debe centrarse en curarse".

Y la próxima semana...

Para que Mercedes descanse y se recupere, los Alcántara regresan a su pueblo, Sagrillas. Allí les esperan Miguel y Paquita que se les echarán una mano con la casa y la comida, aunque más bien será Paqui la que se ocupe de todo ya que Miguelón está como ausente y se pasa todo el día de paseo por las eras.

Todo el pueblo está pendiente del estado de Mercedes, algo que a ella no le gusta porque no dejan de tratarla como una enferma.

 

Comentarios

Espacio reservado para promoción
cid:1573